---------------

Libro PDF Diario de Guantánamo Mohamedou Ould Slahi

Diario de Guantánamo Mohamedou Ould Slahi

Descargar  Libro PDF Diario de Guantánamo Mohamedou Ould Slahi

Después de 12 años estudiar, vivir y trabajar en extranjero, principalmente Alemania y brevemente Canadá, Mohamedou Ould
Slahi decide regresar Mauritania, su país natal. En trayecto es detenido dos veces
a instancias de los Estados
Unidos –primero por la policía
senegalesa y después por las
autoridades mauritanas– interrogado por agentes del
en relación con la denominada
Conjura del Milenio para
atentar contra el aeropuerto Los Ángeles. Las autoridades liberan el 14 de febrero 2000 al concluir que no hay
fundamentos para implicarlo
en la conjura.
2000-
otoño
de
2001
Mohamedou vive con familia y trabaja como
ingeniero electrónico Nouakchott, Mauritania.
29 de Mohamedou es detenido
29 de
sept.
de
2001
Mohamedou es detenido retenido dos semanas por las
autoridades mauritanas; interrogado otra vez por
agentes del FBI sobre la Conjura
del Milenio. Es puesto libertad por las autoridades Mauritania, que declaran
públicamente su inocencia.
20 de
nov.
de
2001
La policía mauritana va a casa de Mohamedou y le piden
que los acompañe para
continuar el interrogatorio. acepta voluntariamente, y los
sigue en su coche hasta comisaría.
28 de
nov.
de
2001
Un avión de entregas especiales
de la CIA transporta Mohamedou desde Mauritania
hasta una prisión en Amman,
Jordania, donde es interrogado
durante siete meses y medio
por los Servicios de Inteligencia
jordanos.
19 de
julio
de
2002
Otro avión especial de la
saca a Mohamedou Amman; lo desnudan, vendan los ojos, le ponen un
pañal, lo encadenan y trasladan a la base aérea militar
de los Estados Unidos Bagram, Afganistán. Los
sucesos contados en el Diario
de Guantánamo comienzan con
esta escena.
4 de
agosto
de
2002
Después de dos semanas interrogatorio en Bagram,
Mohamedou es trasladado un avión militar, junto con
otros 34 prisioneros, hasta
Guantánamo. El grupo instalado a su llegada el 5 agosto de 2002.
2003-
2004
Interrogadores militares
estadounidenses someten Mohamedou a un “plan
especial de interrogatorio”, que
es personalmente aprobado
por el secretario de Defensa
Donald Rumsfeld. Su tortura
incluye meses de aislamiento
extremo, una retahíla humillaciones físicas,
psicológicas y sexuales,
amenazas de muerte, amenazas
a su familia, y una simulación
de secuestro y entrega.
3 de
marzo
de
2005
Mohamedou solicita a justicia estadounidense que le aplique el recurso de habeas
corpus.
Verano
Mohamedou escribe a mano
de
2005
Mohamedou escribe a mano
las 466 páginas que
compondrían este libro en celda de aislamiento Guantánamo.
12 de
junio
de
2008
El Tribunal Supremo de los
Estados Unidos establece Boumediene v. Bush 5-4 que
“Los detenidos Guantánamo tienen el derecho
de impugnar su detención
mediante el procedimiento habeas corpus”.
Agostodic.
James Robertson, juez del
de
2009
James Robertson, juez del
Tribunal Federal de los
Estados Unidos, atiende solicitud de habeas corpus Mohamedou.
22 de
marzo
de
2010
El juez Robertson concede habeas corpus a Mohamedou ordena que se le ponga libertad.
26 de
marzo
de
2010
La administración del
presidente Barack Obama
presenta un recurso apelación.
5 de El Tribunal de Apelaciones
5 de
nov.
de
2010
El Tribunal de Apelaciones Circuito del Distrito Columbia devuelve el caso habeas corpus de Mohamedou
al Tribunal Federal para una
nueva audiencia. El caso está
todavía pendiente.
Presente Mohamedou permanece en misma celda de Guantánamo
en la que tuvieron lugar
muchos de los hechos narrados
en este libro.
ste libro es una versión del manuscrito de 466 páginas
que Mohamedou Ould Slahi escribió a mano en su
celda de la prisión de Guantánamo en el verano y otoño de
2005.Se ha editado dos veces: primero por el
Gobierno de los Estados Unidos, que añadió más
de 2 500 barras negras de censura, y después por
mí. Mohamedou no pudo participar en estas
ediciones ni responder a ellas.
