---------------

Almas de hierro – María Afonso

Almas de hierro – María Afonso

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 


Almas de hierro – María Afonso

A pesar de haber transcurrido más de medio siglo, relatar los hechos acontecidos en Toledo durante la primavera de 1617 me desgarra las entrañas. El paso del tiempo
no ha disminuido el dolor y el peso de la injusticia que desde entonces me acompañan. Después de que la vida me obligase a llegar a viejo y ahora que por fin se acerca la
hora de mi muerte, y con ella mi liberación, el miedo a que lo sucedido quede para siempre en el olvido me empuja a rememorar cada palabra, cada mirada y cada gesto,
pese al sufrimiento que me ocasiona. No sé si mi corazón solitario y dolorido, pero sobre todo culpable, podrá soportarlo. No sé si podrá revivir el amor, la felicidad y
la dicha de querer y ser querido que en su día sintió. Sin embargo, es la única manera que se me antoja no de hacer justicia, porque eso ya es imposible, pero sí de dar a
conocer las circunstancias que empujaron a un hombre a renunciar a su identidad a cambio del amor y a otro a elegir la muerte por amor.
Todo comenzó cuando él llegó a la villa. Su presencia alteró para siempre el destino de cuantos se cruzaron en su camino. Ojalá solo hubiese sido un testigo más de
todo lo acontecido después.
Llegó al anochecer. Envuelto en su capa negra y con el sombrero de ala ancha cubriéndole parte del rostro. Sigiloso, se adentró en el laberinto de calles estrechas y
cobertizos que formaban Toledo.
Pegado a los fríos muros de piedra, se camuflaba con las tenebrosas sombras que las lámparas de aceite proyectaban sobre ellos. Sabía cómo esquivar las rondas de las
patrullas de la Santa Hermandad que, bien armadas, acechaban a los forajidos que se servían de la penumbra del anochecer para robar. Llevaba años haciéndolo, sin
embargo, él no era un ladrón. Aun así, no podían descubrirlo; su venganza y también su vida dependían de ello.
Vigilante, vagó sin rumbo por las calles ya desiertas y en penumbra hasta que le llegó el familiar tintineo de un martillo. Sin perder la calma, siguió la estridente
melodía hasta un portón entreabierto al final de la calle de Armas y se detuvo.
Por fin, había llegado. Lo había encontrado. Era el último eslabón. El último obstáculo que salvar antes de llevar a cabo su venganza.
Incapaz de apartar su mirada resentida del halo de luz que emanaba del interior del taller, murmuró una oración. Era la única forma de contener y sosegar su ira,
aunque hacía mucho tiempo ya que rezar no le aportaba ningún consuelo.
Con paso decidido y con la mano sobre la empuñadura de su daga se acercó al portón. Respiró hondo una vez más y entró.
Dentro, desde el rincón más oscuro, el fuego de la fragua lo teñía todo de un cálido naranja, mientras Juan, hombre de cuerpo nervudo y pelo grisáceo, forjaba con el
martillo la hoja candente de una espada, exhalando roncos quejidos al compás de cada golpe.
—¿Qué queréis? —murmuró Juan mientras dejaba el martillo sobre el yunque y examinaba la hoja con rigor.
—Aprender de vos, maestro —contestó él con firmeza.

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Almas de hierro – María Afonso

Sin tan siquiera levantar la mirada, el espadero cogió la hoja con la tenaza y le dio la espalda. De dos certeros pasos

Puedes Leer Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En Tu tienda Favorita!! 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Almas de hierro – María Afonso

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------