---------------

Heridas de amor y de guerra – Meg Ferrero

Heridas de amor y de guerra – Meg Ferrero

Heridas de amor y de guerra – Meg Ferrero

Descárgatelo El libro  Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Anna se secó el sudor de la frente con la manga de su manchado vestido. A pesar de la época del año en la que estaban tenía mucho calor, cosa que se reflejaba en sus
coloridas mejillas. Se sentía sucia y dolorida. Su uniforme gris, de tosca lana, estaba totalmente desaseado y el delantal que llevaba, en otro momento blanco, estaba lleno
de sangre y otros fluidos corporales en los que no quería ni pensar. En el pelo, una cofia blanca, ridícula dadas las circunstancias, recordaba que en algún momento su
pelo había estado peinado y recogido, y no revuelto y pegado a la cabeza y la cara como lucía ahora. Cogió aire intentando aliviar el cansancio que aquejaba a su frágil y
delgado cuerpo. Se llevó la otra mano a los riñones a la vez que estiraba la espalda cual felino desperezándose, mientras el dolor que sentía se reflejaba en su delicado
rostro.
El golpe sordo y seco de los camilleros turcos al dejar caer al suelo el cuerpo inerte de un nuevo soldado, justo a los pies de su dorso, la hizo sobresaltarse y olvidar
nuevamente todas las quejas de su cuerpo para ayudar al nuevo combatiente.
Apenas llevaba quince días en aquel cuartel, que hacía las veces de hospital central del cuerpo expedicionario inglés de la Guerra de Crimea, apodado como el hospital
de las Barracas, y ya se arrepentía de su precipitada decisión de partir como enfermera hacia aquella guerra entre aliados y rusos.
Pero su vida en Londres, abocada a un casamiento de conveniencia con un hombre al que ni siquiera conocía y destinada a vivir confinada en una casa realizando tan
sólo las labores de madre y esposa, se le antojaba decepcionante. Su decisión había sido recibida con la fuerte oposición de sus padres y de su hermana mayor. Pero
Anna poseía un carácter muy fuerte y tenaz y su madre bien sabía que no podía, siquiera, intentar convencer de lo contrario a su indómita hija. Así pues, con el futuro
de la familia asegurado por el casamiento de su hermana mayor con un conde, finalmente sus padres cedieron a sus deseos a regañadientes.
Se giró hacia el soldado que yacía semiinconsciente en aquel oscuro y sucio corredor y que estaba tendido en el suelo balbuciendo palabras ininteligibles.
Por un momento, mientras un oficial médico pasaba por delante del herido, dudó de si agacharse para socorrerlo. Pero, al ver la desidia en la cara de este al mirar a
todos aquellos soldados y viendo que pasaba de largo como si no los viese, se agachó junto al joven tendido sobre el sucio y frío suelo. Aquel pasillo era como una gran
sala infecta, húmeda y con las paredes mugrientas, llena de soldados esparcidos por doquier, medio desnudos, que inundaban no solo el suelo sino también el ambiente
con su hedor asfixiante y sus gritos agónicos. Era un espectáculo horrible y triste, a la vez que conmovedor. Todos estaban cubiertos de barro y sangre. Deliraban,
gemían, juraban, suplicaban y descansaban la cabeza, en el mejor de los casos, sobre una polaina o algún andrajo. Anna tuvo que espantar unas ratas que, enfurecidas,
reaccionaron lanzándose contra el muchacho intentando morderlo, hasta que pudo ahuyentarlas del todo. Se inclinó ligeramente sobre él, ya que se encontraba a su lado,
para comprobar su estado, e incorporó la cabeza del joven sobre su regazo.
¡Soldado! susurró con suavidad, sacudiéndole ligeramente un hombro. ¿Puede oírme? ¿Puede usted moverse o hablarme?
Alex estaba sumido en una penosa inconsciencia, llena de dolores, hasta que había notado el calor y la comodidad de su cabeza recostada sobre algo suave y cálido
por primera vez en meses. Intentó abrir los ojos como pudo pero, aparte del tremendo esfuerzo que ese simple gesto le costó, la luz le cegó prácticamente la vista y
supo que iba a morir. Lo comprendió cuando el ángel que acababa de ver le susurró dulces palabras que no fue capaz de comprender. Un ángel en forma de una preciosa
mujer morena con mirada compasiva y rodeada de un aura celestial. ¡Por fin iba a dejar de penar! ¡Por fin iba a terminar todo aquel sufrimiento inútil! Quiso decirle algo
a su ángel. Quiso que les transmitiera a sus padres que se había ido tranquilo y en paz, pero las palabras murieron en su garganta.
Anna se acercó al soldado herido más todavía, al ver que intentaba decirle algo, aunque no logró entender absolutamente nada.
Buscó ayuda con la mirada a su alrededor, pero desistió al no encontrar a ninguna de sus compañeras a la vista. Quería apartar a un lado al joven soldado para que, al
menos, no lo atropellasen los ayudantes al traer nuevos heridos. Y de sobra sabía, en apenas aquellos primeros días, que ningún enfermero ni médico de aquel hospital
estaría dispuesto a ayudarla.
Miró en la dirección de los camilleros turcos que entraban sin cesar, tirando a los combatientes al suelo desde los toscos soportes. Luego, desaparecían para ir a los
barcos, desde donde traían a los heridos de las batallas, para transportarlos de la misma manera hasta el hospital.
¡Por favor! suplicó a uno de ellos con la mirada. ¿Puede ayudarme a subir

Orden de autor: Ferrero, Meg
Orden de título: Heridas de amor y de guerra
Fecha: 24 ago 2016
uuid: 8393cd5f-9b70-49fa-99f8-be43e9ed4e64
id: 176
Modificado: 24 ago 2016
Tamaño: 0.79MB

Novela kindle  Comprimido: no

kindle Formato – Contenido – tipo : True 

Temáticas: Novela romántica, Comedia romántica , romance

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

Si te gusto  comparte  en   el facebook 

Descargar Libro Aqui  !!


https://1drv.ms/b/s!AhKpqxOmldbbhlIuLDK-vVFhLGE7
https://app.box.com/s/wl48qgvadh1b82oi7okqgymcp6jz1kot
http://go4up.com/dl/35a1e2eb61fd43

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------