---------------

Libro El gran sol – Juan Carlos Feliu PDF

Libro  El gran sol – Juan Carlos Feliu PDF

Libro El gran sol – Juan Carlos Feliu PDF Descargar 

favor de los de su sangre. Dos
fallecieron en el acto dentro del
inmueble y el tercero, que había tratado
de huir, fue abatido por una lluvia de
balas que además de acertar a su presa,
alcanzaron a varias víctimas colaterales,
causando varios heridos de gravedad y
una muerte.
Una vecina caminaba por las cercanías
ajena a lo acontecido de la mano de su
hijo de nueve años con intención de
comprar el pan, cuando una bala perdida
impactó contra su cabeza destrozando el
cráneo en una lluvia de fragmentos y
fluidos que bañaron al pequeño mientras
ambos eran catapultados hacia atrás por
la fuerza del impacto. Cuando fueron
alcanzados por las autoridades el niño
mecía compulsivamente el maltrecho
cadáver de su madre entre sus pequeños
brazos sin parar de gemir y llorar en
estado de shock. Hizo falta emplear la
fuerza para separar al pequeño de su
progenitora.
Dos menores de edad trasladaron
todavía con vida al gitano malherido, al
Hospital General de Alicante, cercano
al lugar del crimen, aunque no sirvió de
mucho pues, murió durante el trayecto.
El tirador oculto no fue identificado ya
que el patriarca a pesar de estar herido
asumió la autoría. A razón de las
pesquisas de los investigadores el
supuesto autor huía antes de ser
interrogado y continua en paradero
desconocido.
Más de veinte casquillos de bala fueron
hallados inicialmente por los agentes en
las inmediaciones del lugar del crimen.
Además los agentes se incautaron varias
armas de fuego: una pistola del calibre
nueve milímetros parabellum, y un
revólver del calibre treinta y ocho. A
razón de la investigación la policía
sostiene que en el tiroteo intervinieron
más armas, pero todavía no han sido
localizadas. Los vecinos de la barriada
argumentaron que escucharon muchos
más de veinte disparos, concretamente
describieron, una auténtica lluvia de
fuego.

Libro El gran sol – Juan Carlos Feliu PDF

Libro El gran sol – Juan Carlos Feliu PDF

Al margen de los comentarios
relativos a la intensidad del tiroteo y al
terror que sintieron durante lo
acontecido, los vecinos se mostraron
reacios a la hora de ofrecer más detalles
del suceso y de sus protagonistas. Así
respondía un pintor de la zona titular de
uno de los locales del inmueble que, en
el trascurso de los tiroteos, se lanzó

Libro El gran sol – Juan Carlos Feliu PDF

cuerpo a tierra permaneciendo
completamente inerte hasta que un
oficial le instó a levantarse cuando
había pasado el peligro: No sé nada, ni
quiénes eran, ni conozco a nadie. Aquí
vive mucha gente, señaló una vecina
lacónicamente. No he visto nada. No sé
nada, afirmaba otro residente mientras
bajaba por la escalera del edificio
donde se produjo el enfrentamiento.
Tras el levantamiento de los
cadáveres por parte del juez, los agentes
de la policía local acordonaron la zona
en previsión de nuevos incidentes.
Los testigos presenciales de los
hechos fueron trasladados a las
dependencias de la comisaría de
Alicante, entre ellos, los dos menores
que asistieron a uno de los agresores
herido, que finalmente falleció en el
traslado.
El lugar donde se desarrollaron los
crímenes está ubicado en un antiguo
barrio popularmente conocido como Las
Mil Viviendas, que, aunque se le ha
sometido recientemente en los últimos
años a una lavada de imagen, alrededor
conserva edificios en avanzado estado
de deterioro. Estas viviendas están
habitadas por familias gitanas e
inmigrantes, mayoritariamente
magrebíes y suramericanos, siendo
actualmente un foco constante de
conflictos y tráfico de drogas.
Los dos clanes que protagonizaron el
tiroteo son muy conocidos por las
autoridades alicantinas. La Comisaría de
esta capital asegura que se trata de
traficantes habituales de hachís y
cocaína que operan a pequeña, media, y
gran escala. En numerosas ocasiones han
sido juzgados y condenados, numerosos
archivos judiciales abalan tal certeza.
Uno de los clanes implicados tiene
pendiente de juicio a algunos de sus
miembros por tráfico de drogas y armas,
entre ellos el señalado como líder del
clan Canelo. El diez de mayo del mil
novecientos noventa y nueve, la Policía
Nacional interceptó a varios miembros y
a un supuesto correo de droga conocido
como El Cabra, cuando circulaban en un
vehículo sin documentación alguna por
el término municipal de Villena, y
fueron incautados cinco kilos de
heroína.
La organización viajaba a Madrid
sistemáticamente cada quince días para
proveerse de droga. La Audiencia de
Alicante se ha visto obligada a
suspender en numerosas ocasiones este

