---------------

Libro PDF Privados Deseos Millie Senor

 Privados Deseos Millie Senor

Descargar Libro PDF Privados Deseos Millie Senor 


Yo estaba arqueado encima del inodoro dejando que el espermatozoide regatea desde mi coño jodido justo cuando vi por primera vez el anuncio en la revista
semanal. Alguien ha leído que al tener un b.m., supongo, y acababa de salir de allí.
Teniendo en cuenta mis circunstancias las letras S E X de forma comprensible llamó mi atención. Era natural me gustaría ir leyendo.
“querido”, dijo, los voluntarios normal con un interés y curiosidad en el acto de amor. Si ustedes creen, como nosotros, que el sexo es algo más que una mera función
biológica solamente para el propósito de la proliferación, pero todavía tienen muchas preguntas acerca de su verdadera tenacidad en la vida, entonces usted puede estar
interesado en trabajar con nosotros. Nuestra organización sin ánimo de lucro que desesperadamente necesita voluntarios para completar un estudio que va a llegar al
fondo de la experiencia sexual humana, de una vez por todas. Los resultados finales de nuestra investigación beneficiará a miles de millones de personas. No se considere
ayudar? Usted puede terminar ayudando a usted mismo, así como la ciencia.
En la parte inferior hay un número de teléfono al que llamar. Inmediatamente comencé a preguntarme qué pasaría si me dio a mi instinto y sólo siguió adelante y lo
hice. Después de todo, la última línea en el anuncio era un tranquilizador, “ninguna obligación para llamar”, así pues, ¿qué tengo que perder?
“Natasha”, la voz de gato desde el dormitorio abruptamente evitado mi atención del periódico, “¿Qué estás haciendo?”.
“a practicar un poco de higiene femenina”, me volvió a llamar. “Ustedes saben cómo me huelen a pescado podrido si no me vacíe su zumo después de tener sexo.
“Puede hacerlo más adelante”, respondió, la irritación en su voz trasciende las dos habitaciones y pasillos que se separan de nosotros. “Estoy listo para más acción”.
“Yo tenía miedo de esto”, me groaned wearily a mí mismo.
“Lo que había que decir?”.
“N… nada,” me mintió de forma poco convincente.
“Bien, deje de jugar con usted y en volver aquí,” él llamó con impaciencia. “Mi polla es duro como una roca y listo para ver el interior de tu idiota”.
Cerré los ojos y winced. Jack tenía un 10 incher cuando despertó, y duelen como el infierno cuando él hacinados a los cojones de mi pequeño ano. Últimamente
varias veces había realmente preparado sangre con su brutal clava arriba mi recto.
Había sido así durante varias semanas. Desde que Jack había celebrado su 40º cumpleaños, en realidad.
Con el comienzo de la edad media, el gato parecía decidido a demostrar que tenía tanta potencia en sus lomos como él había hecho cuando él tenía 18 años. Cuando
se trata de sexo, tuvo de repente se convirtió en una insaciable después de cinco o seis años de relativa inactividad.
Por supuesto, yo no había conocido Jack cuando él tenía 18 años, siendo sólo siete en el momento. Jack era 11 años mayor que yo, y fue un buen abogado cuando
nos reunimos después fui contratado a través de una agencia de empleo para ser su secretario. Sin embargo, cuando consiguió un par de martinis en él, le gustaba alardear
de sus días como un espárrago de adolescentes.
Cuando habíamos reunido, él había estado casado. Sin embargo, nuestra mutua atracción el uno por el otro, finalmente habían rasgado que europea aparte. Dada la
fuerza de nuestra pasión pre-matrimonial, que me esperaba que nada malo puede ocurrirnos a nosotros una vez que su divorcio era definitiva y hemos atado el nudo.
Que muestra cuán ingenuo yo estaba en treinta y dos. Una vez estábamos legalmente el hombre y la mujer, casi todo lo que habíamos compartido como amantes
secretos desapareció. Pronto nuestra vida sexual desapareció en uno tan árido como el que originalmente había compartido con su primera esposa.
