---------------

La prisión de las almas – Sara Rico

La prisión de las almas – Sara Rico

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

La prisión de las almas – Sara Rico

mente del que se veían acorralados en ellos. Pero el efecto duraba solamente unos segundos. Rápidamente su semblante lanzaba una sonrisa modesta y ella se
acomodaba sus gafas con delicadeza.
Si gusta puede esperar aquí mientras comenzamos la jornada. Haremos la presentación de los profesores y estudiantes nuevos. Por los momentos estamos en la
tediosa faena de acomodar a cada estudiante en su habitación. Ya se imaginará lo ocupados que eso nos mantiene . Póngase cómodo, por allá está la mesa del café y té.
Sírvase como guste.
La profesora Rigueros se despidió de nuevo con una sonrisa modesta, aunque esta vez mostraba sus dientes, blancos como perlas.
Yo continué inspeccionando el lugar, lo que aparentemente era una una sala común para profesores. El lugar parecía diseñado por alguien que amaba las
antigüedades, desde los sillones, hasta el xilófono colocado en la esquina y el librero estilo victoriano. En el lado derecho, cerca de la ventana que antes había sido objeto
de mi atención, se encontraba un espejo grande, con un marco dorado y grueso. Aproveché para observarme. Mi cabello oscuro y desaliñado sí que me daba un aspecto
de descuido incontrolado y la barba de tres días ya ensombrecía mi rostro aún más. La verdad es que no me había hecho cargo de mi aspecto en años. Desde que entré a
la universidad ocho años atrás, había reordenado mis prioridades y ciertamente el cuidar mi aspecto no estaba ni dentro de las primeras cinco. Todo aquel lugar me
recordó por un momento al lugar donde había vivido durante unos años, al comenzar la universidad, incluso el color café de la pintura en la pared. Me gustaría pensar
que también encontraré algún piano de cola cola por aquí, yo no lo toco, no. Pero ella lo hacía y era hermoso.
2
Era el primer día de clases. Cada vez que miraba a los estudiantes, no podía evitar recordar a Vladimir. Como se emocionó al ponerse su uniforme, como me decía
que en algún momento me lo heredaría. Ciertamente por fin me encontraba en el lugar donde podría obtener todas respuestas sobre la desaparición de mi hermano, pero
¿Quién me las daría? ¿Dónde podría buscarlas? Mis padres lo habían olvidado por completo, incluso llegué a pensar que estaba volviéndome loco. Pero no, yo
recordaba a Vladimir perfectamente, y mis padres ocultaban algo.
Los estudiantes del internado se alineaban uno junto al otro como un pelotón que estaba a punto de fusilar a algún anarquista en plena guerra. Algunos de los
jovencitos tenían la mirada perdida y casi se podría decir que se esforzaban para no respirar. Todos se encontraban en el salón grande, donde todas las mañanas debían
hacer formación. Llevaban el uniforme característico del internado de Balam, un traje completo de color gris cenizo, acompañado de una sudadera negra bajo el saco,
calcetines negros y botines de charol, bien lustrados. Todos debían llevar el pelo en corte militar. No había pizca de color alguno en la indumentaria, triste y desolada
casi como las paredes del edificio. La directora de la escuela, Rigueros, pronunció algunas palabras dando la bienvenida al nuevo año académico. Enseguida, presentó a
cada uno de los profesores que laboraban en la institución. Por último, me presentó a mí, que era el único nuevo. Mi aspecto desaliñado y sombrío debió causar alguna
impresión negativa en los estudiantes y demás maestros, quienes solo me observaban con expresión de asombro y sin decir nada. Todo aquello me pareció ridículo y
sólo esperaba que pudiera comenzar a hacer mi trabajo.
Me pareció curioso, todo el cuadro. Los estudiantes se comportaban como soldados que se están preparando para la guerra. Me pregunté si Vladimir habrá tenido
que actuar así, lo que me pareció sumamente difícil de imaginar, pero seguramente debió hacerlo.. La institución donde yo estudié fue muy distinta, para empezar era
mixta, y se encontraba en un sitio muy lejos de la pequeña y extraña isla a la que me había mudado ahora.
Entre la multitud, observé un estudiante que no quitaba su mirada de mí. Tenía el cabello rubio cenizo, tez blanca y labios gruesos y muy rosados, se parecía a…
¿Vladimir?
Hola Pavlo.
Un sonido ensordecedor me despertó. Miré a mi alrededor y por un momento me pregunté dónde estaba. Al reconocer a través de la ventana los jardines verdes y
amplios del internado de Balam, recordé que estaba ahí como

Pages :

Tamaño de kindle ebook :  MB

Autor De La  novela : Sara Rico

kindle  Comprimido: no

kindle Format : True PDF 

Idioma :Español-España 

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

La prisión de las almas – Sara Rico

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

La prision de las almas – Sara Rico.pdf
La prision de las almas – Sara Rico.pdf
La prision de las almas – Sara Rico.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------