---------------

¿Y si…? – Lory Talbot

¿Y si…? – Lory Talbot pdf

Sinopsis De 

Libro ¿Y si…? – Lory Talbot

Descargar Gratis    En PDF.
El contenido de este libro no podrá ser
reproducido, ni total ni parcialmente, sin
el previo permiso escrito del titular del
copyright. Todos los derechos
reservados.
Primera edición: Mayo 2016
Título original: ¿Y si…?
© Lory Talbot 2016 (autor)
Diseño de Portada: Gema Millanes
Maquetación: Gema Millanes
Canción “A pesar de nosotros”:
Lord NT y Benjamín Andrea
Canción “Fuego y lluvia”: Andrea
Garriga
Esto es una obra de ficción.
Tanto los personajes como las
situaciones son inventados por
la autora.
Cualquier parecido con la
realidad es mera coincidencia.
AGRADECIMIENTOS:
En primer lugar quiero dedicar esta
historia a mi marido por la paciencia
que ha tenido conmigo y las horas que le
he abandonado para irme con Abby y
Damien.
En segundo lugar quiero darle las
gracias a Gema y a Maryajo, mis dos
lectoras 0 favoritas que me aconsejan en
todo.
En tercer lugar quiero darle las
gracias a Josemi Lorente y a Benjamín
Andrea por aceptar la locura de
componer una canción y disfrutar con
ello. No todos los días se conoce a gente
como tú.
A Esther y Jonathan por participar
tan… activamente en la historia.
A Cris y a Antía por toda su ayuda,
no todo el mundo es capaz de ayudar
desinteresadamente.
A Andrea Garriga, por escribir esa
preciosa canción para esta descabellada
historia.
A todas las chicas de Whatsapp,
hacéis que los días aburridos sean
entretenidos
Y por último, y no menos
importante, a toda la gente que confía en
mí y en mis historias, sin vosotros no
sería nada.
A PESAR DE NOSOTROS
Cuando miro, solo miro…
Aunque pruebes algo más
Buscando pasadizos a la piel.
No importa nada más que tú
Por más que dude sólo existo porque
existes.
… aunque no lo entienda el mundo.
Si mordemos otras bocas
¿es hacernos daño o es placer?
El pecado es descubrirlo…
Nos quemamos sin arder
Nos buscamos una y otra vez
Y acabamos juntos… a pesar de
nosotros.
Cuando amo, solo amo
Aunque necesite hallar
La forma más oscura de
entenderte…
La vida nos enseña la venganza
A cambio encontraremos redención.
… aunque no lo entienda el mundo.
Si mordemos otras bocas
¿es hacernos daño o es placer?
El pecado es descubrirlo…
Nos quemamos sin arder
Nos buscamos una y otra vez
Y acabamos juntos…
Y los celos por los cielos
Flotan nubes de inseguridad,
Pero no podrán soltarnos de la mano
nunca…
FUEGO Y LLUVIA
Voy a ponerme e se vestido que te
gusta,
Y vamos a acabar peleando pero
está bien.
Porque solo un beso, y nunca me iré
de tu lado.

