---------------

Libro PDF Conocimientos básicos para adiestrar y cuidar a tu perro – Josefina López

Conocimientos básicos para adiestrar y cuidar a tu perro - Josefina López

Descargar Libro PDF Conocimientos básicos para adiestrar y cuidar a tu perro – Josefina López  


Introducción:
El día que entra por primera vez nuestro perro a
casa no podemos imaginar el gran cambio y los
beneficios que va a experimentar la familia con el
nuevo miembro. Es una gran responsabilidad la
que tenemos que asumir, pero ellos nos ofrecen
cariño, afecto y lealtad infinita. Son un derroche
de amor y ternura que nos hará ver el mundo desde
otra perspectiva.
¿Sabías que hay estudios que demuestran que los
perros pueden mejorar nuestra salud y bienestar?.
También pueden ayudar a problemas mentales y de
conducta. Según la Doctora Deborah Wells,
psicóloga de la Universidad de Queen se ha
demostrado que los propietarios de perros tienen
la tensión arterial y los niveles de colesterol más
bajos.
También se ha demostrado que en las casas donde
hay perros es menos probable que los niños
desarrollen eccema y además, la proporción de
sustancias químicas del sistema inmunológico de
estos últimos resulta más alta, señal clara de que
sus defensas inmunológicas son más elevadas.
Correr y jugar con nuestros canes supone una
actividad física a la que nos vemos obligados
diariamente, y esto beneficia tanto a nuestra salud
física como mental. Son muchas las ventajas que
nos ofrecen nuestras mascotas, pero también
podemos tener un serio problema y convertirse en
un huésped que nos haga la vida complicada.
Todo depende de la paciencia, el cariño, la
dedicación y perseverancia que tengamos con
ellos. En este manual tendrás las pautas básicas a
seguir para adiestrar a tu perro sin
complicaciones y para aprender a cuidarlo.
Sin embargo, si notas un comportamiento agresivo
continuo en tu can o algún signo de mala salud es
mejor que consultes con un especialista lo antes
posible. Jamás pegues o hagas daño a un perro, si
lo haces toda la confianza que tenía hacia ti la
perderás en cuestión de segundos.
¿Cuando se inicia el entrenamiento de un perro?
Se inicia desde el primer momento que pisa tu
casa. Los cachorros son como niños y desde que
abren los ojos están aprendiendo.
Les gusta explorar todo su entorno y son animales
muy curiosos e inteligentes.
La principal base para que se produzca una buena
convivencia entre el animal y todos los
miembros de la familia está en los hábitos y la
rutina que adquiera la mascota.
Cuando llegan a casa, los cachorros observaran
todo y lo más seguro es que se encuentren felices.
Desde el primer momento hay que establecer ya
límites y hacerles ver que quienes mandan son los
miembros de la familia y él es el último en
jerarquía. Los perros por su naturaleza son líderes
o seguidores. En lo que compondría la “manada
familiar”, él debe de ser el último en jerarquía.
Por eso es importante establecer límites desde el
principio.
Ten en cuenta que ellos quieren todo a todas las
horas: comida, juego, chuches, cariño, atención,
etc. Si se lo das todo eso gratis a cualquier hora,
ellos piensan que tú eres su siervo y pierdes todo
dominio y poder que tenías sobre él.
Desde el principio tienes que ser consciente de
que a tu perro no lo puedes enseñar como si fuera
una persona. Es un animal que funciona con
órdenes y comandos, y si todo se da
correctamente, él será feliz cumpliendo esas
órdenes porque es el rol que tiene asignado en su
nueva “manada”. ¿O prefieres que sea él el líder
de la manada y que haga lo que quiera? Creo que
te quedó claro.
La posición jerárquica no permanece estática, tu
perro al mínimo descuido intentará escalar
posiciones más altas. Es decir, se intentará “subir
a la chepa” si lo dejar.Trata de mantener las
sesiones llenas de cosas nuevas y divertidas, como
pequeños juegos que tú mismo inventes.
Si ves que el cachorro empieza a aburrirse,
distraerse o frustrarse, termina la sesión y toma un
descanso.
Si tú empiezas a frustrarte, termina la sesión. Sin
embargo, trata de terminar bien, con elogios y
recompensas. De esta forma, el cachorro
anticipará la siguiente sesión de entrenamiento.
Procura mantenerte comprometido a una sesión de
10 a 15 minutos cada día de forma que el cachorro
aprenda las nuevas órdenes más rápidamente.
Infórmate sobre la raza específica de tu perro. Las
razas de perros son muy diferentes, así que sería
una buena idea informarte sobre ello para saber
qué es más recomendable. Cada raza necesita un
entrenamiento específico con el fin de
desarrollarse bien.
En Wikipedia puedes encontrar toda la lista de
razas y ver en profundidad las características de
cada una. https://es.wikipedia.org/wiki/Raza_de_perro
¿Cuál será su espacio en casa?
Es muy importante nada más entre el perro a casa,
que todos los miembros acordéis dónde lo vais a
ubicar, qué espacios estarán prohibidos para él,
qué espacios puede entrar con permiso y cuál es
su zona de juego, etc. Si se trata de un pequeño
cachorro es conveniente que le prepares una
especie de corralito para que él permanezca ahí y
no tenga acceso a otros sitios. Puedes pasear a tu
perro por toda la casa (con correa) para que la
conozca y perciba todos los olores que hay en ella.
En los espacios prohibidos desde el principio no
debes dejarle que entre. La manera de evitarlo es
ponerte delante de tu perro en la zona prohibida,
decirle “no” firmemente y hacerle retroceder sobre
sus propios pasos. Ese ejercicio lo tienes que
repetir las veces y los días que sea necesario,
hasta que se dé cuenta de que no puede entrar a ese
lugar.
Si el espacio escogido para él tiene moqueta o una
alfombra, sería mejor que la retires, sobre todo
porque puedes encontrarte desagradables
sorpresas. El desastre que puede ocasionar tu
perro es más fácil de solucionar cuando te lo
encuentras sobre un suelo de madera o de azulejos
que sobre la moqueta.
El lugar que elijas tiene que ser seguro y
divertido, con esto evitarás que tu perro se meta ”
en líos”.
Ten en cuenta que durante los primeros meses,
cuando cambia los dientes, los muebles son los
objetos preferidos de un cachorro. Para evitarlo,
hay que satisfacer su necesidad de morder. La
manera de evitarlo es hacerlo jugar con juguetes
o huesos esterilizados.
Para dormir puede servir una manta en el suelo.
Hay colchoncitos, pero a muchos cachorros no
les duran ni un día. Puedes intentarlo, en mi caso
recuerdo que compré un colchón y a la mañana
siguiente el comedor estaba que parecía que había
nevado. Sacó todo el relleno y lo esparció por
todas partes.
No se le debe permitir que duerma en nuestros
lugares preferidos o zonas de paso. Si se tiene que
levantar para que tú pases, es como que le tienes
que pedir permiso y de esa manera se convierte en
líder.
Si le dejas que duerma en la cama, ya tienes todos
los puntos perdidos como líder.
¿Cómo adiestro a mi perro para que no haga
pipí en casa?

