---------------

Trampa a un caballero – Julia London

Trampa a un caballero – Julia London

Trampa a un caballero – Julia London

Descargar libro Gratis    En PDF
Al final de la temporada de caza,
antes de que llegara el invierno, el
conde de Clarendon decidió agasajar a
las familias de la alta aristocracia que
ya habían regresado a la capital. Para
ello, organizó una soirée en su
residencia de Londres y envió las
codiciadas invitaciones sin olvidarse de
sus mejores amigos, que eran de títulos
nobiliarios augustos y contactos sociales
impecables.
Entre los invitados estaban el conde
de Beckington y su esposa, así como su
hijo, Augustine Deveraux, lord
Sommerfield, y sus dos hijastras
mayores, las señoritas Honor y Grace
Cabot. Pero no invitó a las menores,
Prudence y Mercy Cabot, lo cual causó
un pequeño drama en la mansión
londinense de los Beckington.
Mercy Cabot, la más joven, juró que
se iría de polizón en un buque mercante
y que se marcharía tan lejos como fuera
posible. Prudence Cabot, que era tres
años mayor y acababa de cumplir los
dieciséis, afirmó que, si la tenían en tan
poco valor como para excluirla de una
fiesta, iría a Covent Garden sin carabina
y vendería su cuerpo y su alma al primer
hombre que le ofreciera una guinea.
–¿Cómo? –preguntó la veinteañera
Grace cuando Prudence anunció sus
intenciones–. ¿Es que te has vuelto loca?
¿Te venderías por una simple guinea?
Prudence alzó la barbilla en un gesto
orgulloso y contestó, lanzándole una
mirada de desafío:
–Sí.
–Querida hermana, deberías ser más
ambiciosa. No te vendas por menos de
una corona. ¿Qué pensaría la gente si te
pones un precio tan bajo? –replicó con
ironía–. Seguro que tu cuerpo y tu alma
valen más de una guinea.
–¡Mamá! –exclamó Prudence en tono
de protesta–. ¿Vas a permitir que se ría
de mí?
Lady Beckington no le hizo caso, y
Prudence lo encontró tan ofensivo que
huyó a toda prisa de la habitación y
descargó su ira en las puertas de la casa,
que fue cerrando de golpe.
Sin embargo, las hermanas Cabot se
llevaban muy bien y, cuando llegó la
noche de la soirée, Prudence olvidó el
agravio y se entusiasmó con la ropa de
Honor y Grace. A fin de cuentas eran
dos de las damas más elegantes de la
ciudad. Y lo eran porque su padrastro,

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar 

un hombre ciertamente generoso, las
mimaba con las mejores telas y las
mejores modistas que se podían
conseguir.
Honor, que a sus veintiún años era la
mayor de las cuatro, optó por un vestido
de color azul que combinaba a la
perfección con su cabello negro y sus
ojos, también azules. Grace eligió una
prenda de color dorado oscuro, con
filigranas de plata, que enfatizaba su
rubio cabello y sus ojos entre marrones
y verdes.
Pero su hermanastro las miró con
horror cuando bajaron al vestíbulo.
–No pensaréis salir así, ¿verdad?
–¿Así? ¿Cómo? –preguntó Honor.
Augustine, que las iba a acompañar a
la fiesta porque el conde estaba
enfermo, se ruborizó y apartó la mirada
de sus impresionantes escotes.
–Así… –insistió, incómodo.
Honor era perfectamente consciente
del motivo de su incomodidad, pero se
hizo la tonta y preguntó:
–¿Es por nuestro pelo?
–No.
–¿Por el colorete quizá?
–No, no es por el colorete…
–Será por las perlas –intervino
Grace, que guiñó un ojo a su hermana.
Augustine se puso rojo como un
tomate.
–¡Lo sabéis de sobra! ¡Vuestros
vestidos enseñan demasiado!
–Es la moda de París… –alegó Grace
mientras se ponía una capa.
–Me extraña que en París quede
moda, teniendo en cuenta que todos los
modelos parisinos acaban en vuestras
habitaciones –observó Augustine–.
Además, ¿cómo es posible que estéis tan
bien informadas de lo que pasa en ese
lugar? Os recuerdo que estamos en
guerra con los franceses.
–Los hombres estáis

libro Trampa a un caballero – Julia London descargar Trampa a un caballero – Julia London

Leer En Online

Comprar Ebook  en 

Clic Aquí Para comprar 

Trampa a un caballero – Julia London

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------