La cosa era, sin embargo, eventualmente se acostumbró a ella. Después nacieron los gemelos, era relativamente fácil de tragar mi primera decepción porque eran un
puñado. Estoy convencido de que para mí, un hogar, seguridad y los niños debería ser suficiente para hacer que cualquier mujer normal, feliz, y compensar
completamente a lo largo de un período de tiempo para cualquier desilusión me podría haber tenido sobre el lado romántico de la vida.
Entonces, para mi absoluta sorpresa, Jack tuvo loco. Literalmente, empezó el día en que fue 59. Después de años de desinterés, que de repente no podía obtener
suficiente de sexo. Comenzó a insistir sobre todo tipo de cosas que no habíamos hecho, ya que eran amantes, e incluso algunos nuevos. Blow-empleos, coño comer,
culo, puta—-incluso en régimen de servidumbre y cosas extrañas de mierda y vestirse en cada otra ropa. No hay nada que él no quiera probar.
Yo no sabía cómo manejarlo. A lo largo de los años me había visto obligado a entrenar en un estado passionless yo, y ahora sólo quería ser dejados solos.
Sin embargo, también me había condicionado a mí mismo a creer que los votos matrimoniales no debe tomarse a la ligera. Realmente me había convencido a mí
mismo que la esposa tiene la obligación para el amor, honor y obedecer. Supongo que fue el oculto el sentimiento de culpa por haber robado el gato de su primera
esposa, que me hizo lo recto. Indemnizar, los expertos lo llaman.
Tanto como Yo había llegado a ser insensible a la intimidad física, sentí que era mi deber a ceder a lo que mi marido deseada. En el mejor de los casos, no sentí nada
y, en el peor de los casos era una agonía, pero no había la voluntad de resistir. Yo sólo podía ver mi liquidación en el exterior, totalmente rechazado como su primera
esposa.
Así que cuando Jack mantiene con impaciencia llamando desde el dormitorio para mí literalmente obtener mi culo de nuevo allí para que él pudiera prong con su
polla enorme, yo no veía otra alternativa para hacerlo. Levantarse fuera del wc, me agarró un tarro de vaselina para que al menos me tienen una muy necesaria la
lubricación, y empezó hacia el dormitorio.
Sin embargo, antes de llegar a la puerta, me acordé de algo.
“Date prisa, Natasha,” él se quebró. “I’m Hot al trote”.
“Sólo un segundo”, me respondió, y regresó a las inmediaciones del inodoro. Agacharse, cogí el periódico, crudamente la quitaron el anuncio yo venía leyendo, y
apresuradamente se deslizó bajo un montón de toallas.
Entonces, antes de que yo tenía una oportunidad para reflexionar sobre por qué yo había guardado el anuncio, exigencias del gato se hizo aún más severo, y yo
estaba obligado a scurry hacia el dormitorio. Sujetando el tarro de vaselina, me vino sobre él tumbado en la cama acariciando un airadamente rojo duro en que más se
asemejan a un dispositivo de tortura en mis ojos de un órgano corporal.
” ¿Qué le parece?”, preguntó a leer, tan orgulloso de su polla tiesa como un Little Leaguer de nuevo un bate de béisbol.
“Uh, bien, queridos. . . Bien,” me dijo en un tono monocorde, mi concentración se centraron en cómo obtener mi ano suficientemente lubricados antes
empezó cornholing conmigo.
“Lo que es la jarra en la mano?” Él quebró accusingly.
“Sólo algunos . . . algo de vaselina,” me balbuceó conscientemente.
“olvida” ladró. “Usted sabe que me gustan sus jugos naturales”.
“Pero. . . pero no tengo ninguna”, protesté. “No en mi culo.”
“Lo haría si me amó”, él respondió con arrogancia. “y tú me amas, ¿no?”.
“Entonces olvídate de la vaselina y llegar abajo en la cama y la propagación de sus mejillas. Vamos a seguir haciendo esto hasta que consiga lo que quiere”.
