---------------

Su misión en la vida (Su vida 1) – Nohemi Dumas

Su misión en la vida (Su vida 1) – Nohemi Dumas

Descripción

Descarga Gratis    El  Libro De 

Su misión en la vida (Su vida 1) – Nohemi Dumas

  agencia le permitía estar en contacto con
una gran diversidad de industrias y esto
le había ayudado a no pensar en su
perdida. Paul, su esposo fallecido, había
sido todo lo que se desea en un hombre
y más. Inteligente, amoroso y un
compañero increíble. Era mayor que
ella pero nunca se sintió fuera de lugar,
aparte había sido su mejor amigo.
El cáncer lo había consumido,
después de varios meses de haber
estado luchando contra la enfermedad
falleció dejándola sola.
Decidió vender la casa donde
había vivido con Paul y compro una más
pequeña, con un jardín grande en la
parte trasera en la zona norte de Dallas.
Era su oasis apartado de la gran ciudad.
Dallas es una ciudad muy ocupada,
cosmopolita y perfecta para conocer
todo tipo de personas. Alicia no dejaba
pasar ninguna oportunidad, era muy
responsable y siempre pensaba en los
demás. Últimamente había estado
pensando sobre su vida. Su tiempo libre
lo dedicaba a las artes, lectura de libros
y ayudar a niños de familias de bajos
recursos. También era miembro de una
Fundación sin fines de lucro, Creaminds.
Trabajaba con un maravilloso amigo de
la Universidad, Charles Barrón, y
pronto iba a ofrecerle que fuera su socio
en la agencia. Charles era buen apoyo y
excelente amigo.
Como todas las grandes ciudades
en Dallas hay grandes necesidades y el
trabajar todos esos años con Charles le
habían permitido crear amistades con
sus clientes. Este era el momento
indicado para trabajar de lleno en
Creaminds, que había estado apoyando,
y así poder organizar más actividades
que les permitieran obtener más fondos
para ayudar a más personas.
Este era un tiempo muy importante
en su vida. El estar soltera le permitía
trabajar más horas en proyectos para la
Fundación. Algunos de sus conocidos
habían tratado de arreglarles citas a
ciegas para encontrarle un compañero
sentimental sin resultado. Por el
momento esa parte de su vida tendría
que esperar.
Antov Corporation solicitó una
asistente personal para el presidente de
la misma. La actual asistente estará fuera
unos meses por maternidad. La persona
asignada para este trabajo en Antov
Corporation cayó enferma, llamó
temprano para avisar. Alicia iba camino
a la empresa para ser ella quien
ayudara, al menos por el día de hoy,
hasta que encontrara un remplazo.
La experiencia laboral de Alicia
era extensa y eso le permitía ayudar
cuando casos como este se presentaban.
Contaba con conocimientos de
contabilidad, servicio al cliente y
hablaba varios idiomas perfectamente.
Esto le había permitió pasar de ser un
empleado temporal a supervisor de una
de las divisiones dentro de B&R
Agency.
Su secretaria le dio un reporte
sobre Antov Corporation. La sede
Matriz estaba en Inglaterra, el hijo del
presidente estaba encargado de la
División de Las Américas desde la sede
en Dallas, tiene veinticinco años, es un
genio para los negocios. Su padre es el
fundador de Antov Corporation y la
fuerza detrás del éxito de la misma. Ella
estará asistiendo, hasta que encuentre un
remplazo, al hijo: Roman Antov.
Capítulo Uno

