---------------

Loki, esclavo de la Reina – Lana Scarlett

Loki, esclavo de la Reina – Lana Scarlett

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Loki, esclavo de la Reina – Lana Scarlett

Ella iba a replicarle, pero Loki la interrumpió. Se inclinó y susurró en su oído, haciendo que todo se cuerpo pulse con más fuerza y deseo que antes.
“Puedo olerlo en ti…tu calor, tu frustración, tu deseo. Necesitas que te follen como a una verdadera reina…”
Tal insubordinación por parte de Loki envió una descarga eléctrica a lo largo de la espina dorsal de Angrboda. ¿Quién se creía para hablarle así a una reina? De todas
formas, la había hecho mojarse aún más, con sus susurros y sus palabras sucias. Su clítoris estaba latiendo con furia, pero aun así permaneció en control.
Con un  hombre  movimiento lento y determinado, Angrboda levantó su falda por arriba de su cintura. Se quitó sus ropajes interiores con prisa, exponiéndose frente a Loki,
quien la miraba embelesado y sorprendido.
“¿Te gusta mi coño, Loki?” La reina se reclinó en el trono nuevamente, con las piernas bien abiertas delante del muchacho.
“S-si…” el susurró, con la mirada de un lobo hambriento.
“¿Es esto lo que quieres hombre  , verdad?” la reina pregunto mientras dibujaba círculos con sus dedos alrededor de su clítoris. La mirada de Loki sobre ella la hacía excitarse
aún más.
“Si….” Loki rugió entre dientes, su rostro pálido enrojecido por la lujuria.
“¿Eso es todo? ¿No tienes ningún chiste o comentario irónico que hacer? Parece que he dejado al gran hablador sin palabras….” Angrboda se regodeó mientras se
masturbaba frente a Loki. Movía sus dedos con más prisa alrededor de su clítoris, jugando con sus labios y sintiendo como los latidos en su interior crecían con placer.
Loki solo la contemplaba, como una bomba a punto de estallar. “Creo que le daré un mejor uso a esa lengua de plata. De rodillas”
Loki obedeció al instante, arrodillándose frente al trono. Su rostro estaba a la altura de su coño, y Angrboda podía sentir su aliento cálido contra sus muslos. Si bien
obedecía cada orden que la reina le daba, no había nada de sumiso en la conducta de Loki. Arrodillado entre las piernas de Angrboda, parecía una bestia agazapada,
esperando el momento justo para devorar a su presa. Y eso solo hacía que la excitación de ella creciera.
Cuando el rostro de Loki estuvo frente al sexo pulsante de Angrboda, ella retiró sus dedos, y sintió el aliento cálido y agitado de Loki contra los labios de su
entrepierna.
“¿Quieres probarlo?” La reina le ofreció con aliento entrecortado. El muchacho simplemente asintió con la cabeza. Angrboda lo recompensó ofreciéndole sus dedos
empapados, los cuales Loki lamió con hambre. Saboreó los fluidos de su reina como si fueran el más dulce néctar, deslizando su lengua entre sus dedos húmedos con los
ojos cerrados. Angrboda gimió con aprobación, y deseo que esa lengua estuviese deslizándose entre los pliegues de su coño.
Con un gemido, Angrboda retiró sus dedos de la boca de Loki, y se reclinó aún más atrás en su trono. Loki abrió sus ojos y supo exactamente lo que tenía que hacer;
deslizó su lengua entre los labios de Angrboda, enviando una descarga eléctrica a lo largo de su espina dorsal. La reina volvió a gemir mientras su cuerpo se agitaba e
placer, y Loki jugaba con su lengua entre sus piernas. Era muy bueno, besaba sus pliegues internos, los lamia, cosquilleaba su clítoris con su lengua y la reina sentía que
iba a enloquecer.
El rostro de Loki parecía haber sido esculpido en hielo, pero se sentía tan ardiente entre las piernas de Angrboda. Deslizaba su lengua hacia arriba y hacia abajo,
hasta que encontraba su clítoris y lo besaba. Sus manos sujetaban firmemente los muslos de la reina, que parecían arder y temblaban suavemente de placer.
Ella arqueo su espalda contra su voluntad, presa de una lujuria increíble, enredó sus dedos en los cabellos rojizos de Loki mientras el no paraba de lamerla.
“¿Te gusta el sabor de tu reina, muchachito?” ella apenas podía hablar entre gemidos y respiraciones entrecortadas.
