---------------

La gracia de un soldado – Katherine St. Clair

La gracia de un soldado – Katherine St. Clair

La gracia de un soldado – Katherine St. Clair

Descárgatelo El libro  Ya!!

Resumen y Sinopsis 

Ellos han estado en Francia, Luxemburgo, Bélgica y, ahora, han cruzado la frontera hacia Alemania. Era casi de noche cuando llegaron al campamento. Matthew
Finley, Jr. y William Sawyer llegaron cansados y hambrientos. Aquí estuvieron otros soldados antes que ellos. Muchas vidas norteamericanas perecieron en el mismo
suelo en el que ellos ahora posan sus botas.
Matthew y William colocaron sus mochilas en sus catres del Ejército. El suministro de alimento diario de Matthew se había agotado horas antes de su llegado al
campamento y, debido a que habían viajado en su mayoría a pie, su apetito había empezado a hablarle poco después de comerse su última ración de comida.
Ahí está la cocina. Lo mejor en lo que puedo pensar es en una comida caliente después de dormir,dijo William, sentándose en el catre en frente al de Matthew.
William tenía veintiún años, al igual que Matthew. Ambos habían estado juntos desde el comienzo de la guerra.
No puedo decidir si prefiero acostarme ahora o si mi estómago quiere que me siente en frente de un delicioso plato de comida,dijo Matthew, mientras se
desamarraba los cordones de sus botas para descansar un poco sus tobillos.
Yo voto por comer. Luego dormiremos toda la noche,dijo William mientras veía a sus compañeros entrar a la tienda.
Wilbur Archer, uno de los hombres más enérgicos del pelotón, había comenzado a cantar una canción sobre conserva de carne y atún enlatado.
Los días cuando tenía guisado a mi lado ya no están, junto con dulces tostadas y miel. He estado en el campo comiendo solo enlatados, y ahora comeré
conserva de carne y atún.Wilbur tenía una voz de barítono que le gustaba mostrar cuando tenía la oportunidad, lo cual no era muy seguido estando en el campo de
batalla. Los soldados han estado avanzando, ahora están nuevamente cerca del frente de batalla.
¿No te puedes apagar por un rato?preguntó William mientras Matthew le hacía gestos a Wilbur. Wilbur le sonrió de una manera que mostró un vació entre sus
dientes inferiores. Wilbur había perdido un diente al golpear un tanque de guerra con su rostro.
No, no puedoMatthew soltó una carcajada al ver como Wilbur respondía y luego se puso de pie al lado de William para salir de la tienda. Matthew no podía
creer que estuviera caminando sin ningún peso en su espalda, sentía como si volara por todo el campamento. También, no tenía amarrado los cordones de sus botas, por
lo que tenía que moverse con cuidado para evitar tropezar. Habría podido caminar descalzo si el comandante de su pelotón lo hubiera permitido.
Matthew, William y Wilbur caminaron hacia la cocina donde había una larga fila que crecía cada vez más. Nadie habló mientras esperaban su turno, cansados por el
largo recorrido que tomaron para llegar hasta aquí. El olor del guisado evitó que regresaran a su tienda, donde podrían sentarse y acostarse. Después de que recogieron su
comida, fueron hasta la mesa para comenzar a comer como si fuera la primera o la última comida que habrían tenido esa noche.
Matthew sabía que debía comer despacio, pero su hambre no le permitía controlarse. Todo era delicioso.
No rezaste, Matthew,dijo Wilbur. Siempre rezas antes de comer.
Matthew se sorprendió que Wilbur lo hubiera notado. Él no rezaba con el propósito de que todos se dieran cuenta. Siempre oraba en silencio antes de cada comida.
Recé cuando estaba en la fila para poder comenzar a comer de inmediato,Matthew le sonrió a Wilbur, quien se rio.
He escuchado que varios soldados murieron aquí,dijo Wilbur después de varios bocados. Su rostro se tornó serio mientras Matthew no paraba de comer.
Estamos cerca del frente de batalla,dijo William mientras rasgaba los últimos restos de comida de su plato.
Lo sé,dijo Wilbur sin levantar la mirada.¿Vieron todas esas lonas en el suelo mientras veníamos hacia acá? Hay cuerpos debajo de ellas.
El Ejercito debe enviar los cuerpos de vuelta a casa,Matthew miró a Wilbur.
No tienen espacio. Están muy ocupados trayendo a nuevos hombres.
Ahora William miraba a Wilbur, también, mientras intercambiaba miradas con Matthew.
Hablé con un soldado que me dijo que había perdido a todo su pelotón. Solo

Título: Un romance cristiano de la Segunda Guerra Mundial: La Gracia de un Soldado (Spanish Edition)
Autores: St. Clair, Katherine
Formatos: PDF
Orden de autor: St. Clair, Katherine
Orden de título: romance cristiano de la Segunda Guerra Mundial: La Gracia de un Soldado (Spanish Edition), Un
Fecha: 11 sep 2016
uuid: 728c3b79-3a94-406e-b0bf-9b73d45f03b0
id: 388
Modificado: 11 sep 2016
Tamaño: 0.76MB

Novela kindle  Comprimido: no

kindle Formato – Contenido – tipo : True 

Temáticas: Novela romántica, Comedia romántica , romance

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

Si te gusto  comparte  en   el facebook 

Descargar Libro Aqui  !!


https://1drv.ms/b/s!AhKpqxOmldbbiDSwIppRbFrWAlPc
https://app.box.com/s/ossag8mna4oyrknjgdl6qgwp03ckexhi
https://www.adrive.com/public/mqqMXQ/La gracia de un soldado – Katherine St. Clair.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------