A pesar de ello, siempre ha confiado en que su
manuscrito llegaría al público lector –está
directamente dirigido a nosotros, y en particular a
los lectores estadounidenses– y ha autorizado
explícitamente esta publicación y su formato
editorial, con el entendido y expreso deseo de que
el proceso editorial debe llevarse a cabo de manera
que transmita fielmente el contenido y cumpla el
objetivo del original. Él me confió la realización de
su deseo, y eso es lo que he intentado hacer al
preparar este manuscrito para la imprenta.
Mohamedou Ould Slahi escribió sus
memorias en inglés, su cuarta lengua, que adquirió
en su mayor parte cuando fue detenido por los
Estados Unidos. Él mismo hace referencia a esto a
lo largo del libro, no sin cierta gracia. La escritura
en inglés fue un acto significativo y un gran logro
en sí mismo. De igual forma, la elección del inglés
crea o contribuye a crear algunos de los efectos
literarios más importantes de este trabajo. He
contabilizado un vocabulario de algo menos de 7
000 palabras –un léxico tan rico como el que las
épicas homéricas despliegan–. Lo hace de tal
manera que, en ocasiones, se hace eco de aquellas
narraciones, como cuando repite fórmulas para
fenómenos y hechos recurrentes. Y lo hace, como
los creadores épicos, de forma que consigue
transmitir una enorme urdimbre de acciones y
emoción. En la presente edición he procurado
preservar por encima de todo este sentimiento y
hacer honor a los actos del autor.
Al mismo tiempo, el manuscrito que
Mohamedou se propuso componer en su celda en
2005 es un borrador incompleto y en ocasiones
fragmentario. En algunas secciones la prosa se
percibe más pulida y en otras la escritura parece
más precaria pero es más precisa; por ellas se
puede deducir que hubo borradores anteriores. En
otras partes el escrito tiene más la extensión y la
premura de un primer boceto. Hay evidentes
variaciones en la aproximación narrativa. La
narración es lineal en las partes que relatan los
hechos más recientes –como podría esperarse dada
la intensidad de los acontecimientos y la
proximidad de los personajes que está
describiendo–. Incluso, la forma general del
trabajo queda sin resolver, con una serie de
retrospectivas de los sucesos que preceden a la
narrativa central, añadidas al final.
Para abordar estos retos, como cualquier editor
que busca satisfacer las expectativas del autor de
que los errores y distracciones se vean
minimizados y acentuados la voz y el enfoque, he
editado el manuscrito en dos niveles. Paso a paso,
esto ha significado principalmente regularizar los
tiempos verbales, el orden de las palabras y algunas
locuciones extrañas, y de vez en cuando, por
claridad, consolidar y reordenar el texto. También
he incorporado los anexos retrospectivos a la
narración principal y he reestructurado el escrito
totalmente, proceso por el que un trabajo cercano
a las 122 000 palabras se redujo a solamente algo
menos de 100 000 en esta versión. Estas
decisiones editoriales fueron mías, y solo me cabe
esperar que gocen de la aprobación de
Mohamedou.
A lo largo de este proceso tuve que enfrentarme
A lo largo de este proceso tuve que enfrentarme
con algunos desafíos específicamente relacionados
con las censuras que hizo el gobierno
estadounidense a su edición del manuscrito. Estas
censuras son cambios que ha impuesto al texto el
mismo gobierno que persiste en controlar el
destino de su autor y que ha empleado el secreto
como una herramienta esencial de ese control
durante más de 13 años. Como tales, las barras
negras sobre la página funcionan como
recordatorios visuales de la situación en curso del
autor. Al mismo tiempo, deliberadamente o no, la
censura sirve a menudo para dificultar el sentido
de la narración, desdibujar los contornos de los
personajes y oscurecer el tono abierto y accesible
de la voz del autor.
Cualquier proceso de edición de un texto
censurado, que

Web del Autor

Pagina Oficial

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

---------