---------------

Nacida sobre una alfombra de trigo – Aranzazu Olabarrieta

Nacida sobre una alfombra de trigo – Aranzazu Olabarrieta

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Nacida sobre una alfombra de trigo – Aranzazu Olabarrieta

Tras el caluroso verano, llegó el sombrío otoño, el gélido invierno y la fresca primavera, pasando sin detenerse hasta llegar al año mil novecientos treinta y cuatro.
La pequeña María tenía ocho años. Se había convertido en una niña muy despierta, con la misma sonrisa pícara de su madre. Una larga melena trenzada rubia,
adornaba su cabeza. Los ojos en forma de almendra eran de un azul intenso. La nariz respingona y6 los mofletes siempre colorados.
Su hermano mayor, Francisco, había cumplido dieciséis años. Era todo un hombre, alto, moreno, con la barbilla ancha y una piel curtida por el sol.
Luís tenía catorce años. Destacaba su cara aniñada, su pelo negro muy fosco y rebelde y unos grandes ojos negros.
Siempre estaba pendiente de María, la adoraba, todo lo contrario de Francisco quien la culpaba de las burlas e insultos a los que era sometida su madre, siempre a
sus espaldas porque directamente no decían nada, todo eran cuchicheos por lo bajito.
¡Ahí va, la querida del ruso! Solían murmurar entre otras cosas.
Una noche tranquila, solo interrumpida por el cantar de los grillos, mientras cenaban en casa de Juana, los cuatro, a la luz de unas velas, unos trozos de pan duro,
queso y leche, la pequeña María les observaba.
Primero dirigió su mirada hacia su madre, deteniéndose unos instantes, luego miró a Francisco, dio un sorbo de leche y continuó con Luís.
Mamá, ¿por qué mis hermanos tienen el pelo y los ojos de tu color y los míos son tan claros? ¿Es porque yo me parezco a mi papá?
A Francisco se le hizo un nudo en la garganta, mientras tragaba un trozo de pan con queso. Por fin, su hermana se daba cuenta de que algo pasaba, Era la ocasión
perfecta para dejarla las cosas claras, algo que deseaba hacer desde hace tiempo.
¡Sí, rebujo!, te pareces a tu padre. –Respondió con rabia y sin dejarle decir más, sabiendo el dolor que podía causar si proseguía, Juana actuó.
¡Francisco! Gritó levantándose de un salto de la silla, con el brazo extendido, estrellando su palma de la mano en la cara de su hijo.
Ni una palabra más, no digas nada de lo que luego te arrepientas, ni una palabra.
Avergonzado, sabiendo que su madre le había evitado un duro dolor para su hermana, se levantó de la mesa y se fue a su alcoba que a la ve z compartía con Luís,
haciéndose un incómodo silencio en la estancia.
Allí, acostado en su cama, pudo reflexionar sobre lo sucedido, dándose cuenta, que la pequeña, también era una víctima como su madre y que la culpa era solo de ese
desgraciado que se cruzó en sus vidas, el ruso.
María no entendió la reacción que tuvo su madre por el comentario de Francisco. Que había de malo parecerse a su padre, del que solo sabía que fue un hombre muy
bueno, que murió de tuberculosis antes de nacer ella.
Mi niña, acuéstate, que mañana nos espera un día muy largo.
La pequeña solía acompañar a su madre y hermanos al campo.
Mientras ellos hacían distintas tareas como segar, trillar o separar el grano de la paja una vez trillado, lanzándolo al aire con una horca, ella jugaba por la era con
Cruz, su mejor amiga y con otros niños.
Lo que para los demás era un duro trabajo, para ellos era un juego muy divertido. Se sentaban todos juntos, al lado del trillador, para hacer peso, dándose un paseo
mientras se trillaban las espigas.
Al amanecer Juana preparó los desayunos. Se levanta ron muy temprano. Ella trabajaría por la mañana, pero sus hijos lo harían de sol a sol, comiendo entre los
campos de cereal, la olla llena de garbanzos, que un muchacho les llevaba de parte del señor, quedándose muchos a dormir en los pajares y cogiendo los sombreros de
paja para protegerse del justiciero sol, salieron al encuentro de la cuadrilla de segadores.
En la esquina de la casa de Paco, estaba esperándoles Tina con el resto de personas, tanto hombres como mujeres y algunos muchachos y niños.
La casa de Paco era también la taberna del pueblo, donde saciaban su sed de vino, los hombres. Allí se reunían cuando el tiempo libre se lo permitía, para además de
beber, despellejar a todo bicho viviente, mientras jugaban una partida a las cartas o al dominó, a la vez, que otros se liaban tabaco.
Ya todos juntos, caminaron hacia las tierras del señorito Joaquín, un hombre rico y poderoso.
Era el alcalde del pueblo y junto con el señor Sebastián, la señora Luisa, esposa de Don Alfonso, el médico y el señor Agustín, acaparaban todas las tierras de la
comarca.
Alegremente se dirigían al trabajo, entonando canciones, que María intentaba memorizar para poder cantar con ellos.
No había penas porque todos estaban en la misma situación, con los mismos problemas y el mismo hambre y miseria, con sus faldas cosidas y recosidas, con sus
alpargatas viejas y agujereadas, pobres pero honrados.
¡Valentina! ¡Juana! –Vociferó la manca.
El señorito Joaquín necesita criadas. ¿Os habéis enterado? No, no sabía nada. –Contestó Tina mirando a su amiga.
Yo había oído algo en la tienda, pero no sé qué hacer, no quisiera ir sola. –Dijo Juana un poco indecisa.
Iré yo contigo, así seguiremos trabajando juntas, pardilla. –Respondió, Tina cariñosamente con una sonrisa muy amplia.
Pardilla, te voy a dar yo a ti pardilla.
Y las dos amigas comenzaron a juguetear como dos niñas, dándose pellizcos, la una a la otra, por todo el cuerpo.
¿Quién es la pardilla ahora?, ¿eh? –Reía Juana. Tú, tu, tú… Reía Tina.
¿Qué haría yo sin ti? –Terminó diciendo Juana mientras se acercaba a su amiga dándola

Pages : 104

Tamaño de kindle ebook : 647 

Autor De La  novela : Aranzazu Olabarrieta

kindle ebooks Comprimido: no

kindle Format : True PDF 

Idioma :Español-España 

Descargar : Gratis

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Nacida sobre una alfombra de trigo – Aranzazu Olabarrieta

kindle – Puedes Leer la novela  Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Nacida sobre una alfombra de trigo – Aranzazu Olabarrieta.pdf
Nacida sobre una alfombra de trigo – Aranzazu Olabarrieta.pdf
Nacida sobre una alfombra de trigo – Aranzazu Olabarrieta.pdf
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------