---------------

Libro Reencuentro Libro 2 – Robyn Hill PDF

Libro Reencuentro Libro 2 – Robyn Hill PDF

Libro Reencuentro Libro 2 – Robyn Hill PDF  Descargar 

todos los domingos sin falta. Su
credibilidad parece incuestionable. Su
lenguaje no verbal transmite calma y
dominio de sí misma.
Por un instante creo ver que vacila,
pero mi deseo de que señale a otra
mujer es tan fuerte que malinterpreto sus
gestos. Por segunda vez señala a Brooke
y niego con la cabeza, maldiciendo que
la mujer de mi vida sea considerada
sospechosa de homicidio. Mi
compañero y el capitán no pueden
verme, ya que estoy a sus espaldas.
Albergo la sensación de que soy el
único que está de su lado. Wayne y el
capitán Street están convencidos de que
cometió el homicidio para robar las
joyas, pero es que ellos no la conocen
como yo.
Wayne agradece a la Sra. Simmons su
colaboración y se despide de ella. Me
dirijo hacia la puerta para hablar con
Brooke y tranquilizarla ya que, por
suerte para ella, ser señalada en una
rueda de reconocimiento no es una
prueba concluyente.
Estoy ansioso por hablar con Brooke.
La discusión por su oficio me ha dejado
mal cuerpo y solo espero que su enfado
conmigo sea pasajero. Incluso para una
persona tolerante como yo, no resulta
sencillo asimilar que la mujer de la que
siempre has estado enamorado, pasa por
las manos de innumerables hombres
sedientos de su cuerpo.
¿Qué clase de relación se puede
construir a la larga? Los celos me
consumen solo de pensar que está con
otros hombres. No quiero ni pensar
cómo me afectaría si ella y yo
mantuviésemos una relación de pareja.
Acabaría volviéndome loco.
—Richard, ven un momento —dice
mi jefe, así que no tengo más remedio
que detenerme, y aplazar mi encuentro
con Brooke. De refilón veo que Wayne
acompaña a la Sra. Simmons hacia la
salida—. Quiero que dejes de lado por
el momento el resto de casos. Esa puta
es la clave de todo, así que no hay que
quitarle el ojo de encima. Me ha dicho
Wayne que no tiene coartada, que ella
dice que estuvo en su casa a la hora del
homicidio…

Libro Reencuentro Libro 2 – Robyn Hill PDF

Libro Reencuentro Libro 2 – Robyn Hill PDF  

—Así es, capitán —digo molesto por
su comentario ofensivo hacia Brooke.
—Entonces este caso es tan fácil
como quitarle un caramelo a un bebé —
dice con una sonrisa de satisfacción.
—Capitán, debo decirle que Brooke y
yo fuimos compañeros de instituto. Es
más, mantuvimos una breve relación —
digo procurando no darle mayor
importancia al hecho.
Cuanto antes lo sepa, mejor, ya que no
quisiera que a Wayne se le escapara.
Eso me pondría en una incómoda
situación con mi capitán, como si lo
hubiera ocultado deliberadamente.
Las pobladas cejas del capitán se
alzan en el acto. Seguramente se
arrepintió de usar la palabra «puta» para
definir a Brooke, aunque no se va a
disculpar por ello. El capitán Street
carraspea, abochornado.
—No lo sabía, Richard, gracias por
decirlo. Esto pone al departamento en
una complicada situación. ¿Crees que
podrás manejar la situación como un
hombre? —pregunta ajustándose la
presilla del pantalón.
—Desde luego, capitán. Le prometo
ser objetivo.
El capitán me lanza una mirada
dubitativa, lo cual no me parece extraño
del todo. Las emociones podrían nublar
mi juicio de policía, y eso eso algo que
el departamento debe manejar con
cautela. La presencia de Wayne, por
suerte, equilibra la balanza.
—Es posible que si ella piensa que
estás de su lado, se relaje —dice
dándome unos golpecitos amistosos en
el pecho. El capitán es uno de esos
hombres que piensa que no debe perder
el contacto con sus subalternos para
hacerse respetar, por eso siempre busca
guiños de complicidad.
—Nuestro siguiente paso ha de ser
buscar las joyas —digo con rotundidad,
sabiendo que no encontraremos nada en
la casa de Brooke.
—Sí, eso será la prueba definitiva,
con eso la podemos llevar ante el juez y
seguramente condenarla. Adelante,
escribid la orden de registro y llamad al
juez, no pondrá ninguna pega —dice el
capitán con el rostro serio.
Cuando me giro, Wayne y la Sra.
Simmons han desaparecido, por lo que
salgo del cuarto. Ardo en deseos de
hablar con Brooke y de tranquilizarla,
quizá incluso quedemos más tarde para
hablar en su casa o en la mía. Me
desagrada pensar que la pelea nos tiene
distanciados. Ahora mismo ella me
necesita.
Nada más poner un pie en el pasillo,
mi compañero dobla la esquina y se
acerca.
—Acabo de hablar con Brooke —
dice con animosidad—. Le he dicho que
se vaya para su casa. Te vi hablando
con el capitán, no sabía cuánto tiempo
tardarías y no podía dejar a Brooke sin
respuestas. Espero que no te importe,
Richard.
—No, no en absoluto. Tranquilo —
digo sin darle mayor trascendencia,
aunque por dentro me siento algo
desilusionado—. Venga, vamos a hablar
con el juez.
***
Con la orden de registro en la mano,
nos presentamos por la tarde en la casa
de Brooke. A Wayne y a mí nos
acompañan un par de agentes para que la
tarea sea más llevadera. Rezo para que
si ella está en casa, no se encuentre en
medio de una cita con un cliente. Las
imágenes que se forman en mi cabeza,
de Brooke con otros hombres, son más
terribles de lo que pudiera contemplar

