---------------

Muy Interesante Chile Especial Historia – Número 4 2016

Muy Interesante Chile Especial Historia - Número 4 2016

Muy Interesante Chile Especial Historia – Número 4 2016

PDF Descargar Cuna de culturas
antiguas
Los piratas
más peligrosos
Tesoros en las
profundidades
En medio de tres
continentes
De Creta a las
Baleares: islas
de las maravillas
La gran ruta
del comercio
Minoicos, fenicios,
griegos, romanos,
aragoneses, turcos,
venecianos…
Chile $2.000
Perú S/. 9.00 Nuevos soles
Mare
Nostrum
Crónicas del

Así llamado por los romanos, el mar Mediterráneo ha
sido uno de los más determinantes escenarios de la
historia. Al encontrarse entre tres continentes –Europa,
África y Asia–, en sus aguas, islas y costas ha habido de
todo: guerras, cultura, personajes mitológicos, piratas y
mucho más. El legado que esas culturas dejaron
conformaría el mundo que hoy conocemos.
Mare Nostrum
4 Mediterráneo:
un mundo surgido del mar
En sus costas e islas nacieron algunas de las
culturas más importantes de la historia; fue
centro vital de la Antigüedad y la semilla del
mundo occidental.
sumario
8 Mar de leyendas
Aunque el mar suele ser metáfora para
explicar la esencia del ser humano, solo
las civilizaciones clásicas lograron adquirir
una entidad propia conectadas por el
Mediterráneo.
14 Las
islas del
gran mar
Desde la
prehistoria
cinco grandes
centros

