---------------

Los hombres no lloran – Marisol Ortiz

Los hombres no lloran – Marisol Ortiz

Los hombres no lloran – Marisol Ortiz

Descárgatelo El libro  Ya!!

Resumen y Sinopsis De

cosas en común, como el amor por la música, Javier solía ser algo más caballero en su trato con las damas, evitando ilusionar y romper corazones a destajo, aunque
haciéndolo involuntariamente en más de una ocasión.
Javi era más alto que mi hermano, y en su adultez llegó a medir un metro y ochenta y cinco centímetros, su contextura era más corpulenta y se dejaba el flequillo largo,
lo que enloquecía a las chicas de la escuela, y posteriormente a las mujeres del bar. A él no le interesaba ser el más guapo o el más popular, pero lo conseguía sin
esfuerzo, porque se llevaba todas las conquistas que consideraban a Santiago demasiado arrogante.
No tuvo hermanos, ni parientes cercanos de su edad, por lo cual siempre soñó con una familia numerosa. Desde muy pequeño se dedicó a tocar la guitarra, y
eso lo llevó a ganar varios certámenes escolares. No tardó mucho en comprender que era propietario de un maravilloso talento musical, aunque decidió no alardear sobre
eso.
Para Javier nosotros éramos sus hermanos, en especial Santi, con quien no necesitaban hablarse para saber qué estaba pensando el otro. Era una relación única y
hermosa, donde Javier aportaba calma para ambos y Santiago los gritos y el caos.
El tiempo siguió avanzando .Cuando cumplí catorce años conocí a una persona que habría de cambiar muchas cosas en mi vida: mi amigo, compañero de
aventuras, colega inseparable, Daniel Díaz, un joven de mi misma edad pero mucho más distraído y bromista. Era el payaso del colegio, el culpable de todos los
desórdenes dentro y fuera de las aulas. Desde ese entonces, pasé castigado muchas tardes, por fumar en el baño o escaparme de clases. No es que Dani fuese una mala
influencia para mí, es sólo que teníamos mejores cosas que hacer, porque teníamos algo en común que para nosotros era sagrado: la música. Daniel tocaba el bajo.
Entonces, obviamente, irnos al patio trasero a hacer música era una mayor prioridad que estudiar.
Nos hicimos los mejores amigos, nuestra amistad era bastante similar a la de Santi con Javier, que jamás se separaban. La única razón para que nunca nadie dijera
que eran gays era la fama de galanes que tenían: cada mes, casi religiosamente, cambiaban de novia. Javier era un poco más reservado que Santi, quien no tenía pudor
para comentar sus aventuras. Daniel y yo no tuvimos tanta suerte, como yo era invisible para las niñas, pronto algunos compañeros de Marisol Ortiz nos molestaron con que éramos
pareja. Dani, buscando una solución al conflicto, empezó a salir con una chica, pero tras dos semanas se aburrió de ella y la dejó. Pronto eso se hizo una costumbre para
él, salía con una muchacha un par de veces, y cuando lograba besarla, perdía el interés. Yo claramente no tenía su éxito, pero en ese tiempo de Marisol Ortiz, no era algo que me
importara demasiado.
En cuanto a lo musical, Daniel se unió a nosotros a la banda que tratábamos de armar. Santi y Javier tampoco tardaron en incluirlo como si siempre hubiese
estado allí; sin habérnoslo propuesto, éramos como hermanos, hasta mi madre trataba a Javier y Dani como si fuesen sus hijos. Supongo que ya estaba muy
acostumbrada a verlos en la casa, todos los días sin excepción.
Pero nos faltaba algo. Hasta ese entonces, la banda era meramente instrumental, y nos dedicábamos a tocar canciones de otros grupos. A mí me animaba la idea
de cantar, y lo hacía, aunque únicamente hombres estando solo en casa; mi timidez era mucha para hacerlo en público. Pero no tenía contemplado que un día Santi y Javier
llegarían cuando me encontraba ensayando. Ambos se sorprendieron; tiempo atrás me habían escuchado los hombres cantar– después de prácticamente obligarme – , y no les parecí
nada bueno. Luego, al llegar mi adolescencia, entre los cambios hormonales propios de la edad, resultaba que no lo hacía tan mal. Así que, nuevamente casi por
obligación, me convirtieron en el vocalista de la banda. Y junto con ello, empezamos a arriesgarnos con nuestros propios temas.

Título: Los hombres no lloran
Autores: Marisol Ortiz
Formatos: PDF
Orden de autor: Ortiz, Marisol
Orden de título: hombres no lloran, Los
Fecha: 07 sep 2016
uuid: 3264de0e-974b-44d0-91eb-ea9ec16701b8
id: 328
Modificado: 07 sep 2016
Tamaño: 0.36MB

Novela kindle  Comprimido: no

kindle Formato – Contenido – tipo : True

Temáticas: Novela romántica, Comedia romántica , romance

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

Si te gusto  comparte  en   el facebook 

Descargar Libro Aqui  !!

https://1drv.ms/b/s!AhKpqxOmldbbh3XLEax5m9ATIg3F
https://app.box.com/s/qoxzpwk6swlsr7hx4ulr7osjbuao4wna
http://go4up.com/dl/39afa710eb1273

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

---------