Libro Reencuentro Libro 2 – Robyn Hill PDF  

con mis propios ojos.
Después de llamar varias veces sin
respuesta, pasamos a la segunda parte
del plan. Entrar por la fuerza. Wayne y
yo nos apartamos de la puerta, para que
los compañeros con la simple maniobra
de la palanca abran la cerradura, sin
mayores contratiempos.

nuestra investigación, y que sería
objetivo. Además, seguro que confía que
tú pongas el contrapunto —dejo caer el
comentario mirándole a los ojos,
esperando su respuesta.
Wayne frunce el ceño mientras
continúa con el registro. Examina uno a
uno los libros. Los abre, pasa las
páginas rápidamente y luego pasa al
siguiente.
—¿Crees que es culpable, Wayne? —
pregunto mientras husmeo entre la ropa
de su armario. Un ligero perfume me
embriaga y me hace sentir como si
Brooke estuviera en la misma
habitación. Es como si cada bocanada
de aire me recordara a ella.
—Sí, lo creo —dice con rotunda
convicción—. La autopsia dice que
Philips murió por estrangulamiento, así
que quién más podría hacerlo, ¿su
mujer? Antes de casarse firmaron un
contrato de separación de bienes. Ella
no gana nada con su muerte.
Aunque es mi amigo, no le puedo
exigir que su forma de pensar encaje con
la mía. Además, si yo no conociera a
Brooke, es posible que yo también
pensara que ella es la homicida. A decir
verdad, todo apunta a que Brooke es
culpable.
—Richard, yo en tu lugar le pediría al
capitán que me retire del caso. No eres
objetivo. Está enamorado de ella, una
sospechosa. No hace falta que diga nada
más —dice examinando los cajones de
la mesilla de noche.
Detengo lo que tengo entre manos y
me quedo mirando a Wayne.
—Soy policía y sé hacer bien mi
trabajo —le replico crispado mirando
su cogote—. No la encubriré si las
pruebas la acusan directamente, pero de
momento no es así.
Wayne, sentado en la cama, se gira
hacia mí. Su mirada es de resignación,
como si supiera que no va a
convencerme. La he visto innumerables
veces para no identificarla en el acto.
—Estuvo en el lugar del crimen —
dice girándose hacia mí—. Una testigo
la vio salir de la casa, no tiene
coartada… Blanco y en botella. Uno de
los casos más fáciles que he visto en mi
vida. Saldrás mal parado, Richard.
Me duele que mi mejor amigo no me
crea cuando estoy convencido de algo.
Es posible que su ambición de ser
inspector jefe le ciegue. Siento que un
muro se está construyendo entre
nosotros.
—No veo por qué, Wayne. Los dos
queremos lo mismo, que se encarcele a
quien mató a Eric Philips.
—Estás volcando tus emociones en
este caso. No eres un robot, eres una
persona y tienes tus fallos, como todo el
mundo. Como amigo te lo aconsejo, pero
sé que harás lo que te venga en gana —
dice poniéndose en pie y dando por
terminada su labor en el dormitorio.
—El capitán me ha dado permiso, así
que no estoy haciendo nada reprobable o
antirreglamentario —digo con voz
calmada—. Antes de irnos, echo un
vistazo al dormitorio. Se nota nuestro
paso: la cama está desecha, algunos
libros por el suelo, los cajones
abiertos… Y aún está por ver el rastro
dejado por los agentes en el jardín. A
ellos les importa un comino quién viva
en la casa.
—Él no sabe hasta qué punto tienes
metida a Brooke en la cabeza. ¿Le
dijiste que estuviste saliendo con ella?
¿Qué no has dejado de pensar en ella
durante diez años?
Guardo silencio, un silencio que me
incrimina. Me doy la vuelta y finjo que
prosigo con el registro, pero mi mente
me sumerge en nuevos pensamientos. Es
posible que no fuera del todo sincero
con el capitán, pero estoy preparado
para cualquier problema
—Wayne y yo nos encargaremos
Libro Reencuentro Libro 2 – Robyn Hill PDF Libro Reencuentro Libro 2 – Robyn Hill PDF Libro Reencuentro Libro 2 – Robyn Hill PDF

Web del Autor

Clic Aqui Pagina Oficial

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

---------