Muy Interesante Chile Especial Historia – Número 4 2016

Muy Interesante Chile Especial Historia - Número 4 2016
culturales se
desarrollaron
en el Mediterráneo,
y
cada región
insular dio
lugar a civilizaciones autóctonas muy
diferenciadas.
26 Visual
En la superficie hubo batallas y grandes
expediciones comerciales, pero bajo sus
aguas –4.440 m– se esconden infinidad de
tesoros arqueológicos dejados por naufragios
y culturas antiquísimas.
20 Fuente de civilizaciones
El Mediterráneo puso en contacto a egipcios,
griegos, fenicios, romanos, árabes y
turcos mediante el comercio o la guerra.
33
62 Estilo de vida común
La gente que ha poblado los litorales del
Mediterráneo comparte rasgos culturales
y muchos usos y costumbres. El clima favorece
la vida en la calle y son comunes los
mismos tipos físicos, por ejemplo.
70 Preguntas y respuestas
¿Cuánto tiempo funcionó el Faro de
Alejandría? ¿Cuál fue el primer crucero
turístico por el Mediterráneo? ¿Cuándo
se trazó la carta portulana más antigua?
Edición México
TELEVISA PUBLISHING INTERNACIONAL
Porfirio Sánchez Galindo
Director General
Mauricio Arnal
Director General de Administración y Finanzas
Suscripciones: http://www.suscripciones@televisa.cl
Call Center: 6005955000 – 225955000
Editorial Televisa Chile, Rosario Norte 555, piso 18,
Las Condes, Santiago, Chile.
LA REVISTA MENSUAL
PARA SABER MÁS DE TODO
Francisco Villaseñor
Director Editorial
Gerardo Sifuentes
Coordinación editorial
Arte
Manuel Arrubarrena Luna
Coordinador de Arte
Carlos E. Balan Lara
Diseñador
Bogart Tirado
Director Creativo
Colaboradores
Adriana Palma Salinas
Adriana Cataño Vergara
Luis felipe Brice Mondragón
Georgina Vega Hernández
Iliana fuentes lópez
Francisco González y García
Rafael Muñoz Saldaña
© MUY INTERESANTE. Marca Registrada. Año XXXIII Nº4. Fecha de publicación:
abril 2016. Edición especial de la revista Mensual, editada y publicada
por EDITORIAL TELEVISA CHILE, S.A., Rosario Norte 555, piso 18, Las Condes,
Santiago, Chile. Tel. (562) 595-5000. Fax (562) 595-5000 ext 6930, mediante convenio
con EDITORIAL GYJ TELEVISA, S.A. DE C.V. Oficina de Redacción y
Publicidad: Editorial Televisa Chile, S.A., Rosario Norte 555, piso 18, Las Condes,
Santiago, Chile. Tel. (562) 595-5000. Fax (562) 595-5000. Impresa para Chile por:
A. Impresores Chile S.A., Av. Gladys Marín 6920, Estación Central Santiago de
Chile, Chile. Tel: (562) 440-5700. INFORMACIÓN SOBRE VENTAS: Editorial
Televisa Chile, S.A., Rosario Norte 555, piso 18, Las Condes, Santiago, Chile.
Tel. (562) 595-5000. Fax (562) 595-5000. Distribuidor: META S.A., Av. Vicuña
Mackenna No. 1870, Ñuñoa, Santiago, Chile. Flete Aéreo: $290.00. Regiones:
I, II, XI, XII y XV. Suscripciones: Tel: (562) 595-5070; Fax: (562) 596 69 40; suscripciones@
televisa.cl. http://www.televisa.cl. EDITORIAL TELEVISA CHILE, S.A.
investiga sobre la seriedad de sus anunciantes, pero no se responsabiliza con las
ofertas relacionadas por los mismos. Prohibida su reproducción parcial o total.
IMPRESA EN CHILE – PRINTED IN CHILE.
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. ALL RIGHTS RESERVED.
© Copyright 2016.
ISSN 1665 – 3629.
EDITORIAL TELEVISA, S.A DE C.V.
COORDINACIÓN ADMINISTRATIVA DE LICENCIAS
Edición Chile
Marisol Camiroaga M.
Directora General
de Revistas
Alejandra Miranda G.
Directora Editorial
Editorial
Claudia Contreras A.
Periodista
Marco Ramírez
Corrector de Estilo
Arte
Consuelo Letelier Silva
Directora de Arte
Producción
Gustavo Briones
Coordinador General
de Producción
Claudia Cisternas C.
Coordinadora
María Eugenia Goiri Rayo
Gerenta General Chile
Comercial
Alejandra Labbé
Gerenta de Ventas
M. Soledad Warnken Matte
Gerenta de Fidelización de
Clientes
Rebeca Salas
Gerenta de Venta Directa
Finanzas
Hugo Ríos Ch.
Director Internacional de
Administración y Finanzas
Juan Carlos López
Gerente de Administración
y Finanzas
Marketing y Publicidad
María Paz Aguirre
Gerenta de Marketing
Circulación
Rodrigo Gamboa Espinoza
Gerente
72 La gran
autopista líquida
Antiguas civilizaciones se comunicaron
a través del Mare Nostrum –un mar interior
cálido, de fuerte salinidad y débiles
mareas– y crearon una extensa red de intercambios
comerciales y culturales. En sus
casi tres millones de km² lo han recorrido
barcos con toda clase de productos.
80 Días clave
El 24 de agosto del año 79 el volcán Vesubio, ubicado
al este de la moderna Nápoles, cuyo puerto es
visitado por los cruceros que recorren el Mediterráneo,
hizo tan monumental erupción que sepultó
a las antiguas ciudades romanas de Pompeya y
Herculano. Permanecieron ocultas durante más de
dieciséis siglos.
66 Piratas: terror
con bandera negra
Las aguas del “mar entre tierras” eran un
lugar hostil, solo apto para almas intrépidas.
La piratería, inevitable en cualquier
mar surcado por barcos mercantes, las
agitó desde los tiempos de Homero.
sumario
SUSCRÍBETE
Teléfono: 600 595 5000
http://www.televisa.cl
suscripciones@televisa.cl
Paga con tu tarjeta de crédito hasta 12 cuotas sin interés.
*Consulte por recargo regiones.
* 8.900
12 EDICIONES + 4 EXTRAS
por sólo
