---------------

Historia National Geographic – Junio 2016

Historia National Geographic - Junio 2016

Historia National Geographic – Junio 2016

 

Descargar Revista Gratis    En PDF
La mujer tenía unos 40 o
50 años en el momento de
su muerte, medía entre 1,48
y 1,58 metros de estatura, era
diestra y presentaba deformación
craneal. También se
han hallado indicios de tres
fracturas previas a la muerte.
El cuerpo estaba en posición
flexionada y alrededor de su
cuello había 460 cuentas de
collar tubulares y circulares
elaboradas con conchas,
un colgante que llevaba
un molusco spondylus
y cuatro magníficos tupus
o prendedores de hueso.
Latumbaintactadeuna
mujer de la élite de la
cultura peruana de
Caral, la civilización
más antigua de América, ha
sido descubierta en el yacimiento
de Áspero, unos 180
kilómetros al norte de Lima.
Un equipo de arqueólogos
peruanosdirigidosporRuth
Shady, directora de la zona
arqueológicadeCaral,harealizado
el descubrimientoen

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar 

 

la Huaca de los Ídolos, un
edificiodeformapiramidal,
conplataformassuperpuestas
y una escalera central.
Un textil de algodón de color
marrón cubría el cráneo
de la mujer y otro textil más
grande, también de algodón,
cubría el cuerpo y su ajuar,
envueltos a su vez con un
tejido de fibra de junco
sujeto por cuerdas delgadas.
El fardo funerario se depositó
sobre una ofrenda consistente
en un cuenco lleno
de tubérculos y semillas, se
cubrió con una capa de ceniza
y se tapó con tierra, permaneciendo
inalterado hasta
su descubrimiento,
n el Parque Olivar del
Zaudín, en el término
municipal de Tomares,
en Sevilla, unas obras han sacado
a la luz un tesoro inesperado:
diecinueve ánforas
que contenían seiscientos
kilos de monedas romanas
de bronce del siglo IV.
Las monedas se ocultaron
a propósito en un espacio
subterráneo, donde han permanecido
hasta la fecha, pero
resulta sorprendente que se
colocaran en ánforas, un tipo
de recipiente que no se usaba
Untesoro romano
oculto eEn 1854, el comodoro Matthew
Perry arribó a Japón para exigir
el fin del total aislamiento
del exterior que el país había
mantenido durante los últimos
dos siglos. Aquel día, el vapor y el
acero de los acorazados norteamericanos
transmitieron un mensaje inapelable:
Japón no sólo debía aceptar abrir
sus puertos y comerciar con el resto del
mundo, sino que debía transformar su
economía, sus instituciones, incluso
su modo de vida, si no quería verse
sometido a los extranjeros.
Los japoneses entendieron la lección.
En 1868, la denominada Revolución
Meiji puso en marcha un proceso
de radical modernización que en pocos
años haría de Japón una potencia al
mismoniveldelas occidentales.
Latransformación, sin embargo,
no se hizo sin resistencias,
en particular por parte de los
samuráis, la casta de guerreros
que encarnaba el espíritu tradicional
del país. Uno de ellos,
Saigo Takamori, protagonizó
en1877unarebelión que, pese
asufracaso,sehizo legendaria.
Saigo procedía de Satsuma,
de una familia samurái
típica, esto es,
tan orgullosa de su linaje como escasa
de medios económicos. Comenzó su
carrera no en un castillo, sino en el
mundo rural, como copista del magistrado
Sakoda Tajiemon. De imponente
corpulencia, austero y buen
conversador, pasó los siguientes diez
años recorriendo varios distritos como
recaudador de impuestos, conociendo
así la situación del campesinado. Tajiemon
le inculcó que, como samurái,
debía velar por el bienestar de la población
a su cargo: Saigo comprendió
que los campesinos eran necesarios
para sostener el país y a los propios
samuráis y envió un airado memorándum
a su daimyo o señor feudal,
Shimazu Nariakira, en el que insistía
en que los samuráis debían recuperar
la confianza de los campesinos y acabar
con prácticas corruptas.
La tentación del sacrificio
Admitido en el séquito de Nariakira,
Saigo le declaró una absoluta lealtad,
hasta el punto de que cuando el daimyo
murió repentinamente Saigo resolvió
suicidarse, siguiendo la antigua
práctica del junshi, según la cual a la
muerte de un señor uno de sus servidores
debía inmolarse. Él y un amigo
se arrojaron a un lago desde unabarca, pero las aguas devolvieron sus
cuerpos a la costa, el del amigo ya sin
vida, mientras que a Saigo pudieron
reanimarlo. Saigo recordaría cada año
este suceso y en una ocasión escribiría
un poema chino para conmemorarlo:
«Cogidos de la mano, nos lanzamos a
las profundidades marinas… el destino
quiso frustrar mis esperanzas
y me devolvió vivo… Ahora los años
han pasado, y aquí estoy de pie ante tu
tumba, derramando lágrimas vanas».
El nuevo daimyo de Satsuma recelaba
de ese samurái austero e insobornable,
que ejercía ya una notable influencia
sobre sus pares. Por ello, Saigo fue
desterrado en dos ocasiones a islas
remotas, estancias que aprovechó para
perfeccionarse en el arte de la caligrafía
y la poesía china y practicar la lucha sumo,
así como para conocer de primera
mano las duras condiciones de vida
del pueblo. Hasta que en 1864 le llegó
el perdón y pudo volver a Satsuma.
A partir de ese momento, y durante
los cuatro años siguientes, Saigo
participaría de forma muy destacada
en las luchas políticas y militares que
desembocaron en la Revolución Meiji.
Nombrado comandante de las tropas de
Satsuma, Saigo y su señor Hisamitsu
decidieron aliarse con otro gran señorío
territorial, el de Choshu, y enfrentarse a
las tropas del clan Tokugawa, que desde
1603 controlaba el país a través del cargo
de shogun o gobernador militar. En 1868
las tropas de Saigo ocuparon Edo (actual
Tokio) e infligieron derrotas decisivas
al bando de los Tokugawa. El bakufu –el
sistema de gobierno militar que había
regido Japón desde hacía 700 años–
fue abolido, y en su lugar se formó un
nuevo gobierno que, amparándose en
la autoridad del emperador, empezó
a aplicar reformas modernizadoras.

Historia National Geographic - Junio 2016 revista Historia National Geographic - Junio 2016 descargar

Leer En Online

 

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

Historia National Geographic – Junio 2016

 

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------