---------------

Cien facetas del Sr. Diamonds Volumen 12 – Cegador– Emma Green

Cien facetas del Sr. Diamonds Volumen 12 – Cegador– Emma Green

Cien facetas del Sr. Diamonds Volumen 12 – Cegador– Emma Green

Descargar libro En PDF
No sé cuánto tiempo estuve allí, mirando el papel tapiz de la pequeña oficina de
mis padres, con los ojos fuera de foco y llenos de lágrimas . fueron unos largos
minutos después de esta llamada devastadora , la voz de Gabriel aún resuena en mi
mente.
Sus sollozos ahogados me destruyeron.
No sé dónde estoy, ni en qué planeta, ni en qué dimensión. Sus palabras sonaban
como un premio. Él me ama, pero él todavía la ama, estoy segura. La culpa es mia
por haber sido tan ingenua como para pensar que yo podia ser suficiente, no, esta
alterado por la reunión con su prometida resusitada. Debería gritar, pelear, recordar
, para conseguir que me contara más, pero ya he acabado todas las fuerzas que me
quedaban. Se abre la puerta de madera y mi hermana da un grito de asombro al
verme allí, postrada.
– Amandine , ¿qué pasa? Te estamos esperando hace media hora!
– Gabriel y … Eleanor … digo sin ser capaz de hilvanar más de tres palabras.
– Se encontraron ? ! -preguntó ella, con una pizca de curiosidad en sus ojos.
Yo pensaba que iba a preocuparse al encontrarme sentada en el suelo llorando,
pero me doy cuenta que pensé mal. Camille no es realmente indiferentes o
egoístas, ella sólo no sabe cómo reaccionar en algunas situaciones.
Darme un gran abrazo y consolarme , sería un buen comienzo …
– Sí .
– se vio con ella o conece su paradero ? la vio ? Él la ha tocado?
– Camille , no me ayudas mucho …
– Si no me lo dices todo, yo no puedo ayudarte hermanita … -dijo suavemente ,
tomando asiento de al lado mio en la alfombra gris.
– Él no me dijo nada más. Sólo que se habían encontrado y esta… perdido.
– Perdido? ¿Quieres decir que ya no sabe dónde está? En comparación con ustedes?
Esto es típico de los hombres, que no son capaces de hacer una elección!
Traducido por la loca del pizarron
– Camille… le dije con un tono casi suplicante para que dejara de echar sal en la
herida.
– Amandine, te juro que si te deja por ella, yo … yo …
– ¡Basta! Camille, es hora de volver a casa Amandine! Dijo Silas que entró de
repente.
Ver ese hermoso rostro, casi similar en todos los aspectos al de Gabriel, acaba
conmigo un poco más.
Me eché a llorar, incapaz de controlar la ola de tristeza que se apoderó de mí . El
gemelo me levantó suavemente del suelo y me llevó a su coche, mientras mi
hermana se encarga de juntar mis cosas y evitar que nuestros padres me vean. En el
camino la pareja mantiene un intercambio de miradas silenciosas y compasivas.
Como si supieran que mi destino estaba sellado, que mi historia de amor estaba
finalizada, Gabriel tuvo a elegir y Eleanor había prevalecido.
No pude cerrar los ojos durante dos días. no fui a trabajar, no he visto a nadie, no
he comida casi nada. Pasé horas mirando las pantallas del teléfonos y de la
computadora, pero no pasó nada. Ni un llamado, ni un mensaje… nada.
Quiero que Gabriel deje de infligirme este insoportable silencio, que me mantenga
alejada de él, no le perdonaré todo este sufrimiento. La incertidumbre, la duda, no
hay nada peor. “No lo sé… No … no lo sé ” esa maldita frase da vueltas en mi
cabeza, como si alguien hubiera decidido a torturarme pulsando el botón “repetir “.
Ese alguien , me di cuenta con amargura que es Gabriel Diamonds. El hombre que
amo más que a nada en el mundo y que me trata como a una don nadie … y yo
queriendo más .
Siento que tengo un Déjà vu …