Punto de encuentro de tres continentes, en sus costas e islas han nacido
algunas de las culturas más ricas de la historia y durante milenios fue el
verdadero ombligo del mundo occidental. Por Bernardo Souvirón
Mediterrá
un mundo surgido del mar
4 muyinteresante.com.mx
FOTO: GETTY IMAGES
Un lugar relevante. Es el que ha
ocupado el mar Mediterráneo en muchas
representaciones cartográficas. Y esto no
responde a una cuestión de azar, pues durante
algunas etapas de la historia se constituyó
como el auténtico centro del mundo.
HI TORIA CIVILIZACIONES DEL MEDITERRÁNEO
MUY INTERESANTE
áneo:
muyinteresante@televisa.cl 5
Visto en un mapamundi, el mar Mediterráneo
podría pasar hasta inadvertido. Un
observador no avezado, desconocedor de
la historia, fijaría quizá su atención en los
océanos y, solo de manera superficial, repararía
en ese pequeño mar “en medio de
las tierras” flanqueado por tres penínsulas
en el norte y una serie de tierras casi desérticas en el sur.
Sin embargo, sus aguas fueron surcadas por naves fenicias que
navegaban desde Tiro hasta Tartessos o por las embarcaciones
micénicas que marchaban contra Troya. Entre sus costas discurrieron
los mitos fundacionales de Occidente: Ulises, Jasón, Jonás.
En su oscuro fondo, convertido en un inmenso cementerio, reposan
las naves persas que a comienzos del siglo V a. C. atacaron
Grecia, las trirremes atenienses que asediaron la ciudad de Siracusa
o las galeras romanas que conducían a las tropas de Marco
Antonio hacia Grecia.
Sobre sus olas, bajeles tripulados por los llamados Pueblos del
Mar dieron el golpe de gracia al reino de los hititas, pusieron en
grave peligro al Egipto de Ramsés III y arrasaron algunos de los
centros micénicos más importantes, asentándose en Palestina,
Sicilia y otros lugares de las costas mediterráneas.
Pero tales sucesos no son por ahora el tema central de nuestra
edición especial de Historia. Las batallas, hazañas de exploración
o gestas mitológicas, el esplendor del antiguo Egipto, las misteriosas
tumbas etruscas o el dominio romano son solo algunos de
los episodios que han dado carácter extraordinario a esta región
del planeta –comprendida entre Europa meridional, Asia occidental
y África septentrional–, porque hay otros hechos alrededor
del Mediterráneo que con frecuencia pasan inadvertidos. Y
es que aun cuando hayan sido borrados por la bruma del tiempo
y los azares de la historia, representan la clave que mejor puede
guiarnos en la comprensión de lo que este mar ha supuesto en
nuestro pasado y, sobre todo, en el presente.
Para empezar, la protohistoria del Mediterráneo estuvo marcada
por dos pueblos que se asentaron en el suelo de algunas
islas situadas en su lado oriente –en el otro extremo se conecta
con el Atlántico a través del estrecho de Gibraltar–, en aguas de lo
que conocemos como mar Egeo (la parte entre Grecia y Turquía).
¿Mundos pacíficos?
Quizá el primer pueblo que se atrevió a construir naves de altura
fue el conocido con el nombre de cicládico. El término deriva de las
Cícladas, un conjunto de islas que en el centro del mar Egeo forman
más o menos un círculo. En algunas de ellas (Paros, Naxos, Siros,
Melos, Delos) se desarrolló a partir del año 3000 a. C. una cultura recóndita
y enigmática que nos ha dejado algunas muestras artísticas
de muy notable valor. El modelado suave y esquemático de los ídolos
cicládicos (mayoritariamente figuras femeninas) produjo estatuillas
muy del gusto actual, lo que llevó a un saqueo sistemático de las
excavaciones arqueológicas para hacer frente a la enorme demanda
que, especialmente en la primera mitad del siglo XX, se produjo por
parte de museos y particulares de toda Europa.
La consecuencia de esta fiebre por la estatuaria cicládica fue la
destrucción sistemática de la estratigrafía de los yacimientos, lo que
ha hecho imposible que la moderna arqueología encontrara alguna
pista fiable que pudiera llevarnos a descubrir el origen de este pueblo
de alfareros, escultores, agricultores, pescadores y navegantes.
Aun así, la mayor parte de los especialistas (quizá partiendo de los
datos que el historiador ateniense Tucídides revela en el libro I de su
Historia de la guerra del Peloponeso) sitúa su origen en alguna parte,
quizá Caria, de Asia Menor.
Tal vez las proas de las naves cicládicas, en los remotos tiempos del
IV milenio a. C., rompieron por primera vez las olas del Mediterráneo
en expediciones de exploración y de comercio rumbo a Creta, el Peloponeso
griego, Cerdeña y, muy probablemente, las islas Baleares y
el sur de la actual Francia.
Sobre el año 2000 a. C., la situación cambió notablemente con la
pujante irrupción de una importante cultura (la primera gran civilización
europea) cuya historia había empezado más de mil años
antes. El lugar en el que se asentó fue la gran isla de Creta, situada
en una verdadera encrucijada, entre el oriente asiático y el occidente
griego, de un lado, y la Grecia continental y Egipto, de otro. En esta isla
se desarrolló la civilización minoica. Todavía hoy nos impresionan
