---------------

My dear wolf – American wolf 2 – Kelly Dreams

My dear wolf - American wolf 2  – Kelly Dreams

My dear wolf – American wolf 2 – Kelly Dreams

Descárgatelo El libro  Ya!!

Resumen y Sinopsis De 

Estaba acostada, en pelotas, al lado de un tío que le doblaba en tamaño y que utilizaba sus tetas a modo de almohada.
Mierda, mierda, mierda y monumental mierda.
Leah no se atrevió a mover un solo músculo, si no supiera que el contener la respiración no la llevaría a un menos que agradable caso de asfixia, también la habría
retenido.
Por favor que no se despierte. Por favor que no se despierte. Por favor que no se despierte.
Aprisionó el labio inferior entre los dientes mientras su cerebro se esforzaba en encontrar la manera de librarse de aquel grandísimo desastre, uno cuyo duro muslo
se había introducido entre sus piernas y se mantenía pegado a su tierno sexo.
Sigue respirando, Leah, sigue respirando. Se recordó mentalmente. Este no es un buen lugar para morir.
Bueno, eso sería cuestión de perspectiva, pensó sintiéndose absurdamente cómoda entre esos brazos, envuelta por el cálido y dorado cuerpo que la aferraba como
si no quisiese dejarla escapar.
Pues tendrá que hacerlo, guapa, porque para empezar ni siquiera deberías estar en su cama.
Lo peor de todo es que tenía una remota y ligerísima idea de cómo había terminado en esa habitación con la montaña sensual y masculina que la usaba de almohada,
una que se remontaba a los rescoldos de una noche de fiesta y la inauguración del famoso hotel casino Las Vegas Imperian a la que había sido invitada debido a los
contactos de su empresa.
Bajó la mirada hacia la rubia cabeza que descansaba entre sus pechos, la expresión de su rostro era pacífica, poseía unas largas y espesas pestañas rubias que no le
robaban ni un solo pedacito de la potente y arrolladora masculinidad que emanaba, respiraba con suavidad, profundamente dormido, pero eso no evitaba que su propio
corazón latiese a un ritmo vertiginoso y que todo su cuerpo acusara un absoluto miedo.
No te va a comer, no te va a despedazar, la prueba de que sigues viva debería ser suficiente.
Demonios. ¿Cómo había terminado en la cama con un completo desconocido? ¿A dónde se había ido su sentido común y de autopreservación? La primera vez que
lo vio quedó tan impactada por su presencia y envergadura que prácticamente se olvidó del motivo principal de su presencia en esa maldita recepción; hacer tratos con
el misterioso y escurridizo empresario Odin Peters.
No había podido pasar por alto esos ojos azules, había sentido su intensidad sobre ella un segundo antes de escuchar el aterciopelado tono de su voz matizado por
el acento local. Ese breve intercambio de miradas había sido el principio de toda esa debacle, comprendió con un tembloroso suspiro.
Ese hombre era implacable y no aceptaba un no por respuesta, aunque bien pensado, tampoco es que le hubiese dado tiempo para decírselo.
Había sido un total A.D.S. Asediada, derribada y seducida.
Sacudió la cabeza haciendo a un lado los sucesos que la condujeron a ese mismo momento, respiró profundamente, deslizó las manos sobre sus duros y anchos
hombros y los usó para empujarse a sí misma fuera del muro de músculos que la envolvía con su calor; una tarea titánica.
Dios… pesas una tonelada resolló sin haber conseguido otra cosa que el que se restregase contra ella y la acercase todavía más dejándola nuevamente sin
aliento. Ay dios, ay dios, ay dios…
Se quedó de nuevo inmóvil, tensa y expectante. Esperaba verle abrir los ojos de un momento a otro, fijar esos iris azules en ella y darse cuenta de que había metido
la pata completamente; al igual que ella. Sin embargo, él se limitó a suspirar y seguir durmiendo.
Dejó escapar el aire de sopetón y gimoteó ante lo que parecía la tarea más difícil de todas a las que se había enfrentado en su vida; salir de la cama de ese hombre.
Recostó la cabeza en la almohada y se quedó mirando al techo durante unos segundos, la habitación estaba en penumbra, iluminada solamente por las lámparas
ancladas a los cabezales.
No puedo musitó para sí y miró hacia abajo con nueva resolución.
