---------------

El caserón de la calle Belgrano – A. Mario Fernández

El caserón de la calle Belgrano – A. Mario Fernández

Libro El caserón de la calle Belgrano – A. Mario Fernández

Descargar Gratis    En PDF
El fantasma del
caserón de la calle
Belgrano
T
odo el mundo sabe que en la
calle Machado hay una gran casa
abandonada que habita un
aparecido que despliega la fantasía
de todos.

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar 


Al menos eso dicen y los
chicos del barrio hacen promesas de
entrar por la noche una y otra vez
para comprobar la veracidad de
aquellas prometedoras palabras,
pero declinan en su afán, cinco
minutos antes de que llegue el
momento, so pretexto que no
avisaron a sus padres o bien porque
los actuales dueños se aparecen de
vez en cuando para mantener
conservada la casa y podrían
pillarles. Así crecimos, con esa
historia de fantasmas y aparecidos.
Por eso no extrañe que durante
treinta años la casa se hizo famosa
por los acontecimientos allí
sucedidos. Pues… Una joven mujer
vivía junto a su amado, un chico que
vino de lejos y todo parecía marchar
bien. Pero un día éste la abandonó
repentinamente sin otorgarle el don
de la despedida; ella cayó en un
estado depresivo y días después
decidió quitarse la vida, colgándose
desde el altillo hacia fuera. El
espectáculo fue desagradable y no
olvidado por todos los vecinos que
estuvimos durante varias horas el
movimiento pendular del cuerpo sin
vida de la bella mujer, oscilando al
viendo en el caserón de la calle
Machado. Nunca se supo
demasiado el motivo, salvo lo del
abandono y eso dio lugar a que se
tejieran increíbles historias de
asesinatos, almas en pena que
regresaban para vengarse y
cadáveres colgados cada noche que
se cumplía el aniversario de la
trágica decisión. La calle Machado
se hizo famosa, no sólo porque
llevara el nombre del gran poeta
español, sino que se le decía la
calle del fantasma del barrio, y
hasta muchos ya decían que le
veían deambular cada noche sin luna
a lo largo de su extensión de
caminos de adoquín. Pero como no
es de la razón creer en fantasmas,
la casa fue puesta en alquiler o
venta por los herederos de su
antigua dueña, unos primos lejanos
que no creían ni en historias de
fantasmas ni en abandonos. Primero
fue la casa de Hernández y
Asociados quien tomó la dura tarea
de negociar el caserón, pero al
pasar el tiempo y sólo ver que la
mansión le ocupaba un lugar en el
escaparate con foto y detalles de la
propiedad sin el mérito de la
transacción comercial, consideró el
esfuerzo sin sentido y desistió de la
empresa. Entonces la casa fue
puesta en venta y alquiler por
Norberto García Propiedades, un
joven y nuevo martillero tasador que
puso con entusiasmo su cartel.
Aunque éste fue perdiendo brillo
primero, luego color y por último
quedó tan deteriorado por el paso
del tiempo que apenas podía leerse
el nombre de quien negociaba la
casa.
Un día, resignados sus
dueños a la oscura fama del
caserón, precisamente en víspera
de la fatídica fecha en que la mujer
tomó la decisión final, decidieron
demoler la casa y poner en su sitio
algún otro tipo de negocio raíces
que hiciera olvidar un poco el trágico
destino de la antigua dueña.

Leer En Online

Libro de El caserón de la calle Belgrano – A. Mario Fernández descargalo

El
destino quiso que al día siguiente,
precisamente el del aniversario de
aquellos trágicos hechos, dato ya
olvidado por todos menos por el
propio tasador encargado de la
demolición, que conservaba celoso
todo lo que sabía sobre la

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online El caserón de la calle Belgrano – A. Mario Fernández

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------