---------------

Para la eternidad – Charles Sheehan-Miles

Para la eternidad – Charles Sheehan-Miles

Sinopsis De 

Libro Para la eternidad – Charles Sheehan-Miles

Descargar Gratis    En PDF.
La mujer detrás del mostrador lleva el cabello a la altura de la mandíbula, más largo al frente y más corto por detrás, pintado de color bronce. No puedo calcular su
edad o su apariencia general debido a que el maquillaje que lleva es como una gruesa capa de barniz sobre aglomerado barato. Sus párpados, llenos de sombra azul
brillosa, se baten mientras platica con un hombre del otro lado del mostrador que no está vistiendo un uniforme de la aerolínea. De hecho, parece estar ahí solamente
para coquetear con la mujer.
—Disculpe —digo.
Ella me ignora y sigue masticando su chicle.
Me gusta dar a todos el beneficio de la duda, pero si es así como todos se van a estar comportando en Nueva York, bien haría en volver de nuevo al sur.
—Disculpe, señorita —hago lo que puedo para ocultar mi molestia. No quiero llegar a llamarla señora, aunque mi mamá no lo aprobaría. Mamá siempre me dijo
que conservara los modales incluso si el mundo llegara a su fin.
—¿Qué? —la mirada que me lanza es incómoda. ¿Es por el acento sureño? ¿O porque soy un adolescente? ¿O es porque ella es normalmente maleducada? ¡Quién
sabe! Imposible de decir. Lo que sí sé, es que me está poniendo de malas.
—Estaba en el vuelo 658, junto con unos amigos —le señalo a los otros de la delegación de Atlanta—. Nuestro equipaje no ha llegado a la zona de recolección.
Me da una breve mirada despectiva, luego toma el teléfono y llama.
—Sí, ¿Gary? Soy Bethany, de la terminal 4.

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar 


Sí, soy yo. Tengo a unos muchachos del vuelo 658 aquí, dicen que su equipaje no está —hace una pausa y ladea la
cabeza—. Ajá… ajá… ¿Sí? Bueno, vaya cosa. Está bien.
Nada de eso suena bien. Cuelga el teléfono. Está claro que preferiría seguir coqueteando con el tipo, estar haciendo un crucigrama, o simplemente hacer cualquier
cosa menos hablar conmigo.
—Lo siento, pero seguridad desvió una carga de equipaje a Hartsfield —ella no pronuncia la “R” en Hartsfield, sino que lo pronuncia como Hahhtsfield—. Puede
que llegue mañana, más o menos. Deben llenar unos papeles y dárselos al supervisor de la AST. Lo llamaré —ya está tomando los papeles. Un montón de papeles.
Cuarenta minutos después, y sin equipaje, nos reunimos con los estudiantes de los demás grupos. A excepción de Tameka, no he tenido la oportunidad de conocer
a los otros de mi grupo. Tameka vive en Virginia Highlands, un vecindario al noreste de Atlanta y acude a Grady. Va en penúltimo año y está involucrada
completamente en los deportes y estudios. Todos lo están. Los cinco tuvimos que acudir a una cena donde nos presentamos hace un par de semanas. Estas cuatro
chicas tienen un alto aprovechamiento en sus escuelas. Me hacen sentir que no estoy a la altura. Hace un año yo era desertor escolar y aún sigo sin entender por qué me
aceptaron en este viaje.
Nos acercamos al área de transporte terrestre, al lado de la zona de recolección de equipaje. Veo a una mujer sosteniendo un gran letrero que lee Programa de
Intercambio del Consejo Escolar de las Grandes Ciudades. Es de estatura mediana, de cabello rubio y corto con fleco. Supongo que tiene como treinta y cinco años. Nos
saluda mientras nos acercamos. Arrugo mi nariz, esta parte del aeropuerto huele como a orina y a humo de cigarro rancio.
Un grupo de doce chicos más o menos están en semicírculo apenas definido alrededor de la mujer. Un río de pasajeros agobiados y cansados fluye hacia donde
quiera que sea que vayan. Una chica está unos metros a la izquierda del grupo y habla a través de lo que creo es un iPhone. Nunca había visto uno, apenas si salieron
hace unos meses y nadie de mi círculo puede costear un juguete de esos. Lo que llama mi atención es su largo y hermoso cabello castaño oscuro, una piel olivácea y
cómo su suéter abraza la parte alta de su cuerpo.
—No, mamá. No nos hemos ido del aeropuerto todavía —silencio, luego la chica pone los ojos en blanco, dándome oportunidad para ver que son de color verde
oscuro —. Claro que sí. Sí, sí. Lo haré. Está bien.
Una arruga se forma en el centro de su frente mientras sus cejas se encuentran.
—No, no creo que pueda ver a Carrie, tenemos un horario bastante lleno antes de irnos a Tel Aviv. Pero la llamaré si tengo algo de tiempo libre.
Volteo para otro lado cuando su mirada se dirige hacia mí, luego, casi pego un brinco cuando alguien me habla cerca del oído:
—Demonios. Vaya que está buena, ¿verdad?
Me hago a un lado. Es un muchacho con cabello rizado y castaño oscuro. Parece la caricatura de un adolescente: alto jugador de básquetbol, pero con brazos y
piernas que parecen más palos que algo humano, todo codos y rodillas. No soy un asiduo a la última moda, aunque muchos de mis compañeros en casa lo son. Estar sin
casa… incluso por un periodo corto de tiempo, eso te hace apreciar el tener ropa siquiera. Pero este chico claramente no se ha perdido ni una comida, y está cubierto
con una variedad de logos corporativos y marcas.
Me desagrada en ese mismo instante… pero trato de retirar lo que pienso. Estoy aquí para aprender, no para juzgar a los otros. Soy mejor que andar juzgando a las
personas por su apariencia.
—Sí —murmuro—. Esa chica está muy lejos de mi alcance.
—Soy Mike —dice—, de Chicago.
—Dylan. Soy de Atlanta.
—Oh, ¿en serio? Con que un sureño, ¿eh?
—De los pies a la cabeza —contesto. ¿Habla en serio?
Me mira y luego me pregunta.
—¿Cuál es tu punto de vista político?

Para la eternidad – Charles Sheehan-Miles

—¿Qué?
—Ya sabes. ¿Eres demócrata, republicano?
Doy un resoplido.
—No se habla de política en la primera cita.
Se ríe.
—Bien —dice la mujer, levantando su voz en un esfuerzo para ser escuchada

Leer En Online

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Para la eternidad – Charles Sheehan-Miles

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------