---------------

Libro Aprender a amar de nuevo – Demarious Bowens

Libro  Aprender a amar de nuevo - Demarious Bowens

Libro Aprender a amar de nuevo – Demarious Bowens

PDF Descargar Montaje de otra caja, tiró toda la ropa y zapatos de su habitación en el mismo. Imágenes fueron retirados de sus marcos, y se colocan en una bolsita. animales
de peluche y baratijas de valor personal fueron embalados entre la ropa. Su forma de vida en dos cajas de cartón marrón.
Melinda llegó tarde y se abrazó a Brooke después de ver la señal.
“Así que es oficial?” dijo, quitándose el abrigo y se sienta en el sofá.
“Casi nueve meses sin un pago”, dijo ella, tratando de encontrar el punto brillante en su hora oscura. “¿Cuál es el plan?” Preguntó Melinda.
“Pon un poco de materia en el almacenamiento y encontrar otro lugar,” se encogió de hombros.
“Sólo tengo una habitación extra, así que es la suya hasta que encuentre otro lugar,” Melinda ofrecido.
Brooke bajó la cabeza. “Gracias”, susurró.
“Mi otra oferta sigue en pie”, mientras que su amiga afirmó que pone en su chaqueta y se prepara para partir.
“Estoy a punto de aceptar”, dijo Brooke. Fue una última oportunidad, escenario de fin del mundo que parecía inimaginable tan sólo tres años antes. Pero ella se
había quedado sin dinero del seguro y no tenía un trabajo. Pasando el bienestar sólo era inferior en su lista. Eso dejaría a su madre con menos de atención ínfima.Por
no hablar de lo que eso significaría para MJ si estuviera en educación especial y en el bienestar. Este no era el futuro se pretende para su hijo, para su hijo.
“Usted dice la palabra y voy a montar algo”, urgió a su amiga.
Brooke asintió, y se abrazaron antes de Melinda dejó Brooke en las secuelas de su vida.
Agarrando la foto de familia especial junto a la puerta, Brooke lo miró y se preguntó cómo llegó aquí, en una vivienda hipotecada sin trabajo criando a un niño
con problemas de educación especial y una madre enferma a punto de ser expulsado de la instalación que le había proporcionado cuidar de los últimos cinco años.
Por qué no estás aquí para ayudar? insistió a la foto de la feliz familia.
Embalaje de la trama cuidadosamente en la ropa, Brooke cerradas con cinta adhesiva las cajas, y las puso en su habitación para que su hijo no se preguntaría
por qué se estaba haciendo las maletas a toda prisa. El sabía que se movían, pero Brooke no quería que se preocupara de que se iban en dos días.