A un perro le da igual hacer sus necesidades en
casa o en la calle, para él es una costumbre. Para
que haga pipí o caca fuera de casa tendrás de
convertir esa acción en una costumbre y necesita
tiempo para establecerse, exactamente el mismo
esfuerzo que para que se llegue a deshabituar de
hacerlo en casa.
Tienes que entender que si tu perro empieza a
hacer pipí fuera no es para complacerte a ti, si no
porque adquirió una costumbre y lo ha convertido
en un hábito.
Debes trabajar con paciencia este punto, porque si
tu perro repite el error de hacerlo en casa con
frecuencia, podría ser difícil quitarle ese hábito.
Un perro necesita hacer pipí o caca muchas veces
al día.
Cuando son cachorros es conveniente sacarlo cada
dos horas. Es eficaz repetir esta acción durante
dos semanas, así tu mascota adquiere el sentido de
la limpieza. Te puede ocurrir que saques el perro y
no haga sus necesidades en la calle y al regresar a
casa lo haga allí, eso es normal que suceda al
principio.
Una vez que la rutina o costumbre se establece es
difícil salir de ella, a menos que los cambios que
se produzcan no sean agresivos porque van a
cambiar con ellos.
Este es uno de los pequeños secretos que nuestras
mascotas no quieren que sepamos. A ellos no les
importa la manera de conseguir sus objetivos si
realmente lo logran. Así que la principal idea de
todo entrenamiento es enseñarles a conseguir lo
que quieren.
¿Cómo detectar que tu perro tiene pipí?
Tu perro se moverá la cola de forma inquieta cerca
de la puerta de entrada de casa, puede hacer
ruidos o te puede mirar como pidiéndote salir. Con
el tiempo sabrás captar esas señales.
Hay tres actividades después de las cuales tu
perro seguro que tiene alguna necesidad que
hacer, y es al despertarse, después de comer y
después de haber jugado.
Es muy importante establecer un horario con sus
tomas de agua, sus comidas, sus salidas y su
tiempo para jugar. Lo más importante es que tú te
anticipes y evites que tu perro haga sus
necesidades donde no debe.
¿Cómo enseñarle a hacer pipí o caca a tu orden?
Cuando lo haga tienes que decirle en un tono serio
la palabra “pipí” o “caca” y seguidamente lo
felicitas. La felicitación no tiene que ser muy
efusiva, con hablarle agradablemente él entenderá
que está haciéndolo bien y que te gusta lo que
hace. No regreses a casa nada más haga sus
necesidades porque entonces él asociará que hacer
pipi o caca significa el final del paseo.
No le puedes echar la bronca hasta que veas que
tiene claro lo de hacer pipí en casa y en la calle,
de lo contrario puede estar aguantando sin hacer
nada delante de ti en la calle, porque no sabe si
tú vas a enfadarte. En este caso si le echas la
bronca relacionaría hacer las necesidades con la
bronca y el enfado. Así que tienes que ir con
mucho tacto en ese periodo de aprendizaje.
Lo que sí puedes hacer si lo sorprendes
haciéndolo donde no toca, es levantarlo por el
pecho de las patas delanteras y decirle un “no”
enérgico y sacarlo a la calle. La acción de
levantarlo corta el pipí. Es exactamente igual que
cuando una loba traslada a sus cachorros porque
hay un peligro, al levantarlos corta el pipí y así no
dejan rastro para los depredadores.
Mucha gente enseña primero al cachorro a hacer
sus necesidades sobre un papel de periódico y
luego trasladan el papel al lugar definitivo, pero
esta manera de actuar supone un doble esfuerzo
ya que obliga a adiestrar al cachorro dos veces,
una para que haga sus necesidades en el papel y
otra para hacerlas en la calle.
Puede ocurrir que tu perro haga pipí cuando
llegues a casa al ver a otro perro, esto no significa
que no se controle, sino que con el pipí es una
manera de expresar diferencia. Esto lo suelen
hacer cuando ven a algo o a alguien de jerarquía
superior.
Si te ocurre esto alguna vez, ignóralo y salúdalo de
costado sin mirarlo a los ojos.
No utilices lejía para limpiar donde hizo pipí el
perro, porque la lejía al entrar en contacto con el
pipí se descompone y produce amoniaco. Este
componente se encuentra de forma natural en la
orina y el cachorro al oler esa zona reconoce su
pipí y vuelve a hacerlo en ese mismo sitio.
Nunca le pegues, ni asustes, ni lo castigues con no
darle comida. Se trata de enseñarle con paciencia
a hacer sus necesidades en la calle, con el tiempo
verás que mereció la pena todo el trabajo y
dedicación.
Collar o arnés. ¿Qué es lo más adecuado para
mi perro?
Los especialistas en educación canina no se ponen
de acuerdo en asegurar qué es lo más adecuado
para los perros. Sin embargo, debemos tener en
cuenta que la elección del collar o arnés o de los
dos, es muy importante y sería adecuado dejarnos
asesorar por un profesional. Es necesario que te
informes sobre los pros y los contras entre el
collar y el arnés.
Si bien no hay razón para que un perro rechace un
arnés, a algunos animales no les gusta la
sensación de sentirse atados de esa manera y
necesitarán algún tiempo para adaptarse. Para
acostumbrarlo es mejor colocárselo en cortos
periodos de tiempo.
Los arneses pueden ser extremadamente útiles si
caminas con más de un perro a la vez y necesitas
un control completo sobre ellos en todo momento.
Los arneses tienen una serie de ventajas sobre el
collar tradicional las cuales incluyen:
Un mejor control sobre tu perro, lo cual es
especialmente importante si estás caminando en
una calle concurrida, cuando estás rodeado de
grandes multitudes, etc.
Si tienes un perro que salta contra las personas, un
arnés es una buena manera de detener la acción.
Tipos de collares.

