---------------

Bella obsesión – Rafael Pérez

Bella obsesión – Rafael Pérez

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Bella obsesión – Rafael Pérez

Mi nombre es Alex Brown y la
historia que estoy a punto de contarles a
todos ustedes, n o s e l a h e contado a
nadie antes. Quizás, por lo embarazosa o
controvertida que pudiera resultar.
Pudiera ser, también, el temor a ser
juzgado por la sociedad y sus prejuicios.
Quien conozca lo que estoy a punto de
revelar, sabrá qué hacer si algún día se
ve en la misma situación o, de otra
forma, podrá juzgar mis actos. Quien
decida ignorarla, tendrá que lanzar una
moneda al aire, llegado el momento, y
esperar haber tomado la decisión
correcta.
Podría ha c e r d e e s t a historia un
pequeño resumen y así ocupar del lector
el menor tiempo posible; pero, s i n los
pequeños detalles, nunca entenderían la
razón p o r l a cual , después d e tantos
años, h e decidido contar a l mundo mi
historia. Si mal no recuerdo, todo
comenzó alrededor de cinco a seis años
atrás, en u n b a r d o nd e u n a mirada
repercute en todo lo que soy hoy día y la
causa, también, de que hoy esté en este
hospital.
Recuerdo que todo empezó un
viernes por la noche… ¡Cómo
olvidarlo!
Capítulo 1
Esa noche… tenía en mi mesa una
copa del mejor whisky sour que se sirve
en uno de los bares más exclusivos de la
ciudad de Nueva York. Disfrutaba de la
diversión como todos los viernes. Esto,
después de haber terminado mi día de
trabajo e n l a empresa d e l a q u e era
accionista al veinte por ciento. Música,
mujeres,

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar !!


bailes, aplausos y los mismos
empresarios de siempre ambientaban el
salón. Ese mismo viernes, tenía claro
que sería mi última noche en Knights
bar.
Justo, ocho meses antes de mi boda.
“¡Mi última noche!”. Al menos, eso
pensé yo.
A m i tercera copa d e whisky, ella
salió a escena. No l a había visto antes,
durante los tres años que llevaba
visitando el lugar y ocupando la misma
mesa, a unos cuantos pies de la pista de
baile, donde solo los clientes más
exclusivos y privilegiados podían
sentarse. .: el área vip.
Ella giraba alrededor de un tubo de
color plateado, donde vendía s u pícara
s o n r i s a y s e ns ua l e s movimientos.
Deslizaba s u sensualidad e n cada giro
que daba alrededor del mismo. Yo la
observaba desde mi mesa, ubicada a
solo unos pasos de su área de trabajo.
Mientras ella bailaba, pude notar que un
gesto suyo fue dirigido a mí, a pesar de
tantos empresarios a mi lado y todos los
hombres en su entorno, “¡ella notó mi
presencia!”, me dije a mí mismo,
satisfaciendo mi ego interno. Al terminar
su actuación, ella caminó unos pasos
hacia atrás, alejándose del tubo y
perdiéndose de mi vista, entre las vagas
luces y una cortina de humo.
¡Indudablemente, la joven captó mi
atención!
Decidí, luego d e s u actuación, salir
d e l b a r y terminar m i no c he como
acostumbraba después de cada viernes
de tragos. . visitando a mi novia Lisa y
ha c i e nd o e l a m o r d e l a forma
acostumbrada. Tener sexo con ella era
algo frecuente. E n diversas ocasiones,
teníamos sexo sin importar l a fecha ya
estipulada para nuestro matrimonio. Nos
reuníamos en su departamento, para dar
rienda suelta al deseo carnal que
sentíamos el uno por el otro.
Desde que salí del bar aquella
noche, no lograba olvidar el despliegue
y estilo único d e aquella joven e n el
tubo. “Siento deseo de volver al bar esta
noche”.
“Pero nunca he visitado el bar los
sábados”. “Siento un impulso extraño de
verla otra vez”. “ La verdad, creo que
v o l v e r é h o y ” , p e ns a b a l a mañana
siguiente, sábado.
Pasó e l d í a y llegó l a noche. Me
duché y vestí uno d e los mejores trajes
que tenía; mis mejores zapatos… todo
hacía juego con mi corbata de $300
dólares; rocié en mi cuello uno de los
mejores perfumes que conformaban mi
colección de 62 piezas; en mi muñeca
izquierda fijé uno de mis 46 relojes más
preciados y empuñé las llaves de mi
BMW 580i. Me dirigí al bar, llegando
más temprano de lo habitual y en un día
inusual para mí. . todo, para no
perderme la actuación de la nueva
stripper. Quienes m e conocían e n la
barra, se sorprendieron de mi presencia
en el lugar, solo por el hecho de ser
sábado. Pedí lo de siempre y ocupé la
misma silla y mesa en el vip. “¡Ya solo
falta ella!”, pensé, mientras saboreaba
mi primer trago aquella noche.
Pasaron las horas y por más que
esperé su actuación, solo vi las mismas
caras de siempre, a excepción de
algunos empresarios, a los que nunca
antes vi junto a mí en aquel vip. Pedí mi
octava copa de whisky sour, con sus dos
cherry navegando entre licor y hielo.
Transcurría la noche y ella no aparecía
por ningún lado. “¿Acaso no vendrá a
trabajar hoy?”, me preguntaba a mí
mismo cada cierto tiempo. El
espectáculo continuó y a hí seguía yo,
esperando por ella al pie del cañón. Por
más que esperé y esperé, ella nunca
apareció en el escenario, y el bar cerró
a mi décima copa de whisky.
Al salir del recinto, noté que el bar
al otro lado de la calle, de nombre Nite
bar, continuaba c o n s u servicio. Me
llamó l a atención ver, a través d e sus
grandes cristales, las personas que
todavía seguían allí y cómo disfrutaban
del ambiente.
Apoyando mi mano derecha en la
capota de mi auto y sosteniendo la
puerta con mi mano izquierda, miraba
aquel lugar. “Yo nunca entraría a un bar
tan pequeño y sucio como ese”. “Muy
poca clase para m i gusto”. “Basta con
ver el tipo de personas que entran en él.
. puros borrachos”. “No puedo creer que
esas personas estén disfrutando de ese

Bella obsesión – Rafael Pérez

cuchitril”. “Pero bueno, ellos son
dueños de sus vidas”. “Yo, de ninguna
manera entraría a esa cantina de poca
monta”, era todo lo que pensaba de

Leer En Online

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Bella obsesión – Rafael Pérez

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------