---------------

Libro PDF Jesús según los apócrifos Beatriz Ontaneda et al

Jesús según los apócrifos - Beatriz Ontaneda et al

Descargar  Libro PDF Jesús según los apócrifos  Beatriz Ontaneda et al


Colección: Historia Incógnita
http://www.historiaincognita.com
Título: Jesús según los apócrifos
Subtítulo: La crónica secreta de la vida
de Jesús según los evangelios
prohibidos
Autor: © Beatriz Ontaneda Portal &
Rose Marie Paz Wells
Copyright de la presente edición: ©
2008 Ediciones Nowtilus, S.L.
Doña Juana I de Castilla 44, 3º C,
28027 Madrid
http://www.nowtilus.com
Editor: Santos Rodríguez
Coordinador editorial: José Luis Torres
Vitolas
Diseño y realización de cubiertas:
Universo, Cultura y Ocio S.L.
Diseño del interior de la colección:
JLTV
Maquetación: Claudia Rueda Ceppi
Edición digital: Grammata.es
Reservados todos los derechos. El
contenido de esta obra está protegido
por la Ley, que establece pena de
prisión y/o multas, además de las
correspondientes indemnizaciones por
daños y perjuicios, para quienes
reprodujeren, plagiaren, distribuyeren o
comunicaren públicamente, en todo o en
parte, una obra literaria, artística o
científica, o su transformación,
interpretación o ejecución artística
fijada en cualquier tipo de soporte o
comunicada a través de cualquier medio,
sin la preceptiva autorización.
ISBN 13: 978-84-9763-550-9
Libro electrónico: primera edición
A Rose
In Memoriam
Y a todos los buscadores de la verdad,
en toda su multiplicidad de formas
Índice
CAPÍTULO I – HISTORIA NON
SANCTA
CAPÍTULO II – MALDITOS
APÓCRIFOS
CAPÍTULO III – MARÍA, LA
NIÑA RICA
CAPÍTULO IV – LAS
TRAVESURAS DE JESÚS
CAPÍTULO V – LOS AÑOS
PERDIDOS DE JESÚS
CAPÍTULO VI – ¡MUJERES!
CAPÍTULO VII – JESÚS,
¿HOMBRE O DIOS?
CAPÍTULO VIII – VAS A
MORIR… Y REGRESAR
ANEXO – PANDEMONIUM
BÍBLICO
BIBLIOGRAFÍA
NOTAS
Hay muchas verdades dentro del
cristianismo que no es
bueno que el vulgo conozca, y hay cosas
que son falsas, pero
que es bueno que el vulgo crea.
SAN AGUSTÍN
No puedo probar que… Jesús estuvo
casado o que
María Magdalena fue la madre de su
hijo… pero sí puedo
probar que…era una herejía ampliamente
creída en la Edad
Media…y que fue violentamente
combatida por la jerarquía de la
Iglesia establecida en Roma y que, pese
a esa persecución
incesante, la herejía de marras ha
sobrevivido.
MARGARET STARBIRD
Autora del libro María, esposa de Jesús
El cristianismo moderno tiene que
contar
con la posibilidad de que en cualquier
momento
haya que rectificar la historia de Jesús.
ALBERT SCHWEITER
Filósofo alemán, Premio Nobel de la
Paz en 1952