Sentí que no tenía alternativa. Una fiel esposa no se contradice con su marido, especialmente en el dormitorio, no importa cuán doloroso el resultado podría ser. A
regañadientes, me he deshecho de sin usar lubricante.
Obedientemente, me puse a la cama y coloca a mí mismo sobre mis rodillas con mis nalgas atascada en el aire la manera Jack le gustó. Entonces, llegando a
retroceder, me cogía las mejillas de mi culo con mis dedos temblando y pried ellos aparte. Como lo hice, pude sentir el pulso del nudo de mi idiota flexionando
involuntariamente a la luz pública.
“mmmm” me pudieran oírlo babeando detrás de mí, “Me gusta la vista de su idiota. Es tan redondo y rojo. Mucho más que su coño. Cuando yo me atengo a mi
polla dentro de su coño, parece absolutamente descuidada por comparación”.
Reprimir un estremecimiento, cerré los ojos y trató de secar mi horrible previsión de lo que iba a ocurrir.
Pero, por supuesto, de que era imposible. Imposible, cuando Jack se negó a callar sobre lo que iba a hacer para mí.
“Voy a empujar mi polla en su culo en un gran impulso”, anunció. “No dándole vueltas al asunto hoy, Natasha. Quiero que la cosa entera a la vez. Cada maldita
pulgada hacia arriba su apretada, poco culo. Espero que estés preparado para mí, como la buena esposa se supone que tienes que ser”.
Lo que yo estaba dispuesta a hacer era correr gritando fuera de la habitación.
Sin embargo, en la actualidad, mi respuesta innata fue impracticable una fantasía como cualquier sueño de infancia para convertirse en la reina de las estrellas de cine.
Esposas leales no tienen decisiones que tomar, yo estaba segura, que acaba de hacer lo que sus maridos.
Si el gato quería fuck me jib el culo, nuestro contrato de matrimonio le garantiza el derecho a hacerlo.
Y si quería hacerlo brutalmente, que era su prerrogativa demasiado . . . una prerrogativa que parecían determinados a ejercer si su entusiasmado resoplando fue
cualquier criterio.
“Oh, sí”, confirmó mis peores sospechas, “voy a perjudicar esta vez. Le duelen la manera en que sé que les encanta a las mujeres. Lastima a usted tan bien, vas a
estar gritando. Y cuando estás gritando por misericordia, sé realmente vas a estar gritando por más. .. No se preocupe, Natasha, si hay una cosa que entiendo es mujer.
Especialmente la mujer que tiene la suerte de ser mi esposa”.
Increíble, ¿no es así? Pero aunque yo estaba temblando de miedo, yo estaba convencido de que tenía razón.
Aquí yo era la esposa de un hombre de éxito profesional, con dos maravillosos hijos, que viven en una hermosa casa en los suburbios. No es eso lo que cada mujer
soñado?
Tuve que guste. Tuvo que.
Tenía que aceptar todo lo que mi marido tiró mi camino, o yo podría perderlo todo. Después de todo, yo no podía sacudir la memoria de lo que había sucedido a
la toma de la primera esposa.
“adelante”, me impuse a decir. “fuck me. Fuck Me en el culo.”
“Primero tienes que decirme cuánto quiera,” él se burlaron de mí.
“Oh, quiero”, me mintió. “Jesús, cómo lo quiero”.
“¿Qué quieres?” preguntó él acertadamente, obviamente la pesca de un cumplido.
“Su polla grande y fuerte”, conocí a su necesidad. “Cuando está dentro de mí se siente como que estoy siendo follada por cada pinchazo en el mundo todas a la vez.
Sólo tú sabes cómo fuck me, Jack . . . Por favor fuck me en el culo.”
“Muy Buena”, ha evaluado mi rendimiento. “Permítanme ahora en ese apretado agujero rojo”.
De repente me sentí como un pedazo de shishkebob como él me constriñe. Aunque no hubo una gota de lubricación, su polla hasta los cojones subió a mi idiota.
Antes yo sabía que sus pelotas fueron presentadas entre mis bollos, mientras la cabeza de su polla flirteando con un nudo de coño caliente en la boca de mi colon.
