---------------

Ilusióname – Catalina Prado

Ilusióname – Catalina Prado

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Ilusióname – Catalina Prado

-Buenos días Maya, necesito que cuadres una reunión con todo el equipo de trabajo lo antes posible, voy a coordinar la boda del siglo. Se nos casa Deborah y yo
como hada madrina voy a regalarle la boda que se merece. Quiero en la reunión a todos los departamentos, fotografía, repostería, diseños, utilería, transporte,
floristería… en fin, todos y cuando digo todos -SON TODOS- concluimos las dos a coro.
Adoro a Maya, es mi mano derecha y la izquierda también, si fuese necesario ella puede correr la empresa sin mi presencia tiene mi entera y total confianza.
Entro a la oficina y como si fuera parte de la cultura oriental me quito los zapatos en la entrada, una vez mis pies tocan la alfombra me relajo inmensamente, me
encanta frotar mis pies en ella. Siento unos toquecitos en la puerta e interrumpen Maya y Darío, que como costumbre desean repasar la agenda de esta semana.
Rayos… por lo visto no tendré tiempo ni para respirar.
-Bueno manos a la obra, ya que estamos en la recta final con la boda de Kim, a esa niña la tengo agarrada del alma. Su anhelada boda es dentro de una semana y si
supiera que vi en la noche del sábado a su prometido que andaba estrujándose a la dama de honor en plena discoteca. Si hubiesen visto como la acorralaba en una
esquina y se toqueteaban descaradamente, vi como le metía la mano por debajo de la falda.
-Son unos sucios, MALDITOS. Cuando los tenga de frente se los diré, Kim es una niña muy dulce y no se merece esa puercada de parte de ellos –dice Darío con la
histeria que le caracteriza.
-Tú te quedas bien calladito, eso no es asunto nuestro –interrumpe Maya muy seriamente antes de dejarme convencer por Darío, pues me conoce muy bien.
-Lo nuestro es hacerle una boda de ensueño y lo vamos hacer como profesionales que somos, aunque luego se divorcien. En lo personal me molesta inmensamente.
Lo único que espero es que se comporten el día de la boda y no les de con follarse al séquito entero. Soy fiel creyente de la confianza y la fidelidad en cualquier tipo de
relación, para mí es la base de todo.
Una vez discutida la agenda de la semana me dirijo a la recepción junto a Maya y Darío, nos encontramos con un adonis, quien se encuentra de espaldas a nosotros
mirando hacia el horizonte.
–Pellízcame que debo estar soñando porque estoy viendo ángeles –susurra Darío en mi oído.
Maya profesionalmente continúa hasta su escritorio, pero sin alejar la vista de la espalda de aquel adonis y me hace un gesto con los ojos, la cual puedo interpretar a
la perfección y me causa mucha gracia ese cuerpazo esta buenísimo, veremos cuando se gire. Sin hacernos esperar más, el adonis se gira y me tropiezo visualmente con
unos ojazos turquesa acompañados de esa sonrisa lasciva que conocí el sábado en el banco, cuando me saboreó descaradamente. Dios, son hermosos de verdad. Siento
que se me hace la boca agua, tal tuviera de frente el mejor de los postres. Ahora si puedo catarlo mejor, vestido con un traje de entalle perfecto negro, camisa blanca
desabotonada en el primer botón, cual modelo de portada con las manos en los bolsillos. Aunque no me quedo atrás ataviada con un pantalón blanco que me entalla a la
perfección y una camisa satinada azul celeste de mangas largas. Puedo notar que mi presencia causa cierto efecto en él también juguemos el mismo juego querido, te
advierto que estas en mi cancha, así que yo pongo las reglas.
-Hola-dice con una voz pícara y se me erizan los pelos.
-Hola-digo parcamente, sin hacer notar mi nerviosismo.
-Hola y Adiós-interrumpe canturreando Darío y haciendo un gesto muy gracioso con la mano mientras se aleja, pero sin quitar sus ojos curiosos del adonis.
-Casualmente estaba por el área y vi tu auto, me preguntaba si tenías dos minutos disponibles que me puedas dedicar.
-Maya, atrasa la próxima reunión dos minutos por favor, voy a atender al caballero.
-Adelante por favor –digo señalando con la mano hacia la puerta de mi oficina.
Me siento muy cómodamente sobre mi escritorio con los pies colgando y lo observo mientras espero a que termine de examinarlo todo, incluyéndome. Aunque yo
también hago lo propio puedo notar su altura y me encanta, pocas veces puedo encontrarme con hombres que me tenga ventaja en altura. No es que sea gigantona
porque soy de una estatura promedio, pero me encantan los tacones bien altos y este adonis tiene la estatura perfecta para sobrepasar la mía en tacones. Que hago
pensando en nimiedades, ni siquiera se a qué se debe su visita.
-Bueno usted dirá solo tiene dos minutos no quiero ser descortés, pero realmente hoy estoy muy corta de tiempo y no suelo recibir visitas inesperadas.

Pages : 102

Autor : Catalina Prado

Comprimido: no

Format :True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Catalina Prado

-O sea que estás haciendo una excepción conmigo. -Oh… el niño sabe pensar, que tal es dos más dos. Se está agotando el tiempo y mi paciencia

Puedes Leer Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En Tu Sitio Favorita Amazon!! 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Ilusióname – Catalina PradoPrado

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

https://app.box.com/s/yfevurwwpewof27xpned273if8ittuq8
http://go4up.com/dl/737d8ae27297af
!AhKpqxOmldbbgxSaZn1SCa_-yiDI

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------