---------------

Tú me haces feliz – Sophie Saint Rose

Tú me haces feliz – Sophie Saint Rose

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Tú me haces feliz – Sophie Saint Rose

fuera una adulta— Disculpe, no nos conocemos ¿verdad? — preguntó soltando una risita tonta. Faith frunció el ceño molesta — Soy Lady Lisbeth Bottoms.
Robert Kindberg. Conde de Branstong.
Mucho gusto. — sus amigas se reían tras ellas y Faith miró a Robert. No demostraba que le atraía su hermana y eso la alegró. No se comportaba como otros
tontos que la perseguían a todas partes diciendo tonterías.
—Lleva poco en la zona, ¿verdad?
—Acabo de heredar la finca vecina y he venido a comprobar cómo va todo.
Faith sonrió porque era responsable con sus obligaciones. —Lord Kindberg ¿monta a caballo por las mañanas? — preguntó interrumpiendo la conversación.
El Conde la miró frunciendo el ceño— Todas las mañanas.
Faith sonrió radiante — ¡Yo también! ¿Quiere cabalgar conmigo?
— ¡Faith, por el amor de Dios! ¡No tienes modales!
Confusa miró a su hermana — No he hecho nada malo.
—Me encantará cabalgar con usted, milady. ¿Pero no debería pedirle permiso a su padre?
Faith salió corriendo y se acercó a su padre— ¡Milord!
—Faith, ¿qué quieres ahora? — su padre la miró como si fuera una molestia.
— ¿Puedo salir a cabalgar con el Conde de Branstong mañana?
Su padre la miró confuso— ¿Te ha invitado?
Sí, padre ¿Puedo? — preguntó impaciente juntando las manitas.
Por supuesto, hija.
Faith volvió a salir corriendo, rodeando las voluminosas faldas de brillantes colores, para encontrarse a su hermana riendo tontamente con su platillo en la mano y el
Conde totalmente concentrado en ella.
Sí que puedo.
¿Disculpe? — el Conde miró hacia abajo y Faith sonrió radiante— Sí puede ¿qué?
Puedo ir a cabalgar con usted. ¿Mañana, milord? Después me voy y…— se retorció las manos impaciente y el Conde sonrió.
Menudo descaro tienes. — dijo su hermana molesta.
No la regañe, milady. —miró a Faith a los ojos— Me levanto muy temprano. La recogeré al amanecer.
Sí, milord. — sonrió mirando sus ojos negros —Al amanecer estaré lista.
Perfecto. Y no se quejará por el frío o por lo temprano que es o…
No me quejaré de nada. — sonriendo miró a su hermana — ¿Quieres venir, Lissi?
Lisbeth la miró con horror— ¡Te he dicho mil veces que no me llames así!
Faith miró al Conde y le cogió a Lissi el bocadito de crema — Está muy tonta desde que tiene amigas.
El Conde se echó a reír y su hermana se sonrojó intensamente — Cuando te pille.
Faith miró a su hermana— Ya no corres. No es de señoritas.
El conde no paraba de reír y su hermana ofendida se volvió con sus amigas. Robert retuvo la risa y le dijo intentando ponerse serio— Ha ofendido a su hermana.
— ¿Usted cree? — miró a su hermana que reía cuchicheando con sus amigas —Ahora ya no me hace caso.
—Es una mujercita. Dentro de poco usted también tendrá otros intereses.
Le miró sorprendida porque le hablaba como a una adulta y no como a una niña— ¿Qué intereses?
—Vestidos, amigas… —cogió otro pastelillo y se lo tendió. Faith lo cogió entre sus dedos y se lo metió en la boca entero haciéndolo sonreír— Esas cosas.
—Eso es una pesadez. Me gustan otras cosas. —dijo con la boca llena.
— ¿Cómo qué?
—Los caballos. — sus ojitos verdes brillaron de alegría— Me encantan los caballos. Rosalyn es mi yegua y es preciosa.
—Estoy impaciente por verla.
—Es blanca y en la frente tiene una mancha negra en forma de estrella.
—Parece muy especial.
—Lo es. ¿Y tú? — preguntó tuteándolo sin darse cuenta— ¿Cómo es tu caballo?
—Un purasangre castaño. Se llama Cesar.
—Me encantará.
—Seguramente.
—Robert…— su nuevo amigo se volvió y perdió la sonrisa aparentando ser mucho mayor. Su padre estaba acercándose con su hermano a su lado. Cuando llegaron
hasta ellos vio a Faith tras él y frunció el ceño— Faith, ¿por qué no sales fuera a jugar con los demás niños?
Por la mirada de su padre supo que no podía negarse y su hermano la miró divertido. Ignorándola se volvió al Conde sonriendo con importancia. Eran de la misma
edad, pero su hermano no se parecía en nada a él. Tenía el cabello muy rubio, casi blanco, sus ojos verdes y su complexión delgada le hacían parecer un crío a su lado.
Faith se alejó un poco mientras escuchaba decir a su hermano— Bienvenido al norte. Nos alegramos mucho de que esté aquí.
Lord Bottoms…
Llámeme Michael, por favor. — dijo su hermano sonriendo. Faith entrecerró los ojos pues la mirada de su hermano sólo indicaba que quería algo. Quería ser su
amigo y eso no le gustó a Faith porque Michael no era cariñoso con ella. No era como su hermana que aunque siempre decía que la molestaba la quería. Michael nunca
hacía nada con ella y no le gustaba nada que le intentara quitar a su nuevo amigo.
—Gracias por el recibimiento.
—Un placer. ¿Ha conocido a todo el mundo? Es una comunidad pequeña. — dijo Michael divertido.
—Sí, creo que ya los conozco a todos.
He pensado que mañana podríamos salir a cazar.

Pages : 97

Autor : Sophie Saint Rose

Comprimido: no

Format :True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Tú me haces feliz – Sophie Saint Rose

Faith abrió los ojos como platos y dio un paso hacia él— Mañana salimos a cabalgar.
Su padre la miró como si quisiera darle una zurra, pero el Conde dijo interrumpiéndolo— Cierto, ya se lo he prometido a milady.
—No hace falta…
Robert miró a su padre— Soy una persona de palabra y no me gustaría decepcionar a Lady Faith. Al fin y al cabo, es su último día en el campo.

Puedes Leer Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En Tu Sitio Favorita Amazon!! 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Tú me haces feliz – Sophie Saint Rose

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------