---------------

Dómame – Julie Kenner

Dómame – Julie Kenner

Dómame – Julie Kenner

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

atraviesa de parte a parte. Se me erizan los pelos de la nuca y por un instante no estoy segura de acordarme de cómo respirar.
No me gustaría que te marcharas a Texas y te olvidaras de todo lo que has dejado aquí.
¡Oh! digo con la respiración entrecortada, y al coger la concha mis dedos rozan la palma de su mano. El contacto provoca una descarga eléctrica que me
recorre todo el cuerpo hasta la punta de los dedos de los pies, y espero que él me atraiga hacia sí, que me toque, que haga algo, maldita sea, para que no me quede
simplemente ahí parada, sintiéndome excitada y llena de deseo.
Pero no hace nada de nada, y una aguda punzada de irritación rompe el muro de mi lascivia. Aprieto la concha con la mano y me esfuerzo por devolverle la sonrisa,
una sonrisa tan informal como la suya.
Graciasle digo.
Doy gracias porque mi voz haya sonado normal, pese a que estoy verdaderamente emocionada e innegablemente irritada. Emocionada porque es una concha
preciosa y porque ha sido un gesto muy dulce, e irritada porque ahora estoy recibiendo señales confusas de un tío muy atractivo que aún no me ha tocado y que no
debería interesarme en lo más mínimo.
Sin embargo, mi libido todavía no ha recibido el mensaje, porque noto bastantes chisporroteos y explosiones de entidad considerable. Para ser sincera, he sentido
chispas y explosiones desde la primera vez que vi a Ryan.
Tranqui, chica.
Tomo una profunda bocanada de aire y recito mentalmente lo que ya se ha convertido en un mantra: El Plan. Texas. Pasar página. La nueva Jamie.
Vuelvo a echar a andar, porque me ha dejado demasiado inquieta como para quedarme ahí de pie y basta.
¿Tienes el avión hoy mismo? me pregunta, cogiendo fácilmente el ritmo de mis andares.
No voy en avión, voy en coche contesto, y veo la confusión reflejada en su rostro. Nikki se había quedado atrapada en una reunión y le había pedido a Ryan
que me fuera a buscar al aeropuerto justo una semana antes. Otro encuentro en el que también sentí tanto las chispas como las explosiones… pero no me tocó ni una
sola vez.
Sinceramente, tengo que acabar con este recuento mental o me acabaré acomplejando.
¿Tienes pensado disfrutar un poco yendo de compras en busca de un coche hoy o qué?
Nikki y Damien me han regalado un coche por mi cumpleaños musito, porque aún me siento un poco avergonzada por un regalo tan exagerado, aunque no le
va a parecer exagerado a un chico como Damien. Estoy bastante segura de que a él, ni Australia le parecería demasiado.
Feliz cumpleaños dice Ryan, con esa voz que me hace pensar que él sería un regalo condenadamente bueno, especialmente con un gran lazo rojo en el sitio
adecuado.
Carraspeo e intento apartar la idea de mi cabeza.
Ya. Sí, bueno, en realidad no es mi cumpleaños. Simplemente tenían pensado regalármelo porque… bueno, mi Corolla ha visto tiempos mejores, y yo les dije
que no podía aceptarlo, pero Nikki dijo que… entonces me callo, encogiéndome de hombros.
Es una buena amigadice Ryan, que ahora va andando por la orilla con las olas rompiendo alrededor de sus pies.
Está fría le digo, indicando sus pies con un gesto de la cabeza.
Un poco contesta él, inclinando la cabeza y observándome antes de clavar sus ojos en los míos, pero estoy dispuesto a soportar cualquier cosa con tal de
conseguir lo que quiero.
¡Guau!
Claro digo tragando saliva, y cierro los puños para evitar inclinarme hacia él, agarrarle del cuello de la camisa y besarle. Hum… Bueno, ¿y qué es lo que
quieres?
Andar por la playa contigo, por supuesto.
