---------------

Tren a Londres – Iris Machado

Tren a Londres – Iris Machado

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Tren a Londres – Iris Machado

El tren que lleva a Londres casi sin detenerse, ronronea en la estación ferroviaria de la ciudad de Exeter que dista poco de Datmoor Forest.
La locomotora resopla impaciente llenando todo el espacio de humo gris pesado e irrespirable.
El convoy consta de la locomotora, un vagón cargado de leña que servirá de combustible y cuatro carros de pasajeros, uno de primera, uno de segunda, el vagón
comedor y por último un carro de tercera clase. En la estación que es también una terminal que entronca con la línea férrea que baja desde Barnstaple, ciudad pesquera
que está a orillas del océano Atlántico y también entronca la vía férrea que viene desde Penzance, otra ciudad puerto que está en las tierras llamadas Land’s End, porque
realmente es el último rincón del reino.
A pocas millas de esa costa están las pequeñas islas Scilly. Como decía el tren que arranca desde Exeter, lleva a la gran ciudad todo lo de esas tierras.
Ese día, en uno de los reservados de segunda clase, sentada al lado de una ventanilla iba la señorita Clotilde Magnifier, una mujer de alta estatura, con abultado
vientre y grandes senos, de brazos finos y cara alargada. Su boca grande tenia labios finos donde se veían los dientes que luchaban por salir afuera, sus pequeños ojos
oscuros tenían los parpados pintados de azul eléctrico que hacían resaltar los redondeles de rouge rojo de sus flacas mejillas.
Clotilde llevaba su cabeza envuelta en una especie de turbante de fina seda colorida, sus orejas quedaban ocultas por los pliegues del mismo.
La señorita Clotilde Magnifier tenía sus rodillas pudorosamente cubiertas con una chalina floreada que le servía de abrigo al cuello y espalda cuando soplaba el
viento de otoño, ese año de mil novecientos y treinta y nueve el otoño se presentó bastante húmedo…
Pero la mujer que se sentó frente a ella le dirigió una mirada interrogativa, mentalmente se preguntó…
– ¿Quién será?
Aunque la naturaleza no le había dotado de belleza y armonía anatómica, la señorita Clotilde Magnifier tenía una distinción natural que emanaba de su persona
inspirando respeto a quien la tenía cerca.
Pegada a la ventanilla, la señorita Magnifier miraba el apresuramiento de los rezagados que llegaban corriendo, sosteniendo con sus manos el sombrero y el clásico
bolso o maletín de mano.
En el andén todo era hecho a las corridas.
La locomotora dejo oír un sonido agudo y el jefe de la estación toco su silbato, emitiendo un sonido largo y dos cortos, mientras con la mano agitaba una lámpara
indicando que la vía estaba libre. Allá en la caseta del guarda sonó una campana y la enorme maquina comenzó a moverse lentamente.
La señorita Clotilde suspiro y se acomodó mejor en el banco, sonrió a su compañera de enfrente y saco su labor de punto para distraerse, ya por la ventanilla no se
veía nada, el tren corría y la ventanilla solo mostraba oscuridad, de vez en cuando una luz lejana dejaba ver una casa o una aldea.
El tren que va directo hasta la ciudad de Londres, salió al anochecer desde la ciudad de Exeter y llegaría a su destino treinta y seis horas después, viajara una noche y
un día para llegar a Londres a las veinte y tres horas y seis minutos, del otro día.
Durante el largo trayecto subirá y bajara mucha gente, cambiaran la carga que lleva en cada una de las estaciones donde se detenga el expreso, así llamado porque no
hay que efectuar trasbordo durante el recorrido.
Clotilde Magnifier llevaba a su lado entre ella y la ventanilla un bolso de mano con todo aquello que podría necesitar, entre esas cosas estaba su tejido, al otro lado
de sí misma Clotilde llevaba una caja de tamaño mediano, que contenía un hermoso juego de té, de porcelana portuguesa con finos dibujos en oro y en cada platillo se
veía estampado el nombre de los novios.
Pues Clotilde viajaba para asistir a una boda, la de su ahijada Tania Collins quien se casaba con un eminente médico, cuyo consultorio estaba ubicado en la calle más
cara de la gran ciudad, Tania a pesar de no ser rica, era de una familia bien acomodada. La señorita Clotilde estaba emocionada… le gustaban las bodas, a todas a las que
asistía lloraba a mares, se emocionaba y comía en exceso. Lo que no le agradaba era sacarse fotografías, le gustaba sacarse las fotos de pie y detrás de todos. A Clotilde
le agrada cuando en la fotografía aparecía solo su cabeza, cosa que casi nunca se daba, el fotógrafo siempre la ubicaba en primer plana y salía de cuerpo entero, eso a ella
le deprimía, rechazaba mirar esas fotos, pero ahora, en el tren Clotilde no pensaba en eso estaba emocionada…
Ya se cumplieron veinte años desde la última vez que visito Londres.
A su ahijada la había acompañado en su crecimiento por fotografías, que su prima Elinor Roemmers, madre de la novia, cada navidad le enviaba… fotos del colegio,
del cumpleaños, en fin, su prima Elinor fue haciendo que Clotilde pudiera apreciar el crecimiento de su ahijada, Tania, quien a su vez conocía a su madrina del mismo
modo.
Este relacionamiento entre ellas acorto la distancia, del tiempo y el espacio.
Cuando la señorita Clotilde recibió la invitación a la boda no fue precisamente una sorpresa pero aun así hizo que la vieja solterona se llevara una mano al corazón, y
su cara se ilumino de contento.

Pages : 84

Autor De La  novela : Iris Machado

Tamaño de kindle ebook : 682 kb 

kindle ebooks Comprimido: no

kindle Format : True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Tren a Londres – Iris Machado

kindle – Puedes Leer la novela  Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Tren a Londres – Iris Machado.pdf
Tren a Londres – Iris Machado.pdf
Tren a Londres – Iris Machado.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

---------