---------------

Adiós a mi virginidad – Elle Arcce

Adiós a mi virginidad – Elle Arcce

Adiós a mi virginidad – Elle Arcce

Descárgatelo El libro  Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Andrea, caminaba hasta su trabajo como de costumbre.
Llevaba su portafolio en una mano y en la otra su habitual taza de café que acababa de comprar en el starbuck más cercano a su casa.
Dio un sorbo a su taza de café. No tenía azúcar, ni nada, ni siquiera crema desnatada.
Andrea, tenía cierta obsesión con estar saludable, y esa era la razón por la que trataba de comer saludable –eliminando carbohidratos y grasas inservibles–, y se
levantaba todas las mañanas, a buenas seis de la mañana para ir a correr por unos cinco kilómetros.
Llegó frente a las puertas dobles de la empresa donde trabaja, CONDESAL E. de R.L. empresa que se dedicaba a vender cuero de vaca, exportarlo a otros países y,
además, vendían también cualquier clase de piel.
A ella a veces le parecía repugnante a lo que se dedicaba la empresa, pero trabajo, era trabajo.
Llegó al ascensor con prisa y no porque iba tarde, sino porque a ella le encantaba ese lugar.
Los pisos del edificio eran de mármol blanco, las paredes eran de granito gris, y los ascensores eran de un pulido acero que más bien parecía aluminio, porque se podía
ver como si fueran un espejo.
Subió rápidamente al elevador con otros seis compañeros de trabajo, claro, no eran del área de finanzas, pero otras veces los había visto comiendo en la cafetería,
aunque nunca se había acercado a hablar con ellos. No le interesaba la vida de ellos, ni la de nadie de hecho. Ella solo llegaba a la cafetería y salía de ahí con su comida,
directo a comer a su oficina.
No era de las personas que tenían amigos; era reservada con sus cosas y con las personas.
La verdad es que Andrea, no había podido entablar una conversación con alguien si no fuera por los negocios. Ella era elocuente y mordaz, pero no le interesaba
ninguna plática con las personas de la empresa. Para ella, todos eran vánales y vacíos, nadie podía entablar una plática con ella porque consideraba que sus temas de
conversación serian diferentes. De cierta forma su pensamiento no estaba tan desubicado.
Sus padres eran bastantes señores cuando la tuvieron, cosa que hizo que ella muy a menudo desarrollara gustos parecidos a los de sus padres. Le gustaba la música
clásica, el ballet, el arte, y sobre todo, detestaba la insulsa televisión. Sus padres le habían inculcado eso y no lo podía cambiar. Por eso, le era difícil hablar con alguien
de su edad o un poco mayor y más que todo con mujeres, ellas eran una tragedia para el oído de Andrea. Tanto hablar sobre hombres… le parecía un desperdicio de
tiempo, no podía creer cuanto tiempo se desperdiciaba por quererse aparear.
Ella no sentía atracción por ningún hombre, y no era eso difícil de creer porque a penas y los miraba y peor aún, no los miraba más de una vez.
A pesar de ser una mujer bonita; con piel delicada y blanca como la leche, delgada con un poco de curvas, sus facciones exquisitas y refinadas, unos ojos de un oscuro
marrón, su cabello largo y liso de un color ébano y sus labios de un rosado fresa tan hermosos que cautivaba a cualquiera. Los hombres no se interesaban en ella, al
menos no la mayoría. Andrea, siempre andaba con el ceño fruncido, siempre seria y nunca miraba a nadie excepto que fuera por algún “compromiso”.
Ella ahuyentaba a cualquier hombre, porque ni siquiera les prestaba atención y mucho menos los dejaba acercarse.
Era una mujer bastante tajante, en el sentido sexual.
Una vez había sido besada y no había sido por gusto, por el contrario. Había sido a la fuerza por un chico que estaba borracho en una fiesta en la que se vio forzada a
ir. Por desgracia, para él, Andrea había aprendido un movimiento de defensa personal y a penas logro posar sus labios en los de ella, el chico había salido volando para
aterrizar dolorosamente en el suelo.
Desde ese momento, nadie se le acerco, porque como era de esperar la noticia se esparció por todo el campus universitario.
Andrea, bajo del elevador con esa mirada que siempre llevaba, que muchos consideraban que era pura arrogancia. Sus compañeros ya estaba acostumbrados a su
actitud, incluso más de alguno la justificaba cuando hablaban con trabajadores de otras áreas. De cierta forma –increíble– se había ganado el cariño de casi todos sus
compañeros.
Llegó a su oficina y se sentó en su silla giratoria.
Era agradable, para ella, comenzar su día de esa manera. Correr, arreglarse para el trabajo, ir por su café, y luego a la oficina; siempre la misma rutina.
Faltaba poco para que todos se integraran, y fuera hora de terminar con el suplicio de no hacer nada mientras esperaba la hora de entrada.
Anteriormente ella llegaba temprano y se ponía a trabajar de inmediato, pero luego, su jefe Tomas

Título: Adiós a mi virginidad
Autores: Elle Arcce
Formatos: PDF
Orden de autor: Arcce, Elle
Orden de título: Adiós a mi virginidad
Fecha: 31 ago 2016
uuid: 954f9f8a-5142-449d-9a5c-6f56fdd8d0af
id: 235
Modificado: 31 ago 2016
Tamaño: 0.60MB

Novela kindle  Comprimido: no

kindle Formato – Contenido – tipo : True 

Temáticas: Novela romántica, Comedia romántica , romance

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

Si te gusto  comparte  en   el facebook 

Descargar Libro Aqui  !!


https://1drv.ms/b/s!AhKpqxOmldbbhxXJ0Hza0fugA94t
https://app.box.com/s/abrvp09wah5531zn28kjlwox75nm5dy1
http://go4up.com/dl/a2e4ec50e2c71d

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------