Marion no deja de acosarme desde que Camille le explicó la situación. Me resisto,
no le he respondido ninguna de sus llamadas, ni sus SMS. No tengo ganas de
escuchar todo lo malo que ella tiene que decir acerca de Gabriel. Eso no me va a
aliviar.
Aunque …
Traducido por la loca del pizarron
La noche del domingo estoy viendo vagamente una película, estoy a punto de irme
a la cama cuando el timbre sonó . Una vez . Dos veces . Diez veces .
Marion Aubrac , te voy a destripar !
No es ella la que está detrás de la puerta, con una tímida sonrisa en los labios
Tristán me mira. Pero mi amiga esta apoyada en la pared. Les hago una seña para
que puedan entrar, sin decir una palabra. Por último, mi mejor amiga la que rompe
el silencio y las hostilidades dan inicio .
Increíble …
– Bueno, Amandine , no vas a dejarte morir por ese hijo de puta!
– ¿Perdón?
– Has oído bien . Hicimos bien en venir , estoy segura de que no ha comido durante
tres días ! Yo quería venir ayer, pero Camille y Tristan me lo prohibieron . Me
pidieron que te dejara respirar, como si eso fuera a cambiar algo… -añadió ,
mirando de manera asesina de su hermano.
Comienza a abrir y cerrar los armarios de la cocina, enciende una vitrocerámica y
comienza a vaciar la bolsa que llevaba en el hombro. Al parecer, el menú del día
es: carne, ratatouille y fondant de chocolate.
– Marion, no creo poder comer nada, trato de explicarle.
– Lo sé, pero pero te voy a obligar, tienes que comer, te ves como un cadáver! La
carne roja, que animará!, dijo con un tono que no dejaba espacio a replica.
Me dirijo a Tristán para para pedirle que ponga a su hermana en su lugar, pero
descubrí que esta noche, el clan Aubrac se ha juntado en mi contra y no les interesa
mi nudo en el estómago …
– Lo siento , Amandine, pero por una vez que tiene razón!, explica Tristan
esbozando una sonrisa perezosa.
Durante quince minutos, veo a los hermanos pelearse acerca de la comida.
Tristán me sirvió un vaso de vino tinto. Bebí tranquilamente viendo la batalla en
mi cocina. Marion obligó a su hermano a tomar mi delantal rosado y entona
Traducido por la loca del pizarron
el acento sureño cuando le habla. Tristan entre molesto y divertido, no deja pasar la
menor ocasión, lo que es para ponerle los utensillos en la cara. No me engañan, yo
los conozco de Corazón. Ellos hacen todo lo posible para hacerme olvidar mi
dolor, para que cambie de idea, para hacerme reír .
Y funciona.
Es lo que me gusta de estos dos …
Pero muy rápidamente, el dolor regresa . Después de unos cuantos bocados,
empujo mi plato, no puedo comer ni un bocado más. Marion y Tristán, que
comieron con apetito, hacen lo mismo, al parecer preocupados.
Por una vez , mi mejor amiga no hizo ningún comentario y fue su hermano, que
mete pata.
– La vida sigue, Amandine . Sé que duele, estoy bien situado para saberlo, pero
<Tú eres mejor que eso>.
– ¿Mejor que qué ?
– Mejor que interpretar a la chica llorosa que envía toda vida al diablo por culpa de
un tipo que no sabe lo que quiere.
– Debe reanudar tu vida, mi hermosa … añade Marion colocando suavemente su
mano sobre la mía.
– No quiero tus consejos o tu compasión! Tú no sabes lo que estás hablando, digo
esquivando el gesto de afecto bruscamente. Y ¿qué sabes tú sobre el amor,
Marion? Que acaso encontraste el amor de verdad, un amor que te dure más de una
semana?
– Amandine, no es necesario sacar las garras ! No culpes a Marion , ella quiere tú
bien, incluso si es tanta falta hace en el tacto … Tristán respondió defendiendo a su
hermana.
– Gracias , pero yo soy una niña grande .
– Yo se quien eres Amandine, y mientras tanto , sigo aquí . pero donde este tu
Señor Diamonds?

