---------------

Juego de tronos – George R. R. Martin

Juego de tronos - George R. R. Martin

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De La novela 

Juego de tronos – George R. R. Martin

Lloraba dijo Will con el ceño fruncido. Ahora que el joven señor lo señalaba,
estaba claro. Si el Muro lloraba, no se pudieron congelar. No hacía suficiente frío.
Muy perspicaz asintió Royce. La semana pasada hemos tenido unas cuantas
heladas ligeras, y algunas ráfagas de nieve, pero en ningún momento hizo tanto frío
para que ocho adultos murieran congelados. Y te recuerdo que eran hombres con
ropas de piel y cuero, que estaban cerca de un refugio y que sabían cómo encender
una hoguera. La sonrisa del caballero no podía ser más confiada. Llévanos hasta
ese lugar, Will. Quiero ver a los muertos con mis propios ojos.
Y ya no hubo más que hablar. La orden estaba dada, y el honor los obligaba a
obedecerla.

Will abrió la marcha con su montura desgreñada, eligiendo cauteloso el camino
entre la maleza. La noche anterior había caído una ligera nevada, y había piedras,
raíces y depresiones ocultas al acecho del descuidado y el imprudente. A continuación
iba Ser Waymar Royce sobre el gran corcel negro que pifiaba impaciente. Un corcel
no era montura adecuada para una expedición de exploración, pero cualquiera se lo
decía al joven señor. Gared cerraba la marcha. El anciano guardia iba murmurando
para sus adentros mientras cabalgaba.
Caía la noche. El cielo despejado se volvió de un tono púrpura oscuro, el color de
un moretón viejo, y se fue tornando negro. Empezaron a aparecer las estrellas y una
media luna. Will agradeció la luz en su fuero interno.
Seguro que podemos ir a mejor paso dijo Royce cuando la luna brilló en el
cielo.
Con este caballo, no replicó Will. El miedo lo había vuelto insolente.
¿Quiere mi señor abrir la marcha?
Ser Waymar Royce no se dignó a responder.
En algún lugar del bosque, un lobo aulló.
Will hizo que su caballo se situara bajo un viejo tamarindo nudoso, y desmontó.
¿Por qué te detienes? preguntó Ser Waymar.
Mejor vamos a pie el resto del camino, mi señor. Está cerca, tras aquel risco.
Royce se detuvo un instante, mirando a lo lejos con gesto reflexivo. El viento frío
soplaba entre los árboles. La larga capa de marta se agitó tras él como una cosa
semiviva.
Aquí falla algo murmuró Gared.
¿De verdad? dijo el joven caballero con una sonrisa desdeñosa.
¿No lo notáis? preguntó Gared. Escuchad la oscuridad.
Will sí lo notaba. Llevaba cuatro años en la Guardia de la Noche, y nunca había
tenido tanto miedo. ¿Qué pasaba?
Viento. El susurro de los árboles. Un lobo. ¿Cuál de esos ruidos es el que asusta
tanto, Gared?

Entra   al mundo de los juegos  de tronos

Al ver que Gared no respondía, Royce se bajó del caballo con gesto elegante. Ató
el corcel a una rama baja, a buena distancia de los otros caballos, y desenvainó la
espada larga. La empuñadura refulgía con el brillo de las piedras preciosas, y la luz de
la luna parecía fluir por el acero pulido. Era un arma magnífica, forjada en Castillo, y
estaba nueva. Will pensó que nadie la había blandido jamás con ira.
Aquí los árboles están muy juntos avisó. La espada se os va a enredar con
las ramas, mi señor. Es mejor llevar un cuchillo.
Cuando necesite consejos, los pediré replicó el joven señor. Tú quédate
aquí, Gared, vigila los caballos.
Nos hará falta una hoguera. Gared desmontó. Yo me encargo.
¿Eres completamente idiota, viejo? Si hay enemigos al acecho en este bosque, lo
que menos falta nos hace es una hoguera.
El fuego mantendría alejados a algunos enemigos señaló Gared. Osos,
lobos huargos y… y otras cosas.
Nada de hogueras. Ser Waymar apretó los labios.
La capucha de Gared le ensombrecía el rostro, pero Will advirtió que tenía un
brillo duro en los ojos al mirar al caballero. Durante un momento temió que el
anciano fuera a desenvainar la espada. Era un arma corta y fea, con la empuñadura
descolorida por el sudor y melladuras en la hoja tras muchos años de uso frecuente,
pero Will no habría apostado nada por la vida del joven señor si Gared llegaba a
esgrimirla.
Nada de oh quédate aquí duró Gared entre dientes bajando la vista.
Royce lo consideró un acatamiento y se dio media vuelta.
Guíame dijo a Will.

Si te interesa saber mas de esta gran saga Entonces
Descargatela!!

Pages : 806

Autor : George R. R. Martin

Comprimido: no

Format :True PDF 

Idioma :Español-España 

Año: 1996

Descargar : Gratis

aquí descargar una serie de libros  . gracias 

que no te choques con el hielo  , que juego  de thrones  esta disponible!!

Canción de Hielo y Fuego

Aqui  podras ver la saga Juego de tronos

serie – saga  juego de tronos hielo  y fuego todas las parte!!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen Del libro  de tronos 

Juego de tronos - George R. R. Martin

El derecho estaba abierto. La pupila ardía con un brillo azul. Veía.
La espada rota se le cayó de los dedos. Will cerró los ojos para rezar. Unas manos
largas y elegantes le acariciaron la mejilla y se cerraron en torno a su garganta. Iban
enguantadas en piel de topo de la mejor calidad, y estaban pegajosas por la sangre,

Puedes Leer Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En Tu Sitio Favorita Amazon!! 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Libros Juego de tronos – George R. R. Martin

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------