---------------

Revista PDF Proceso México 13 Marzo 2016

http://i.imgbox.com/Hqju09jC.jpg

Descargar  Revista  PDF  Proceso México  13 Marzo 2016


El día
a Guzmán Loera
KATE DEL CASTILLO
La libertad de expresión es un derecho fundamental que toda persona
tiene, por ende, todos podemos informar y ser informados sin ningún
tipo de limi1an1e, de ahí que las investigaciones periodísticas -documentales,
escritos, cine, entre otras- se basan en el principio básico
de no revelar la fuente y así poder ob1ener un trabajo objetivo. Deseo
señalar que a lo largo de este artículo describo cómo empezó el proyecto
para documentar la vida de Joaquín Guzmán Loera. Quiero aclarar
que cuando hago referencia a “el proyecto” o “nuestro proyecto11
me refiero al proyecto que dirigiría, realizaría y ejecutaría únicamen1e
yo junto con dos productores de Hollywood.
aci en la Ciudad de México. Mi madre es mexicana.
Su padre también lo era, de Silao, Cuanajuato, y su
mamá era estadunidense nacida en El Paso, Texas
De esas raíces anglosajonas viene mi nombre: Kate.
MI papá es mexicano, nacido en Celaya, Cuanajuato.
Me hice actriz a temprana edad El cine y la acbarqué
en algo diferente: tequila. No sólo me gusta tomarlo, me
apasiona el agave que viene de la tierra. Es una bebida noble, el
proceso es divino, pero sobre todo me gusta porque es México.
tuación han sido lo único que me ha apasionado y que. gracias
a Dios, me ha dado de comer desde que tengo uso de razón, ya
que mi padre también es actor y hemos vivido de este maravilloso
oficio. Como actriz y cineasta siempre he buscado proyec·
tos mteresantes, fascinantes, retos para salirme de mi zona de
confort. Es por eso que no pude decir”No”. Es por eso que decidí
contestar un tmail y deor “Acepto”
Hasta ahora no me ha faltado trabajo y no necesito dinero
que no provenga de mi profesión como anista Desafortunadamente
en el amor no me ha ido igual de bien. Mi padre no queria
que yo fuera actriz; me decía que e111 una carrera de”rechazo
constante” y que para una mujer era aún peor, ya que sufrimos
más en cuestiones del corazón. Qué verdad tan grande, comprendí
después.
Hay ciertas vacaciones que a uno lo hacen reflexionar. Me su·
cedió después de un crucero con mi familia. Cabe mencionar que
no me gustan los cruceros, nunca me han gustado; desde peque·
na he sido retraída y me ponen nerviosa las multitudes. A eso
se le suma el hecho de estar en medio de la nada, y pensar en la •
El origen de la embestida • J
KATE DEL CASTILLO
Ya sabemos lo que se han encargado de hacer las autoridacle$
en MéXJCO: sacar de contexto ~nieaciones que tull’lel’on
como fin realizar un proyecto emnentemente perlOdistico
para satanaar a la que menos ha tenido que ve< con
enaltecer el crimen organaado. sino que. por el contrarío. trató de
dar un poquito de luz a toda esta OSC(.l’idad en la que el narcotráfl·
co nos ha sumergido.
Y. en la misma lnea. tequla Honor del Castillo no ha sido más
que l.llll pantala de humo para desviar la atenQón de los pr~
blemas reales de nuestro país y para que las autondades traten
de inculparme de lavado de dinero. Conforme a estricto apego a
derecho no tengo miedo a la nvesugación. ya que no tengo nada
que esconder. Sólo veo el comporta1mento de tas autondades
mexicanas, que violaron el debOrta cuánto lo ame o qué tan bello sea. necesito esa sensación
a la cual soy adicta. Todos lo imoramos pero no nos atrevemos a
declrto. ¿No será que las relaciones deberian durar hasta que ‘eso’
se acaba?
“No creo en la monogarrwa. creo en la lealad. en mis sensaoones.
en lo que siento y dejo sentir a mi cuerpo.
“No creo en el castigo ni en el pecado. no creo en cómo crecl
creyendo que todo era pecado. hasta mi cuerpo. de hecho no creo
en cómo la Bobl1a nos ma…pWi en algunos de sus pasa¡es (los
cuales seguro leyó Pec’la Nieto) para tener remord1m1entos, culpa y
sobre todo MIEDO. Es más. no aeo en nada que haya sido hecho
por el hombre que me haga sentir perversa, que me haga sentir
menos. CIApable o avergonzada de mi sexuahdad.
“No creo en la Iglesia y en cuak¡1.1e< caso. no creo en la reigón,
pero si creo en Dos. puesto que lo veo en mis OJOS a tmvés
del espejo todos los días.
“No creo en las enfermedades porque he aprendido cómo sus