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar 

Tengo un millón de razones por qué.
Soy londres, tú eres nueva york.
Yo digo que sí, tú dices que no.
Tú eres fuego y yo soy lluvia.
No hay ni una sola cosa que
cambiaría.
Tú eres fuego, fuego, y yo soy
lluvia.
Tú eres la cura y el dolor.
Yo soy la luz de tu noche.
Sé que podemos hacerlo.
Y sé que juntos es mejor.
Soy londres, tú eres nueva york.
Yo digo que sí, tú dices que no.
Tú eres fuego y yo soy lluvia.
No hay ni una sola cosa que
cambiaría.
Tú eres fuego, fuego, y yo soy
lluvia.
Tú siempre estarás ahí,
Y tú siempre me tendrás a mí, te lo
juro.
Parece que no me puedo alejar de ti,
Somos tan diferente, pero lo único
que quiero
Es que me ames como tú lo haces.
Soy londres, tú eres nueva york.
Lo que tenemos es amor puro.
Tú eres fuego y yo soy lluvia.
Y nadie va a venir en contra.
Tu eres fuego, fuego, y yo soy lluvia.
Tu eres fuego, fuego, y yo soy lluvia.
PROLOGO
Mi nombre es Abigail Jensen.
Tengo veintiocho años y vivo en San
Diego. Vengo de una familia normal y
corriente de clase media.
Mi madre es ama de casa y mi
padre era mecánico. Y digo era, porque
hace nueve años que se jubiló.
Cuando esto pasó cogieron sus
bártulos, vendieron la casa en la que
viví durante dieciocho años de mi vida y
se mudaron a Florida.
En mi primer año de universidad,
que fue cuando se mudaron, mi padre me
regaló su coche. Un Chevrolet Camaro
de color gris del año 1969, que él
mismo restauró.
Quería al coche como a uno de sus
hijos, por eso cuando me lo regaló me
hizo mucha ilusión, tanta que lloré, y eso
es muy raro en mí. Nunca se me olvidará
la cara de preocupación de mi padre
cuando vio como me caían las lágrimas,
pensó que me estaba dando un infarto.
Estudié derecho en la facultad de
San Diego. A pesar de tener dos
trabajos saqué buenas notas, lo que me
ayudó a conseguir un puesto en el bufete
“Ms & Mss”, en el que llevo trabajando
ya dos años.
Vivo sola en un pequeño
apartamento de una sola habitación y la
verdad es que no podría ser más feliz.
Aunque es pequeño, tiene una gran
terraza en la que me gusta tomar el sol…
desnuda.
Uno de los trabajos que tenía en la
universidad era de modelo de fotografía.
No soy excesivamente hermosa,
aunque si le preguntas a mi madre te dirá
que sí lo soy. Pero mi pelo rojo rizado y
largo hasta media espalda, mis grandes
ojos verdes y mi piel clara llena de
pecas me dan un aspecto exótico, y
diferente, a todas las modelos flacuchas,
porque aunque soy delgada tengo una
generosa delantera y un trasero bien
colocado.
François es el fotógrafo con el que
trabajaba en la universidad, y el que aún
me llama cuando me necesita. Según
dice soy su musa. Pero solo lo dice
porque sacó mucho dinero con unas
cuantas fotos que me hizo hace unos
años.
Mi vida era perfecta con mis
amigos Javier y Mar, pareja con la que
he compartido noches locas. Javi y yo
nos conocimos, y acostamos, en mi
primer año de universidad.
Poco después empecé a salir con
David, y Javi con Mar, pero seguimos
manteniendo una buena amistad.
Mis padres son felices en Florida.
Y mi hermano, Michael, hace poco tuvo
a su segundo bebe.
Todo iba viento en popa hasta que
François me llamó para hacer una sesión
de fotos urgente. Desde ese día mi
tranquila vida iba a cambiar. Y no todos
los cambios iban a ser para bien.
CAPITULO 1
—Abigail, siento decirte que tienes
que repasar una vez más el expediente
del señor Walter. Mañana es el juicio y
no quiero que nada se nos escape.
—Tranquilo Señor Fisher. Esta
noche lo miro.
Vaya tela, otra noche sin dormir.
Ya van dos noches y voy camino de la
tercera.
Salgo de la oficina alrededor de las
cinco de la tarde. Tengo media hora
para ir a casa, darme una ducha y llegar
al apartamento de François.
El taxi llega pronto a mi casa. Me
quito los zapatos y subo corriendo los
cuatro pisos por la escalera.
Entro en casa y mientras me
encamino al baño me voy desnudando.
Quince minutos después estoy en
mi coche camino de la sesión de fotos.
Cuando llego tanto François como
Marie, su mujer, me saludan
afectuosamente.
Mientras Marie me hace un
recogido muy sobrio me explican qué es
lo que necesitan de mí hoy.
Las escenas que vamos a
representar es la típica historia de chica
conoce chico, salen a cenar, follan y
luego él se larga, o ella le echa… según
se mire.
Las fotos van a ser en blanco y
negro en las que los únicos tonos de
color van a ser mi pelo en la primera
parte, el vestido en la segunda, la ropa
interior en la tercera y la taza de café en
la cuarta.
Cuando me están maquillando
llaman a la puerta y aparece mi
compañero de esta noche.
Tengo que reconocer que es
impresionante. Alto, musculoso pero no
en exceso. Ojos de un azul profundo y
pelo negro como la noche. Barba de tres
o cuatro días y cara angulosa. Me lo
presentan como Damien White.