Libro Aprender a amar de nuevo - Demarious Bowens

Libro Aprender a amar de nuevo – Demarious Bowens

Después de enviarlo a la escuela con un amigo y su madre, Brooke empacó la habitación de su hijo, llenó dos maletas con suficiente ropa y juguetes para salir
adelante en Melinda y luego de una maleta llena por sí misma.
Llamar a una instalación de almacenamiento que ofrece servicios de mudanza, Brooke lleno su vida en un espacio para los pies 5×10 y se dirigió al centro de
atención a personas mayores.
Reunión con Katrina en su oficina, Brooke recordó a sí misma que dejar a sus otros problemas en el otro lado de la puerta o de lo contrario se retire a su madre
de su cuidado en su totalidad.
“Yo quería saber lo que piensa de las Opciones,” Katrina anunció después de leer la lista corta.
“¿Cuánto tiempo hasta que esto se lleva a efecto?” Brooke le preguntó de la misma manera monótona carente de emociones. “Dos meses”, señaló Katrina,
mirando el papeleo.
“Me haré saber en un mes”, dijo Brooke y fue mientras Katrina tartamudeó para que ella no dejar hasta que se tome una decisión.
La partida a la habitación de su madre en un torbellino de furia que tuvo que contener, Brooke se sentó en la silla junto a la cama de su madre y esperó a que se
reconozca su único hijo.
“Es que, Brooke,” preguntó ella, extendiendo la mano para ella.
“Soy yo, mamá,” Brooke ahogada luego tomó una respiración profunda y preguntó a su madre cómo iban las cosas.
“Estoy bien, querida,” dijo ella, acariciando Brooke en el brazo. Como un niño, Brooke recordó lo reconfortante que era en el cuidado de su madre. Nunca hubo
un problema que no podía resolver. Ahora, ella tenía que resolver todos los problemas de su madre, pero ella ya no tenía el apoyo económico o emocional.
No es capaz de confiar en su madre sin causarle más angustia, Brooke quedó y habló y dijo que tenía que recoger a su hijo.
“Te ves tan cansado, Brooke,” su madre dijo que Brooke se levantó para irse.
“Estoy trabajando duro, mamá,” dijo ella, tratando de salir del centro antes de descomponerse. “Te amo, Brooke,” dijo su madre, juntando las manos en
oración. “Rezo por ti, querida.” Yo también.
“Te amo, también, mamá”, dijo Brooke y salió. Caminando a la parada de autobús, Brooke se sentó y lloró en sus manos hasta que el autobús se detuvo.
Agitándolo de distancia, ella se quedó sin aliento, se secó las lágrimas y esperó a la siguiente.
Cuando llegó a casa con su hijo, tuvo que consolarlo porque él estaba angustiado que su habitación estaba casi vacío.
“¿Qué pasó con todas mis cosas?” dijo desconcertado.
“Vamos a tener que vivir con Melinda,” dijo ella, alegremente mostrando que no cuestionan sus ojos marrones estaban rompiendo su corazón roto ya.
“¿Y la escuela?” el Insistió. A pesar de que su maestro no tenía fe en su hijo, que todavía querido ir y estar con sus amigos.
“Todavía va a ir a la escuela, sólo vamos a estar viviendo con Melinda hasta que encontremos un lugar para vivir,” se encogió de hombros como si se tratara de
una cosa normal.
“¿Dónde es todo mis cosas?” preguntó de nuevo.
“Está en el almacenamiento,” dijo ella, poniendo los guisantes y los perros calientes sobre la mesa. “Vamos a estar fuera cuando nos movemos en nuestro
lugar.”
Comiendo en silencio, Brooke no se desvió de su rutina normal. Hubo un tiempo en el baño y la historia por última vez en el mismo cuarto Brooke y Mateo le
habían llevado a su llegada al hospital seis años antes.
Al leer la última página, se dio cuenta de que era la última hora del cuento en su casa. Brooke leer el único libro que no empacar. Era el favorito de MJ sobre el
elefante sueño. Sin preguntarle, Brooke leyó el libro una y otra vez hasta que se durmió.
Brooke permaneció inmóvil en su cama. Una vez que ella se levantó, apagó la luz y se fue, no habría vuelta atrás. MJ se suponía que era crecer en la habitación.
Esto se supone que es su casa, donde iba a traer a sus hijos algún día.
Cerrando los ojos y la celebración de las lágrimas calientes frescas, Brooke recordó el día en que ella y Mateo lo llevó a casa y vio que dormía la primera noche
como una familia.
besándola en la frente, que admiraba el pequeño bebé.
“MJ”, que había maravillado. “Mateo Junior. Tengo un hijo. Tenemos un hijo “, dijo sonriente y la abrazó. Brooke había abrazado de nuevo. Se suponía que iba
a ser así para siempre, una familia feliz.
Seis cortos años más tarde, ella se enfrenta a decisiones que no entraron en su mente de nuevo cuando Matthew la abrazó y prometió estar siempre ahí para
ella y protegerlos.
Durante tres años, Brooke había tratado de proteger lo que le quedaba. Pronto una cosa detrás de la otra llevaba en su resolución. Ella no podía hacerlo sola.
Apagar la luz por última vez, Brooke se metió en su cama y se enrolla en una bola. Reunir toda la fuerza que le quedaba, Brooke marcó Melinda.