Los collares son los mejores dispositivos para la
educación de cachorros y perros jóvenes, son muy
útiles para la formación.
– De morro/cabeza o ( Halti):
El halti sirve para controlar la cabeza del perro.
Al dirigir su cabeza, dirigimos su cuerpo. Es un
collar para perros que tiran mucho de la correa y
son difíciles de controlar. Hay que aprender bien
cómo colocar este collar porque tiene su técnica.
Tienes que dar tirones suaves, si das tirones
bruscos puedes provocar lesiones en la columna
vertebral de tu perro.
-Collar de púas:
Es un collar de semi ahogo con púas con la punta
redondeada, y recubiertas de un plástico protector
. Este collar te ayudará a controlar a tu perro
durante los paseos. Como lleva las púas
cubiertas con plástico éstas no se clavan en la piel.
A pesar de esa protección, siempre tendrás que ir
con cuidado y no tirar de él con brusquedad, para
evitar lesiones.
– Collares de Paseo:
Son collares de nailon o de cuero. Los collares de
nailon son más económicos y fáciles de lavar.
Puedes encontrar infinidad de modelos de
diferentes colores y estilos. Son los más usados
para perros pequeños.
– De ahorque:
El collar de ahorque usado con las debidas
precauciones es una buena herramienta para
entrenamiento. Con este collar al tirar el perro,
siente la presión en el cuello y por acto reflejo
deja de tirar, haciendo esto muchas veces debería
de ser suficiente para que el perro se acostumbre
el paseo transformándolo en un agradable
momento.
Su inconveniente es que al apretar el cuello
fuertemente se generará el reflejo de la tos, pero
además se producirá sofocamiento y/o
ahogamiento. Si no es utilizado con precaución
puede causar estrés, daño traqueal, daño a las
tiroides y otros problemas más graves al quedarse
con falta de riego sanguíneo y de oxígeno.
Tipos de arneses.

