---------------

Tú te lo buscaste! – Libro 1 – Emma Green

Tú te lo buscaste! - Libro 1 – Emma Green

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Tú te lo buscaste! – Libro 1 – Emma Green

Valentine
Algunas horas más tarde, el calor dentro de la cabaña se vuelve insoportable. El sol todavía no está en su cénit, pero ya siento como si me estuviera cociendo a
fuego lento, estoy empapada y mi cerebro no puede alinear dos ideas coherentes. Contrariamente a lo habitual en la costa este, esta mañana no ha llovido. Nada ha
venido a refrescar ni a humedecer nuestro rincón infernal de láminas onduladas. Y por si eso fuera poco, nuestros estómagos vacíos rugen sin cesar, ya no tenemos agua
y una insoportable necesidad de hacer pipí me cizalla el vientre bajo. Pero ni pensar en bajarme las bragas frente al musculoso desconocido, con el cual Aïna ya renunció
a darse a entender y que permanece en silencio entre las sombras de su rincón.
Desde su llegada, hay dos guardias más vigilándonos, los cuales abren compulsivamente la puerta cada diez minutos, con ansiedad, como si el chico fuera de pronto
a romper sus pantalones, volverse todo verde y pulverizar la cabaña lanzando un rugido como Hulk. Algo me dice que provocó varios daños entre los maleantes durante
su enfrentamiento; debe haber aplastado a tres o cuatro de los otros antes de que lograran atarlo, y los que lograron escapar no tienen ninguna intención de terminar
como filetes tártaros también. Los comprendo. A mí también me da miedo.
De hecho hacen bien en mantenerse alerta puesto que a pesar de su vigilancia extrema, él ha logrado deshacerse de sus ataduras. En vista de su actitud poco
simpática, esto no me tranquiliza. Una vez que se ha liberado, se levanta para estirarse y relajar los músculos de sus hombros, esos hombros grandes y poderosos que
su cabello rubio roza con cada movimiento. Dos finas trenzas adornan sus sienes y se juntan detrás de su cabeza, otras dos enmarcan su rostro anguloso, como si fuera
un guerrero celta o germánico de la Antigüedad. Un peinado de otra época, que endurece sus rasgos en vez de suavizarlos.
Él ha tomado el balde de agua que Aïna dejó a su disposición pero no ha bebido nada. Se conformó con limpiarse la herida del cuero cabelludo, con los gestos
tranquilos y seguros de un hombre a quien nada perturba. Luego regresó a su rincón en la cabaña para recostarse cómodamente, con la cabeza recargada sobre su brazo
doblado. Dos minutos más tarde, su respiración lenta y profunda no deja lugar a dudas: está dormido.
– Por lo menos alguien no está en riesgo de padecer una úlcera – dice Aïna incrédula. ¡Jamás había visto a alguien tan zen!
– Sigo creyendo que lo golpearon demasiado fuerte y que está completamente desconectado. En cualquier caso, como verás, no necesita nuestra ayuda – digo
señalando sus manos libres, unas manos grandes, sólidas y cuadradas con las articulaciones lastimadas, seguramente más hábiles dando puñetazos que disparando un
flash o arreglando un zoom. – Si este chico es fotógrafo, yo soy Rapunzel…
– OK, se parece más a un vikingo que a Yann Arthus-Bertrand pero no era muy caritativo dejarlo lidiando solo con sus cuerdas.
– Seguro. « Lidió » con ellas por tres minutos máximo. Por el contrario, me preocupa la reacción de los guardias cuando se den cuenta de que ya no está atado.
– No creo que corran el riesgo de regresar a atarlo. Estamos en el bosque, a veinte kilómetros de la autopista más cercana, y a ciento cincuenta de la primera avenida
pavimentada. El campo cuenta con unos quince hombres alerta, que conocen el lugar como la palma de su mano. Aun si se escapara, no llegaría lejos antes de que lo
atraparan. Además, está herido.
Aïna tenía razón: cuando volvieron a abrir la puerta, los guardias se quedaron inmóviles por un instante frente al pedazo de cuerda debidamente enrollado cerca del
hombre dormido, pero finalmente decidieron, después de intercambiar algunas palabras, no aventurarse dentro de la cabaña. En cuanto a nosotras, aprovechamos su
sueño para vaciar nuestras vejigas al abrigo de las miradas, en nuestro pequeño balde lleno de aserrín.
Ahora mismo, la temperatura en la cabaña es insoportable. Normalmente, agosto no es el mes más caliente en Madagascar, pero desafortunadamente
experimentamos condiciones climáticas excepcionales para la época. No tenemos nada de suerte. Sobre todo porque nuestra prisión, a pleno sol, toda de lámina y sin
ninguna ventilación, es un olla a presión. Si antes creía tener calor, me equivocaba. Ahora sí que tengo calor. Mucho calor. Ya me cocí todo lo posible, estoy justo a buen
término. Con una buena salsa agridulce, sería perfectamente comestible.
– Si salimos de esta, llenaré mi jacuzzi con hielos y pasaré una semana entera sin salir de él – digo secándome el rostro con la parte baja de mi blusa. Voy a beber,
comer, dormir, hacer el amor en el jacuzzi. Con burbujas.
– A tu padre le daría un infarto si te escuchara – responde Aïna.
– No me importa mi progenitor – replico con una extraña sensación de embriaguez.
– Y tienes razón en ello – aprueba Aïna.
– Tú sí que eres una verdadera amiga, Nana. Haré que te construyan un jacuzzi al lado del mío.
– Qué amable.
– ¿Verdad que sí?
– ¿Valentine?
– ¿Hmmm?
– Siento como si estuviera borracha…
– Yo también. Es el calor y la deshidratación. Nuestros cerebros se están friendo.
– OK.

Pages : 33

Autor : Emma Green

Comprimido: no

Format :True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros Aquí !!

Aqui   la saga de Emma Green

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Tú te lo buscaste! - Libro 1 – Emma Green

– Pronto empezaremos a alucinar, como las personas que se pierden en el desierto. Primero, hablaremos con

Puedes Leer Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En Tu Sitio Favorita Amazon!! 

Clic Aquí Para comprar 

Leer en Online Tú te lo buscaste! – Libro 1 – Emma Green

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------