---------------

Goleada – Susana Torres

Goleada – Susana Torres

Goleada – Susana Torres

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Mi saludo lleno de entusiasmo rebotó en las paredes del gabinete donde trabajaba.
La señora Paula estaba detrás del mostrador, como siempre, exhibiendo su mejor sonrisa, disponible tanto para sus chicas como para los clientes.
Vienes muy animada hoy, Belinda.
Por supuesto. Aunque sea lunes, una sonrisa y un buen ánimo siempre atrae a los clientes. Y además, hoy tengo varias citas, lo que significa, más dinerito para mi
bolsillo.
María, otra de mis compañeras asomó la cabeza al oírnos escuchar.
No sé qué les haces, hija mía. Todos te solicitan a ti.
Doña Paula rió con ganas.
Anda, déjala . Algo tendrá la muchacha para conquistarlos a todos, aparte de lo que salta a la vista, claro está.
Me guiñó un ojo, divertida.
Debes darte prisa, querida. Tu agenda está realmente cargada.
Fui a dejar mis cosas a la habitación que las chicas solíamos usar para cambiarnos. Tal y como le había dicho a la señora Paula, aquella mañana iba a ser muy
ajetreada.
Tenía varios clientes apuntados en la lista, deseosos por sentir mis manos mágicas en su cuerpo. María tenía razón, había conseguido ganarme buenos clientes, cosa
de la que estaba muy orgullosa. Gracias a eso, podía permitirme ciertos lujos. Esbocé una sonrisa mientras recordaba mi primer día en el gabinete de masajes.
* * * *
Harta de vivir en un mísero y cochino pueblo, donde solo habían burros y vacas, tomé la decisión de marcharme a la ciudad. Mis padres se opusieron totalmente,
diciendo que yo, a mis 20 años, no sabía nada de la vida, ni de cómo era vivir realmente en la ciudad.
Por supuesto, ellos querían que yo me quedara allí, cuidando de ellos, casada con algún pastor de ovejas y oliendo a queso y a leche toda mi miserable existencia.
Gran error, porque yo no estaba hecha para esa vida.
Tenía deseos y aspiraciones, pero sobre todo, tenía una ambición enorme. Quería salir y conocer gente, conocer el mundo, saber lo qué significaba bailar en una
discoteca, ligar con chicos guapos y tener sexo.
Pero por encima de todo eso, quería tener dinero. Mucho dinero. Me encantaba sentir el olor de los billetes en mis manos. Por eso, en cuanto llegué a la ciudad, con
los ahorros que tenía, me alquilé un pequeño piso, porque yo valoraba mucho mi intimidad, y no quería vivir en una habitación, donde me faltara el aire.
En cuanto tuve un techo seguro, empecé a buscarme un trabajo. En todo mi éxtasis, no me di cuenta de que una provinciana como yo, recién llegada, y sin
experiencia laboral, lo tenía casi imposible a la hora de encontrar algo para currar.
Busqué y busqué pero nada encontré hasta que se me ocurrió comprar el periódico, con la esperanza de que alguien necesitara una empleada de hogar. A esas
alturas, me daba igual limpiar culos de viejos o limpiar váteres. Estaba en una pequeña cafetería cerca de mi piso, leyendo el periódico, y un anuncio que rezaba lo
siguiente.
“Se necesitan chicas jóvenes, con buena presencia, para trabajo estable, bien pagado. Acudir personalmente para la entrevista”.
El corazón me dio un vuelco. No decía nada sobre tener experiencia, con lo cual ya tenía un punto a mi favor. Sin contar la buena presencia. No por pecar de
presumida pero tenía un cuerpazo de modelo.
Alta, delgada pero con relleno en los sitios necesarios, atraía miradas, tanto de hombres como de mujeres. Ellos querían tocar mi cuerpo y ellas me tenían envidia
porque la madre naturaleza me había regalado belleza. Mi cara era como de muñeca, suave, mis ojos eran de un color marrón claro, que en ocasiones parecía verde, mi
nariz recta y delgada, ni grande ni pequeña y mi boca carnosa.
Para completar semejante cuadro, mi sonrisa perfecta desarmaba hasta a los guerreros samurai y mi cabello negro que caía en ondas sobre mi recta espalda, te
invitaba a que lo acariciaras. La perfección pura.
Con nuevas esperanzas, le pregunté al camarero por la dirección que ponía en el periódico y el hombre, amable, seguramente hechizado conmigo, me explicó dónde
quedaba. Estaba bastante cerca, metido en unas calles laterales y solitarias, tardé unos

Orden de autor: Torres, Susana
Orden de título: Goleada
Fecha: 12 ago 2016
uuid: ab754d25-1a0b-460e-bebf-881134595609
id: 85
Modificado: 12 ago 2016
Tamaño: 0.52MB

Novela kindle  Comprimido: no

Novela kindle Format : True 

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Goleada – Susana Torres.pdf
Goleada – Susana Torres.pdf
Goleada – Susana Torres.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------