Capítulo 1
Historia non
sancta
En un principio los cristianos eran
pocos y sostenían una sola doctrina,
pero
cuando llegaron a ser muchos se
dividieron en numerosas facciones, cada
una
con su pretensión de tener su propio
territorio. Hoy están enfrentados unos
con
otros y a lo sumo lo único que tienen en
común es el nombre a que se aferran,
aunque de lo demás están divididos en
varias sectas.
CELSO, siglo II
Roma era el imperio. El centro del
mundo. En torno a él giraban todas las
colonias. Palestina era una de ellas.
Sojuzgada, siempre descontenta,
problemática, en ebullición constante.
Repleta de sectas e ideas contradictorias
que el imperio aceptaba con indiferencia
y desdén. Sin embargo, los judíos
acariciaban en secreto una ilusión: la
llegada de un salvador que los liberara
del yugo romano. De allí que las calles
de Jerusalén estaban llenas de profetas,
salvadores, mesías, elegidos y chiflados
que hablaban de los nuevos tiempos que
estaban por venir. Había muchos, pero
solo uno llegó hasta el final y cambió la
Historia de un solo tajo. Su nombre
Yeshua Ben Mariam.
Pero, ¿por qué creemos lo que
creemos?, ¿es el Jesús que nos ha
vendido la Iglesia Católica, Apostólica
y Romana, el verdadero? ¿Es la Biblia
la única referencia que tenemos de él?
¿No existen otros escritos antiguos?
Claro que existen. Por ejemplo, los
llamados “apócrifos”. Durante siglos la
Iglesia ha impugnado esta fuente,
considerándola falsa. ¿Son realmente
falsos? Y si no lo fueran, ¿por qué no
figuran en la Biblia? Objetivamente,
¿qué son los evangelios apócrifos? Si
queremos saberlo, tendremos que
remontarnos unos veinte siglos atrás y
sumergirnos en las aguas profundas de la
Historia.
El cristianismo en sus inicios fue un
movimiento judío, amplio, variado,
amorfo, tipo New Age, donde existían
mil vertientes que diferían entre sí. Cada
una estaba organizada a su manera. Si
vol – vié semos en la máquina del
tiempo a la Palestina del siglo I,
veríamos que lo que nosotros
denominamos hoy como “cristianismo”
era en realidad un conglomerado de
sectas que pugnaban entre sí, cada una
con sus propios libros sagrados y sus
propios predicadores. Al final, el grupo
que se asoció con el poder de Roma fue
el que prevaleció frente a los demás,
imponiendo su producción literaria a la
fuerza. Como sostiene el estudioso
bíblico Peter Flint, “sin la Iglesia
tendríamos gran cantidad de libros. Con
la Iglesia solo tenemos la Biblia”. Así
fueron las cosas, señoras y señores.
SANTIAGO FUE EL
PRIMER LÍDER
CRISTIANO
El primer conflicto que se dio en el
cristianismo fue entre los mismos
apóstoles. Había dos facciones bien
claras: la judía y la griega, que
coexistían a regañadientes pues poseían
costumbres distintas. Fue así como
comenzaron a surgir marginaciones y
roces entre ellos (Hechos 6:1).
Y el malestar fue creciendo (1 Corintios
1:10-12)
El primer bando, liderado por Santiago
y Pedro, abogaba por la continuación de
todas las tradiciones hebreas instituidas
por Moisés. Mientras que el otro lado,
defendido a capa y espada por Pablo,
afirmaba que muchas de las costumbres
judías como la circuncisión, comer solo
carne kosher [1] y reposar el sábado,
eran innecesarias para los gentiles (los
no judíos) que se hacían cristianos. Para
llegar a un acuerdo entre ambos bandos,
se realizó el primer concilio de la
Historia: el Concilio de Jerusalén
(Hechos 15:1-35).

Martirio de Santiago el menor de Pedro Orrente, fechado
en 1639.
Flavio Josefo describió a este apóstol como hermano de
Jesús y como uno de los principales líderes del movimiento
cristiano.
Santiago el menor, también llamado “el
justo”, era judío hasta el tuétano. Se
decía de él que, de tanto rezar, le
salieron rodillas de camello. El
historiador judío Flavio Josefo en sus
Antigüedades Judías lo menciona como
hermano de Jesús y como principal
cabecilla del movimiento cristiano de
esa época. Pedro quedaba opacado
frente a él. Con esto podemos deducir
que durante un buen tiempo la facción de
Santiago resultó ser la más popular y
poderosa de Judea. Este bando mostraba
a Jesús como un profeta especial, como
el mesías enviado, pero carente del aura
divina que poco a poco le fueron
imprimiendo los helenistas como Pablo.
Después de múltiples reyertas y luchas
por la supremacía, fue ganando terreno
la facción de Pablo. Pedro, que era
medio comodín, terminó yéndose para su
lado. De esta forma, las ideas de Pablo
se convirtieron en los posicionamientos
oficiales de la cristiandad para los
próximos dos mil años. Veamos el perfil
de este señor.
EL MARKETING
SEGÚN PABLO [2]
¿Cómo era físicamente? El apócrifo
Hechos de Pablo y de Tecla nos ofrece
un retrato robot: “…hombre de pequeña
estatura, calvo, de piernas arqueadas,
buen estado de salud, cejas juntas y
pobladas, nariz pequeña…” Ahora
enumeremos los rasgos de su
personalidad:
* Maestro de la ley hebrea, fariseo,
culto, preparado, astuto y hacía gala de
una gran labia, por lo que su prédica
resultaba muy convincente. Era un sujeto
de poder e influencia. Poseía ciudadanía
romana, lo que le salvó el pellejo en
más de una oportunidad. Gran viajero.
* Era un buen artesano como muchos
fariseos de su época. Cosía tiendas de
pelo de cabra, con lo que se ganaba la
vida en época de vacas flacas.
* Sufría de una enfermedad, que él
mismo llamó “una espina en el cuerpo”.
Algunos han querido ver en ello la
epilepsia. Sin embargo, otros piensan
que mas bien se estaría refiriendo a
estigmas (Galatas 6:17). Quienes han
estudiado estos fenómenos han llegado a
la conclusión de que no solo ocurren en
creyentes, sino también en ateos y que
estas marcas son siempre de naturaleza
obsesiva e histérica. Así se explicaría
porque él se convirtió tan drásticamente
al cristianismo. Afirmaba haber visto a
Jesús resucitado. ¿Fue Pablo el primer
estigmatizado de la historia?
* Pertenecía a la tribu de Benjamín.
Recordemos que siempre existió una
rivalidad tácita entre la tribu de
Benjamín y la de Judá, que se grafica
muy bien en la historia del rey Saúl
(benjaminita) y de cómo David (judío)
le arrebató el derecho al trono. Es muy
posible que por esto Pablo tuviera un

Web del Autor

Pagina Oficial

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------