---------------

Lo mejor de mis vidas – Laura Suarez

Lo mejor de mis vidas – Laura Suarez

Lo mejor de mis vidas – Laura Suarez

Descárgatelo El libro  Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

A las diez en punto nos encontramos en la puerta de El Madrid Journal, este estaba situado en un edificio pintoresco de la calle Sevilla haciendo esquina con
la calle Alcalá, una zona muy céntrica de la capital, no necesitábamos vehículo alguno para ir a tomar un par de vinitos y comer algo suculento.
Buenas noches chicas les dije a mis amigas con tono cansado. ¿Qué tal ha ido la tarde?
Pues, por la cara que te vemos, seguro que hemos tenido una jornada laboral más agradable que la tuya me contestó Marta.
¿No te encuentras bien? me preguntó Sofía algo preocupada.
Sí, es solo que la rutina en la que me veo envuelta últimamente me está generando un estado de apatía creciente. Necesitaría encontrar una ilusión, algo que
me hiciera creer en la pasión, que despertase en mí a esa Lorena luchadora, creativa, llena de energía.
Ah, chica, ya sé lo que necesitas: primero, comer y beber algo delicioso y después, una noche desenfrenada en brazos de un morenazo tremendamente
atractivo dijo Marta riendo a carcajadas.
Lo de la comida y la bebida lo veo factible, pero lo del morenazo atractivo está difícil añadí mientras pasaba por mi lado un japonés menudo y delgadito
de esos que parece que siempre sonríen sin hacerlo.
Bueno, pues vayamos a conseguir nuestra primera meta. ¿Qué tal si cenamos algo en el Mercado de San Miguel? Está abierto hasta las doce de la noche
preguntó Sofía.
Perfecto, vamos allá añadimos Marta y yo en tono alegre.
Paseamos por las calles de Madrid, era una noche de invierno, agradable y no demasiado fría. Había mucha gente deambulando, alternando en bares y cafés.
Vida y más vida por todas partes. Los madrileños acostumbran a disfrutar de la noche y de la gastronomía a todo trote.
Cuando llegamos al Mercado de San Miguel me volvió a sorprender su belleza, es el único mercado en hierro, que ha llegado hasta nuestros días. Está
considerado «Bien de Interés Cultural» en la categoría de Monumento. Situado en la plaza del mismo nombre, con fachadas a la Plaza del Conde de Miranda y a la
Cava de San Miguel. Su construcción, bajo la dirección de Alfonso Dubí y Díez, se concluyó en 1916. Su encanto reside en ser un «Centro de Cultura Culinaria»,
donde el protagonista es el producto, y donde tienen presencia activa todos los grandes hechos y acontecimientos del universo de la alimentación. Un lugar de
encuentro, dirigido al cliente, al profesional, al gourmand, al que busca información y consejo. Un espacio donde, además de hacer la compra cotidiana, se pueda
participar en actividades, degustar lo que se va a llevar a casa o, simplemente, pasear o tomar algo. Un mercado tradicional con las ventajas de los nuevos tiempos.
Cuando entramos nos comíamos todo con la vista: frutas exóticas, apetitosos quesos, deliciosos vinos, trufas, dulces de todo tipo. ¡Qué decisión más
complicada la de elegir algo entre todo aquello! Optamos por un pinchito de Talo con chistorra y queso manjar de la cocina vasca, un canastito de pulpo
rebozado, un pincho moruno de pollo y ciervo y un trocito de tortilla de patatas gourmet; para beber un vinito blanco Txacolí. ¡Estupenda decisión para nuestros
hambrientos estómagos!
Estábamos sentadas en uno de los puestos del mercado riendo y terminando la cuarta copa de vino, el alcohol comenzaba a darme una visión divertida de la
