---------------

Introducción a la economía política Rosa Luxemburgo

Introducción a la economía política Rosa Luxemburgo

 Introducción a la economía política Rosa Luxemburgo 

Descargar Libro PDF


desgracia, definitivamente. Pero una parte —probablemente la más importante
— de su trabajo para la «Introducción a la economía política» pudo ser
salvada. Paul Levi —que se había hecho cargo de los manuscritos de la autora
— publica esta obra en 1925. Por una carta a su editor, escrita en la prisión de
mujeres de Berlín, el 28 de julio de 1916, conocemos el plan de conjunto de la
obra. Los capítulos previstos eran diez: l. ¿Qué es la economía política? 2. El
trabajo social; 3. Elementos de historia económica: la sociedad comunista
primitiva; 4. Id.: el sistema económico feudal; 5. Id.: la ciudad medieval y las
corporaciones de oficio; 6. La producción mercantil; 7. El trabajo asalariado; 8.
El beneficio capitalista; 9. La crisis; 10. Las tendencias de la evolución
capitalista.
Sin embargo, entre los manuscritos que pudieron ser recuperados sólo se
encontraron los capítulos 1, 3, 6, 7 y 10. Son estos capítulos los que fueron
publicados luego por Levi.
La obra, pese al estado mutilado en que ha llegado hasta nosotros, conserva
un interés de primer orden. La «Introducción» de Rosa Luxemburgo supera en
muchos puntos —y sin duda alguna en originalidad— a los manuales clásicos
de Kautsky, Bogdanov y Bujarin, escritos muy pocos años antes y que han
gozado de mucha mayor difusión.
Rosa Luxemburgo
Introducción a la economía política
ePub r1.1
Titillivus 18.02.15
Rosa Luxemburgo, 1925
Editor digital: Titillivus
ePub base r1.2
1. ¿Qué es la economía política?
I
La economía es una ciencia muy particular. Los problemas y las controversias
aparecen apenas se da el primer paso en esta rama del conocimiento, apenas se plantea
la pregunta fundamental: de qué trata esta ciencia. El obrero común, que tiene sólo
una idea muy vaga de qué es la economía, atribuirá su falta de conocimiento a una
deficiencia en su educación general. Pero en cierto sentido comparte su perplejidad
con muchos estudiosos y profesores eruditos, que escriben obras de muchos tomos
sobre el tema de la economía y dictan cursos de economía a los estudiantes
universitarios. Parece increíble, pero es cierto: la mayoría de los profesores de
economía tienen una idea muy nebulosa del contenido real de su erudición.
Puesto que es común que estos profesores galardonados con títulos y honores
académicos trabajen con definiciones, es decir, que traten de expresar la esencia de los
fenómenos más complejos en unas cuantas frases prolijamente elaboradas, hagamos
un experimento, tratemos de aprender de un representante de la economía burguesa
oficial de qué trata esta ciencia. Consultemos en primer lugar al decano del mundo
académico alemán, autor de una inmensa cantidad de mamotretos sobre economía, el
fundador de la llamada «escuela histórica» de la economía. Wilhelm Roscher. En su
primera gran obra, Die Grundlagen der Nationalokonomie Ein Handund Lesebuch
für Geschaftsmánner und Studierende (Los fundamentos de la economía política.
Manual y libro de lectura para hombres de empresa y estudiantes) publicada en
1854, pero que ha conocido desde entonces veintitrés ediciones, leemos en el capítulo
2, parágrafo 16: «Por ciencia de la economía nacional o política entendemos aquella
ciencia que trata de las leyes del desarrollo de la economía de una nación, o de su vida
económica nacional (filosofía de la historia de la economía política, según von
Mangoldt). Al igual que todas las ciencias políticas, o ciencias de la vida nacional,
estudia, por una parte, al hombre individual y por la otra extiende su campo de
investigación al conjunto de la humanidad».
¿Comprenden ahora los «hombres de negocios y estudiantes» qué es la economía?
Pues, la economía es la ciencia que estudia la vida económica. ¿Qué son los anteojos
de carey? Anteojos con marco de carey, desde luego. ¿Qué es un asno de carga? Pues,
¡un asno con una carga sobre su lomo! En realidad, éste es un buen método para
enseñarles a los niños el significado de las palabras más complejas. Es de lamentar, sin
embargo, que si no se entiende el significado de las palabras de nada servirá que éstas
se ordenen de tal o cual manera.
Consultemos ahora a otro estudioso alemán, actualmente catedrático de economía
en la Universidad de Berlín, verdadera luminaria de la ciencia oficial, famoso «a lo
largo y a lo ancho del país» (como se suele decir), el profesor Schmoller. En un
artículo sobre economía publicado en el gran compendio de los profesores alemanes,
el Diccionario manual de las ciencias políticas, de los profesores Konrad y Lexis,
Schmoller nos da la siguiente respuesta: «Yo diría que es la ciencia que describe,
define y dilucida las causas de los fenómenos económicos, y los aprehende en sus
interrelaciones. Ello supone, desde luego, que empecemos por definir correctamente a
la economía. En el centro de esta ciencia debemos colocar las formas típicas, que se
repiten en todos los pueblos civilizados modernos, de división y organización del
trabajo, del comercio, de la distribución de los ingresos, de las instituciones
socioeconómicas que, apoyadas por cierto tipo de leyes privadas y públicas y
dominadas por fuerzas síquicas parecidas o similares, generan relaciones de fuerzas
parecidas o similares, cuya descripción nos daría las estadísticas del mundo civilizado
contemporáneo: una especie de cuadro de situación de éste. A partir de allí, la ciencia
ha intentado discernir las diferencias entre las distintas economías nacionales, una en
comparación con las demás, los distintos tipos de organización aquí y en otras partes;
se ha preguntado en qué relación y con qué secuencia aparecen las distintas formas y
ha llegado así a la concepción del desarrollo causal de estas formas distintas y la
secuencia histórica de las circunstancias económicas. Y puesto que ha llegado, desde
el comienzo mismo, a la afirmación de ideales mediante juicios de valor morales e
históricos, ha mantenido esta función práctica, en cierta medida, hasta el presente.
Además de la teoría, la economía siempre ha propagado principios prácticos para la
vida cotidiana».

