---------------

El dato – Gastón Avale

El dato – Gastón Avale

Descargar libro Gratis    En PDF
ideas. Y ahora tenía que crear un escape
perfecto. Lograrlo era una hazaña casi
imposible.
Estaba trabajando en algo que tenía la
facultad de arruinar la visión sesgada de
las clases políticas militantes. Para
lograr eso tenía que hacer uso de una
llave que le permitiera abrir las puertas
del infierno y para conseguirla había que
tomar la decisión más desacertada que
uno pueda imaginar: hacerse amigo del
Diablo y caminar a la par con él hasta la
salida del averno. Sí, estaba loco de
remate.

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar 

Todo el lugar estaba completamente
desordenado, producto de la destrucción
de muchas de sus pertenencias. Una obra
dantesca para el periodismo que
quisiera comprender algo de lo que
estaba por acontecer. El caos en la
ciudad era una historia que no iba a
terminar como cualquier otra. Si algo sé,
después de tanto tiempo entre las
sombras, es que Lucas era distinto e hizo
la diferencia.
Luego de terminar de hablar por
teléfono por segunda vez esbozó una
sonrisa casi a la fuerza y se dirigió a la
mesita ratona que tenía frente a los
sillones. Sobre un pequeño espejo
estaba el único medicamento que tenía
prohibido tomar por recomendación
propia: una larga línea recta de cocaína.
La pureza máxima en cada micro
partícula, que bajo una lupa parecían
pequeños diamantes de oro blanco,
aunque en la boca sabían amargas como
el veneno de una víbora que mordía el
corazón de los más débiles.
La delgada línea blanca converge en
el punto más oscuro de su historia. La
verdad que tenía atragantada, necesitaba
escupirla a los cuatro vientos. Lucas
tenía 33 años, fama y dinero. Era una
figura pública de mucho renombre, lo
que lo convertía en un cuchillo de doble
filo.
Tiene la particularidad de ser una
celebridad durante el día, con amigos
que le dicen que siempre estarán para
ayudarlo. Sin embargo, cuando la luna
hace presencia en las transitadas calles
de la ciudad, se transforma en la oveja
negra de la historia, sujeto a los
bifurcados caminos dictados por las
sustancias nocivas. Era sabido que
sufría frecuentes y fuertes alucinaciones.
Detrás de una apariencia angelical, en
sus ojos claros podían observarse los
demonios que lo atormentaban en cada
momento de soledad. Cada lapso de
tiempo en el que se encontraba expuesto
a su Ser se hallaba en un estado
catatónico, capaz de corroer el espíritu
de acero con el que paseaba por los
pasillos de la productora de televisión
C&O. Siempre estuvo dispuesto a correr
riesgos. Era la única opción para ser
creativo. Incluso si llegaba a ser la
presa de su propia desesperación.
Sin decir nada, recordó a su madre
momentos después de terminar aquella
conversación por teléfono, como solía
hacerlo siempre que estaba mal. El piso
que al parecer siempre era una planicie
firme, ese día se le movió de forma
sísmica. Tenía 16 años en aquel
entonces y la persona con quien tenía el
lazo afectivo más fuerte moría,
marcándole su vida para siempre.
Aunque el padre y sus hermanos siguen
vivos, ninguno de ellos puede remendar
lo sucedido y cubrir la ausencia más
sentida.
Alguien golpeó la puerta varias veces
y no quiso abrir. En su cabeza ataba
cabos que le daban otro giro a la
historia. Observó nuevamente el espejo
y aspiró otra línea.
Sentía que nada podía derribarlo,
incluso si lo golpearan con un bate de
béisbol en su cabeza. Miró hacia afuera
y abrió la ventana para salir a tomar aire
al balcón. Vivía en un loft ubicado en el
primer piso de un elegante edificio en el
centro de la ciudad.
Producto de la locura escuchó que
otra vez golpeaban la puerta. Tenía la
fuerte alucinación que si miraba hacia
atrás, todo estaría incinerándose. La
habitación estaría envuelta en llamas y
la puerta seguiría haciendo un estruendo
cada vez más fuerte. Quien golpeaba no
era Dios y esas puertas a punto de
derrumbarse no eran precisamente las
del cielo.
Sintió que las barreras que lo
contenían habían desaparecido, ya no
tenía de dónde agarrarse. La inercia
desenfrenada a través de la cual vivía su
vida le estaba dando ese empujón final.
Intentó recordar en vano el punto exacto
donde todo había comenzado… ese
momento en que uno decide su propio
destino, a veces por elección propia y a
veces por elección ajena. Aturdido y
confundido, la inteligencia que lo
caracterizaba comenzó a abandonarlo
lentamente.
Si bien todo parecía ser producto de
su imaginación, Lucas ahora era
consciente de la historia, la suya propia
y la otra que lo perseguía sin descanso.
Él más que nadie sabía eso. Y sabía
bien que la noche, la oscura noche,
había comenzado mucho tiempo atrás.
CAPÍTULO 2: CONTACTOS
31 de diciembre de 2003.
La productora televisiva C&O TV,
cada año tenía acostumbrados a los
famosos a disfrutar de una fiesta llena de
glamur en la terraza del Grand Hotel
Imperial ubicado en el barrio más
importante de la ciudad. Lo distintivo es
que esta vez en particular hacía una
década que se realizaba este gran evento
tan esperado para las estrellas del
espectáculo y a la cual eran invitados
libro El dato – Gastón Avale descargar gratis El dato – Gastón Avale

Leer En Online

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

El dato – Gastón Avale

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------