---------------

Fiesta, sangría y un muerto – Julia Montenegro

Fiesta, sangría y un muerto – Julia Montenegro

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Fiesta, sangría y un muerto – Julia Montenegro

Las curiosas oyentes ni siquiera parpadearon.
-No me quedó más remedio que entrar por la habitación de Óscar -dijo luego-. Era la única de la primera planta con terraza, y Óscar estaba abajo en la cafetería. Lo
había comprobado.
Pero todavía no habían acabado sus problemas. Cerca de la terraza había una plantación de cactus que Ana no vio y el vestido se le enganchó por siete u ocho sitios
distintos.
Lo peor fue que al entrar en la habitación, toda sucia, mojada y enfadada, se chocó directamente con el inquilino del cuarto.
-Entonces, ese chico tan guapo se llama Óscar -afirmó Sole.
-Es muy guapo, sí -dijo Cris.
-¡Ha tenido que pillarme así! -se quejó Ana-. ¡Justamente él!
-¡Vaya! -dijo Elenita- Un chico alto, guapo y preocupado por ti. No sé qué problema puede suponer eso.
-Venga chicas -dijo Caro-, mejor la dejamos en paz y que se recupere del susto. Mañana te veremos -añadió dirigiéndose a Ana.
* * *
-¿No es ese Julián Altozano? -dijo Cris al día siguiente, poniéndose las gafas y señalando hacia la puerta del hotel Playamar- El actor de Enemigos irreconciliables.
-Creo que sí -dijo Elenita entusiasmada-. ¡Está guapísimo! Más aún que cuando era jovencito.
Las cuatro señoras se disponían a desayunar en la terraza del hotel, cuando se encontraron con una celebridad local. Julián Altozano había triunfado en el cine.
-Pues el otro día leí en una revista que estaba en Hollywood rodando una peli de espías -dijo Sole-. ¿Cómo puede estar aquí?
-Sí que es él -afirmó Caro-. Susana me dijo ayer que vendría a la fiesta de aniversario de la graduación de su curso. La que ayer nombró Ana.
Susana, la sobrina-nieta de Caro, dirigía el hotel Playamar y estaba casada con Edu, el sobrino-nieto de Cris. Todo quedaba en familia.
-Han organizado una celebración por todo lo alto -continuó Caro.
-¡Claro! -dijo Cris- ¡Como tienen un famoso …!
-La fiesta es esta noche -explicó Caro-. Los aperitivos se servirán en el jardín.
-¿Vamos a hacernos un selfie con él? -preguntó Elenita tomando la iniciativa.
-No sé si podremos -dijo Cris-. ¡Mirad! Lleva guardaespaldas.
-No importa -dijo Sole.
Se dirigían hacia el actor precedidas por su perrito, Sir Lucas, que trotaba alegremente unos metros por delante, cuando oyeron un exabrupto.
-¡Maldito perro! -exclamó el actor, intentando sacudirle una patada.
Sir Lucas, que consiguió esquivar la coz por muy poco, lo miró entre asombrado e indignado y se refugió detrás de Sole.
-Casi me hace caer, el chucho de las narices -siguió protestando el actor con malos modos.
Eso echó por tierra toda la admiración de las señoras.
-Oiga usted -dijo Elenita enfadada-, esa no es forma de tratar a un perro.
-Que sea usted famoso -añadió su hermana tranquilizando a su mascota con leves palmaditas en el lomo-, no le da derecho a hacer eso.
-Es usted muy maleducado -acusó Cris.
-¡Qué mal llevan algunos la fama! -exclamó Caro.
El actor, algo sorprendido porque no estaba acostumbrado a los reproches sino a los halagos, no se mostró arrepentido.
-Debería estar prohibido traer animales a los hoteles -dijo-. Por poco tropiezo con él. Apártenlo de mi vista y no tendremos problemas.
E hizo un gesto a su gorila, que se acercó a las cuatro señoras con actitud amenazadora: echaba el cuerpo hacia delante, apretaba los puños y adelantaba la cabeza.
Las ancianas no salían de su asombro.
-¡Y pensar que a mí me parecía guapo y encantador! -dijo Cris más tarde.
-Pues como persona es un asco -dijo Caro.
-No pienso ver ni una sola película suya más -dijo Sole.
-¡Que le den! -dijo Elenita airadamente, mientras entraban en la cafetería.
-¡Elenita! -exclamó Sole avergonzada de que alguien pudiera oírla- ¡Qué lenguaje te gastas!
-¿Qué quieres decir? -preguntó Cris, que casi siempre era la última en entender las cosas- ¡Ah, ya! ¡Huy! Ji, ji. ¡Que le den por …! Yo opino lo mismo.
-¡Eso! -protestó Sole- ¡Anímala!
-¿Que pasa? -preguntó Elenita, haciéndose la inocente- Yo sólo quería decir que ojalá que alguien le diera una patada en el c …
-¡Otra vez!
-¡Remilgada!
* * *
-¿Lleváis los audífonos? -susurró Sole a sus amigas.
-Sí -contestaron Elenita y Cris a la vez, también en voz baja.
-Puestos y conectados -dijo Caro en el mismo tono-. Les he cambiado las pilas.
Espiaban a Julián, el actor, y a otros dos jóvenes en los jardines del Playamar. Uno de ellos era Óscar, el chico que habían visto con Ana la tarde anterior. Los tres
eran morenos, delgados y vestían de manera informal, pero así como los vaqueros viejos y desgastados de Óscar y del chico desconocido indicaban la poca importancia
que éstos le daban a la ropa, los glamurosos vaqueros desgastados a máquina que llevaba el actor, delataban que éste vivía de su imagen.
-Miguel llega tarde -dijo Julián-. Como siempre.
-Estará mirándose al espejo y peinándose -dijo Óscar.
-Ja, ja, tienes razón -dijo el otro chico-. Si para ponerse un vaquero y una camiseta necesita tanto rato, no sé lo que hará esta noche para llegar a tiempo a la fiesta.
Hay cosas que nunca cambian
-Rafa tan filosófico como siempre -dijo Julián dándole un codazo a Óscar-. Tu tampoco has cambiado, y por lo menos ninguno de los dos os habéis quedado calvos.
-Pues, ahora que lo dices -dijo el que se llamaba Rafa, mirando fijamente la cabeza de Julián-, yo creo que tú ahora tienes menos pelo -bromeó.
Julián ganaba mucho dinero con su trabajo, que en una gran parte estaba relacionado con su aspecto físico, y no llevaba nada bien los comentarios de ese tipo.
-Claro que siempre puedes ponerte un peluquín y … -Rafa seguía con su broma.
-Te la estás ganando, majo -amenazó Julián.
-Ya quisieras -Rafa puso gesto de boxear-, todavía te puedo.
-Ponme a prueba -dijo Julián mosqueado-, y te enterarás.

Pages : 69

Autor De La  novela : Julia Montenegro

Comprimido: no

Format :True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Fiesta, sangría y un muerto – Julia Montenegro

-Oye, oye -dijo Rafa riendo-, que los golpes en las películas son pactados. No creas que porque actúes como si supieras

Puedes Leer Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En Tu Sitio Favorita Amazon!! 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Fiesta, sangría y un muerto – Julia Montenegro

Un dulce asesinato Crímenes en la playa 3 Julia Montenegro

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Fiesta, sangria y un muerto – Julia Montenegro.pdf
Fiesta, sangria y un muerto – Julia Montenegro.pdf
Fiesta, sangria y un muerto – Julia Montenegro.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

---------