No se lo pensó dos veces, le cogió la nariz y apretó cortándole el paso del aire. La inesperada molestia dio paso al movimiento del cuerpo masculino el cual
aprovechó para liberarse de su cárcel dorada.
Se apartó a un lado de la amplia cama y se quedó inmóvil, con la respiración atascada en la garganta mientras lo miraba esperando a que se despertase. Sin embargo,
todo lo que hizo fue dar media vuelta, encontrar una nueva postura cómoda y seguir durmiendo.
Soltó el aire y se escabulló inmediatamente del lecho para luego mirar frenéticamente alrededor de la habitación buscando la ropa que había quedado esparcida la
noche anterior. Con cada pieza que recuperaba y se vestía, recordaba nítidamente cómo la había perdido, cómo la había desnudado, cómo se había entregado a sus
caricias sin oponer resistencia y se quedó sin respiración.
Ahora sí que te has vuelto loca de remate.
Con zapatos en una mano y el chal del vestido en otra, echó un último vistazo a la cama en la que dormía su misterioso amante y huyó del dormitorio.
Con un poco de suerte, todo ese episodio quedaría relegado a una loca noche de pasión, sin más consecuencias.
CAPÍTULO 1
No he metido la pata, he metido las cuatro.
De pie delante de la ventana con unas amplias vistas de la ciudad, Odin era inconsciente de su desnudez o sencillamente le importaba más bien poco. Su mente era
un amasijo de imágenes, de palabras y suspiros, de roces y caricias que habían tenido lugar en su campo de juegos favorito; la cama.
Oh sí. Se lamió los labios. Recordaba su sabor pues lo tenía grabado en la lengua, su aroma estaba impreso en su piel, una marca ineludible que hablaba de una
conexión más allá de lo natural, la que se daba una única vez en la vida de un lobo; una compañera.
¿A dónde se había ido? ¿Por qué no estaba a su lado? ¿Por qué no la había retenido en su cama? Por qué, por qué, por qué. Muchas incógnitas y una única
respuesta segura; se había emparejado y no tenía la menor idea de con quién.
Ocho meses atrás se había reído de lo lindo con su amigo y socio, Luke Evans, por la situación en la que se había encontrado. El alfa de Manhattan había presidido
el cónclave anual de los clanes con una bonita mujer del brazo, todos habían hecho apuestas sobre el tiempo que le llevaría darle caza y emparejarse con ella. Shane era
una humana interesante, una que resultó ser mucho más de lo que parecía, teniendo una pasada y estrecha relación con el fallecido gemelo de Quinn, su beta.
Ambos habían asistido a la inauguración del Las Vegas Imperian, el nuevo hotel-casino que poseía en la ciudad del pecado y que debería haber estado listo a finales
del año pasado. Un inesperado retraso los había llevado a posponer la inauguración hasta ahora, pero prefería que todo estuviese al milímetro a tener después que lidiar
con los problemas. Recordaba perfectamente haber hablado con ellos durante la fiesta e intercambiar opiniones con Luke, su socio en aquella empresa. Los alfas de las
regiones colindantes a la suya habían asistido también. Jeremy había venido con su nueva compañera, Cleo, Santana con su inseparable y embarazada Isabel y Brian
había aparecido para variar, con Savage, su beta, quien lo mantenía a raya y evitaba que el joven lobo se metiese debajo de más faldas de las que ya se metía.
Sí, recordaba perfectamente la noche anterior, recordaba haber charlado con sus amigos, intercambiar algunos comentarios con Santana sobre la nueva situación en
la que se habían visto envueltos hacía ya más de medio año, beber y coquetear con las lobas disponibles… pero, ¿por qué no la recordaba a ella? ¿Cómo era posible que
no fuese consciente de haberla encontrado?
Volvió a mirar las sábanas revueltas, levantó el mentón y olisqueó el aire; sexo y ese delicioso y embriagante aroma femenino que lo hacía salivar y arrancaba un
aullido de lo más profundo de su garganta. Gruñó y se pasó la mano por el breve pelo rubio con gesto desesperado. Su lobo se removía en su interior con el mismo
nerviosismo que habitaba en sí mismo, uno que no traspasaba la coraza de fría seguridad que lo caracterizaba.
Esto no tiene sentido musitó para sí, intentando encontrar una explicación a todo aquello.
