---------------

Decisiones Peligrosas – Peligrosa 2 – Nerea Vara

Decisiones Peligrosas - Peligrosa 2 – Nerea Vara

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Decisiones Peligrosas – Peligrosa 2 – Nerea Vara

siento en el sofá y extiendo la mano para coger la bolsita de plástico con marihuana, el papel y un cigarro. Alice entra en el salón y se sienta a mi lado, yo
comienzo a hacerme un porro después de suspirar. No sé ni cómo sigo vivo, el aire llena mis pulmones pero no siento que llegue a ninguna parte más. El nudo en mi
estómago no desaparece y el dolor de mi pecho tampoco.
No desesperes, yo tampoco creo que sea buena idea que se lo digas por teléfono dice Alice.
Pues a mí me parece una gilipollez Rick bufa y abre una cerveza.
Aún me parece increíble que Jenna haya llegado tan lejos…
Alice, es una puta digo de manera brusca.
Han pasado tres semanas desde que mi pequeña se marchó. Huyó de mí, joder. Ha sido capaz de cruzar el mundo para no tenerme cerca. Eso no me deja en buen
lugar. Ha desactivado su tarjeta y sospecho que tiene nuevo número pero algo me dice que ni siquiera su hermano lo tiene, ya que habla con ella desde el móvil de Amy.
Yo he dejado de insistir, solo voy a conseguir alejarla más de mí. Si lo que quiere es tiempo, lo menos que puedo hacer es dárselo. Cueste lo que me cueste.
Mis malos hábitos han regresado. Bueno, nunca se fueron, aunque el tiempo que estuve con ella los detuve. Pero cuando me dejó… cuando me dejó no solo
volvieron, sino que se multiplicaron, y ahora… ahora soy incapaz de parar. El único momento del día en el que no pienso en ella es cuando estoy borracho o colocado.
El alcohol apenas tiene ya un efecto sedante en mí. La tolerancia ha ganado al cosquilleo en los dedos y al descontrol. Rick los comparte conmigo, aunque en mucha
menos medida.
¿Dónde vas? me pregunta cuando me pongo la gorra y cojo dinero.
A comprar cocaína.
Me ha dicho Alice que has cambiado de camello.
Sí, es un maricón de mierda pero la mercancía es buena de cojones.
¿Tan buena como para que te peguen un tiro por ella? pregunta colocándose delante de la puerta.
No digas bobadas, ese idiota no es capaz de dispararme. ¿Me dejas salir?
Claro, pero voy contigo.
Ni de coña.
¿Por qué? ¿Si no es peligroso, qué más te da? se cruza de brazos sin apartarse.
Rick, apártate y no me hagas perder el tiempo intento hacerle a un lado pero no se mueve. No vienes.
Pues tu tampoco.
¡Joder! No me queda cocaína, tengo que ir.
Pues cambia de camello. Vamos dónde nos dijo Jay.
Como quieras, pero vamos.
Ruedo los ojos con desesperación porque mi puto colega sea tan insistente, aunque interiormente sonrío al saber que le importo tanto. Ahora mismo, sin contar a
Alice, es la única persona que se preocupa por mí, y eso es algo que se agradece…
¿Me esperas en el coche o vas a acompañarme hasta la puta puerta? le pregunto cuando llegamos a la discoteca.
¿A ti que te parece? abre la del copiloto y sale sin darme tiempo a impedírselo Entrar y salir, Josh me advierte mientras caminamos hacia allí.
Hostia puta, que pesadilla eres.
Nos acercamos al portero y nos mira con desconfianza y superioridad al ver que hemos saltado toda la cola.
Venimos de parte de Jay le digo con la misma mirada dura.
Pasad se hace a un lado y nos deja entrar bajo los insultos y quejas de la gente que aun espera.
Cuando salimos de la discoteca, bien cargados de cocaína para unos cuantos días, veo una furgoneta oscura parada a unos metros, al otro lado de la calle, pero no le
