---------------

P. D. Todavía te quiero – Jenny Han

P. D. Todavía te quiero – Jenny Han

P. D. Todavía te quiero – Jenny Han

Descargar libro Gratis    En PDF
Kitty se ha pasado toda la mañana en
plan quejica, y sospecho que tanto
Margot como papá sufren sendas resacas
de Nochevieja. ¿Y yo? Tengo
corazoncitos en los ojos, como un
emoticono, y una carta que se muere de
ganas de salir de mi bolsillo.
Mientras nos ponemos los zapatos,
Kitty aún intenta escaquearse de ponerse
el hanbok para ir a casa de la tía Carrie
y del tío Victor.
—¡Mira las mangas! ¡Me van muy
cortas!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar 

—Se supone que son así —dice
papá sin ponerle mucho empeño.
—Entonces, ¿cómo es que las suyas
van a la medida? —pregunta Kitty, y nos
señala a Margot y a mí. Nuestra abuela
nos compró estos vestidos tradicionales,
los hanboks, la última vez que estuvo en
Corea. El de Margot tiene una chaqueta
amarilla y una falda verde manzana. El
mío es fucsia con una chaqueta de
blanco marfil y un lazo fucsia largo con
flores bordadas por delante. La falda es
voluminosa, abultada como una
campana, y llega hasta el suelo. No
como la de Kitty, que le llega a los
tobillos.
—No tenemos la culpa de que
crezcas como una mala hierba —digo, y
me retoco el lazo. El lazo es la parte
más complicada de poner bien. Tuve
que ver un vídeo de YouTube varias
veces para enterarme de cómo hay que
ponérselo, pero todavía parece triste y
asimétrico.
—Mi falda también es demasiado
corta —gruñe, mientras levanta los
bajos.
La verdad es que a Kitty no le gusta
nada llevar el hanbok porque te obliga a
andar con delicadeza y a mantener la
falda cerrada con una mano si no quieres
que se te abra del todo.
—Todos los primos se lo pondrán, y
la abuela se alegrará. Caso cerrado —
dice papá masajeándose las sienes.
En el coche, Kitty no para de repetir
«Odio el Año Nuevo» y pone de mal
humor a todo el mundo menos a mí.
Margot ya está medio enfadada porque
tuvo que levantarse al alba para llegar a
tiempo de la cabaña de su amigo. Por no
hablar de su posible resaca. Pero nada
puede ponerme de mal humor, porque ni
siquiera estoy en el coche. Estoy en un
lugar completamente distinto, pensando
en la carta que le he escrito a Peter,
preguntándome si es suficientemente
sincera, y cómo y cuándo se la daré, y
qué dirá, y qué significará. ¿Debería
dejarla en su buzón? ¿En su taquilla?
Cuando nos veamos, ¿sonreirá?
¿Bromeará para relajar el ambiente?
¿Acaso fingirá no haberla visto para
ahorrarnos el mal trago a ambos? Eso
sería lo peor. Tengo que recordarme
que, a pesar de todo, Peter es amable y
sencillo, y no será cruel. De eso estoy
segura.
—¿En qué estás pensando? —me
pregunta Kitty.
Apenas la escucho.
—¿Hola?
Cierro los ojos y me hago la
dormida, y lo único que veo es la cara
de Peter. No sé qué quiero exactamente
de él, ni para qué estoy lista, ni si es una
auténtica relación novio-novia, o amor,
o lo que había antes entre nosotros,
simple diversión y algunos besos aquí y
allá, o algún término medio, pero lo que
sí sé es que no puedo quitarme su cara
de chico guapo de la cabeza. Su forma
de sonreír cuando pronuncia mi nombre,
y que a veces se me olvida respirar
cuando lo tengo cerca.
Cuando llegamos a casa de la tía
Carrie y del tío Victor, ninguno de los
otros primos lleva hanbok. Kitty casi se
pone morada por lo mucho que le cuesta
no chillarle a papá. Margot y yo también
lo miramos de reojo. Pasarse todo el día
sentada con un hanbok no es lo que se
dice cómodo. Pero entonces la abuela
nos lanza una sonrisa aprobadora que lo
compensa todo.
—Tal vez los mayores nos den más
dinero por habernos emperifollado —le
susurro a Kitty mientras nos quitamos
los zapatos.
—¡Estáis guapísimas! Haven se ha
negado a ponerse el suyo —dice la tía
Carrie al abrazarnos.
Haven pone los ojos en blanco.
—Me encanta tu corte de pelo —le
dice a Margot. Haven y yo apenas nos
llevamos unos meses de diferencia, pero
se cree mucho mayor que

image host image host

Leer En Online

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

P. D. Todavía te quiero – Jenny Han

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

---------