---------------

Libro PDF Asistente personal Kristi Gold

Asistente personal Kristi Gold

Descargar Libro PDF Asistente personal Kristi Gold 

¿Perdería para siempre a Kira y a su hijo?
Al recibir el encargo de atender a un misterioso millonario,
la diplomática Kira Darzin no esperaba que su tarea incluyera el
dormitorio, pero en cuanto la ardiente mirada de Tarek Azzmar
se fijó ella, Kira fue incapaz de resistirse. Su inesperado
embarazo y la identidad secreta de Tarek se convirtieron en una
amenaza para la familia real a la que ella veneraba.
Hijo ilegítimo del difunto rey de Bajul, Tarek juró vengarse
del padre que lo rechazó. Y Kira representaba una complicación
por muy atraído que se sintiera por su sensual belleza.
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 4 DE 181
Capítulo Uno
Kira Darzin, jefa de administración de palacio del pequeño
país de Bajul, estaba acostumbrada a que el rey la convocara de
improviso, pero al llegar a su despacho y ver sentado junto al
escritorio a un hombre espectacularmente guapo, se quedó
paralizada.
Con el cabello negro perfectamente cortado, un traje de
chaqueta gris marengo y zapatos italianos, tenía el aspecto de
un millonario. Sus masculinas manos se apoyaban en los brazos
de la butaca, y su gesto altivo le dotaba del aire de un alto
ejecutivo.
Cuando Kira clavó su mirada en los negros ojos de Tarek
Azzmar se quedó hipnotizada, tal y como le había sucedido una
fatídica noche, hacía poco tiempo. Como entonces, percibió una
aplastante seguridad en sí mismo, pero también intuyó
profundos secretos y se sintió atraída hacia un lugar en el que ya
había estado antes con él, y con otro hombre de su pasado. Un
lugar al que se había jurado no volver.
También tuvo la extraña sensación de que parecía ser él
quien gobernaba la corte, y no Rafiq Mehdi, el monarca de
Bajul. A ello contribuyó la sorprendente ausencia de este. En su
lugar, el señor Deeb, asistente personal del rey, saludó a Kira,
que apenas escuchó sus palabras, abrumada por la presencia de
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 5 DE 181
Tarek que, levantándose, desplegó su metro ochenta de pura
virilidad.
Haciendo un esfuerzo sobrehumano, Kira recuperó la
suficiente presencia de ánimo como para fingir que solo conocía
al empresario marroquí por haber coincidido con él en algunos
de sus encuentros sociales.
–Es un placer volver a verlo, señor Azzmar –dijo con una
sonrisa forzada.
–El placer es mío, señorita Darzin.
El énfasis que puso en la respuesta le invocó perturbadoras
imágenes en la mente a Kira. Besos apasionados, una noche de
indescriptible placer… Seguida de seis semanas sin recibir ni tan
siquiera un mensaje de él.
Ese amargo pensamiento la devolvió al presente.
–¿Qué puedo hacer por ustedes, caballeros?
Tarek le dedicó una sonrisa sensual, como la que había
vencido su resistencia la primera vez que se habían visto.
–El señor Deeb se lo explicará.
El hombre calvo de mediana edad se ajustó las gafas.
–Estoy aquí en representación de su excelencia. Tanto yo
como el señor Azzmar necesitamos su ayuda.
Kira asumió que querrían que organizara una cena de
estado.
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 6 DE 181
–Lo siento, pero no tengo la agenda conmigo. Si me dan una
fecha…
–No se trata de eso –dijo Tarek–. La necesito para diez días,
quizá para dos semanas.
Kira no comprendía qué tipo de acontecimientos podía
requerir tanto tiempo de preparación.
–¿Le importaría darme más detalles?
–El señor Azzmar necesita una ayudante personal –explicó
Deeb–, y el rey Mehdi le ha ofrecido sus servicios hasta
encontrar a una sustituta.
Kira pensó que no podían estar hablando en serio, pero el
gesto de Tarek le indicó lo contrario. Angustiada, empezó a
pensar frenéticamente en excusas que justificaran su negativa.
–Me temo que tengo demasiadas responsabilidades en
palacio. El príncipe Zain, su esposa e hijos, vuelven en tres días.
La cuñada del príncipe Adan y el jeque Rayad, la semana que
viene. Alguien tiene que hacer los preparativos para su llegada.
–Eso ya lo hemos resuelto –dijo Deeb–. Elena ha accedido a
asumir sus responsabilidades hasta que termine su misión con el
señor Azzmar.