Cien facetas del Sr. Diamonds Volumen 12 – Cegador– Emma Green

– No lo sé … Probablemente con ella, le confesé mientras mis lágrimas fluían.
Traducido por la loca del pizarron
Marion se levanta, viene a mí y me abraza contra su pecho. Abro las válvulas y
estalla en llanto en sus brazos por lo que parece una eternidad. me acarició
suavemente el pelo para calmar mi cuerpo de los espasmos y después de unos
minutos , Tristán se une a nosotros gritando “¡abrazo grupal!”.
Nos reímos los tres y tensiones se alejan y les doy las gracias por esta visita
inesperada y calmante. Justo antes de que desaparezcan , una importante pregunta
me viene a la mente …
– Tristán, has oído hablar de Violet?
– Sí y no. Ella me envió un largo e –mail tratando de explicar todo, pero después ha
desactivado la dirección de correo electrónico y su número de teléfono.
– ¿Qué es lo que dijo en su e -mail ? preguntó Marion, casi tan curiosa como yo.
– Cosas personales. Pero, básicamente, se disculpa explicando que su hermana
sufrió tanto que se sintió obligada a ayudar. siendo…
– vil peste? Marion empieza.
– Maldita manipuladora? añado .
– Psicópata ? Hipócrita ? Bruja ? Marion sigue .
– bueno chicas, ya entendimos! Tristán nos regaña, no del todo divertido con
nuestras propuestas. -Ya saque a Violet de mi vida, ustedes deben hacer lo mismo.
Cuando mi despertador comienza chillar con la información del trancito, me di
cuenta con horror que es la mañna del lunes. Me apresuro a mi teléfono , con la
esperanza de encontrar un signo de Gabriel, pero la pantalla no dio señales de
ningun mensaje.
El día empieza bien …
Adapto mi traje de trabajo a mi estado de ánimo: un vestido negro corto, pero
riguroso, chaleco y bailarinas poco de maquillaje y el pelo suelto .
Marcus me va a preguntar si alguien ha muerto …
Oh no, me olvidaba, que está de vacaciones !
Este día comienza muy bien …
Traducido por la loca del pizarron
Como si mi tristeza no era suficiente, el camino a la Agencia de Modelos Prestige
se siembra de trampas en esta mañana gris de septiembre. Las lluvias torrenciales,
el metro lleno de gente, que queda parado repetidamente, Starbucks cerrado por
reparaciones: el hechizo persiste! Por la falta de el sueño y de cafeína es que
decido subir hasta el séptimo piso en el ascensor. La puerta de metal se abre y ya
no lo hará hasta que acaben las horas que me separan de mi libertad .
Cuando me senté en mi escritorio, le hecho un último vistazo a mi teléfono celular
y se sorprendió al descubrir dos mensajes no leídos Gabriel me los mando hace
más de una hora . ¿Cómo no escuche sonar el telefono? Mi corazón late con fuerza.
[ En casa esta noche . ]
[ Respóndeme , Amandine . ]
Usted sueña, Sr. Diamonds …
¿Quién se cree que es?!
¿Pero que sera lo que él quiere decirme?
Una parte de mí quiere gritar de alivio y alegría ante la idea de encontrarlo. La otra
parte se divide entre el miedo a perderlo y definitivamente quiere hacerle pagar su
ausencia cruel.
Decido a hacer caso omiso de ella, pierdo mi smartphone en un cajón.
Ahora es mi turno para jugar a la reina del silencio…
Voy a la zona de la cafetería para ahogar mi grito en tres expresos, camino sumida
en mis pensamientos, cuando me cruzo con el Sr. Dandy en jefe, Ferdinand de
Beauregard, con su último traje de Armani, me detiene en seco y me mira
pensativo.
– decididamente me quiere de manera agresiva! que broma!.
– Lo siento … me dijo malhumorado .
– Hola Fernando.
– Hola Amandine , me alegro que hayas vuelto. Estas mejor?
Amandine un resfriado , estabas ausente debido a un resfriado!