osas me han sido negadas, esconchdas
“No creo en l’Mnguna 1nst1tuci6n o ley. que se dedican a aterrorizarme
y quitarme 1111 dulero
“No creo en el Papa ni en el Vaticano con todo y su nqueza.
como tampoco creo en los sace<doCes, ya que Cf80 que el ser t’a.lmano debe disfrutar del amor camal. del sexo. y de preferencia sm esconderse ne lasbmando a nadie. “Nacl desluda sil leyes rn relgl6n. ésas las creó el hombre. como la Bobha. y tengo la ligera sospecha de que se la inventaron 961o para segur la rnanipul&Qón y lucrar a favor de unos cuantos. “Creo en lo que siento y es por eso que creo en el medo, me mantiene alerta. todo lo que expennente con ms 5 senbdos es lo que l”l>Orta.
lo que es real
“No creo en la soe1edad ya que me ha hecho
sent.or avergonzada de quien SO’f, incompleta.
pero es un hecho que troto con tocias ms ganas
de entenderte y vlVir en paz dentro de ella. Creo
en mi y en m unca verdad porque soy con quien
aimtn organizado. Qu~ guardar los textos en mi computadora
No say escritora m estoy rerca de serlo, simplemente me gusta
escnbir de vez en cuando, soltar aquello que a veces se afe.
rra en mi cabeza solitaria Lo tú~. Sin haber u:ansferido todo Jo
que encontré, hice un pequeño resumen y, ,zas! .. ., lo twtée. Me
terminé mi copa de vino. Era alrededor de la media noc:he, ce·
rré la computadora y me fui a donnir sin saber lo que se avecinaba
Sin poder imaginar que, aparentemente, Joaquín Guzmán
Loera lee 1Witter en su “tiempo libre” y me contactarla casi tres
años después.
Como actor, uno interpreta per.¡onajes fue rtes, débiles, violentos,
adorables, detestables … Yo he interpretado un poco de
todo, pero una caracterización se quedó en la mente de mucha
gente y me atrevo a decir que aún está ahí, debido al gran éxito
que tuvo alrededor del mundo. Este personaje sigue en mi cora·
zón, igual que un par que no ha conido con la misma suerte. Se
trata de Teresa Mendoza La Mexicana, mejor conocida como La
Re111a del Sur ~rgida de un bestseller del mismo nombre eser!-
REPORTE ESPECIAL
tengo que hdiar cada segundo, apane de m. Cf80 que no creo …
“No creo en ¡uzgar. ya que sólo yo soy responsable de m1
actuar y me faltaria vida
“No creo en la moral. ya que varia enormemente entre el S«
hi.rnano. Cf80 en lo que me hace sentir b para pode< re dormr tranquila, pero no en lo que la SOC1edad
q uoere hacerme sentir.
“Creo en el bien.
“Creo. a pesar de lodo lo que acabo de escr1b<r, en la raza
humana. p0tque amo, odio. me arrepiento, me equivoco. lastimo.
a~o. siento, ‘fracaso’. lloro, sufro, enllidoo. tengo dolores profundos.
tengo sexo. tengo suel’los.. fantasias. deseos. podo ayuda.
recibo. doy, lucho. salgo adelante, me olvido. me enfurezco. me
río. espero. ~Y paciente. soy impaciente. aguanto … estoy vova y
por eso agradezco a Dios todos los dlas. por ser quien soy. bien
o mal.
“Hoy aeo más en el Chapo Guzmáo que en los gob DI :t016 Pfpt dispuesto a darme el testimonio de su vida a mí, Kate del Casullo
Negrete ltíllo. Tudo el vuelo me fui pensando en la gran responsabilidad
que me habla echado encima Al llegar a Estados
Unidos, subieron perros antidrogas al avión,~ revisaron todo.y
yo, “cara de palo”. 1Estaba segura que mis nervios delatarían con
quién estuve• Sentía que los perros me olerían … en fin, mil cosas
me pasaron por la mente. Tuquicardia de nuevo. Me hicieron va·
rias preguntas, “cara de palo”, estaba segura de que alguien de la
DEA me había seguido. Paranoia. Ya en mi departamento le man·
dé un mensaje a Jessica: “Ya en Miami, amiga, todo bien·
Al día siguiente, en rru llamado para Dueilos del Paraíso, iró·
nícamente tenía que hacer una escena en la que mí personaje,
Anastasia Cardona, traficaba droga a Estados Unidos. Nunca me
sentí tan “en personaje”. No podía creer cómo la realidad y la fic·
ción, a veces, no están tan lejanas.
En Miami conocí a uno de los dos productores que, por su ex·
periencía en la industria de Hollywood, sería perfecto para pre·
sentarlo con los abogados del Sr. Joaquín Guzmán Loera e ini·
ciar el proyecto.
La segunda fuga
La noche del segundo escape de Joaquín Guzmán (el 11 de ju·
lío de 2015), me encontraba en un bar de Los Angeles celebran· ”
pwww

Web del Autor

Pagina Oficial

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------