---------------

Empezar otra vez – Helena Sivianes

Empezar otra vez – Helena Sivianes

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Empezar otra vez – Helena Sivianes

Llegué a mi primera entrevista de trabajo y aún faltaban veinte minutos para que fuera la hora. Esperaba que la experiencia fuera perfecta porque quería tener
todo mi tiempo cubierto, quería empezar de cero y la vida me estaba dando otra oportunidad. Aunque me llegara después de la muerte de mi padre, no pensaba dejarla
escapar.
Cerca había un Starbucks y decidí tomarme un café con mi madre para que el tiempo pasara algo más rápido, no quería parecer desesperada por la oportunidad
que me estaban dando al llegar con tanto tiempo de antelación.
Cariño sabes que no te hace falta el trabajo. Gracias a Dios tenemos nuestras necesidades cubiertas. Sé que respetaba mi decisión, pero eso no significaba
que intentara disuadirme de ella.
Mamá, sabes tanto como yo que necesito esto, quiero empezar de cero. Si no, no lo haría. Me encantaba la sinceridad que siempre compartíamos. Bueno,
siempre no, desde hacía cuatro años.
Lo sé, Maggie, y sé que lo vas a hacer genial, déjalos con la boca abierta. Me agarró la mano y me dio un apretón dándome las energías que en ese momento
necesitaba.
Me levanté, le dediqué mi mejor sonrisa y salí de la cafetería. Ya estaba en la puerta de la librería Myles’s, solo tenía que demostrar lo que valgo y conseguir ese
trabajo. Estaba a quince minutos andando de la universidad, era perfecto y, si me habían llamado para realizar una entrevista con tan poco tiempo de reacción, es porque
algo les habría gustado de mi currículo.
La librería era impresionante, hermosa, enorme y a la vez acogedora. Me recordaba a esas películas clásicas donde salen esas maravillosas bibliotecas con
estanterías hasta el techo, con mesas entre las estanterías para poderte sentarte con comodidad y perderte en un libro. El olor a papel, tanto nuevo como viejo,
impregnaba mis fosas nasales, luz tenue, música clásica de fondo, era impresionante. Sí, haría todo lo que estuviera en mi mano, esperaba conseguir el trabajo porque ese
era el sueño de cualquier apasionado de los libros como era yo.
Venga Maggie, ya solo quedan cinco minutos y divagas en esta maravillosa librería, así que anda hacia el mostrador y preséntate, pensé para mí misma.
Hola…. Soy Margaret Clay. Venía a una entrevista, me ha llamado Nicole…¡Vaya! No sabía su apellido.
Hola, señorita Clay. Siga hasta el final del pasillo y allí encontrará una pequeña salita. La señorita Méndez ahora mismo la atenderá.
La chica del mostrador era muy guapa, tenía la típica pinta de bibliotecaria con sus gafas al borde de la nariz, pero unos impresionantes ojos verdes, pelo cobrizo
ondulado y unos labios carnosos hacían que se notara que arreglada tenía que ser un bellezón.
No dejaba de mirar a todos lados porque aquella librería era una maravilla. Si no fuera por lo nerviosa que estaba me hubiera parado en cada una de las estanterías
a mirar los lomos y portadas de cada libro. El pasillo por el que iba pasando era una sección de libros antiguos, seguro que había más de una rareza de precios
incalculables.
Llegué a la salita y ni me dio tiempo a observarla. Sólo vi un pequeño sofá en el lateral derecho con una mesita delante y un jarrón con preciosas margaritas
amarillas. No pude ver más porque la puerta que tenía delante de mí se abrió.
Salió una mujer esbelta, con pelo tan rubio o más que el mío recogido en una cola alta. Vestía una falda con vuelo de color verde hierba, una blusa amarilla y unos
zapatos de tacón. Se acercó hasta mí y me tendió la mano.
Buenos días, señorita Clay. Soy Nicole Méndez, hemos hablado esta mañana por teléfono. Si me acompaña podremos empezar con la entrevista.
Así me gustaba a mí la gente, directa y al grano, para qué andar con rodeos. Estaba más que preparada para lo que quisiera preguntar, sólo llevaba dos semanas
en los Ángeles y tuve que organizar muchas cosas, pero la entrevista había sido una de ellas.
Gracias por recibirme. Por favor, llámame Margaret.
De acuerdo, siempre que recuerdes que me tienes que llamar Nicole.