“Lo amo…sabe tan bien, mi reina…” su aliento húmedo acaricio su entrada y Angrboda se estremeció de nuevo.
Loki le dio unos últimos golpecitos al clítoris con su lengua, antes de deslizarla dentro de Angrboda. Ella apenas podía controlarse para ese entonces, había sacado
sus pechos por el escote de su vestido y se los acariciaba con fuerza mientras Loki empujaba su lengua hacia atrás y adelante.
Su orgasmo estaba cerca; el cuerpo de la reina estaba agitándose sobre el trono, sus muslos temblando y su rostro arrebolado mientras Loki la follaba con su lengua.
Cuando él la curvó en su interior, Angrboda gritó de placer y todo su cuerpo se tensionó. Inconscientemente presionó su entrepierna sobre el rostro de Loki,
suplicándole que no se detuviese mientras el éxtasis la sacudía por completo.
Angrboda aún estaba pulsando con placer, cuando Loki se incorporó y le ofreció una sonrisa. Estaba visiblemente orgulloso de sí mismo, de cómo había podido
convertir a la poderosa reina en un desastre jadeante y húmedo. Suavemente, besó y lamió los muslos de su reina, limpiándola.
“Buen chico….” Angrboda ronroneó con aprobación, observando como Loki deslizaba su lengua por la cara interna de su muslo, aun sensible por el orgasmo.
“Limpia bien el desastre que has hecho….”
Loki obedeció, lamiendo la carne aun pulsante y enrojecida de su reina. Angrboda se mordió los labios mientras las olas de placer aun la atravesaban, más suave que
antes. Luego, colocó su pie en el hombro de Loki y lo pateó. El muchacho aterrizó sobre su trasero violentamente, los ojos abiertos de par en par por la sorpresa, bajo
sus pantalones se podía admirar una enorme erección.
“¿Tienes la polla dura, muchacho?” la reina preguntó, aunque la respuesta era obvia.
“Si, mi Reina….” El respondió con una sonrisa. Volvió a incorporarse sobre sus rodillas y sacó su polla de sus pantalones. Mientras miraba a su reina con ojos
hambrientos, comenzó a tocarse delante de ella. “Está muy dura, y lista para follarte….”
“¿Lo está?” Angrboda sonrió de nuevo, estudiando el miembro de Loki desde su trono. Tenía un tamaño considerable. Larga, gruesa y dura como roca, con un
mechón de hirsuto cabello rojizo coronándola. Juzgando por lo bueno que era con la lengua, con la polla debería ser aún mejor. Aún así, la reina dijo “Bueno, ya conoces
la salida….”
“¿Qué?” Loki abrió sus ojos aún más grandes, su rostro poseído por la confusión y la furia. Angrboda se regodeó con su frustración.
“Fue muy divertido pero ¿No creías que iba a follarte, verdad?” la reina se acomodó de nuevo su falda y su vestido. “Oh mi pobre muchacho lobo….”
“¿Por qué no?” ahora la voz de Loki era profunda y peligrosa “¿Acaso prefieres soldados estúpidos? ¿Con músculos grandes, pollas grandes, pero sin la más
mínima idea de cómo usarla? ¿Y luego tener que correrte sola en tu cama, usando tus dedos? Eso no es digno de una reina…”
“Cuidado como me hablas, muchachito…tienes una buena lengua pero yo no tengo reparos de cortártela si la usas para ofenderme….” Angrboda se puso de pie y
dio unos pasos amenazantes hacia Loki. El muchacho la fascinaba, pero este aún tenía mucho que aprender “No soy una campesina a la que le metes la polla y ya está
satisfecha. Yo soy una Reina, y follo con hombres, no con muchachitos….”
“Soy más viejo que tú, y lo sabes….” Loki respondió entre dientes apretados. Su polla aún estaba dura y enrojecida, desafiante al igual que él. La mayoría de los
hombres alzaba la voz cuando querían amenazarla, pero Loki simplemente susurraba. Sus amenazas eran más aterradoras de esa manera. Pero la voz aterciopelada de
Loki despertaba otra cosa en Angrboda. En ese mismo momento, sentía una fuerza primal atrayéndola hacia el dios pelirrojo.
“Deme una oportunidad, mi Reina….una oportunidad para complacerla, y no se arrepentirá….” Loki volvió a sonreír, sus dientes brillando bajo sus rizos rojizos y
sus ojos de esmeralda. Ni mujeres ni hombres podían resistirse a esa sonrisa. Angrboda tampoco.
“De acuerdo….” La reina asintió, tratando de lucir indiferente mientras sus rodillas temblaba de deseo “Ven a mi recámara esta noche….”
