---------------

Espía letal – John Le Monde

Espía letal – John Le Monde

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Espía letal – John Le Monde

Así lo hice con una servilleta que estaba al lado de la fuente.
Di el primer mordisco y se me quedo en la boca pegado. Trate de despegarlo para poder masticar y tragar pero tenía problemas. El gusto era demasiado dulce y
pegajoso.
Los hace mi mujercita- dijo contento, yo era el único que los había probado: No puedo traerlos nuevamente a casa, así que si me hace el favor se los lleva al terminar
nuestra conversación- dijo satisfecho.
Yo tenía miedo de atragantarme así que le pedí con voz ronca si podía beber su agua abierta en la botella delante de él.
Me dio la botella y trague todo de un golpe. El pedazo se despegó y pude tragarlo.
Siéntese – me ofreció amablemente.
Saco una foja de color amarillo y me la dio en la mano.
Allí está toda la información de nuestros jefes de estaciones en las capitales europeas. Quiero que trate de memorizar todo y escribir los teléfonos en su teléfono
móvil con el sistema secreto de androide Cuásar que nuestra Agencia invento. Así nadie puede hacerse con la información que se destruye en otras manos.-
Entendido- dije.
Le voy a explicar cómo haría yo este trabajito si estuviese en sus zapatos…-me dijo muy diplomáticamente: Por supuesto después puede hacerlo a su manera.
Mientras tenga éxito y destruya a las células secretas en las diversas capitales estamos contentos- dijo y sonrió.
Me gusta Usted.- le dije: Lástima que solo trabajaremos en un solo caso juntos –
Gracias, es mutuo. Además es un gran caso y largo de unos seis meses…, casi-
Y comenzó a explicarme su método.
COPENHAGEN
El avión de Norwegian Airlines, bajo exactamente a las 14,30. Las temperaturas estaban ya sobre el cero en el termómetro, cerca de los cinco grados centígrados, así
que parecía que pronto llegaría la primavera para los daneses. Para mí eso era frio. Así que traje dos valijas con ropa surtida. Norwegian cobra un recargo muy caro por
la segunda maleta y solo hasta 20 Kilos.
Lo bueno de esta compañía aérea es que es puntual, limpia, aunque frugal y cara con sus menús de abordo. Muy amables y aviones nuevos e impecables.
Salí del avión lentamente. Los escandinavos son gente muy amable pero lenta. Sacan las maletas de mano recién en el momento en que tienen que salir del avión. Los
israelíes, en cambio ya han bajado la maleta del compartimiento en el momento en el que el avión para su marcha. Hasta pasajeros que sacan las maletas aun cuando el
avión no ha parado todavía.
Al salir del avión hay que atravesar toda la zona comercial del aeropuerto para bajar un piso hasta donde llegan las maletas.
Muy buen servicio con indicadores que demuestran las maletas con minutos de llegadas.
Uno de los aeropuertos de Europa que me encantan por ser pequeños, elegantes y prácticos.
Por supuesto todo es carísimo, y no se puede comprar nada.
Mi jefe de estación me estaba esperando fuera del aeropuerto, ya que no podía aparcar, en la zona de corto aparcamiento, siempre llena de extranjeros que dan
vueltas para no pagar y hacen el aparcamiento muy difícil.
Tenía un Mercedes viejo y sucio. En Dinamarca, lavar un auto es carísimo, y los daneses lo lavan ellos mismos los domingos.
El hombre se llamaba Erik Larsson, era un sueco rubio y alto. Llevaba el pelo muy largo con un nudo hacia atrás y una cola.
Estaba vestido con una campera tipo militar, Jeans y zapatos gruesos.
Yo estaba tiritando aunque llevaba una chaqueta azul con un sweater, camisa y camiseta interior. El humo salía de mi boca al saludarlo.
Me acorde que lo había visto hacia unos años atrás , en la isla de Chipre, cuando él era perteneciente a las tropas de las Naciones Unidas allí, tratando de separar
por métodos pacíficos los turcos de los griegos, sin éxito.
Entramos en su auto y puse mis manos bajo mis piernas para calentarlas.
Erik se dio cuenta y me dijo que en unos minutos me sentiría mejor ya que aquel auto tenía calefacción hasta en los asientos.
Ahora ya no hace tanto frio – me dijo sonriendo: Tenía que haber venido hace dos semanas, se le hubiera congelado el culo-
Gracias- le respondí, mientras trataba de descongelar mis manos, frotándolas contra mis pantalones.
Luego salimos disparados hacia el puente entre Dinamarca y Suecia. Este puente se extiende por unos 18 minutos a 60 Kilómetros por hora sobre el Báltico.
Debajo del puente pasa el tren que lleva al centro de Malmoe desde el Tivoli, o estación central de Copenhague.
El viaje sobre el puente que costo 10 billones de euros construirlo no es gratuito. 28 euros solo ida. Es muy cómodo y termino con los viajes en ferry, que era lo que
se hacía hasta que terminaron de construir aquella maravilla europea.
En menos de media hora ya estábamos en el distrito llamado Rosengard. Un distrito con edificios cuadrados y en tipo bloques, en donde viven todos los inmigrantes
que piden asilo, normalmente sirios, iraquíes, palestinos, turcos, ex yugoeslavos, somalíes y demás países africanos.
El auto entro en una calle llamada Ramels vaeg y paro delante de un bloque de viviendas de color gris con una raya de color fresa cerca del techo a lo largo de este
edificio cuadrado.
Lo impresionante era que todos los balcones tenían una antena satélite de televisión privada, que hacía más feo aquel edificio.
No es el Ritz no?- me dijo Erik con una sonrisa, apagando el motor.
Esto es feísimo- le dije: Como lo encontraste?-
Todos los que piden asilo en este país, se les da inmediatamente 4000 coronas por mes, vales para muebles de IKEA y un apartamento con una habitación por ser
humano…todo gratuito pagado por los impuestos de los ciudadanos del país-
Quieres decir que si una familia tiene cinco niños se les da cinco habitaciones?- pregunte asombrado.
No- respondió mi Jefe de Estación.
Ah! Ya me parecía extraño- respondí demasiado rápidamente.
Seis habitaciones!- respondió secamente Erik: Una habitación para los

Pages : 114

Tamaño de kindle ebook :  855 kb

Autor De La  novela : John Le Monde

kindle ebooks Comprimido: no

kindle Format : True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Espía letal – John Le Monde

kindle – Puedes Leer la novela  Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Espia letal – John Le Monde.pdf
Espia letal – John Le Monde.pdf
Espia letal – John Le Monde.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

1 Comment

  1. este libro es fantástico, pero hay que leer la trilogía desde el primer libro.el primero se llama el espía que volvió del desierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

---------