Sí, eso era una buena señal. ¡Yo podía con aquello!
Entramos en la oficina que había tras la salita. Era pequeña pero acogedora y, como toda la librería, esta también tenía las paredes forradas de libros, exceptuando
la que tenía frente a mí porque era un enorme ventanal que la ocupaba de lado a lado y del techo al suelo. Por él entraba una maravillosa luz para perderse horas y horas
entre páginas de libros. Frente al ventanal había una enorme mesa de caoba repleta de papeles y justo en el centro mi currículo.
¡Joder! Mal momento para que los nervios hiciera aparición, eso no era bueno porque se me suelta la lengua y mi lenguaje suele ser muy vulgar cuando pasan
estas cosas. En algo se me tenía que notar que he pasado mis últimos trece años al sur de España con la alegría andaluza.
Bueno pues empecemos, esto va a ser rápido, no te preocupes. Sólo necesito que respondas a un par de preguntas y habremos terminado.
Sí claro. Sin problema, ¿qué necesita saber? «Venga sabes que lo puedes hacer Maggie», me daba ánimos mentalmente.
Veo que has pasado prácticamente toda tu vida en España, tu acento te delata. También cuentas que has llegado hace solo un par de semanas a Los Ángeles y
que te acabas de matricular en Literatura en UCLA. ¿Por qué te gustaría trabajar con nosotros?
Me encantan los libros, leo de todo, se podría decir que soy una adicta a la lectura. Siempre he tenido uno entre las manos, mi ilusión es que algún día esos
relatos que siempre llevo emborronados en mis cuadernos se hagan realidad y los pueda ver rodeados de maravillas literarias como las que hay aquí. ¡Vaya! Esa era
fácil, tenía muy claro mi futuro y sabía qué respuesta dar para expresarlo.
Muy buena respuesta. A ella también le gustó mi contestación y di saltitos de alegría en mi interior. Tenía preparada una segunda pregunta, pero creo
que tú y yo nos vamos a llevar muy bien, así que te explico cuáles son las condiciones. ¡Sí, sí, sí! Me va a ofrecer el puesto de trabajo. Aquí ofrecemos puestos de
becarios para estudiantes, no es un sueldo muy grande, pero suele ser el necesario para cubrir los gastos mínimos que puede causar la universidad. Queríamos contratar
a alguien que no fuera de la zona, que trajera un nuevo punto de vista a esta pequeña librería y tu currículo cayó en mis manos.
Sí, lo acepto, no hace falta que me explique mucho más. Ahí estaba mi ímpetu andaluz. Esperaba no haber metido la pata porque el bote que acaba de dar en
el sillón delataba mi ilusión.
Vale, perfecto. Pues ahora solo queda que nos pases tus horarios de clases para que podamos cuadrar tus turnos de trabajo. Sé que aún quedan dos meses para
empezar las clases, pero… ¿te gustaría empezar mañana en Myles’s?
Mamá y yo salimos a comer fuera, teníamos que celebrar que al día siguiente empezaba a trabajar. Lo haría por la tarde, solo dos horas para que me explicaran
cómo iba el funcionamiento, así que por la mañana iríamos a un par de concesionarios a buscar un coche porque no podía tener a mi madre llevándome todos los días
hasta que empezaran las clases. Es cierto que tenía muchas libertades en su trabajo, es el privilegio que tiene por ser una de las mejores gerentes de la empresa de
vigilancia española que se abría camino ahora en Estados Unidos, por eso nos fue tan fácil mudarnos y dejar atrás tan doloroso pasado.
Un precioso Fiat 500 celeste, me enamoré nada más verlo. Estaba prácticamente nuevo y mi madre no me dejó ni preguntar el precio, sólo necesito ver la

Pages : 61

Autor : Helena Sivianes

Comprimido: no

Format :True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Empezar otra vez – Helena Sivianes

expresión de mi cara para comprarlo, dijo que era mi regalo por lo bien que lo llevaba todo.
Sí, ya había conseguido todo lo que me había propuesto: universidad, trabajo y coche. Sólo nos quedaba llegar a casa rápido porque ya eran

Puedes Leer Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En Tu Sitio Favorita Amazon!! 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Empezar otra vez – Helena Sivianes

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------