la belleza de sus restos arqueológicos y el refinamiento de algunos
de sus edificios, a los que llamamos palacios.
El término minoico deriva de Minos, hijo de Zeus y Europa, el legendario
rey de Cnosos, el lugar del laberinto en cuyos recovecos habitaba
el Minotauro. Fue el inglés Arthur Evans el que, justo a comienzos
6 muyinteresante.com.mx
46.000
kilómetros
suman las costas del
mar Mediterráneo. Sus
aguas bañan a más de
veinte países y ocupan
una superficie de
2.510.000 km².
del pasado siglo XX, descubrió al mundo la existencia de esta
civilización refinada y fascinante, al realizar una monumental
excavación del palacio del rey Minos. Según la cronología
establecida por el propio Evans, el periodo más esplendoroso
de esta civilización se dio entre los años 2000 (época en la que
los mitos griegos posteriores situaban a Minos reinando en
Cnosos y a Teseo en Atenas) y 1450 a. C., momento en que el
trono de Cnosos es ocupado por un monarca que ya no es
minoico sino micénico. Durante esa etapa la pujanza de
la antigua cultura cicládica decayó claramente ante el
empuje de los minoicos, que parecieron controlar, entre
otros, los asentamientos de las islas Cícladas.
Entre todas las maravillas que el viajero puede contemplar
en los restos de la antigua Creta hay, sin embargo,
algo insólito que suele pasar inadvertido: la ausencia
de murallas y de todo rastro de armas de guerra. En
una palabra, los habitantes de Creta no sintieron
necesidad de protegerse de un ataque exterior.
En este sentido, los hallazgos arqueológicos parecen
establecer dos rasgos característicos de los minoicos:
ausencia de toda relación con la guerra (ni murallas ni
armas) y presencia muy significativa de la mujer junto
a un tipo de hombre que, desde luego, no cabe identificar
como modelo de guerrero. Es importante resaltar
estos dos rasgos, pues a partir del año 1450 habrán de
desaparecer por completo, sustituidos, como veremos,
por modelos claramente contrapuestos.
En efecto, en torno al año 1500 a. C., la secuencia de
acontecimientos que habría de darse en la cuenca oriental
del Mediterráneo acabó para siempre con el arquetipo
representado por las civilizaciones cicládica y minoica.
Un modelo fundamentalmente pacífico.
El cambio decisivo
Con la aparición de los primeros textos, la percepción
de los acontecimientos que han determinado la historia
de nuestro mundo se
aclara de modo notable. Tales
sucesos empezaron a ser plasmados
por escrito en torno a
los siglos XV-XIV a. C. en dos
lugares muy diferentes: Ugarit
(Siria) y Grecia.
En realidad, la historia comenzó
a girar para siempre
con la aparición de pueblos
nómadas invasores que llevaban
consigo no solo armas
y bagajes, mujeres, niños y
animales, sino también estructuras
sociales, culturales
y religiosas por completo
diferentes a las anteriores.
Estas poblaciones nómadas
son conocidas por la literatura
histórica como indoeuropeos
y semitas.
Los pueblos indoeuropeos
llegaron desde el norte y fueron
los precursores del mundo
moderno. Entre los siglos XVII y XVI a. C., los primeros
invasores indoeuropeos aparecieron en la península
Balcánica. Homero, el primer escritor de Occidente,
los llama aqueos, y para la historiografía moderna
son micénicos, pues su principal asentamiento es
la ciudad de Micenas, en el Peloponeso griego. Los
nombres micénicos son perfectamente conocidos:
Aquiles, Agamenón, Ulises, Penélope, Helena y tantos
otros, fijados para siempre en nuestra memoria
gracias a los versos de Homero, que narran el suceso
más famoso y trascendental llevado a cabo por los
guerreros micénicos: el ataque, asedio, toma y destrucción
de la ciudad de Troya.
Cuando se contemplan las ruinas de la acrópolis
de Micenas; cuando se tocan los imponentes sillares
de sus murallas; cuando se entra en la ciudadela
atravesando la llamada Puerta de los Leones, se
tiene la sensación de que se penetra en un mundo
que no ha muerto todavía. Las suaves líneas de los
edificios minoicos han sido desechadas. Cualquier
indicio, evidencia que sugiera la presencia social de
las mujeres, ha desaparecido. Cuando uno penetra
en Micenas, una fortaleza militar a 90 km al sudoeste
de Atenas, entra en el mundo de los hombres.
Origen de la sociedad moderna
Lo que sucedió después (la llamada invasión doria)
no tiene casi importancia desde el punto de vista de
lo que estamos tratando. Ni siquiera lo que aconteció
en la Península Itálica, donde en un proceso
algo posterior pero muy parecido otro grupo de pueblos
indoeuropeos (los latino-faliscos y los sabinosabelios)
penetró por el norte para, poco a poco,
superponerse a todo el estrato preindoeuropeo de
ese territorio. Los parámetros sobre los que habría
de desenvolverse la historia posterior fueron fija-
Arte cicládico
Se desarrolló
entre el 3000
y el 2000 a. C.
Aquí, estatuilla
que reproduce
una figura femenina
con los
brazos cruzados,
probable diosa de
la fertilidad.
La Puerta de los Leones. Era la entrada
principal a la ciudadela de Micenas y hoy representa
uno de los pocos restos que quedan en
pie de la ciclópea muralla de la ciudad. Cada

