---------------

Castillo de arena – Sombra de vampiro 3 – Bella Forrest

Castillo de arena - Sombra de vampiro 3 – Bella Forrest

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Castillo de arena – Sombra de vampiro 3 – Bella Forrest

Decir que sentía curiosidad por lo que mi adorable intrigante se guardaba en la manga era una sutileza digna de un rey. La sonrisa de complicidad de su rostro y su forma
de mirarme, como si supiera algo que yo desconocía, me estaba volviendo loco, pero no más que la forma en que se comportaba mientras nos movíamos por el
dormitorio, vistiéndonos para el día que comenzaba.
Sofía eligió un conjunto y empecé a ojear su ropa. Había un vestido blanco colgado.
Me encanta cómo te sienta este vestido.
Me guiñó un ojo, tomó el vestido de la percha y se lo puso. Se quedó de pie delante del espejo. Levantó mechones de su cabello por encima de la nuca y los
retorció, como preguntándose si debía recogérselo.
Creo que estarás encantadora simplemente llevando el cabello suelto comenté.
Apuñalando mi curiosidad aún más, dejó sueltos sus largos bucles rojizos, que cayeron en cascada sobre su cintura, justo como a mí más me gustaba.
Desde la noche que la conocí, Sofía tenía su propia opinión y rara vez dudaba en hablar cuando sentía la necesidad. Que nunca se doblegara a mi voluntad porque
yo fuera un vampiro o porque fuera el príncipe del reino en el que residíamos fue una de las cosas que me atrajeron de ella. Por eso, que se rindiera a mi más mínima
sugerencia era delicioso, enigmático y ligeramente sospechoso.
Aun así, mi recelo sobre lo que ocultaba se vio fácilmente sobrepasado por la tentación de comprobar hasta dónde estaba dispuesta a llegar para complacer mis
“inocentes sugerencias”.
Me acerqué por detrás mientras ella continuaba comprobando su aspecto en el espejo. La sujeté por la cintura y empujé su espalda contra mí.
Tienes un aspecto increíble le aseguré.
Un suave rubor acentuó las pecas de sus mejillas. Ella posó sus manos sobre las mías.
Me alegra que lo creas así.
Juguetonamente, la puse a prueba diciendo:
Me encantaría un beso.
Sin dudarlo. Sin objeciones. Giró sobre sí misma, se puso de puntillas y me besó; primero en la línea de la mandíbula, luego en la comisura de los labios, y por fin
en plena boca.
Cuando nuestros labios se separaron, no pude evitar preguntar:
¿Qué ocurre?
¿Qué quieres decir?
Bueno, si digo que me encantaría tomar un trago de tu sangre, ¿te cortarías y me ofrecerías un vial?
Una sonrisa se formó en sus labios mientras batía sus pestañas hacia mí.
No, claro que no. ¿Por qué pasar por todas esas molestias cuando simplemente podría ofrecerte mi cuello?
Me estás volviendo loco.
Sofía sonrió burlonamente.
Bien, y para que conste, estoy demasiado elegante para la ocasión.
¿Qué ocasión?
Ya verás. Me tomó de la mano y empezó a tirar para que la siguiera.
¿Ni siquiera una pista sobre lo que tienes planeado?
¿No puedes confiar en mí, Príncipe Azul?
Te he dicho que no me llames así.
No… me dijiste que no te llamara Príncipe Derek. Había risa reprimida en su voz. ¿Por qué no te limitas a venir conmigo?
Como si tuviera otra opción…
La emoción brilló en sus ojos verdes. Su entusiasmo por la vida era una de las muchas cosas que amaba de Sofía Claremont. Iluminaba la oscuridad que rodeaba a
La Sombra y, en un reino donde no existía la mañana, solo la noche eterna, su luz era vida.
Salimos de mi ático. Suspiré mientras miraba a los otros tres áticos similares al mío, conectados por pasarelas cubiertas de cristal y puentes colgantes construidos
en las copas de las altísimas secuoyas. Un ático para cada uno de los cuatro miembros de la familia Novak, aunque solo dos estaban ocupados por nuestro clan.
Después de que Vivienne fuera atrapada por los cazadores, su mejor amiga Liana y Cameron, su esposo, se mudaron a su ático.
Por otro lado, mi hermano mayor, Lucas, todavía estaba huyendo después de intentar matar a Sofía. Lo último que supe de él fue que le había dado la espalda a su
propia carne y sangre al unirse a los Maslen, cuyo aquelarre de vampiros era el mayor rival de nuestra familia.
Sofía me condujo a un ascensor que nos transportó desde la copa de las secuoyas gigantes hasta el suelo. Paseamos por los bosques durante una hora
aproximadamente antes de llegar a un campo abierto, uno de los pocos que quedaba sin ocupar en la isla.

Pages :161

Autor : Bella Forrest

Comprimido: no

Format :True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Castillo de arena - Sombra de vampiro 3 – Bella Forrest

De acuerdo… dije. ¿Y ahora qué?
Sofía se puso dos dedos en la boca y silbó.
Un motor comenzó a retumbar en la distancia y

Puedes Leer Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En Tu Sitio Favorita Amazon!! 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Castillo de arena – Sombra de vampiro 3 – Bella Forrest

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

---------