– Sí. Acabo de pillar un resfriado, gracias …
Traducido por la loca del pizarron
– vas a tomar tú litro diario de café? te acompaño …
Por suerte , no hay nadie alrededor y ningun colega nos sorprende , porque casi
treinta minutos todavía estamos sentados uno frente al otro en la mesa . Beauregard
esta de un estado de ánimo conversador al parecer, y está decidido a hacerme
hablar …
-Dime todo lo que Amandine, todo lo que te molesta ? Como jefe, tengo que saber
cuidar a mis empleados! , añadió, al ver que levanto los ojos al cielo.
– ¿Qué te hace pensar que algo me molesta … ?
– Estoy empezando a conocerte. ¡Pronto no tendrás más secretos para mí,
Amandine …
– Hacerle confidencias al jefe no es muy profesional , ¿no?
– depende de quien lo juzgue. Personalmente, no veo nada de malo en eso … Y tú
eres tan bonita cuando te pones de mal humor , dijo tomando un poco de cafe,
ocultando con la taza una sonrisa.
– Tengo más de cuatro años Ferdinand , no estoy de mal humor , estoy…
preocupada.
– Los Diamantes siguen en alza?
– Se podría decir que sí …
– Mi opinión es poco importante para ti, supongo, pero me estoy perdiendo algo.
Usted no tiene aire ser alguien que se deje pisotear… ¿Por qué eres diferente con
él?
– Porque lo amo . Y tienes razón , tu opinión no es importante para mí.
– ¿De verdad crees que el amor debe necesariamente causar tanto dolor ? tú
multimillonario no tiene nada de que avergonzarse?
– No soy ingenua, me doy cuenta de que nuestra historia es complicada, pero …
– Nunca pensaste que estar con alguien más, menos egoísta, que sea más simple,
más ligero ?
– El amor no está destinado a ser simple, ni ligero!
Traducido por la loca del pizarron
– Piense de nuevo, Amandine. Asé es como me gusta … Pero también , que
importa.
Durante largos segundos, nuestros ojos permanecen fijos, inmerso en el otro. Estoy
sorprendida, por la sinceridad del hombre, se que es un jugador, pero me desarma.
Peligro …
– Qué es lo que estás tratando de decirme? Digo un poco indecisa.
– Es hora de volver al trabajo , la señorita Belle Frimousse ! llora demasiado,
supongo que para ocultar su trastorno.
Se pone de pie, sonriéndome, me hace una pequeña reverencia y se dirige a su
oficina.
Ferdinad de Beauregard y sus dos facetas : insoportables y encantador o
insoportable y con encanto…
Este día se dedica a pasar en la camara lenta, me fui de la agencia a las 19 horas,
mira la bateria de mi celular con un suspiro. Por supuesto que no me las arreglé
para conseguir borar de mi cabeza el SMS de Gabriel, pero me contuve: No le he
contestado. ¿Qué significa el “estar contigo esta noche?” ¿Por qué es tan frío?
¿Está listo para dibujar una línea entre nosotros? Para decirme que él y Eleanor ya
han fijado la fecha para su boda? Este pensamiento me da náuseas … Saliendo del
edificio Haussmann, miro hacia arriba y se me cruza una cara familiar.
– Buenas noches señorita Baumann, el Sr. Diamonds me envió. Él me pidió que la
llevara de vuelta a Bercy.
– Buenas tardes. Gracias, pero prefiero tomar el metro. Si el señor Diamonds quiere
que vuelva en coche, que me recoja él mismo.
– Bueno, le voy a pasar el mensaje. Que tenga un buen día Señorita.
Me alejo, con la esperanza de no hacer perder su puesto de trabajo a este hombre y
maldiciendo a Gabriel.¿A que juega?
Él me va a dejar , él me dejará , me va a dejar …
Al entrar en mi apartamento, cuarenta y cinco minutos después, me asalta la divina
fragancia de su perfume. Sin duda está aqui! El pánico se apoderó de mí,
Traducido por la loca del pizarron
No me atrevo a dar la vuelta y salir corriendo a toda velocidad. Él esta acampando
