---------------

Nunca fuiste mi segunda opción – Chris M. Navarro

Nunca fuiste mi segunda opción – Chris M. Navarro

Descripción

Descarga Gratis    El  Libro De 

Nunca fuiste mi segunda opción – Chris M. Navarro

 retirándome hacia el cuarto de los tintes
para preparar el de la siguiente clienta.
Noelia no se resigna a quedarse
sentada mirando fotos de famosos, a ella
le interesa más mi vida, y como siempre,
se levanta y llega hasta mí, con los
brazos en jarras.
—Ya, ya, dices que no les pones
pegas… ¿Qué me dices de Sergio?
Sergio, qué os voy a decir de la
cita que me organizó con ese hombre
loco. Mirad, si hay una cosa en el mundo
que odio es conducir, y os voy a

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar 

explicar mis razones. Uno, odio a la
gente que conduce metiéndose por
delante de una porque sí, sin poner
intermitentes ni nada, sin respetar que no
es su carril, que no caben por ahí y ¡qué
puñetas! ¡Lo mismo les da! Que yo voy
por ese carril, no tengo por qué
frenar porque un amo de la carretera
haya decidido invadir mi carril
porque es más chulo que un ocho. Dos,
los peatones. Odio a la gente que decide
cruzar la calle por en medio de la
carretera, lentamente y mirando en
sentido contrario, como quien no quiere
la cosa y, ¡ya te apañarás tú para no
atropellarlo! Y tres, odio las motos que
no sabes si van delante o a tu lado, pues
lo hacen según conveniencia y por
supuesto, cambian de sitio sin señalizar,
y a mí me parecen moscas cojoneras
puestas ahí para ponerme a mí nerviosa.
Sí, ya lo sé, no os he hablado aún de
mí y ya habréis deducido que soy
una histérica y en parte tenéis razón.
Me encantaría ser una persona tranquila,
que no se alterase por nada, pero no lo
soy, y si no fuera porque soy una adicta
al dulce, sé que estaría en los huesos de
la ansiedad que voy acumulando a lo
largo del día.
Pues bien, volviendo al tema de
Sergio. Noelia me concertó una cita con
él hace tres meses, aprovechando que
tiene una empresa de contactos, y
como sabe que yo busco el amor
desesperadamente, la pobre lo intenta
una y otra vez en vano, pues soy muy
difícil de contentar.
Habíamos quedado en vernos en
un restaurante Wok de Valencia, y al
principio todo fue bastante bien. Era un
chico alto, atractivo, con una mirada
intensa y un olor embriagante que me
hizo sentir a gusto. Cenamos, hablamos
de esto y lo otro, y como estábamos
congeniando, me propuso que de allí
fuéramos a tomar algo a una zona de
marcha. « Perfecto, esto va viento en
popa » , me dije.

Nunca fuiste mi segunda opción – Chris M. Navarro

—¿Cómo has venido? —me
preguntó.
—En metro —contesté yo, pues
como no me gusta conducir suelo coger
el coche lo mínimo y confiaba en que a

Leer En Online

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Nunca fuiste mi segunda opción – Chris M. Navarro

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------