Gruñen como un enfurecido toro, Jack me agarró alrededor de la cintura, con el fin de asegurar una cerradura en su penetración. Entonces él comenzó a manipular
mis caderas para lograr la máxima fricción, girar el extremo dentado de su polla como un sacacorchos en mis entrañas.
“Dime cuánto duele,” dijo alegremente. “Me gusta estar al día en lo que estoy haciendo.
Esa fue una petición que era fácil de cumplir. “Dios, te estás matando a mí”, he gritado. “Se siente como si me están dividiendo en dos”.
“En otras palabras, que el amor,” él cackled. “y todo lo que desea es más.
“Sí”, me mintió. “Me duele tan bueno”.
Que le dio el incentivo para redoblar su tirones principales. Whamming lejos, parecía llenar mi intestino inferior palizas con su polla. Me gustaría tener dolores en
mi abdomen inferior durante días.
Como él follada lejos en mi culo, sus manos dejaron mis caderas y comenzó a vagar. Uno de ellos ocupándose mis pechos, exprimiendo juntos de modo que él
podría pellizcar tanto de mis pezones juntos. El otro encontrado mi coño como sus dedos balled en un puño y puñetazos bruisingly dentro.
“Puño de fuck me,” Yo hipócritamente recogió el cue. “Beat mi coño tonto”.
Yo se quedó sin aliento con dolor como el manacle de sus nudillos powered contra mi tierna cuello uterino. El impacto registrado a través de mi vientre, y todo el
camino a mis riñones. Mi ovarios sintió como si estuvieran sonando como campanas.
Yo no quería estar en agonía. TMelissafully, he deseado venir. Pero el hecho es que me sentí como una víctima de tortura.
Y como cualquier víctima de tortura, no he tenido más remedio que ceder a las exigencias de mis perseguidores si yo nunca fue liberado.
Así, en lugar de alegar con Jack para detener, le rogué que me diera más y más castigo. “Make My Tits negro y azul!”, me gritó. “moretón mi coño! Hacer mi
pendejo Bleed like un espolón!”.
Chortling evilly como un Rossi con John en su embragues, Jack comprometidos alegremente cada atrocidad me había visto obligado a través wifely deber para
defender. Muy pronto mis pezones eran como fresas aplastadas. . el interior de mi coño como materias en la hamburguesa. . el túnel de mi culo ya
no unlubricated porque estaba escurriendo sangre fresca, pegajoso.
Mi respuesta fue un largo gemido de dolor abyecta. Huelga decir, Jack considera esto como prueba de que él había vivido hasta su capacidad masculina, y ahora
estaba dispuesto a venir.
Por supuesto, yo le quería eyacular. Una vez que los espermatozoides se fuera, había finalmente tiene que parar maldito de mí.
Pero el truco es, naturalmente, que tuve que rogar por él.
“Venid a mí!” me impuse a implorar. “Llenar mi culo con su caliente, pegajoso Jizz!”.
Eso parece que su polla crecer una pulgada extra mi mierda-pit. Y los cojones chamuscarse la licitación parte interna de los carrillos de mi culo como ellos eran
brillantes brasas de carbón.
“Ahora! . . . Ahora! .. Ahora! Ahora! . . .” Me cantaron en la parte superior de mis pulmones. “Por favor, ven a mí! No puedo esperar más!”.
Al menos yo estaba diciendo la tMelissa por primera vez. El chapoteo de su esperma húmedo en el infierno de mi recto de esperar que tenga el mismo resultado que
un batallón de firehoses convertido sueltos en un cuatro-alarm Blaze.
Ondulación mi culo para hacerle hacerlo, puse todo lo que había en el dibujo delante de su jism. He trabajado como un esfínter anal whipsaw, retorciendo su polla
como un washrag para obtener en su humedad.
Entonces, de repente, su duro en parecía venir aparte en mi mierda-pit. Fragmentos de cum fundido explotó por todos lados, tirando del estrecho túnel en una
docena de direcciones diferentes a la vez. Durante unos segundos mi pendejo era tan amplia un orificio como mi coño.
