---------------

Las huellas de Helena – Gloria Blume

Las huellas de Helena – Gloria Blume

Las huellas de Helena – Gloria Blume

Descárgatelo El libro  Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

muy respetada en la clase. Destacaba por sus logros y por imponer orden a su alrededor. Buena amiga y compañera, siempre luchaba por lo que le parecía justo.
También disfrutaba de la música y tocaba muy bien el piano, por lo cual mi padre hizo el esfuerzo de comprar un piano para que pudiera practicar. Siempre se esmeraba
por complacerla, decía que ella se lo merecía, pues se pasaba horas practicando las piezas que tocaría para su próximo recital en Navidades, después de nuestra cena
familiar. Esas eran las fiestas más esperadas del año. Recuerdo que cuando pequeños, nuestra madre nos mandaba a dormir como a las siete de la noche, después de
haber organizado y avanzado en la cocina, y una vez puesto el pavo al horno. La casa era un jolgorio entonces, todos correteábamos alegremente y muy esperanzados
con nuestra lista escrita para Papá Noel, quien tomaría en cuenta nuestro comportamiento y nuestras calificaciones para determinar lo que merecíamos. Solo lo
sabríamos después de medianoche. Según mamá, éramos una de las primeras casas donde él llegaba, subido en su trineo tirado por renos, y por ese motivo teníamos que
dormir, lo cual iba contra nuestros planes secretos de pillarlo entrando en casa, planes que obviamente jamás logramos. Para controlarnos mejor, en esas ocasiones mi
madre nos ponía a todos los hermanos a dormir en la misma habitación, lo que complicaba un poco más las cosas, pues el estar los cuatro metidos en un solo cuarto
añadía la emoción del momento. No podíamos dejar de hablar, en cuanto estábamos a punto de dormir, alguno de nosotros se reía, o sea que entre los nervios y las
pocas ganas que teníamos de hacer esa siesta forzada, era casi imposible conciliar un sueño que no sentíamos. Finalmente, después de mucho revolcarnos en cama,
acordábamos bajo solemne juramento dejar de provocarnos los unos a otros y, a punta de mucha concentración mental, lográbamos caer en un profundo sueño. Con el
paso de los años llegué a sospechar que en alguna ocasión mi madre usó valeriana para relajarnos y ponernos a dormir.
Cerca de las diez de la noche nos despertaban y nos levantábamos con mucha energía, alegres y expectantes. Por supuesto que para entonces Papá Noel ya se había
marchado, dejando los regalos debajo del árbol. El solo verlos nos hacía saltar de felicidad. Cargados de emoción los explorábamos por fuera, intentando adivinar lo que
nos había tocado este año. Luego nos sentábamos a la mesa a saborear nuestro delicioso plato de pavo relleno, puré de manzana y ensaladilla rusa. Mis padres
celebraban con champagne y nosotros, con jugo de manzana hecho en casa. Debíamos dejar un pequeño espacio para el chocolate caliente y la tajada de panetón untado
con mantequilla. Para entonces eran ya casi las doce de la medianoche, hora de celebrar el nacimiento del Niño Jesús. Mi madre, que solía guardar la efigie del Niño en un
cajón del aparador, lo sacaba para darle la bienvenida, y así, lo besábamos y adorábamos, para luego colocarlo en su pesebre. Solo entonces llegaba el momento más
esperado de la noche, la hora de abrir regalos. Después, Ana se sentaba a tocar el piano, pero como no era muy buena para el canto, la acompañaba mi madre, que entre
la alegría de la celebración y las copas de champagne se creía toda una gran soprano.
Mi hermano Napoleón siempre fue muy juguetón, dueño de un impresionante sentido del humor. Éramos los más inquietos de la casa y compinches de muchas
travesuras. Además de cercanos en edad, Napoleón y yo éramos muy similares en temperamento, y aunque también teníamos nuestras diferencias y discusiones,
siempre nos apoyábamos para nuestras diabluras.
En primaria asistimos a diferentes colegios, ya que Ana, Isabel y yo estudiábamos en el María Inmaculada, un colegio religioso solo para niñas, en tanto que Napoleón
estudiaba en el colegio de chicos de la misma congregación, el Claretiano. La sorpresa llegó cuando pasé a la secundaria y, como cada año, mi madre fue a matricularnos,
pero en esta oportunidad las madrecitas le comunicaron que Ana era bienvenida pero que Isabel y, sobre todo yo, nones. Mi madre primero se sintió muy ofendida y
luego, muy molesta. Después de evaluar la situación y consultar con mi padre, decidieron cambiarnos a las tres a otro colegio. Napoleón corrió la misma suerte, pues los
padres de la congregación lo habían mantenido todo el año con matricula condicional. O sea que todos fuimos a dar a un mismo colegio, mixto. Al principio, el cambio
fue brusco, sobre todo disminuyó la presión académica, pues no nos dejaban tantas tareas. Ana, que tenía 16 años y solo un año más de colegio por delante, me odió
durante todo el primer trimestre, pero luego se fue haciendo a la idea de estar rodeada de chicos, y el saldo no fue tan malo después de todo, pues ese año conoció a su
primer amor. Isabel, por el contrario, me agradecía por el cambio, pues nunca le gustó el régimen del colegio de monjas, cargado de múltiples reglas y normas. Con solo 8
años, ella demostraba intereses muy marcados: no jugaba con muñecas

Título: Las Huellas de Helena (Spanish Edition)
Autores: Blume, Gloria
Formatos: PDF
Orden de autor: Blume, Gloria
Orden de título: Huellas de Helena (Spanish Edition), Las
Fecha: 28 ago 2016
uuid: 765ef03c-d2c3-49ad-a129-dce582475ef7
id: 196
Modificado: 28 ago 2016
Tamaño: 1.14MB

Novela kindle  Comprimido: no

kindle Formato – Contenido – tipo : True 

Temáticas: Novela romántica, Comedia romántica , romance

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

Si te gusto  comparte  en   el facebook 

Descargar Libro Aqui  !!


https://app.box.com/s/t9jr6ggrmec0b46dk4fas58b3kdyqw1d
https://1drv.ms/b/s!AhKpqxOmldbbhmphh5fqnDLxi5fd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------