---------------

La torre El heredero del hielo – Ricardo Alvarado

La torre El heredero del hielo – Ricardo Alvarado

La torre El heredero del hielo – Ricardo Alvarado

Descárgatelo El libro  Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

hacer suficiente agua y requería más esfuerzo del que significaba ir al río más cercano, ni hablar de comerse la nieve, eso era algo que nunca debían hacer, era algo que te
enseñaban desde niño, comer nieve solamente hace daño, a los labios, a la lengua, y no hidrata para nada, además ayuda a descender la ya baja temperatura corporal, lo
mejor era derretir la nieve antes de beberla, pero sí, tenía un sabor muy extraño.
Hermano, ¿crees que el papá nos lleve al Sur? Asmael creía que todos se irían al Sur, pero la verdad era que solamente enviarían a las mujeres y los niños, para
los demás ya era demasiado tarde, el Rey les había encomendado realizar un ataque definitivo a la única fortaleza de los salvajes conocida en el corazón de la cordillera
Escarpada, ellos la llamaban el Bastión Sombrío, no era un lugar hermoso, rodeado de un bosque extraño de pinos de hojas negras, pero aún más porque las empalizadas
estaban cubiertas de cuerpos de los que como él habían defendido esas tierras.
Ya no hay vuelta atrás Asmael, cuando lleguen los refuerzos partiremos, algunos al Norte y otros al Sur Él intentó no apenarse por ello, pero era lo mejor, su
hermano no estaba hecho para la guerra.
¿Entonces volverán con nosotros luego de eso cierto? En los ojos del pequeño Asmael brillaba la esperanza, para tener ocho años era demasiado noble,
demasiado blando para ser Norteño, lo mejor para él era ir a las tierras verdes y cálidas del Sur donde todo era más fácil, estaba convencido de ello.
Eso espero hermano, eso espero los dos entraron al campamento Ether recibiendo el saludo de los guardias, ese día hacía frío, pero era caluroso en comparación
con otros, tomaron camino hacia el salón del Patriarca que era donde pasaba la mayor parte del tiempo su padre. La labor del Patriarca no era una tarea sencilla, muchos
combates, muchas decisiones, sobre los hombres, los recursos, los suministros, las expediciones, todo, absolutamente todo pasaba por sus manos, si hubiera más
mujeres en edad de parir también él elegía quienes podían tener hijos y con quien, la vida no era sencilla ahí y por eso debía tomar parte incluso en los asuntos que en
otros lugares eran considerados como íntimos, la necesidad los había empujado a eso, era tan así que el Rey de Druggil si bien mandaba sobre ellos no enviaba ordenes de
este tipo ni impartía justicia en estas latitudes, era el Patriarca quien tenía todas esas potestades, aunque él nunca había visto un criminal al Norte, estaban tan ocupados
sobreviviendo que no tenían tiempo para eso, hacía muchos años que habían comprendido que para sobrevivir ahí era necesario actuar como una gran familia y era
también por eso que les dolía tanto ver partir a los suyos.
Esa tarde la mayor parte de los hombres del pueblo estaban reunidos en el centro del campamento junto al Patriarca esperando se hiciera público lo que
todos ya sabían de oídas, algunas mujeres ya lo sabían debido a que tenían que preparar las cosas para partir hacia el Sur, el último éxodo dijeron algunos, otros decían
que era una jugada para sacarlos del mapa y definitivamente irse al Sur, parecían haber olvidado lo que había sucedido la última vez que lo habían intentado, cuando el
viaje de casi todas las fuerzas a Peliaros llevó a una guerra intensa pero breve en el centro del Continente, una guerra en la que incluso desaparecieron ciudades y razas
completas, Peliaros era el ejemplo de que los Norteños estaban hechos para el Norte. La reunión comenzó bien con el Patriarca saludando a todos los presentes, Elysion
y Asmael estaban en un costado del tumulto y no esperaban interferir, las tareas de su padre como Patriarca eran demasiado importantes para ellos y para los demás,
incluso cuando estaban solos en casa seguía siendo su padre el Patriarca, después de tantos años era demasiado difícil sacarse el traje de Patriarca y pretender ser algo
que no era, él mismo sabía que era más Patriarca que padre, quizá el cargo lo había consumido, pero lo había hecho pensando en los demás y en sus propios hijos.
Hermanos, hoy como es sabido por todos, comenzarán el viaje de nuestras mujeres y niños escoltados por un pequeño contingente de los nuestros hacia el Sur,
irán a Druggil y de ahí partirán hacia Marianor, el Rey Silfión ha decidido hacer lo que los demás Reyes tienen miedo de hacer desde que los hombres habitan Therianor,
comenzar a tomar las tierras de los Norteños, eliminar nuestras amenazas para que podamos vivir en paz y asentarnos de una vez por todas, no tenemos la fuerza que