El tipo más común de arnés es el que abraza el
pecho del perro. Es una opción ideal para los
perros más grandes y los que dan fuertes tirones,
donde se necesita un control máximo.
–Arnés SENSE-ible:
Este tipo de arnés de adiestramiento es una
alternativa a los collares de púas y de
ahorcamiento. Es muy cómodo y permite un
entrenamiento sin estrés. Es adecuado para perros
miedosos, nerviosos y tímidos.
–Arnés Merhi-Long:
Es un arnés concebido para perros que tiendan a
sufrir problemas de rozamiento o abrasión en el
pecho o entre las patas. Tiene una amplia zona de
soporte en el cuello con acolchado que lo hace un
arnés muy cómodo y fácil de poner. El soporte
acolchado bajo pecho/tórax ayuda a controlar al
perro sin ocasionar presión en tirones bruscos.
Especialmente indicado para perros de pelo corto
y cuello delgado/medio, razas de caza, galgos…
–Arnés EzyDog Quick Fit :
Un arnés como y rápido diseñado para el paseo.
Tiene un cierre ajustable único. El revestimiento
de neopreno lo hace suave y confortable para tu
perro. Las fibras reflectantes aseguran una alta
visibilidad y tanto el arnés Chest plate como el
Quick Fit Harness son resistentes al agua e
incluyen las anillas D-Ring de acero inoxidable.
Tiene cosido reflectante para mejorar la
visibilidad en los paseos nocturnos.
– Arneses de trabajo:
Hay una gran variedad de arneses adaptados a las
diferentes modalidades tanto para deportes como
para trabajo: arneses para rescate en la montaña,
rescate en el agua, Canicross, incluso para
perros en periodo de rehabilitación
-Arnés Lupi:
El arnés Lupi ayuda a corregir el comportamiento
de los perros que tiran mucho de la correa. Es
recomendable para perros con

Web del Autor

Pagina Oficial

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------