Muy Interesante Chile Especial Historia - Número 4 2016
año miles de turistas pasan por debajo de ella.
HI TORIA CIVILIZACIONES DEL MEDITERRÁNEO
MUY INTERESANTE
muyinteresante@televisa.cl 7
dos por los griegos micénicos con tal éxito que, en
esencia, aún perviven. Estos son diversos pero de
gran importancia para el desarrollo de las sociedades
que siguieron: prevalencia del derecho paterno
sobre el materno y de la familia sobre la tribu, la
nobleza se hace hereditaria, el poder de las familias
aristocráticas se acrecienta y sus miembros masculinos
se convierten en reyes. La esclavitud se generaliza
como mano de obra: los primeros esclavos
son prisioneros de guerra, después su procedencia
se diversifica enormemente.
La territorialidad de las antiguas tribus se transforma
en un bandidaje sistemático que tiene como
finalidad apoderarse de ganado, esclavos y bienes
muebles. En otras palabras, la guerra se convierte
en la piedra angular del sistema y en el procedimiento
básico de promoción social. Con el paso del
tiempo será primero una profesión, y después, una
verdadera industria.
La propiedad familiar y privada se sacraliza frente
a la comunal, característica de épocas pasadas.
La guerra y el saqueo de posesiones ajenas tienen
comojustificaciónelaumentodelas riquezas individuales
o familiares.Todas las leyes confluyen en
unhecho de enorme trascendencia social: la desaparicióndelamujerdetodo
elmarco institucional.
Esteúltimopuntoeraclaveparaeléxitodelnuevo
modelo de sociedad. En el norte del Mediterráneo
los invasores indoeuropeos lograron, hasta nuestros
días, el objetivo fundamental de borrar de la
mentedetodoslospuebloselantiguomododevida
pacífico y matriarcal,encarnado por la civilización
minoica.Losprocedimientosempleadosfueronde
gran eficacia, pero no es posible estudiarlos en un
artículo de esta naturaleza (si el lector desea profundizar
en este terreno, puede consultar el libro
Hijos de Homero, del profesor Bernardo Souvirón).
En el sur y el este del Mediterráneo tuvo lugar
otra invasión. Los protagonistas enesta zona fueronlospueblossemitas,
untérminofundamentalmentelingüístico(
como elindoeuropeo)utilizado
por la historiografía en referencia a una serie de
puebloscitadosenlaBibliacomodescendientesde
Sem,unode loshijosdeNoé. Las lenguas semitas
incluyen el acadio, el arameo, el árabe, el hebreo y
el fenicio, entre otras.
Entre todas estas poblaciones tuvieron especial
relevancia los fenicios, quienes se asentaron en
el oriente del Mediterráneo (sobre territorio del
actual Líbano), principalmente en tres ciudades,
Tiro, Biblos y Sidón. Se trataba de gente entregada
hasta tal punto a la actividad comercial, que los
antiguos griegos los consideraban, no sin razón,
losmercaderesporexcelencia.Enrealidad,losfenicioseran
comerciantes en el sentido moderno del término. Este hechohabríade
ser decisivo para lahistoriaposterior,pues la
invencióndesualfabetonosedebióanecesidadesliterarias
sino mercantiles. En efecto, no hay comercio desarrollado
sin contabilidad y no hay contabilidad sin escritura.
El primer alfabeto
La necesidad de llevar las cuentas de sus negocios hizo
que los fenicios inventaran un repertorio de signos que
fue, en un sentido moderno, el primer alfabeto que conocemos.
De él tomarían los griegos la mayor parte de sus
signos para, a su vez, diseñar un sistema de escritura que
Homero utilizaría no para anotar asientos contables sino
para escribir,en el transcurso del sigloVIII a. C., la primera