doy importancia, puede estar vigilando a cualquiera.
No deberías haber comprado tanto insiste por quinta vez.
¿No te cansas de repetirte? pregunto cuando entramos en el ascensor del ático.
¿Y tu de drogarte? se pone a la defensiva.
No tengo nada mejor que hacer me encojo de hombros mientras le sonrío fingidamente.
Dios bufa y sale por la puerta cuando ésta se abre.
Cuando entramos, Alice está viendo una película con Alisson, parece que se han hecho buenas amigas. Nos sentamos a su lado y sacamos la bolsita con polvo en su
interior. Rick levanta una ceja y abre las manos mirándome con desaprobación.
¿Ya?
Joder, tendré que probarla. No me has dejado ir a donde yo quería así que ahora te jodes y cierras la boca.
Perdona por no querer que te peguen un puto tiro.
Exagerado formo cuatro rayas sobre la mesa de cristal.
¿Qué dices? Alisson aparta la vista de la televisión.
Nada, ¿quieres? le ofrezco el tubo transparente pero lo rechaza.
Trae aquí Rick me lo quita de las manos y se inclina hacia delante.
¿Y si ahora no te doy? vuelvo a quitárselo y sonrío burlonamente.
Que traigas, cojones río y se lo lanzo.
Se mete dos y me lo devuelve para que yo haga lo mismo con las otras. Alice se levanta y apaga la televisión para encender el equipo de música. Hace que Rick se
levante y comienza a bailar con él y a besarse de manera apasionada. Los observo un instante y siento una punzada en mi pecho. ¿Qué estará haciendo ella?
WENDY
¡Esta noche quemamos París! grita Amy poniéndose el vestido azul.
Relájate, siempre que sales con tantas ganas la noche acaba siendo una mierda.
Bueno, pero siempre que tú no tienes ganas la noche termina siendo épica termina de rizarse el pelo y me saca la lengua. Así que digamos que será aceptable.
¿Qué tal estoy?
Tiffany entra en el baño y se gira para que podamos verla mejor. Lleva unos shorts vaqueros y una camisa rosa sin mangas por dentro del pantalón. Se da la vuelta y
menea el culo, dándose un azote y riendo.
¿Parezco accesible? pregunta colocando las manos en sus caderas.
Bueno, no estás mal comento mirándola a través del espejo.
¿Y ahora? se desabrocha un botón más de la blusa.
Ahora lo pareces demasiado ríe Amy.
¡Genial!
Sonrío y salgo del baño para dejarle sitio a ella. La habitación del hotel en el que estamos, no es muy grande, pero tampoco he querido coger uno mejor porque nos
vamos a marchar cuanto antes.
¡Vamos, hombre! grito desde la puerta cuando ya han pasado diez minutos desde que dijeron que ya estaban listas.
¡Que sí! Amy sale pero Tiff no.
Oye, rubia, cómo tenga que ir a sacarte yo, me quedo en casa bufo apoyándome en la pared y volviendo a dejar el bolso en el suelo por cuarta vez.
No, no, ni de coña. Ya estoy dice saliendo del baño mientras da saltitos sobre un pié para ponerse el tacón en el otro.
Veinte minutos después, estamos pasando por debajo de la Torre Eiffel de camino a la discoteca, la cual queda cerca de aquí. Nos colocamos justo debajo y nos
hacemos una foto demasiado mal enfocada. Unos chicos que están un poco más lejos, haciendo lo mismo, nos

Pages :65

Tamaño de kindle ebook : 514 kb 

Autor De La  novela : Nerea Vara

kindle ebooks Comprimido: no

kindle Format : True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Decisiones Peligrosas - Peligrosa 2 – Nerea Vara

kindle – Puedes Leer la novela  Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Decisiones Peligrosas (Peligrosa 2) – Nerea Vara.pdf
Decisiones Peligrosas (Peligrosa 2) – Nerea Vara.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------