A Kira le costaba creer que Elena, la antigua gobernanta y
madre biológica del joven príncipe Adan, hubiera aceptado.
–Me contrató para poder retirarse. Es injusto pedirle algo
así.
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 7 DE 181
Deeb frunció el ceño.
–Es una orden del rey y Elena sigue obedeciendo sus
órdenes.
Kira se mordió la lengua para no decir lo que el rey podía
hacer con aquella orden.
–¿Y lo que yo opine da lo mismo?
Antes de que Deeb respondiera, Tarek dio un paso hacia él y
dijo:
–¿Me permite hablar a solas con la señorita Darzin?
Deeb asintió.
–Por supuesto. Si me necesita, estaré en mi despacho.
En cuanto Deeb cerró la puerta tras de sí, Kira se volvió
hacia Tarek con gesto contrariado.
–¿Se puede saber por qué no has rechazado la oferta de
Rafiq dado lo que pasó entre nosotros?
Él se apoyó en el escritorio y se cruzó de brazos.
–No ha sido una oferta del rey. Lo he pedido yo.
–¿Por qué me has elegido cuando podría haberlo hecho
cualquiera de las secretarias del palacio?
–No se trata de un trabajo de secretaria, y ninguna otra
candidata me intriga como tú.
Kira fue hasta la ventana y, tras mirar unos segundos el
montañoso paisaje, se volvió de nuevo hacia Tarek.
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 8 DE 181
–¿Quieres decir que ninguna otra ha dormido contigo?
–Yo no recuerdo que durmiéramos aquella noche.
Tampoco Kira, pero sí recordaba un dato importante.
–Puede que no, y luego desapareciste sin dejar rastro.
Pensaba que te habías mudado a Marruecos.
–¿Por qué iba a irme si acababa de reformar mi casa en
Bajul?
Kira sabía que su hipótesis no tenía sentido. Como tampoco
lo tenía haber permitido que su relación con él fuera demasiado
lejos durante su estancia en Estados Unidos para la boda del
primo de Rayad con Sunny, la hermana de Piper Mehdi.
–Me extrañaba no haberte visto en seis semanas –y le dolía,
pero no estaba dispuesta a admitirlo.
–He estado de viaje.
–¿De mochilero? –preguntó ella con sorna.
Tarek la miró desconcertado.
–Rematando un acuerdo empresarial multimillonario.
Para hacerse aún más rico, pensó Kira, pero se guardó el
sarcasmo.
–No creo que sea una buena idea que pasemos dos semanas
juntos. Puedo ayudarte a buscar una sustituta.
Tarek fue hacia ella lentamente, clavándola en el sitio con la
mirada.
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 9 DE 181
–¿Vas a desafiar las órdenes del rey?
–Si le explico que estoy ocupada, lo entenderá.
Tarek sonrió provocativamente.
–¿Vas a decirle que hicimos el amor en el suelo de mi salón
de baile?
El comentario le invocó otra serie de imágenes que Kira
ahuyentó al instante.
–Claro que no. En primer lugar porque fue solo sexo.
Segundo, porque me arriesgaría a perder mi trabajo. Me
limitaré a decir que tengo la agenda ocupada.
Tarek se detuvo a unos centímetros de ella.
–Sabes que Rafiq Mehdi no aceptará esa excusa.
–Pues le daré otra –por ejemplo, un repentino viaje a
Canadá para visitar a sus padres.
Tarek le retiró un mechón de cabello detrás de la oreja.
–Tus ojos me fascinan. Son de un azul oscuro excepcional,
como lo es tu belleza.
«Ya empezamos». Sus tácticas de seducción habían metido
a Kira en un lío ya en otra ocasión.
–No hace falta que me halagues. Ya has conseguido de mí lo
que querías.
–Me encantaría volver a conseguirlo.
–¿De eso es de lo que se trata todo esto?
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 10 DE 181
Afortunadamente, Tarek bajó la mano y Kira pudo respirar.
–No. Es verdad que necesito una ayudante de confianza.
Eres inteligente y amable, y los Mehdi te tienen en alta estima.
Eso no significa que no podamos disfrutar de nuestra estancia
en mi casa de la playa.
Kira se quedó sin habla. Bajul era un país de interior.
–¿Piensas llevarme al extranjero?
–Sí, a Chipre, donde estoy preparando la inauguración de un
exclusivo hotel. Por eso necesito tu ayuda.
Kira imaginó preciosas playas, atardeceres románticos y
baños nocturnos.