Muy Interesante Chile Especial Historia - Número 4 2016
obra literaria de Occidente.
La historia del Mediterráneo es la historia delmundo. En
sus costas florecieron reyes y tiranos, se alzaron edificios
asombrosos,seinventaronla libertad,elcomercioyla política;
la filosofía,la ciencia,lademocraciayla razón.Susaguas
unieron Tiro con Cádiz y Cartago con Tartessos, hasta que
navesfeniciassurcaronelAtlánticorumboalas islasAzores.
Todo un conglomerado de pueblos conocidos y desconocidos
pugnó por sobrevivir al paso del tiempo hasta que
Roma,en el único proceso globalizador que ha tenido lugar
en la historia, terminó por familiarizarse de tal modo con
sus aguas y sus costas,que lo rebautizó con el sonoronombre
de Mare Nostrum.
Los romanos se
familiarizaron de tal
manera con sus aguas,
que lo rebautizaron como
Mare Nostrum.
LIBRO
El Gran Mar
David Abulafia.
Crítica, 2013.
Ambiciosa narración
dedicada al pasado
del mar Mediterráneo,
en la que se trata de
modo exhaustivo el
nacimiento y evolución
de las civilizaciones
dentro del marco de
este Gran Mar.
El Palacio de Cnosos. Fue descubierto por el arqueólogo Arthur Evans.
Arriba, el salón del trono del rey Minos y, a la derecha, una moneda fenicia
con el dibujo de un barco de guerra procedente de la ciudad de Biblos.
FOTOS: GETTY IMAGES; EFE /ZUMA PRESS
Esta historia comenzó hace mucho tiempo, miles de
eones antes de que la primera palabra fuera oída.
Justo en aquel instante en que el caos dio paso al orden.
Cuando los titanes fueron vencidos por Zeus y
el hombre pudo al fin disfrutar de la naturaleza y de
su entorno.
Deestemodo,aquímuyresumido,loshabitantes delEgeoseexplicabanelorigendelavidaydesumundo.
Unmundoplagadodemitos
yleyendasquepasabandepadresahijosyencerrabanensímismos
el entendimiento de su propia existencia y de su relación con la naturaleza
y con el cosmos.Y de aquelmundo tan fantástico,un lugar
destacó sobremanera: elmarMediterráneo, las aguas que les darían
unaidentidadylospondríanencontactocontodaslas civilizaciones
anteriores ymuchas de las que aún debían llegar,como la nuestra.
Pero antes que nada, cabe puntualizar que el Egeo nunca fue en
laAntigüedadunaunidadgeográfica,sinounáreamásampliaque
abarcaba la costa occidental de Asia Menor, los archipiélagos del
marEgeo,la isladeCreta,ytambiénladeChipre, estabastantemás
alejada del resto.La gran característica estaba en que“esta unidad
geográfica compartía un mismo clima, unos recursos naturales y
unsistemadevidacomún”,comolo explica la antropólogaPastora
Barahona en su libro Historia de Grecia (Libsa, 2008). Una zona, en
su conjunto, donde las montañas cubrían el 80% de la superficie,
los terremotos eran continuos y los suelos no destacaban por su
fertilidad. Sin embargo, el sol no faltaba nunca y el grandioso y
extenso mar Mediterráneo bañaba todas las costas, en muchos
puntos adentrándose en la tierra y facilitando
Muy Interesante Chile Especial Historia - Número 4 2016

Comprar Muy Interesanteen 

Clic Aquí Para comprar 

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------