---------------

Te amo, Bradley – Nuria Ortiz

Te amo, Bradley – Nuria Ortiz

Descárgatelo El libro Gratis Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Te amo, Bradley – Nuria Ortiz

Con una leve sonrisa en sus labios, Brad esperó a que aquella sirena que tenía delante saliera de su estado de shock. Quería saber su nombre, pero era consciente de que
acababa de pasar por algo tan desagradable como ser aplastada por dos camiones borrachos. Usó el dorso de su mano para elevar la barbilla de la sirena un poco más y
sonrió cuando aquellos ojos azules se elevaron, despacio, hasta su cara.
¿Estás bien? le preguntó, inclinándose hacia abajo y llevando sus labios cerca de su oreja, para que pudiera escucharlo por encima del retumbante sonido de la
música que escupían los altavoces.
La vio tragar y asentir ligeramente, y bajar la mirada para luego subirla, despacio, por su cuerpo, que recorrió poco a poco.
Se rio entre dientes cuando la sirena se percató de que la había pillado mirándolo de arriba abajo, sin contención alguna. Sus mejillas adquirieron un adorable tono
rosado y su labio inferior se vio atrapado por sus dientes, en un gesto de timidez que consiguió que Bradley ardiera en deseos de besarla.
Soy Bradley se presentó.
Quería conocerla, que le diera su número de teléfono y empezar a verla a partir de ese mismo día. En una ocasión le preguntó a Jared por qué seguía luchando por
Violeta cuando ella no estaba interesada en él. Su hermano le dijo que sabía que ella era esa mujer especial que todo hombre encuentra tarde o temprano, esa que te quita
las ganas de ligar con otras, que con su sola presencia te calma y que con una simple sonrisa hace que tu día brille. Ahora, mientras miraba los ojos azules de esa
preciosidad a la que había salvado de ser aplastada, entendió el motivo por el que su hermano había luchado de forma tan persistente por Violeta.
Era pronto, todavía no sabía ni cómo se llamaba, pero algo dentro de él vibraba ante la simple cercanía de esa preciosa miniatura de ojos claros.
Ashley. Me llamo Ashley contestó tímidamente, con sus hermosos ojos aún abiertos como platos, como si no pudiera creer que un hombre le estuviera
hablando.
Brad sonrió cuando ella sacudió ligeramente su cabeza, como si desechara algún pensamiento o quisiera poner en orden alguna idea. Le gustó su timidez y el modo
en que se sonrojaron sus mejillas cuando la pilló dándole un repaso a su cuerpo. No le había molestado, más bien al contrario, le había excitado ver el pequeño brillo de
deseo que atravesó sus ojos zarcos.
Pero lo primero era conocerla. Nada le apetecía más que eso.
Es un placer conocerte, Ashley.
Sonrió, coqueteando ligeramente, para ver si encontraba alguna señal. En caso contrario, no tenía sentido seguir. Aunque no era conocido por abandonar las cosas,
no le gustaba atosigar a las chicas. No era así, pero le atraía la idea de ver hasta dónde podían llegar juntos.
Bradley suspiró, sorprendido por albergar unos sentimientos tan profundos por alguien a quien acababa de conocer por accidente, y se movió un poco para darle
cierto espacio a la sirena. Pudo ver a Violeta caminando entre el gentío en dirección a Román, que estaba más cerca de ella que de él. Sin darse cuenta, se había separado
de su amigo. Mantuvo un ojo en su cuñada, mientras prestaba toda la atención que podía a Ashley, sin darse cuenta de que una chica se acercaba por detrás.
¿Novia o hermana? preguntó una voz femenina cerca de su oreja.
Bradley giró parcialmente su cuerpo para encontrarse con una pelirroja que, embutida en un pequeño vestido, lo miraba arqueando las cejas.
Al ver que no contestaba, la pelirroja insistió, en busca de una respuesta.
La chica de la barra ¿es tu novia o tu hermana?
Bradley sabía que se refería a Violeta, pero no entendía qué importancia podía tener para ella. Quizás fuese una de esas mujeres a las que no les gusta meterse en
medio de una relación.
Estaba a punto de responderla, cuando Ashley gritó por encima de la música.
¡Megan!
El tono de reproche que había empleado era irrefutable en esa voz melodiosa.
«Así que se conocen», pensó, entretenido, Bradley, mientras observaba el pequeño debate que se traían.
Cada vez se divertía más con la escenita que tenía delante. La amiga buscando información para Dios sabía qué, y la sirena que esperaba que fuera suya algún día
molestándose con ella por las preguntas que le estaba haciendo a un desconocido. Bradley las observó discutir, incluso las llegó a escuchar, y sonrió al ver la
resignación en la mirada azul de Ashley poco antes de que esta la bajase.
«Se ha rendido».
¿Y bien? preguntó de nuevo la pelirroja, con una sonrisilla en sus labios

Pages : 141

Tamaño de kindle ebook :  1,24 MB

Autor De La  novela : Nuria Ortiz

kindle  Comprimido: no

kindle Format : True PDF 

Idioma :Español-España 

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

Te amo, Bradley – Nuria Ortiz

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

[sociallocker]
[popfly]

Link !!

Te amo, Bradley – Nuria Ortiz.pdf
Te amo, Bradley – Nuria Ortiz.pdf
Te amo, Bradley – Nuria Ortiz.pdf

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------