---------------

Alfileres en el corazón – Érika Gael

Alfileres en el corazón – Érika Gael

Alfileres en el corazón – Érika Gael

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Disculpe, señorita, creo que me he equivocado de puerta.
Después de tres meses trabajando en el museo, Danielle necesitaba distracciones con urgencia, de las que había anhelado cuando decidió cambiar su tedioso pueblo del
sur por la alocada Nueva Orleans.
Una distracción como esa, por ejemplo. Clavó sus ordinarios ojos negros en el desconocido que se apoyaba en el quicio con indolencia.
Le hizo una radiografía rápida. Pelo rubio, ojos azules, rostro anguloso, músculos por todas partes. Banda de cuero al cuello. Abrigo largo. Todo negro. Y
ooooohhh, síiii, ven con mamá, bebé NewRocks[1] en los pies. Un auténtico pura sangre de los que cabalgan por Decatur Street[2].
Le dedicó su mejor sonrisa su más caliente sonrisa.
Depende de qué esperabas encontrar del otro lado.
El desconocido le devolvió el gesto, enseñando una hilera de dientes perfectos. Había que ser muy tonta para dejar escapar a un ejemplar del sexo contrario como ese.
Bueno, en realidad venía a hablar con Steph.
Oh, claro, Steph. Todos venían a ver a Steph, pero no era algo que reprocharles. Melena rizada y cobriza, grandes ojos verdes, piernas de vértigo enroscadas como
hiedras bajo la minifalda.
Steph no está aclaró con expresión compungida, casi de verdad. Ha salido a tomarse un café. Y tarda mucho añadió. Mucho. Nunca he visto a nadie girar
la cucharilla con tanta parsimonia. No te aconsejo que la esperes.
El desconocido chasqueó la lengua. Parecía contrariado.
¿Quieres que le deje tu recado? se apresuró a ofrecerle. Si rellenas este formulario con tu nombre, tus datos personales y tu número de teléfono, sabrá quién ha
venido y podrá llamarte.
Un suave aleteo de pestañas cortas, sí, pero tan útiles en casos de emergencia… acompañó el movimiento de su muñeca mientras le tendía un papel cualquiera,
tal vez una hoja de reclamaciones, o incluso puede que fuera el último recibo de la luz. Si es que los jefes tenían el valor de pagarle a la compañía de electricidad por algo
que no se consumía en el siniestro y oscuro Museo del Vudú.
Unas cuantas letras y un par de tachones después, el desconocido se largó por donde había venido con una mueca suspicaz, y Danielle ondeó su tesoro para que se
secara la tinta.
Había que ser redomadamente idiota para dejar escapar a un hombre como ese. Y ella no lo era.
Corrió al establecimiento de la señora Laveau en cuanto terminó su jornada laboral. Nueva Orleans bullía de excitación, entre tiendas que aún no habían echado el
cierre y bares que ya estaban abiertos.
La señora Laveau no era la original señora Laveau los malos espíritus la tengan con ella. Era la amiga de la hija de una cuñada de la antigua manceba que había
acompañado a la célebre Marie Laveau en sus comienzos como diosa del vudú. En Nueva Orleans todo el mundo lo sabía en Nueva Orleans todo el mundo se
conocía, pero a pesar de eso le guardaban un gran respeto a la recientemente bautizada como señora Laveau junior.
La señora Laveau junior Dory, para los amigos, la recibió con una sonrisa y los ojos entrecerrados. Cuando el carrillón sobre la puerta aún no había dejado de
sonar, ella ya se había precipitado a la lúgubre trastienda, desde donde regresó con un montón de cajas cubiertas de polvo.
Sabía que volverías dijo en cajún[3], con su perfeccionada voz de hechicera popular. ¿Cómo se llama tu elegido?
A Danielle no le hizo falta repasar la información escrita en la hoja. Ya se la sabía de memoria.
Kieran Reid. 1525 de Prytania Street. Teléfono 504-50…
Dory sacudió una mano ante los ojos de la joven, que guardó silencio.
Ya, ya, niña. Te dije que con el nombre sería suficiente.
Danielle se encogió de hombros.
Por si las moscas.
¿Y por qué crees que él es el elegido para ti? Dory balanceó una rama seca de solo ella sabía qué especie vegetal a su alrededor. Romero, identificó cuando su
ropa y su pelo quedaron impregnados del fuerte olor.
Es el hombre más guapo que ha pasado por el museo desde que trabajo allí. Además, usted leyó en las cartas que mi hombre llevaría botas militares.
La anciana enarcó una ceja.
¿Y? Más de la mitad de los hombres de esta ciudad las lucen.
¿Cómo que y? Danielle se llevó un dedo a la sien. ¡Este lleva

Orden de autor: Érika, Gael,
Orden de título: Alfileres en el corazón: Relato (Spanish Edition)
Fecha: 12 ago 2016
uuid: 0da89588-50ac-45e2-a0bf-636110d71056
id: 80
Modificado: 12 ago 2016
Tamaño: 0.38MB

Novela kindle  Comprimido: no

Novela kindle Format : True 

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Alfileres en el corazon – Erika Gael.pdf
Alfileres en el corazon – Erika Gael.pdf
Alfileres en el corazon – Erika Gael.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

---------