–¿Y cuál sería mi papel? –preguntó suspicaz.
–Quiero que tomes las últimas decisiones sobre la cocina y
la decoración del interior. También que asesores al encargado
en la contratación del personal.
–No estoy especializada en interiorismo –dijo Kira, aunque
era su pasión.
–¿No estás al cargo de la reforma del palacio que comenzará
en unos meses? ¿Y no eres responsable de todos los eventos
que se celebran en el palacio, incluida la comida y la
decoración?
Era evidente que estaba bien informado.
–Sí, pero…
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 11 DE 181
Tarek le posó un dedo en los labios para hacerla callar.
–No voy a obligarte a acompañarme. Pero sí te pido que
consideres mi oferta.
Kira no dudaba de que ese sería su único pensamiento a
partir de ese momento… antes de decirle que no.
–¿Cuándo quieres una respuesta?
–Mañana por la mañana. Mi avión saldrá por la tarde.
Kira miró la hora.
–Muy bien. Te contestaré lo antes posible. Ahora mismo
tengo una cita.
Tarek la miró con severidad.
–¿Tienes un nuevo amante?
–No, una cita médica –contestó Kira, aunque no fuera de su
incumbencia.
La expresión de Tarek se tornó preocupada.
–¿Te pasa algo?
Estaba cansada y nerviosa, pero eso no le impedía hacer su
trabajo.
–Solo es una segunda visita tras una mala gripe –dijo,
pasando junto a Tarek de camino a la puerta.
–Chipre es el lugar perfecto para recuperarse de una gripe –
dijo Tarek cuando ya tenía la mano en el picaporte.
–¿No te preocupa que te exponga al ojo público?
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 12 DE 181
Tarek esbozó una sonrisa.
–Ya me has expuesto en una ocasión y lo disfruté
enormemente.
Kira puso los ojos en blanco.
–Tarek, si no abandonas las insinuaciones no vas a
convencerme.
Él fingió una expresión inocente.
–Solo puedo prometer que lo intentaré. Y que haré que tu
viaje merezca la pena.
Sus métodos para conseguirlo eran lo que preocupaba a
Kira.
–Lo tendré en cuenta. Ahora, he de irme.
Tarek sorteó la distancia que los separaba en una fracción
de segundo, le tomó la mano y se la besó.
–Hasta nuestro próximo encuentro.
«Si es que lo hay», pensó Kira a la vez que se marchaba
precipitadamente. El sentido común le indicaba que no debía ir
con él a ninguna parte, y menos a un lugar exótico en que
pudiera olvidarse de sus problemas… y perderse.
Tenía que recordar que Tarek era el tipo de hombre que
había decidido evitar. Y en cuanto le dijera que no iba a
acompañarlo, no habría ninguna razón para volver a hablar con
él.
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 13 DE 181
–Estás embarazada.
Kira miró atónita a la doctora Maysa Mehdi a la vez que,
sentada en la camilla de exploración, se estiraba la falda.
–¿Disculpa? –preguntó con la voz quebrada.
Maysa rodó el taburete hacia ella y se retiró su larga trenza
por encima del hombro.
–Cuando mandé tus pruebas al laboratorio, pedí un análisis
de embarazo debido a tu sintomatología. Ha salido positivo.
Kira se pellizcó el puente de la nariz y cerró los ojos.
–No puede ser verdad.
–Me temo que sí. No pareces contenta con la noticia.
Kira abrió los ojos y suspiró lentamente.
–No lo comprendo –dijo, consternada–. Primero, porque he
tomado la píldora durante años. Y segundo, porque solo he
tenido relaciones sin protección en una ocasión.
Maysa estudió el informe que sostenía en el regazo.
–Veo que no has solicitado una renovación de la píldora en
los dos últimos meses.
–He estado tan ocupada que me he olvidado. Y tampoco la
necesitaba –o no la había necesitado hasta que Tarek Azzmar se
había colado en su vida como un ladrón de corazones y había
roto su autoimpuesto celibato.
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 14 DE 181
Maysa sonrió.
–A veces las cosas no salen como las hemos planeado.
¿Cómo se va a tomar el hombre en cuestión la noticia?
Kira no tenía ni idea. Ni siquiera estaba segura de que fuera
a decírselo.
–La verdad es que no lo sé. Lo conozco muy poco y lo que
pasó nos tomó a ambos por sorpresa.
–Si es un hombre de honor –dijo Maysa–, aceptará la
responsabilidad de su paternidad.