vida. Marta intentaba inducirnos a ligar con un par de extranjeros que admiraban los puestos boquiabiertos, pretendiendo adivinar lo que eran algunas de aquellas
atractivas propuestas culinarias. De repente, escuchamos unas voces al fondo del mercado, dos hombres discutían entre sí.
¡Chicas, no puedo creerlo! Pero si es Bernardo exclamó Sofía sorprendida.
¡Oh, no, Bernardo! repetimos Marta y yo al unísono.
Sí, está borracho como una cuba y me parece que como no acudamos en su ayuda le van a propinar una merecida paliza o se lo va a llevar la Policía
sugirió Sofía.
Nos acercamos a Bernardo sin demasiado entusiasmo. Cuando nos vio, se le abrieron los ojos como platos y dijo en tono alto y desafortunado, propio de un
borracho:
Hola chicas, ¿venís en mi rescate?, ¡qué suerte tengo!, tres modelos pasan a recogerme, esta noche haré una cama redonda con ellas.
Nos moríamos de la vergüenza, todo el mundo nos miraba. Marta y yo cogimos a Bernardo, cada una por un brazo, lo apoyamos en nuestros hombros y para
sacarlo de allí, cuanto antes y sin resistencia, le dijimos:
Exacto Berni, vayamos cuanto antes a que nos enseñes lo que es un hombre.
A lo que él respondió, con un grito aún más avergonzante:
¡Yujuuuuuuuuu, lo he conseguido, mi sueño erótico hecho realidad! ¡Vayamos muñecas!
Salimos de allí intentando mantener el paso firme y, muy a nuestro pesar, con un intenso color púrpura en las mejillas, no solo fruto del buen vino y los
placeres culinarios. Bernardo daba un paso hacia delante y otro a la derecha, luego uno hacia atrás y otro a la izquierda, nos tambaleábamos como barcas a la deriva.
El espectáculo que estábamos ofreciendo a los turistas era digno de observar. Me imaginaba el titular de El Madrid Journal al día siguiente: «Los encargados de la
redacción de la sección de Espectáculos y Cultura dan el verdadero espectáculo». También veía a mi jefe diciéndome: «Enhorabuena Lorena, por fin has conseguido
la primera portada».
Lo que nos consolaba es que Bernardo no vivía lejos de allí, a solo un par de calles estaba el piso de alquiler en el que residía. Cuando llegamos al portal Marta
le preguntó:
Berni, cielo. ¿En qué bolsillo tienes las llaves?
¡En el derecho muñeca!
Bien, Sofía, nosotras hemos cargado con él, a ti te toca meterle la mano en el bolsillo dijo Marta en tono sarcástico.
Sofía respiró profundamente tres veces y le introdujo la mano en busca de las llaves. Bernardo comenzó a reírse a carcajada limpia, se relamió y dijo:
Perdona, me he confundido, las tengo en el izquierdo.
Sofía le metió la mano rápidamente, sacó las llaves y le atizó un cachete con tal fuerza que el susodicho no pudo controlar su vómito y nos bañó casi por
completo a Marta y a mí, poniendo así, un bonito broche final a la noche.
¡Oh, lo siento muñecas, soy un verdadero desastre! balbuceó aturdido.
Le conseguimos meter en el ascensor, entrar en su casa y tumbarlo en la cama, quitándole antes los zapatos. Nos aseguramos de poner en hora su despertador
para que no faltase a la jornada laboral del día siguiente y nos fuimos.
Nos limpiamos como pudimos con pañuelos de papel y decidimos volver a casa. No sabíamos si reír o llorar, ¡vaya noche más rara! La verdad es que no
podíamos enfadarnos con él, Bernardo nos daba pena, su mujer le había dejado hacía un año y se había ido con el único hijo que tenían en común. La despedida fue
una nota con pocas palabras que encontró en la mesa de la cocina al llegar del trabajo. Desde entonces su vida se había limitado a trabajar y a beber, la soledad era
su gran amiga.
Al día siguiente teníamos turno de mañana en el diario, encontré a Marta y a Sofía tomando un café en la cocina de la oficina. En cuanto cruzamos nuestras