“No puedo esperar tanto….” Loki sonrió de nuevo mientras frotaba su polla hacia arriba y abajo con su mano.
“Deberás hacerlo…” La reina ordenó con una sonrisa cruel “Y deja de tocarte…te prohíbo que te autosatisfagas hasta esta noche….”
“¿Y cómo haré para aguantar hasta entonces?” Loki preguntó mientras detenía sus movimientos.
“No es mi problema….” Angrboda se mordió el labio inferior mientras se hacia esa misma pregunta para sus adentros. “Pero espero que esta noche tu polla este
bien dura….”
Parte tres
Fue difícil para Angrboda concentrarse en sus tareas de gobernante el resto del día. Loki había acaparado su atención, y cada vez que recordaba esos labios generosos
besando y lamiendo su coño, la reina se estremecía, deseando más.
Se reunió con sus súbditos y discutieron sobre algunos asuntos políticos. Los Asgardianos, liderados por Odín, estaban avanzando cada vez más sobre las tierras de
Jotunheim. Angrboda los despreciaba a todos. ¿Cómo se atrevían a invadir sus tierras? Pero ella había jurado hace mucho, cuando tomó el trono de Iron Wood, que
derramaría hasta la última gota de su sangre antes de que Odín se apodere de Jotunheim.
Luego de una ronda rutinaria por las fronteras heladas de Jotunheim, Angrboda volvió a su fortaleza. No había ninguna amenaza Asgardiana presente y además se
aproximaba una tormenta de nieve. Todas las entradas al castillo se aseguraron y la reina cenó en sus aposentos. Luego ordenó a sus sirvientes que le prepararan un
baño.
Mientras el agua caliente acariciaba su piel desnuda, Angrboda se relajó por completo en la tina. Cerró sus ojos y echó su cabeza hacia atrás, dejando escapar la imagen
profundo suspiro. No dejaba de pensar en Loki. Sus pezones asomaban por sobre la superficie del agua, rodeados de espuma de jabón. Angrboda se los estrujó con sus
dedos y gimió de placer, anticipando lo que viviría esa noche con Loki. A la distancia, los lobos aullaban en los profundos bosques de Jotunheim. A Angrboda le
gustaba el sonido que hacían los trucos , le recordaban a Loki, y a lo mucho que deseaba sentirlo dentro de ella.
Se hacía tarde y Loki no llegaba. Angrboda ya había salido de la tina y había secado su cuerpo y su cabello. Estaba en su cama real completamente desnuda, y con
su cuerpo vibrando de ansiedad por la ausencia de Loki. Los lobos seguían aullando afuera y su llamado de apareamiento la hacía aún más necesitada. La reina estaba
tan furiosa que era capaz de arrancarle la lengua a Loki y colgarla en su pared como decoración. Sus pezones dolían y sus interiores latían con una fuerza increíble.
Cuando ya no pudo soportarlo más, deslizó sus dedos entre sus piernas. Su frustración era tan grande que Angrboda sentía que moriría si no tenía algún tipo de
alivio pronto. Comenzó a jugar con el  joven  su clítoris, el cual ya estaba empapado. Gimió en la soledad de su recamara, pero sus dedos no eran suficiente. Necesitaba más.
Necesitaba a los trucos  llenándola con su polla. Angrboda estaba segura que lo asesinaría por la mañana, pero ahora mismo lo único que necesitaba era correrse.
Enterró sus dedos dentro de ella, embistiendo con frenesí. Usaba su otra mano para tocar y pinchar sus propios pezones. Era inútil, pero era lo único que podía
hacer en ese momento. Cuando su placer estaba pulsando dentro de ella, anunciando su orgasmo, una voz la interrumpió.
“Una reina frustrada, complaciéndose a si misma….que visión más cautivante….”

Pages : 20

Autor De La  novela : Lana Scarlett

Comprimido: no

Format :True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Loki, esclavo de la Reina – Lana Scarlett

Puedes Leer Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En Tu Sitio Favorita Amazon!! 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Loki, esclavo de la Reina – Lana Scarlett

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Loki, esclavo de la Reina – Lana Scarlett.pdf
Loki, esclavo de la Reina – Lana Scarlett.pdf
Loki, esclavo de la Reina – Lana Scarlett.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------