Kira habría querido decir que lo era, pero todos los indicios
señalaban en la dirección opuesta.
–El tiempo lo dirá.
Maysa se puso en pie.
–Entre tanto, debes cuidarte y descansar más.
Aunque Kira siempre había soñado con tener hijos, no era
algo que estuviera en sus planes inmediatos, especialmente con
lo ocupada que estaba en palacio.
–No sé cómo equilibrar el embarazo y el trabajo. Y no quiero
pensar cuál va a ser la reacción de mis padres.
Maysa frunció el ceño.
–¿No se alegrarán?
–Mi madre es canadiense y tiene una mentalidad abierta,
así que no habrá problema. Pero mi padre es de Bajul y muy
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 15 DE 181
tradicional. No estará contento de que su hija esté embarazada
sin haberse casado.
Maysa le puso una mano en el hombro a Kira.
–Si decides que no es el momento oportuno, puedes
plantearte una adopción.
Siendo ella adoptada, aunque poca gente lo sabía, tenía
sentimientos contradictorios al respecto.
–No sé si sería capaz de entregar a mi bebé a unos
desconocidos.
–Algunos pensamos que es lo más generoso que una mujer
puede hacer con un hijo. En cualquier caso, no tienes que tomar
la decisión de inmediato. Voy a recetarte unas vitaminas.
Mientras Maysa escribía la receta, Kira se puso en pie y se
masajeó la zona lumbar. Al menos tenía una explicación para el
cansancio y las náuseas que había estado experimentando. Y
tendría que formular un plan de futuro y decidir si debía incluir
o no al padre de su hijo.
Súbitamente se planteó aceptar la oferta de Tarek. Podría
descansar dos semanas y le daría tiempo a averiguar si quería
hijos, y si podría ser un buen padre. Si no se daban ninguna de
las dos condiciones, podría tomar las decisiones
correspondientes.
En cuanto volviera a palacio, lo buscaría y le haría unas
cuantas preguntas sobre su propuesta. Solo entonces
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 16 DE 181
determinaría si pasar más tiempo con él era un riesgo asumible.
–La señorita Darzin está aquí para verlo, señor Azzmar.
Tarek alzó la mirada hacia la joven que había contratado
recientemente.
–Hágale pasar, Adara.
Cuando la joven se fue, Tarek dejó a un lado los papeles que
estaba revisando y esperó la entrada de Kira, que llegó tan
hermosa como la primera vez que la había visto, al otro extremo
de una sala, durante una recepción.
Kira se estiró la chaqueta y se pasó una mano por la corta
melena antes de comentar:
–Veo que has terminado con la decoración.
–Me alegro de verte.
–Gracias –dijo Kira con fría cordialidad–. El despacho tiene
un aspecto muy distinto a la última vez que lo vi.
Una ocasión que Tarek no había olvidado. La visita guiada de
la recién construida mansión había terminado en un apasionado
encuentro en el suelo del gran salón de baile.
–Faltan por terminar las suites de la tercera planta. ¿Qué tal
te ha ido en el médico?
–Me ha dado el alta definitiva –Kira se adentró en la
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 17 DE 181
habitación y fue a mirar los libros de una estantería que había
detrás del escritorio–. Veo que tienes gustos muy eclécticos
respecto a tus lecturas. No sabía que te interesara la novela
negra.
Tarek se aproximó lentamente.
–¿Has venido para hablar de mis gustos literarios?
Kira se volvió hacia él.
–En realidad quería hablar del viaje a Chipre, por si decido
acompañarte.
Tarek se animó al pensar que Kira estaba considerando la
proposición.
–¿Qué te gustaría saber?
–¿Me aseguras que solo nos ausentaríamos dos semanas?
–A no ser que surja algún inconveniente. En cualquier caso,
si quisieras marcharte antes, podrías hacerlo.
Kira se cruzó de brazos e intentó sonreír.
–¿Así que no planeas mantenerme como rehén contra mi
voluntad?
Tarek pareció ofenderse.
–Jamás mantendría a una mujer cautiva.
–Eso es tranquilizador.
–¿Alguna otra pregunta?
–Sí. Sigo teniendo dudas sobre tus motivos.
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 18 DE 181
–¿Temes que intente seducirte? ¿Que te convenza de que
hagas el amor conmigo en mi playa privada, en mi piscina
privada o en mi gran ducha de vapor?
Kira lo señaló con el dedo.
–Eso es precisamente lo que me preocupa.
Tarek optó por fingir inocencia.