Libro Aprender a amar de nuevo - Demarious Bowens
“Vamos a estar allí mañana,” le dijo a su amigo.
Melinda reconoció Brooke y luego cedió ante la última oportunidad en el mundo mientras yacía en la oscuridad.
“Configurarlo, Melinda, configurarlo,” susurró Brooke. “Estoy Listo.”
Capitulo 2
En un exclusivo bar en la parte superior de la ritziest hotel del centro, Brooke se sentó en una silla de salón rodeado de Melinda masculinas “amigos”. Bebiendo
un agua con gas y riéndose de lo que le parecía necesaria una risa reconociendo, Brooke intentó ser tan encantador como pudo bajo las circunstancias.
Vestido con uno de diseño mini vestidos negros de su amiga, su pelo de estilo y se enderezó para eliminar las ondas rebeldes profesionalmente, Brooke se había
transformado en una mujer de nuevo. Tres años de abandono habían hecho mella y su amiga establecido con su peluquero y el equipo de maquillaje antes de la
reunirse.
“Así que, ¿cómo saber Melinda,” uno de los hombres le pide. Había cuatro, dos en las sillas frente a ella y uno a cada lado. Brooke estaba tratando de alejarse
del hombre a su izquierda, que seguía tratando de cepillar su pierna con la mano grasa.
“Amigo de la familia,” dijo ella, sin añadir más detalles. Melinda era la esposa de Mateo jefe ‘y que se había convertido en buenos amigos en los últimos tres
años.
Todo el mundo se puso de pie cuando Melinda volvió de dondequiera que ella se había ido, y Brooke se mezcló con cada uno de los hombres.

Libro Aprender a amar de nuevo – Demarious Bowens

Melinda intervino cada vez que hay una pausa en la conversación o percibió Brooke volviendo loco.
“Brooke tiene un grado en el arte y habla francés,” Melinda ofrecido y los hombres estaban impresionados. El gordo de su lado en voz baja, “¿Quieres Voulezvous
conmigo?” y la agarró del culo.
Brooke había terminado con su impertinencia.
apartándolo de su brazo de grasa, miraba hacia abajo en el hombre y lo regañó.
“Me gusta eso”, declaró. “Usted no es lo que yo estoy acostumbrado, pero me haría usted,” se rió y le dio una palmada en el culo. Brooke le dio una palmada
en la cara lo suficientemente fuerte como para llamar su atención en su cara.
“Escuchar que poco estúpido hombre gordo,,,” susurró amenazadoramente. Por un momento se distrajo por un hombre con los ojos verdes intensos de pie en
la entrada del bar. “Yo no sólo no estoy en venta, pero no me podía tener en sus fantasías más salvajes”, dijo entre dientes, volvió y se dirigió a la barra. Bloqueo
en la mirada del hombre que estaba de pie junto a la puerta, miró hacia abajo Brooke humillada.
“Dame algo con alcohol”, dijo el camarero.
“Este es un bar, señora,” dijo con sarcasmo. “Vas a tener que ser más específico.”
“El vino blanco, dos,” el hombre de ojos verdes dijo y levantó dos dedos para que el camarero asintió y se fue a conseguir la orden. Sentado junto a ella, el
hombre miraba hacia delante con las manos cruzadas sobre la barra.
“No puedo creer que acabo de hacer eso”, confió en el hombre mientras se busca el hombre gordo que acababa regañado.
“No vi nada,” el hombre de ojos verdes dijo que el camarero le trajo dos vasos de vino. El hombre empujó un vaso
Libro Aprender a amar de nuevo - Demarious Bowens

Comprar Ebook en 

Clic Aquí Para comprar 

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------