---------------

Dulce Sara – Mercedes Alonso

Dulce Sara – Mercedes Alonso

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Dulce Sara – Mercedes Alonso

Tu abuela está saliendo con alguien dice mi madre al otro lado de la línea telefónica con un toque de histeria en la voz que, supongo, ira in crescendo según aumente el ritmo de la conversación.
¿ Quieres decir que la abuela tiene novio? pregunto con sorpresa, puesto que desde que la abuela Charo enviudó hace más de veinte años nunca ha salido con ningún hombre.
Si a su edad puede llamarse novio a un hombre que sale con ella, que la lleva a cenar, a bailar y a pasear, y es el motivo por el que ya nunca está en casa, entonces sí.
P ero mamá, eso es fantástico respondo sintiéndome muy bien por mi abuela, que a sus setenta años ha decidido que ya era hora de enamorarse de nuevo.
¿ Cómo puedes decir que te parece fantástico? se sorprende mi madre comenzando a elevar el tono de voz.
Siempre te quejas de que la abuela te vuelve loca porque esta todo el día a tu alrededor y no paráis de discutir. Ahora tiene algo con lo que entretenerse, lo cual te deja a ti tiempo libre para hacer lo que
quieras. Además, me parece muy positivo que a su edad tenga ilusiones y ganas de hacer cosas más allá de ir al médico y a la farmacia mi tono de voz es tranquilo, pues intento que mi madre se relaje y no
dramatice como hace siempre.
Mira, Sara, no soy uno de tus pacientes y no necesito que me hables con ese tono condescendiente que utilizas con ellos. La situación es grave, la abuela ha cambiado de un día para otro, parece una niña de
quince años, se arregla excesivamente para salir con ese hombre, se ha comprado ropa nueva e inapropiada para su edad y hasta se ha apuntado a yoga pone todo su énfasis en la última frase, como si el hecho de
apuntarse a yoga fuese motivo para convocar una cumbre europea.
Mamá, soy tu hija y te hablo como tal. No veo problema alguno en que la abuela salga con alguien y se divierta.
P ero lleva veinte años viuda, nunca ha salido de casa e, incluso, vendió su piso para trasladarse al nuestro. No te imaginas la cantidad de discusiones que esa decisión que tomó unilateralmente ha causado
entre tu padre y yo, y ahora, de un día para otro, me dice que es muy probable que se vaya a vivir con Fabio.
¿ Quién es Fabio? Pregunta retórica, puesto que imagino a quién corresponde ese nombre.
P ues el novio de tu abuela. ¿ Quién iba a ser si no?responde mi madre comenzando a sollozar.
¡Oh, vamos, mamá! No es tan grave. ¿ Por qué no respiras hondo e intentas tranquilizarte? digo en un intento de calmarla, aunque desde el principio he sabido cómo acabaría esta conversación que aún
puede darme tantas sorpresas. ¿ Dónde le ha conocido? pregunto con curiosidad, puesto que mi abuela no sale demasiado de casa y cuando lo hace suele ir acompañada de mi madre.
En la consulta del traumatólogo solloza. Fabio es su traumatólogo, ¿ puedes creerlo? P or eso últimamente no quería que la acompañara a la consulta. Además, él tiene sesenta y cinco años, ¡cinco años
menos que ella! grita. Y no escucha a nadie… sé que él solo intenta aprovecharse de ella… y…
¿ Está casado? Intento añadir un poco de cordura a esta conversación que se me está yendo de las manos.
P ues claro que no. Es viudo dice dejando de llorar de repente.
Entonces, ¿ cómo puede aprovecharse de ella? Los dos son mayores, viudos y pueden tomar sus propias decisiones. La abuela no es precisamente rica, y supongo que él, siendo traumatólogo y estando aún
en activo, tiene una posición económica más desahogada que ella, así que solo queda una opción, y es que sienten algo el uno por el otro digo intentando simplificar las cosas.
Pues a mí sigue sin parecerme bien que tu abuela, a los setenta años de edad, vaya por ahí con esa especie de medias transparentes contoneándose como una adolescente y jugando a las parejitas felices con
un hombre más joven. ¡Es ridículo! exclama.
Quizá deberías seguir su ejemplo y apuntarte a yoga, va muy bien para relajarse añado con segundas intenciones, ya que mi madre, como siempre, tiende a llevar las cosas al extremo.
¿ Qué tonterías dices? ¿ Estás de su parte o de la mía?
No hagamos de esto una guerra a dos bandos. Os quiero a las dos, mamá, y no puedo decir que lo que hace la abuela me parezca mal.
¡P ues que sepas que no pienso dejar de la abuela se salga con la suya! grita, y cuelga el teléfono dejando claro que es ella quien tiene la última palabra.
Me acomodo en el sillón mirando hacia la ventana y doy un largo trago a mi bebida, lo cual resulta poco reconfortante porque el hielo se ha deshecho aguando el transparente líquido y acabando con todas las
burbujas.

Pages : 96

Autor : Mercedes Alonso

Comprimido: no

Format :True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Dulce Sara – Mercedes Alonso

Mi madre está enfadada, pero sé que pronto se le pasará y volverá a llamarme. Miro el reloj, calculo que aún quedan un par de horas para que lo haga, y las aprovecharé para tomar un largo y relajante baño.
Ojalá tuviera una de esas maravillosa bañeras de patas que aparecen en tantas películas americanas. Podría llenarme una copa de champán y soñar que soy una de esas glamurosas actrices. Pero solo tengo una

Puedes Leer Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En Tu Sitio Favorita Amazon!! 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Dulce Sara – Mercedes Alonso

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Dulce Sara – Mercedes Alonso.pdf
Dulce Sara – Mercedes Alonso.pdf
Dulce Sara – Mercedes Alonso.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------