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar 

Alicia Rodríguez cruzó las puertas
de unos de los edificios en el centro de
la ciudad de Dallas donde se
encontraban las oficinas de Antov
Corporation. La decoración era
moderna muy diferente a la parte
exterior del edificio.
Presentó su identificación al oficial
en la entrada y espero su turno. Después
de que obtuviera su gafete de parte del
Oficial de Seguridad, fue conducida a
las oficinas en el último piso hasta
donde estaba la recepcionista. Una
joven mujer con la piel más perfecta y
las más grandes pestañas que Alicia
había visto, la recibió con una cordial
sonrisa.
–Buenos días, soy Alicia
Rodriguez de B&R Agency, estoy aquí
para el puesto de asistente personal. –
Se presentó.
La mujer respiro aliviada y le
mostro un sillón. –Hola, yo soy Natalie
Smith, por favor tome asiento. Su
empresa nos notificó el cambio de
nombres; el presidente estará con usted
en unos minutos. Él le estará explicando
sus nuevas responsabilidades. Su
Currículum Vitae es perfecto ahora que
la posición ha cambiado. –
– ¿Cambiado, me puede explicar
por favor?–
‹‹ ¡Increíble, otro contratiempo!
En cuanto sepa los nuevos
requerimientos buscare a otro
candidato para esta posición. ››
Natalie sonrió un tanto nerviosa. –
Estará asistiendo al dueño de la
compañía. Él está aquí supervisando
nuevos proyectos, y necesitara una
ayudante. – El intercomunicador sonó y
una voz profunda con un acento
extranjero le pidió a Natalie que la
hiciera pasar a su oficina.
–Pase por favor, es la puerta a la
izquierda, no necesita anunciarse la
están esperando– Natalie le informó.
Alicia abrió la puerta, y vio a tres
hombres dentro de la oficina. El más
joven se acercó a ella y le estrecho la
mano. Era muy atractivo, y hermoso a su
manera, si es que puedes llamar a un
hombre como él hermoso. Contaba con
un aire de madurez que va más allá de su
edad, se presentó como Roman Antov,
encargado de la División de continente
Americano. El segundo caballero era
maduro pero no menos impresionante,
grande y alto, intimidante como un
antiguo guerrero. Probablemente un
exsoldado, pensó Alicia. Su nombre era
Mikhail Ivanov, Jefe de Seguridad.
El tercer hombre estaba de
espaldas a Alicia. Parado cerca de las
ventanas, viendo los edificios de Dallas
al mismo tiempo que hablaba por
teléfono. Termino la llamada, regreso y
se detuvo frente Alicia. Tendría más de
cuarenta años, muy atractivo y bastante
alto; más de un metro noventa. Piel
clara de tono oliva, cabello negro más
largo de lo normal, canas a los lados de
las sienes. Y ojos de un color que no
podía ver bien desde donde estaba.
Mandíbula fuerte, una nariz recta y una
boca grande con unos labios muy pero
muy hermosos. Alicia se sorprendió que
le llamara tanto la atención. Su aire de
autoridad y la manera que se conducía le
hicieron saber que era el dueño de la
empresa, y por la similitud en sus
apariencias, él era el padre de Roman.
Vestía un hermoso traje hecho
especialmente para él. Alicia sabía todo
acerca de Alta Costura. Ella se
confeccionaba la mayoría de su ropa
desde la preparatoria. La filosofía de
Alicia era: si no puedes pagar por Alta
Costura entonces hay que aprender a
hacerla tú misma.
Ese mismo día ella vestía un traje
de dos piezas de color azul de lana
ligera. Era una copia de un traje de la
colección de una reconocida Casa de
Alta Costura. Combinado con una blusa
de seda en tonos turquesa, una de sus
favoritas. Vestirse así le ayudaba a
iluminar el día cundo cuando este
pintaba mal.
Él se presentó como Sergei Antov.
Al escuchar su voz, un delicioso
escalofrió atravesó el cuerpo entero de
Alicia. La saludo y no dijo nada más, la
miraba de una manera muy intensa, como
cuando un halcón mira a su siguiente
presa.
Extendió la mano hacia él y cuando
el tomo la suya, el contacto piel con piel
la dejo sorprendida. ‹‹ ¿Qué raro? Ya
estoy sintiendo los estragos de la falta
de cafeína.›› Ese pensamiento casi la
hizo reír. No tuvo oportunidad de tomar
ninguna taza de café, había salido
inmediatamente de la oficina para evitar
el tráfico. Inhaló tratando de calmarse.
–La empresa está empezando
operaciones en diferentes países de
América Latina incluyendo Brasil. –
Roman comenzó su explicación. –Con
los nuevos cambios en las negociaciones
hemos tenido que modificar lo antes
programado. Los documentos que
estamos recibiendo están en español y
portugués, nosotros no tenemos
problemas, pero mis ejecutivos no
tienen tempo para hacer las
traducciones. – Continúo con la
explicación.
‹‹De acuerdo con el reporte
aparentemente esta mujer es la
solución a nuestro problema. Habla los
dos idiomas››. Pensó Sergei.
–Alicia Rodriguez es un nombre
hispano, al mirarla no puedo determinar
de qué país, ¿de dónde eres? – Pregunto
Román.
Alicia sonrió suavemente y
contesto. – Soy nacida en los Estados
Unidos pero mi madre es española y mi
padre mexicano, muchas personas
piensan que no soy hispana. Ha de ser
por la combinación de mis ojos con el
de mi cabello. –
Sergei permaneció callado solo la
miraba con marcado interés. Roman
estuvo de acuerdo con ella y continúo
con la explicación.
–Alicia, estarás traduciendo
algunos de los documentos para el resto
de los participantes a la junta que hemos
programado para la próxima semana.
Estarás trabajando directamente con mi
padre, el Sr. Antov. El tiempo apremia y
es probable que tengas que quedarte
horas extra. Notificaremos a la agencia
de los cambios. ¿Alguna pregunta?–
El cerebro de Alicia estaba
trabajando a mil kilómetros por hora
esto cambiaba todo, tendría que
supervisar esta asignación de principio
a fin. Era una excelente oportunidad
para que más empresas como esta

Su misión en la vida (Su vida 1) – Nohemi Dumas

conocieran de sus servicios. Antov
Corporation estaba en la lista de las
quinientas compañías más importantes
del mundo.
Alicia no menciono que era gerente
de la división de su empresa, y tendría
que hablar con Charles para

Leer En Online

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Su misión en la vida (Su vida 1) – Nohemi Dumas

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------