---------------

Pescando salmones en Alaska – Caridad Bernal

Pescando salmones en Alaska – Caridad Bernal

Pescando salmones en Alaska – Caridad Bernal

Descargar libro Gratis    En PDF
Editado por Harlequin Ibérica.
Una división de HarperCollins Ibérica,
S.A.
Núñez de Balboa, 56
28001 Madrid
© 2016 Caridad Bernal Pérez
© 2016 Harlequin Ibérica, una división
de HarperCollins Ibérica, S.A.
Pescando salmones en Alaska, n.º 122 –
junio 2016
Todos los derechos están reservados
incluidos los de reproducción, total o
parcial.
Esta edición ha sido publicada con
autorización de Harlequin Books S.A.
Esta es una obra de ficción. Nombres,
caracteres, lugares, y situaciones son
producto de la imaginación del autor o
son utilizados ficticiamente, y cualquier
parecido con personas, vivas o muertas,
establecimientos de negocios
(comerciales), hechos o situaciones son
pura coincidencia.
® Harlequin, HQÑ y logotipo Harlequin
son marcas registradas propiedad de
Harlequin Enterprises Limited.
® y ™ son marcas registradas por
Harlequin Enterprises Limited y sus
filiales, utilizadas con licencia.
Las marcas que lleven ® están
registradas en la Oficina Española de
Patentes y Marcas y en otros países.
Imágenes de cubierta utilizadas con
permiso de Fotolia.
I.S.B.N.: 978-84-687-8262-1
Conversión ebook: MT Color & Diseño,
S.L.
Índice
Portadilla
Créditos
Índice
Dedicatoria
Capítulo I: La entrevista
Capítulo II: Presentaciones
Capítulo III: Zafarrancho
Capítulo IV: Enterrar el hacha
Capítulo V: Amberes
Capítulo VI: Un paseo en moto
Capítulo VII: Escocés vs irlandés
Capítulo VIII: Para Elisa…
Capítulo IX: Don perfecto
Capítulo X: La tormenta
Capítulo XI: Cork
Capítulo XII: Charlotte
Epílogo
Agradecimientos
Si te ha gustado este libro…
Dedicatoria
A Martina
Capítulo I: La entrevista
–Es difícil saber por dónde empezar
la que supongo tendría que definir como
la gran aventura de mi vida… –Elisa se
detuvo al leer sus propias palabras en
voz alta, estaba aterrorizada. Decidió
coger aire antes de que la voz le
temblara por culpa de los nervios, así
que respiró profundamente mientras
miraba a todos aquellos jóvenes
expectantes. Aquello era todo un
ejercicio de autocontrol, ya que su
primer impulso al subirse a esa tarima
fue el de salir corriendo. En medio de un
auditorio tan grande como este, se sentía
más pequeña aún de lo que ya era. El
momento era real, estaba sucediéndole,
y sin embargo le seguía pareciendo
increíble que donde hacía años habían
estado sus propios profesores dándole
clase estuviese ella ahora. Buscó entre
el público, y por fin halló, a la persona
que deseaba ver. Solo entonces tuvo el
valor suficiente para continuar su
discurso, viéndolo sonreír se sentía más
segura– así que empezaré por el
principio. Me llamo Elisabeth Moreno,
pero todos me llaman Elisa. Trabajo
para una ONG internacional en el
estudio para la protección de los
océanos. A que os suena bonito,
¿verdad? Sobre todo cuando trabajas en
lo que te gusta y ves que tu trabajo sirve
para algo. Pero llegar hasta aquí, como
podréis suponer, no ha sido nada fácil.
Aunque tampoco creo haber hecho nada
espectacular, no me considero ninguna
heroína ni nada parecido. Supongo que
mi historia es de esas de las que cuentan
que con ganas de trabajar duro y mucha
fuerza de voluntad se consigue cualquier
sueño… y eso es, al fin y al cabo, lo que
quieren que os explique. Así que no os
deprimáis si os ronda alguna locura por
la cabeza que queráis hacer al terminar
vuestra carrera, yo soy el vivo ejemplo
de que nada es imposible: ¡si yo lo he
conseguido, vosotros también podéis!–
Elisa cambió de tarjeta para continuar
con su discurso. Mientras hablaba, los
recuerdos se agolpaban en su mente.

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar 

Cada frase tenía mucho sentido para
ella, y esperaba de veras llevar un poco
la ilusión a esos chicos que ahora veían
su futuro tan oscuro–. Yo estudié, como
estáis haciendo ahora mismo vosotros,
en esta magnífica universidad –Elisa
guiñó el ojo al grupo de profesores
asistentes que estaban sentados en la
primera fila. Ellos le sonrieron y la
piropearon como respuesta, dejando
muy claro la buena relación que había
entre ellos– hasta que me licencié con la
especialidad de Biología Marina, se
puede decir que mi vida estaba siendo
bastante normal, más o menos como la
vuestra ahora. ¡Sin un duro en el bolsillo
pero con unas ganas inmensas de
comerme el mundo! Corría el año 2008,
a esas alturas no tardaríamos en estar
todos hartos de oír la palabra crisis,
pero en mi interior ya se cocía una idea
extraña para encontrar un trabajo ese
mismo verano. Uno que significaría el
primer paso de esta historia…
La primera vez que me interesé en la
pesca de altura, más que por oír algo
sobre el tema, fue por culpa de una foto
¡Sí, habéis oído bien! A mis manos
había llegado un prospecto de la pesca
comercial del salmón en Alaska, y en
ella se hacía referencia a sus
posibilidades laborales. Al final del
texto había una foto de una chica joven
con una sonrisa espectacular, tumbada
sobre las cuerdas de un barco. Entonces
pensé: ¿y si fuese yo la de aquella foto?
Os puedo decir sinceramente que

image host image host

Leer En Online

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

Pescando salmones en Alaska – Caridad Bernal

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------