en el salon, sus brillantes ojos azules me miden con dureza. Lleva puesto unos
vaqueros gastados y una camisa azul pálido, tiene los brazos cruzados contra su
pecho musculoso, me pongo recta y el primer pensamiento que me viene a la
mente me enfurece, me parece que nunca lo había visto tan hermoso.
– En primer lugar no me contestas. Luego envias a pasear a mi chofer … dice con la
mandíbula apretada .
– Veo que nada se le escapa! le respondí , mordaz .
– Almande … dijo , avanzando hacia mí.
– No te me acerques! Yo no estoy jugando. Dime lo que tengas que decir y vete!
Él tomo mi palabra y se detuvo asombrado, y luego enojado.
– ¿De qué estás hablando? Amandine , estoy …
– ¿Qué? ¿Qué es esta vez? ¿triste? ¿una urgencia? ¿perdido? ¿No sabes lo que
sientes?, Grité poniendo énfasis en la última frase.
– Cálmate!
– ¡No! ya me has hecho demasiado! Desapareces durante días, me dajaste morir en
una esquina sin decirme nada!
– Déjame por lo menos decir algo!
– ¿Estuviste con ella?, ¿verdad ? Eso es todo, ¿no tienes nada más con que
joderme?, yo ya no existó!
Se abalanzó sobre mí, yo trataba de resistirme, pero el es más grande y fuerte que
yo. Me encierró sin rodeos contra la pared y puso su mano sobre mi boca para
impedirme gritar. Su aroma embriagante llena mis fosas nasales y enseguida el
calor de su piel me hace perder la cabeza, a pesar de mí misma.
-Ahora manten la boca cerrada y escúchame … Amanda Baumann, gritó con voz
ronca y terriblemente masculina.
– Silas me dijo qué estuviste fuera después de mi llamada. No quiero torturarte
más, desapareci, porque necesitaba ajustar cuentas con Eleanor y dejara fuera de
mi vida. Si piensas que vas a utilizar esto como una excusa para librarte de mí,
Traducido por la loca del pizarron
estas equivocada! Te dije que nunca ibas a liberarte de mi, ¿me oyes? ! Estés
donde estés, hagas lo que hagas, siempre te encontrare y no eres capaz de hacer
nada para sacarme de tu vida! tu me perteneces a mí, ¿entiendes? !!
Quito su mano de mi boca, pero no me dio tiempo para agregar una palabra. Sus
labios voraces y exquisitos que ya están sobre mis labios obligandome a rendirme.
Me entrego a su dominio, aturdida por lo que acabo de oír. Entonces sus fuertes
brazos me levantan y me llevan en la dirección la habitación. Una por una, nuestras
ropas que se estrellan contra el suelo …
Entre sus brazos, me levanto lentamente. La efusividad del cuerpo a cuerpo era
capaz de calmar algunos de mis temores, pero no todos … Yo todavía no sé más
sobre su reunión con su ex-novia.
– Gabriel? Yo dije, rompiendo el perfecto silencio de la habitación.
– Hmm? él contestó, medio inconsciente.
– Dime … Eleanor …
– Después … dice apretándome contra él. Te extrañé tanto …
Demasiado fácil, Diamonds …
-Necesito saber. Esta en Paris?
– Sí.
– ¿La has visto?
– Rápido. Pero no puedo decirte por ahora.
Traté de protestar, pero sus labios ya se estaban introduciendo en mi cuello, sus
manos vagan en mi piel desnuda y mis barreras caen.
Después de todo, puedo esperar …
Traducido por la loca del pizarron
2. Celos
Gabriel no me dejó ir durante una semana, me llena de atenciones cada noche, pero
se niega a revelarme lo que paso ese día.
Él no trata de ocultar la verdad, no oculta su “cita” con Eleanor, pero
obstinadamente se niega a contarme los detalles.
¿ los detalles? Me conformaría con un breve

Cien facetas del Sr. Diamonds Volumen 12 – Cegador– Emma Green image host image host

Comprar Cien facetas del Sr. Diamonds Volumen 12 en 

Clic Aquí Para comprar 

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------