Contempló la habitación, una de las nuevas suites de Las Vegas Imperian, una que a partir de ese momento reservaría para sí mismo y para la mujer con quién la
había inaugurado.
¿Quién eres, pequeña? giró una vez más sobre sí mismo y contempló la visión de la ciudad a través del cristal.
Ahí fuera, en algún lugar, había una mujer que le pertenecía, una hembra hecha a su medida, una pequeña loba que haría su existencia menos solitaria y también
mucho más peligrosa. No eran buenos tiempos para emparejarse, no con la inesperada amenaza que había surgido del pasado y que ponía en peligro a todos los
implicados.
Mierda masculló pasándose las manos por el rostro al tiempo que su lobo gimoteaba una vez más en su interior.
La bestia también sentía su pérdida, su naturaleza animal la necesitaba tanto como él. Esa desconocida necesidad de la que había escuchado hablar empezaba a
burbujear en sus venas, la necesidad de verla, de tocarla, de probar su piel, de aspirar su aroma… La necesitaba. Necesitaba a su compañera.
‹‹¿Dónde estás?››.
La buscó a través de aquel nuevo vínculo que burbujeaba en su mente, uno que solo les pertenecía a los dos y que ponía de manifiesto que la había reclamado, pero
no obtuvo respuesta alguna. El silencio y la soledad inundaban el precario enlace asustándolo como nunca nada lo había hecho en la vida; esa ausencia de conexión solo
podía venir con la distancia o la muerte.
No declaró en voz alta. Ella estaba allí fuera, en algún sitio y tan viva como lo estaba él ahora mismo.
Alzó la mirada hacia el oscuro horizonte ni siquiera había amanecido, y se lamió los labios como si ya pudiese saborear la libertad que le ofrecían el desierto y
las montañas. Anhelaba sentir la tierra bajo sus poderosas patas, el viento acariciándole el pelo y su aullido resonando en los confines del Red Rock Canyon. Pero eso
tendría que esperar hasta que la encontrase y pusiese bajo su mismo techo, en un lugar dónde pudiera verla, controlarla y saberla a salvo, viva.
Le dio la espalda a la ventana y contempló una vez más la habitación, su ropa estaba desperdigada por el suelo marcando un sendero que venía desde el salón.
Consideró la posibilidad de mutar y atravesar el hotel en forma lobuna, pero lo desechó mientras recogía cada una de las prendas y se las ponía. Ya tendría tiempo
después para asearse y ponerse ropa limpia, ahora la urgencia era otra; encontrarla.
Ropa interior, zapatos, calcetines, pantalón, camisa, chaleco… las prendas salían del dormitorio y acababan en la puerta de entrada. Un par de copas yacían
abandonadas sobre la baja mesa de cristal junto con su corbata y una botella de fino champán medio vacía ahogándose dentro de la cubitera, pero lo que captó su fino
olfato no tenía nada que ver con el aroma del alcohol y sí con otro que su lobo reconoció al instante. Sobresaliendo de entre los cojines del sofá había un breve pañuelo
azul oscuro, uno que olía indudablemente a ella.
Lo atrapó entre los dedos y lo acercó a la nariz para aspirar su aroma. Sí, no había equivocación, todo su cuerpo despertó al momento, la boca se le llenó de saliva
y el deseo prendió fuego en sus venas. El lobo se revolvió en su interior asomando ya a su mirada y no pudo evitar curvar los labios en una perezosa y predadora
sonrisa.

Título: My Dear Wolf (American Wolf 2)
Autores: Kelly Dreams
Formatos: PDF
Orden de autor: Dreams, Kelly
Orden de título: My Dear Wolf (American Wolf 2)
Fecha: 10 sep 2016
uuid: 25eaa813-0132-44b2-bea6-7a68a2d070bc
id: 343
Modificado: 10 sep 2016
Tamaño: 1.10MB

Novela kindle  Comprimido: no

kindle Formato – Contenido – tipo : True 

Temáticas: Novela romántica, Comedia romántica , romance

Más Libros  – ebooks  : Aquí !!

Mira El Vídeo Para Enseñarte como descargar!!

Fotos – Imagen

image host

kindle - Puedes Leer la novela Aquí Abajo En Online!!

Tambien Ya Esta Disponible Para Comprarlo En kindle Amazon  productos  Tu Sitio Favorita !! 

Clic Aquí Para comprar  la novela y  leer  en  tu android !!

Si te gusto  comparte  en   el facebook 

Descargar Libro Aqui  !!


https://1drv.ms/b/s!AhKpqxOmldbbiAZ8jA9D9EjUUE6e
https://app.box.com/s/51kar3men8o74bspf3hp2323by9adrfx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------