miradas comenzamos a reír sin parar, ¡qué gracioso nos parecía recordarlo ahora!
Pedro, al oír nuestras carcajadas se acercó a la puerta y dijo:
Buenos días, veo que estáis muy animadas, espero que esa alegría haga que vuestro trabajo hoy también sea productivo. Lorena, por favor, cuando termines
ven a mi despacho, tengo que hablar contigo.
Me quedé un poco sorprendida y pensativa, ¿qué querría este hombre?, con la resaca que tenía solo necesitaba una charla de Pedro.
Me acerqué a su despacho dubitativa y absorta en mi propia incertidumbre, cuando entré estaba hablando por teléfono, me hizo un gesto para que me sentara
y accedí con una sonrisa. Pedro era un hombre alto, siempre vestido elegantemente, los trajes parecían todos hechos a su medida. Tenía grandes ojos azules, su
pelo rizado y engominado, le daba un cierto aire de «chulo y mujeriego», aunque no lo fuera. Su voz era grave, agradable y segura, de estas que podrían sonar en
cualquier emisora de radio.
Lorena, como sabes últimamente no estoy muy contento con el trabajo que haces. Has cambiado bastante, el entusiasmo ya no es tu aliado y tu carisma se
extinguió hace tiempo.
«Gracias», pensé, más amablemente no podías comenzar esta conversación. Asentí con un gesto dubitativo y prosiguió:
Por ello, he pensado que voy a embarcarte en un interesante proyecto de investigación para el periódico. En unos tres meses los periódicos de este país
vamos a presentar un artículo sobre algún espectáculo en concreto para dar auge a esta sección, no tan popular como bien sabes. Todos se recogerán en una
tirada única y solo uno de ellos ganará un premio de cien mil euros y saldrá en portada.
«Se me iban a salir los ojos de la emoción, un proyecto especial, algo nuevo, y lo iba a llevar a cabo yo ¡Dios mío, gracias!».
Espera, déjame terminar, antes de que te emociones tengo que contarte todos los detalles añadió. He pensado en investigar sobre los orígenes del ballet.
¿El ballet? ¿Por qué el ballet?
Creo que es un tema que no está tan cultivado como debería en nuestro país y además, ahora se está poniendo de moda. Los gimnasios están ofreciendo una
nueva modalidad en sus clases, como es el balletfitness, que busca combinar la danza y el ballet con el fitness, que consigue una modalidad de pasos y
estiramientos muy beneficiosa para el cuerpo.
Ya, pero….
Espera, no he acabado, para llevar a cabo esta interesante investigación te enviaremos durante tres meses a París. ¡Qué mejor sitio que la cuna del ballet para
inspirarte e investigar!
Pero Pedro, ¿por qué tengo que ir a Paris? ¿No puedo hacer mi trabajo desde aquí? Yo no sé francés…
Lorena, no admito queja alguna, el lunes vuelas a París. Y lo del francés está solucionado, tu compañero Bernardo irá contigo, él sabe francés.
¿Qué? ¿Bernardo? «Oh, Dios mío, qué habré hecho yo para merecer esto».
Se abrió la puerta y unos ojos resacosos cruzaron el umbral

Título: Lo Mejor de mis vidas
Autores: Laura Suarez
Formatos: PDF
Orden de autor: Suarez, Laura
Orden de título: Lomejor de mis vidas
Fecha: 28 ago 2016
uuid: fe51325e-e26d-4e1f-99a6-3d1a9b907c20
id: 200
Modificado: 28 ago 2016
Tamaño: 0.87MB

Novela kindle  Comprimido: no

kindle Formato – Contenido – tipo : True 

Temáticas: Novela romántica, Comedia romántica , romance

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

Si te gusto  comparte  en   el facebook 

Descargar Libro Aqui  !!


https://1drv.ms/b/s!AhKpqxOmldbbhnDcR9BTqW09gmyA
https://app.box.com/s/kh9z2amqotsqfw1u5opcexz9b0ge5xyp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------