Al principio no le reconozco, pero
luego caigo en quién es. ¡Es el famoso
modelo Damien White! Ha hecho
campañas para compañías muy famosas.
Incluso hizo una campaña de teléfonos
móviles para la compañía I.T. Telecom.
Nos saludamos amigablemente.
Mientras terminan de maquillarme
François le cuenta a Damien qué es lo
que quiere y cómo se va a desarrollar la
sesión.
Cuando Marie acaba conmigo me
meto detrás de un biombo para
cambiarme.
El primer conjunto se trata de un
traje gris oscuro compuesto por una
falda de tubo hasta la rodilla con una
raja bastante sugerente en la parte de
atrás, una camisa blanca muy ajustada
con bastante escote, una chaqueta del
mismo color de la falda muy, muy
ceñida, y unos zapatos de tacón de aguja
negros.
Marie prepara un fondo de oficina
y coloca un ordenador encima de la
mesa.
Damien entra en la sala vestido con
un traje negro, con chaleco negro y
camisa blanca. El pelo lo lleva peinado
perfecto hacia atrás. Está impresionante.
Pero no me puedo quedar embobada.
Tengo por delante una larga noche de
trabajo y cuanto antes termine aquí antes
podré empezar.
Las únicas instrucciones que me da
François es que haga lo que hago
siempre. Y dicho esto me concentro en
meterme en mi papel.
Me siento en la silla de oficina
delante del ordenador haciendo que
estoy trabajando. Ignoro lo que hace
Damien, pero François está
entusiasmado.
Voy cambiando de posturas. Y
cuando me pongo en pie y me inclino
hacia la mesa con un bolígrafo entre los
labios oigo decir a François:
—Damien ahora ponte detrás de
ella y agárrala de la cintura. Sí… Así —
dice cuando este hace lo que le pide—.
Ahora inclínate sobre ella, como si
estuvieras susurrándole algo al oído. —
Al hacerlo su aliento me roza el cuello y
cierro los ojos. Me estoy excitando—.
Sí… así… ¡Perfecto Abby! Eres
increíble. Sigamos con la siguiente
escena.
Después de estas palabras nos
quedamos unos segundos en la misma
postura, pero al final nos separamos
para cambiamos.
Vuelvo tras el biombo y me pongo
un sujetador rojo sin tirantes con mucho
realce y unas mini braguitas del mismo
color. Encima me pongo un precioso
traje de escote palabra de honor, largo
hasta los pies, ajustado en la cintura y
con falda de tubo de un rojo fuego.
Me quitan el peinado sobrio y me
hacen un moño alto.
Esta vez me pongo frente a la
ventana, como si estuviera esperando la
llegada de mi pareja. Pero reflejado en
la ventana a mi lado está Damien con un
traje gris oscuro. Sin chaleco y con
corbata y camisa gris claro.
La escena se desarrolla como la
anterior: Yo hago lo que quiero y
François le va dando órdenes a Damien.
Hasta que queda a mi espalda y me
abraza por la cintura y se oye:
—Venga Abby, haz lo que tú sabes.
Reprimo una sonrisa y apoyo la
cabeza en el hombro del hombre que
tengo detrás.
François está como loco haciendo
fotos y deleitándonos con piropos. Y
cuando me giro en los brazos de Damien
y quedo mirando los profundos ojos de
este, François exclama encantado.
Unos minutos después de perderme
en esos profundos ojos, Marie se acerca
para bajar la cremallera del precioso
vestido y deshacerme el moño. Mientras
la miro extrañada, porque me está
poniendo pelos de loca, dice:
—Ahora tienes que parecer
excitada.
—Excitada sí, pero no una loca
recién salida del psiquiátrico.
Ambas nos estamos riendo (yo
vestida solo con la ropa interior roja
que me puse antes), cuando aparece
Damien vestido únicamente con unos
bóxer negros, que dejan poco a la
imaginación.
Marie se marcha con el vestido y
veo como mi compañero me hace un
repaso lento.
—¿Te gusta lo que ves? —pregunto
con una sonrisa.
—Bueno… la verdad es que sí.
Nos quedamos mirándonos
fijamente ensimismados el uno en el
otro.
—¡Venga chicos! —apremia
François—. Ahora quiero sensualidad y
excitación.
Y así lo hacemos. Tengo que
reconocer que nos compenetramos muy
bien.
Nos besamos, acariciamos y
tocamos. Todo de manera falsa,
haciendo que la cámara eche humo.
En un momento dado le susurro a
Damien:
—Levántame.
Cuando lo hace rodeo su perfecta
cintura con las piernas.
François no cabe en sí. Cuando
dejo caer la cabeza hacia atrás y Damien
empieza a besar mi escote se oye a
François soltar un gritito.
Pero no es eso lo único que es oye,
porque a mí se me escapa un jadeo que
hace que mi sexo se lubrique. Sé que es
inoportuno, pero estando en los brazos
de un hombre como Damien White no se
puede esperar otra cosa.
Cuando por fin François está
contento Damien me suelta y me deja
con cuidado en el suelo. Sonrío al ver
que a él también le ha afectado la

¿Y si…? – Lory Talbot gratis

posturita. ¡Menuda erección tiene!, el
bóxer parece estallar.
Este, al ver que sonrío,

Leer En Online

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online ¿Y si…? – Lory Talbot

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------