teníamos cuando el Mago de Hielo nos acompañaba, pero nos levantaremos y venceremos, somos más que antes, más fuertes que nuestros padres, y con más
experiencia, les quitaremos sus tierras y haremos lo que ningún Reino antes ha podido hacer, venceremos Los gritos de los hombres dispuestos a combatir resonó
como una trompeta batiente en el aire frío de la tarde, todos querían vencer, todos querían darle un fin a todo esto, ya sea que murieran o no, pero ya estaban hartos de
luchar simplemente por sobrevivir, querían más, y si era necesario dejarlo todo en una última apuesta lo iban a hacer. Esa tarde los carromatos estaban llenos y listos
para partir con dirección al Sur.
Hermano la voz dulce de Asmael le llegó con cierto temor, como si a pesar de ser un niño supiera que existía una enorme posibilidad de que no volvieran a verse.
Tranquilo, sólo ve, conocerás por fin un prado verde, y podrás recorrer las tierras descalzo, el pasto brillará bajo tus pies y verás animales pastando en los
campos, estás a punto de conocer un mundo nuevo, no lo dejes ir pequeño Asmael lo miró con los ojos hinchados de lágrimas y los labios apretados, por unos
segundos Elysion se imaginó el dolor que sentían los padres al dejar ir a sus hijos y esposas, ya que él sentía algo similar en su pecho, era la misma sensación que tenía
cuando iba al frente y dejaba a su hermano en el campamento, pero ahora era mucho más intenso y combinado con un nuevo temor de no volver a verlo le hicieron dudar
un segundo, quizá no era el guerrero más fuerte, aún era joven e inexperto, pero lo iba a dar todo si con eso evitaba que su hermano tuviera que volver, obtendría una
victoria en esta batalla y luego viajaría al Sur a buscarlo, planeaba ser el nuevo Patriarca y hacer de Ether una ciudad tan grande como la había sido Peliaros hace muchos,
tantísimos años atrás.
Al caer la noche ya se habían marchado y la tristeza se apoderó junto al silencio del campamento, era un silencio extraño y perturbador, como la premonición
de lo que iba a suceder con ellos, la piel se le puso de gallina, no recordaba haber sentido una soledad tan profunda en Ether alguna vez. Elysion entró al salón del
Patriarca, había un buen número de hombres reunidos ahí, para ellos él era un muchacho hábil en el combate y nada más, no tenía ni voz ni voto en ninguna reunión y
solamente toleraban su presencia ahí por ser hijo del Patriarca.
Mañana deberían llegar las fuerzas de Druggil comandadas por el hijo del Rey Silfión, partiremos con ellos al amanecer, el ataque al bastión de los Norteños debe
ser veloz y devastador, no podemos dejar que vuelvan a levantarse la voz del Patriarca recorría la enorme carpa con la gravedad que le caracterizaba.
Todos deben estar preparados para partir al amanecer, lleven todo lo que estimen necesario dijo el jefe de la guardia, Erfall el fuerte, era un hombre enorme y
tremendamente musculoso, podía levantar un hombre adulto en cada brazo y sentarlos sobre sus hombros sin problema, una fiera en el campo de batalla, él nunca lo
había visto herido o algo parecido, aunque no recordaba lo que había sucedido antes de unirse al combate, según sus propios dichos hubo tiempos malos en que volver
con vida era una verdadera hazaña, fue en esa época cuando la mayoría de los hombres que estaban en ese salón habían construido su fama, la cual llegaba incluso hasta
Druggil donde eran conocidos por ser los héroes del Norte y también como unos carniceros despiadados, aunque la realidad era otra, eran hombres buenos, fieros en el
combate y que estaban dispuestos a dar la vida por su Patriarca y por su gente, en Ether era más común recordar al Patriarca que al Rey debido a la vida que habían
llevado, alejados de cualquier clase de comodidad de las ciudades y conviviendo a diario con el riesgo de morir, incluso a veces en manos del enemigo más silencioso, el
frío.
****
Al atardecer partirás con todos los hombres de los que podamos prescindir
Título: La Torre: Crónicas de los Heredero Perdidos, El Heredero del Hielo. (Spanish Edition)
Autores: Unknown
Formatos: PDF
Orden de autor: Unknown
Orden de título: Torre: Crónicas de los Heredero Perdidos, El Heredero del Hielo. (Spanish Edition), La
Fecha: 28 ago 2016
uuid: 1b78b7cc-e0e5-4922-bef5-70e9210fc219
id: 201
Modificado: 28 ago 2016
Tamaño: 0.67MB

Novela kindle  Comprimido: no

kindle Formato – Contenido – tipo : True 

Temáticas: Novela romántica, Comedia romántica , romance

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

Si te gusto  comparte  en   el facebook 

Descargar Libro Aqui  !!


https://app.box.com/s/268hf59xou9ciusfybxrsywgdttjavzc
https://1drv.ms/b/s!AhKpqxOmldbbhnE2i2ueyrQCBzMr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------