Libro El gran sol – Juan Carlos Feliu PDF

juicio debido a la ausencia del abogado
de dos de los siete acusados, que se
enfrentan a penas de entre tres y diez
años de prisión, parece ser que además
de burlar a la policía hacen lo propio
con el sistema.
En los bajos del deteriorado
inmueble donde se desató a primeras
horas de la tarde el sangriento
enfrentamiento entre los miembros de
los clanes gitanos, se ha improvisado un
altar para recordar a la verdadera
víctima de esta catástrofe, la vecina que
murió por una barra de pan, que nada
tenía que ver con el ajuste de cuentas.
toc 2Capítulo 1
Dorian Gray
Veintidós de abril de dos mil
dieciséis.
El gimnasio estaba atestado a esa
hora de la tarde, o para ser más exactos,
noche. Pero Óscar lo prefería, era su
válvula de escape, su momento
terapéutico. Toda la mierda que

Libro El gran sol – Juan Carlos Feliu PDF

arrastraba su trabajo, todo el estrés que
acumulaba, era canalizado con ímpetu y
determinación hacia aquellas máquinas
dotadas de poleas, cadenas, y
mecanismos elementales. Allí todo era
sencillo, no había complicaciones. No
tenía nada en contra de aquellos que
aseguraban que el mejor momento para
entrenar era primera hora de la mañana,
para afrontar el día con energía, para
forjar una rutina disciplinada. Él
disfrutaba del último suspiro de la tarde,
se había acostumbrado a explotar las
alternativas que le brindaba el gimnasio
y hasta la fecha no le había ido nada
mal. Además de esculpir su portentoso
cuerpo, el cual le había granjeado el
sobrenombre de Dorian Gray, por el
famoso personaje literario de Oscar
Wilde, ya que su aspecto físico se
asemejaba en grado sumo al mito
literario del joven y bello inmortal,
además, aquél lugar le abastecía
gratamente de mujeres de diferente
estatus y aspecto físico, dentro de un
canon adaptado a su exigencia, que no
era poca, y a su apetito sexual, que no
era menor, para colmar sus noches de
pasión y desenfreno. Nunca repetía con
la misma mujer, esa era su primera
norma, no quería implicarse
emocionalmente, nunca mujer alguna
suplantaría la figura de la única mujer
que había amado y amaría, la mujer que
había perdido; nadie podía compararse
a su mitificada, nadie le haría sombra a
su memoria, había sufrido una vez por
amor, y no estaba dispuesto a volver a
experimentar semejante dolor.
Todas las mujeres que fueron amadas
por Dorian ansiaban repetir, habían
gozado de su atención y cariño, habían
disfrutado de una noche de sexo hasta
caer exhaustas, experimentado de
maneras y formas solo aptas para los
más osados, donde el límite solo es una
cuestión de perspectiva, donde
abandonarse al deseo era la única
opción. Había sido cariñoso y
romántico, atento y educado, dulce y
aunque parezca una contradicción,
agresivo en el momento adecuado, y tras
haber amado, después de la
reconfortante ducha, la noche acababa
con la última copa, siempre en el mismo
bar, y después a modo de despedida
acompañaba a la chica hasta

Libro El gran sol – Juan Carlos Feliu PDFLibro El gran sol – Juan Carlos Feliu PDFLibro El gran sol – Juan Carlos Feliu PDF

Web del Autor

Clic Aqui Pagina Oficial

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------