–Si no me equivoco, la primera vez que hicimos el amor…
–La única vez que hemos tenido sexo –lo cortó Kira.
Tarek confiaba en cambiar pronto esas circunstancias, pero
pensaba utilizar la persuasión, no la coerción.
–Como estaba diciendo, no te obligaría a hacer nada que no
quisieras. Y te aseguro que mi motivación es profesional,
aunque te puedo asegurar que no tengo nada en contra del
placer.
–Eso es lo que me preocupa –dijo ella, pasando a su lado y
ocupando la butaca que él había dejado vacía.
Él la siguió y se sentó frente a ella en un sofá de cuero. Sus
ojos siguieron el movimiento de la mano de Kira cuando esta se
recorrió el muslo para estirarse la falda. Al instante imaginó
aquella mano sobre su cuerpo y tuvo que hacer un esfuerzo
para borrar la imagen de su mente.
–Estate tranquila. Si vienes, y eso es lo que quieres,
mantendré las distancias.
–Eso es lo que quiero –dijo Kira, pero una vacilación en su
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 19 DE 181
mirada le indicó a Tarek que no estaba convencida.
–Respetaré tus deseos –a no ser que la palpable química
que había entre ellos dictara lo contrario.
Kira no parecía llegar a confiar en él.
–Tarek, eres un magnífico hombre de negocios, pero eres un
hombre. Posees dos cerebros y en un momento dado, utilizarás
el segundo. Vas a tener que ejercer un férreo control sobre ti
mismo.
Tarek decidió no discutir ese punto.
–Contarás con tu propia habitación y solo tendrás que
soportar mi presencia durante las reuniones de trabajo.
Kira hizo girar la alianza de plata que llevaba en un dedo.
–Escucha, me agrada tu compañía, y ha sido así desde la
primera vez que nos vimos. Es solo que en este momento no es
eso lo que quiero.
Satisfecho con que hiciera aquella admisión, Tarek la
observó.
–¿Así que disfrutaste de nuestro encuentro?
Kira vaciló unos segundos.
–Supongo que debo reconocer que sí, con la excepción del
suelo de mármol.
–Por eso te dejé colocarte encima de mí.
–Después de haberme tenido debajo.
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 20 DE 181
–Solo para desnudarte lo antes posible y recorrerte con mi
boca y preparar tu cuerpo para…
–No hace falta que sigas.
Tarek no pudo reprimir una sonrisa.
–Ah, demasiado tarde. Teniendo en cuenta tus gemidos,
creo que no te desilusioné.
Kira se puso en pie y suspiró.
–No estoy de humor para recuerdos. Me vuelvo al palacio.
Tarek se levantó a su vez.
–¿Vendrás mañana al avión?
Cuando Kira guardó silencio, Tarek contuvo el aliento,
expectante.
–Te lo diré esta noche, cuando vengas a cenar al palacio.
Tarek frunció el ceño.
–¿Cómo sabes que estoy invitado?
Kira lo miró con sarcasmo antes de cruzar la habitación.
–Mi trabajo es saber todo lo que hacen la familia real y sus
apreciados invitados –dijo, marchándose.
Una vez se fue, Tarek miró la hora, se sentó tras el escritorio
e hizo su llamada diaria a la otra mujer de su vida. Pasaron unos
segundos antes de que lo saludara la dulce voz familiar:
–¿Ahlan?
ASISTENTE PERSONAL – #05 SERIE “ARABIAN HEAT” – KRISTI GOLD
PÁGINA 21 DE 181
Tarek decidió contestar en inglés en lugar de en árabe para
poner a prueba su conocimiento de la lengua que él le había
enseñado.
–¿Has recibido mi regalo, Yasmin?
–¡Sí! –contestó ella con el entusiasmo propio de una niña de
cinco años–. ¡Es precioso!
Tarek jamás habría descrito así al chucho.
–Me alegro de que te haya gustado. ¿Lo cuidarás bien?
–Sí. Prometo darle de comer y sacarlo de paseo. ¿Cómo
vamos a llamarlo?
–Como tú quieras.
–Tendré que pensarlo. ¿Volverás pronto a casa?
Dijera lo que dijera, la desilusionaría.
–Te conté lo del nuevo hotel antes de irme de Marruecos.
Todavía me queda trabajo por hacer.
–Siempre estás trabajando. Ojalá me llevaras contigo.
Por el momento eso era imposible. Casi nadie sabía de su
existencia, y Tarek quería mantenerla

Web del Autor

Pagina Oficial

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------