cueros vacunos de Argentina, plumas de China, seda de Italia y de Francia, lino y
cáñamo de Rusia, algodón de los Estados Unidos, India y Egipto, lana fina de
Inglaterra; yute de India, malta de Austria-Hungría, semilla de lino de la Argentina;
ciertos tipos de hulla de Inglaterra, lignito de Austria, salitre de Chile; madera de
quebracho para curtiembre de Argentina; madera para construcción de Rusia, mimbre
de Portugal, cobre de los Estados Unidos, estaño de las Indias neerlandesas, zinc de
Australia, aluminio de Austria-Hungría y Canadá, asbesto de Canadá, asfalto y mármol
de Italia, adoquines de Suecia; plomo de Bélgica, los Estados Unidos, Australia,
grafito de Ceilán, cal con sales fosfóricas de Norteamérica y Argelia, yodo de Chile…
Desde los alimentos más sencillos y de uso cotidiano hasta los objetos de lujo más
apreciados y los materiales e instrumentos más indispensables, procede la mayor
parte, directa o indirectamente, en su totalidad o en una porción cualquiera, de países
extranjeros, es producto del trabajo de pueblos extranjeros: Así es como, para poder
vivir y trabajar en Alemania, hacemos trabajar para nosotros a países, pueblos, y hasta
continentes enteros y, por nuestra parte, trabajamos

Web del Autor

Pagina Oficial

Si no sabes descargar mira este video tutorial

 Introducción a la economía política Rosa Luxemburgo 

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

---------