Y ahí está: esa explosión, ese estallido. Me coge de la mano con gesto ligero y casual. Aparentemente amistoso, pero que en realidad es mucho más que eso.
Es apasionado, pienso. Fuerte, silencioso, firme. El tipo de hombre que sabe lo que quiere y va a por ello, metódica e infatigablemente.
¿Va él por mí? Me estremezco ligeramente mientras me sumerjo en una pequeña fantasía de De aquí a la eternidad. En realidad nunca he visto la película, pero sí
he visto la famosa escena de sexo en la playa y estoy encantada de dejar que mi imaginación rellene los huecos.
No vas a regresar hoy a Texas, ¿verdad? Me dice mirándome muy de cerca, con una mirada tan profunda e intensa como el Pacífico que está a nuestras
espaldas Has estado toda la noche sin dormir, no deberías correr ese riesgo.
Y no voy a hacerlo replico, imaginándome las olas rompiendo sobre nuestros cuerpos, con el ardiente cuerpo de Ryan encima del mío, voy a dormir aquí
esta noche y saldré mañana por la mañana temprano.
Me alegro de oírtelo decir susurra con una voz tan suave como el whisky, y me pregunto si no me estaré emborrachando un poco con ella, me preocuparía
por ti.M e quedo ahí parada, sintiendo todo tipo de cosas, esperando que dé el primer paso, pero no lo da.
Me digo que eso es bueno.
Y luego me digo a mí misma que soy una maldita embustera.
Y después me recuerdo a mí misma lo del Plan.
¿Pero sabéis qué? A la porra el Plan. Después de todo, el Plan es para Texas. Lo que quiero decir es que prácticamente ya tengo decidido que mientras esté en
California, Jamie Archer es un completo desastre, así que ¿por qué no ser un desastre por última vez con este tío increíblemente sexy que me provoca cosquilleos?
Salvo que eso no parece que vaya a ser posible.
Porque Ryan no da ni un paso. Sopeso la posibilidad de dar yo el paso. Después de todo, nunca he sido tímida a la hora de ir detrás de un chico al que quería
llevarme a la cama. Sin embargo, con Ryan parece como si no pudiera dar el primer paso, y es raro. Me siento tímida y torpe, y yo nunca soy tímida ni torpe.
Quizá sea el efecto persistente del Plan. Culpabilidad residual. Pre-justificación. El subconsciente que me dice que si él me persigue, entonces un polvo californiano
está bien, pero que si soy yo quien va tras él, eso va contra las reglas.
Todo lo cual no es más que una montaña de tonterías retorcidas y complicadas, pero nunca he dicho que mi subconsciente no sea retorcido.
Ve a por él y punto.
Mierda, esto no debería resultar tan difícil, francamente, vamos. Cuando decidí tirarme a Kevin en segundo de Bachillerato le encerré en la lavandería, le puse la
mano en la entrepierna y le pregunté si quería follar. Entonces, ¿por qué diablos me siento como una niña de sexto de primaria coladita por un chico, en lo que a Ryan
Hunter se refiere?
Vale, muy bien, me voy a tirar a la piscina…
Así que eso es lo que hay le digo carraspeando, sin añadir nada más. Pienso que tal vez va a retomar el hilo.
Pero no lo hace. Sencillamente se me queda mirando con inocente interés y tranquila curiosidad. Su expresión es suave, y sin embargo, tengo la neta sensación de
que se está divirtiendo.
Sencillamente no te entiendo le digo bruscamente.
¿Ah, no?
Hemos pasado buenos momentos, ¿no? Y he visto cómo me mirabas le digo pasándome

Orden de autor: Kenner, Julie
Orden de título: Dómame
Fecha: 08 ago 2016
uuid: 2488c730-a9fa-498a-a5a5-b13443750880
id: 72
Modificado: 08 ago 2016
Tamaño: 0.55MB

Novela kindle  Comprimido: no

Novela kindle Format : True 

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Domame – Julie Kenner.pdf
Domame – Julie Kenner.pdf
Domame – Julie Kenner.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

---------