Como la esperma se apresuraron en un torrente hasta mi culo, Jack’s Fist logró un último devastador sock dentro de mi coño. Al mismo tiempo que ambos
trenzados de Lily pezones a la vez, así que estaban a punto de venir como botones de una camisa.
Y todo lo que pude decir fue: “Me encantó. . oh, Dios, me encanta”.
“Yo sabía que sería”, Jack respondió a regañadientes, tirando su polla de mi idiota y regateando el último de su crema en mi espalda. “Quiero decir, después de todo,
si una mujer no puede satisfacer a su marido, qué diablos else es bueno para ella?”.
Yo simplemente asintió mi cabeza en mudo de acuerdo, y luego se derrumbó en un montón.
Capítulo 2
A la mañana siguiente, Jack fue apenas fuera de la puerta cuando mi mente regresó inmediatamente al recorte del periódico me había ocultado debajo de las toallas de
papel. En el baño, escuché a mi corazón latir en mis oídos como extraje el anuncio con una mano temblar y leerlo todo de nuevo.
El anuncio parece estar específicamente dirigidas a mí. Para ser honesto, estaba lleno de preguntas acerca del sexo. Tuve un montón de ellos.
Yo sabía que el sexo entre los seres humanos obviamente fue diseñado por la naturaleza para algo más allá de la generación de los hijos; pero, por otro lado, no me
podía decidir exactamente qué. Si se suponía que era una expresión de amor, entonces ¿por qué no puedo experimentar ese miedo y dolor cuando mi marido estaba
poniendo a mí?
Yo sabía que como una mujer normal y una esposa fiel, debo mirar al futuro y disfrutar del sexo con mi pareja. Sin embargo, con cada día que pasa me más temido.
Quizás, se me ocurrió, yo realmente no fue la persona, asumí que era yo.
De repente la normalidad yo siempre había dado por sentado fue sitiada. Auto-duda me empezó a consumir en el lugar como una llama lamer un pedazo de
pergamino seco.
“No… no, ‘ He intentado verbalmente rein yo bajo control. “Soy una buena persona. Una devota ama de casa. Después de todo, Puedo cocinar para el gato. Soy una
buena madre para sus hijos. Mantener la casa limpia. No pasar por encima de mi presupuesto de comestibles. ¿Qué más podría querer un hombre?”.
Desafortunadamente, la respuesta a esta última pregunta fue sobre la punta de mi lengua.
“Alguien que sea bueno en la cama”, me contesto yo mismo ruefully
Que el asegurado. Yo no tenía alternativa sino para contestar el anuncio.
La persona en el telefono me dijo para venir a las dos de la mañana a un motel suite la organización de investigación había alquilado hasta fines de entrevista. Cuando
llegué allí me encontré con Jessica Bird, quien estaba justo en su camino.
“Jessica!” Yo blurted- “¿Qué estás haciendo aquí?” “La misma cosa que, supongo, Natasha”, me contestó. “Vi el anuncio en el periódico y pensé que podría ser
interesante”.
“va adelante con ella?”, le pregunté.
“seguro”, dijo alegremente. “Los niños están en la escuela, ahora podemos permitirnos una criada para cuidar de la casa, así que ¿por qué no? Confidencialmente, he
estado yendo daffy sentados sin hacer nada”.
Eso me hizo sentir mejor. Jessica y yo éramos de la misma edad, e incluso había egresado de la misma escuela juntos. Para ella para admitir que una vida respetable
en los suburbios, todavía quedan algunas lagunas hizo mucho para mi confianza.
“Qué es la entrevista?” Le pregunté a Jessica.
“Es muy profunda”, le respondió. Luego hizo una pausa y giggled. “Muy, muy profunda. Acaba de entrar, verás”.
Su comportamiento me desconcierta. Sin embargo, en mi manera habitual, he intentado eludir la cuestión; en este caso pidiendo una pregunta inocua.
“El entrevistador es bonito?”.
“mina”, ella giggled era nuevo. “Pero estoy seguro que tendrás una nueva. Sospecho que el mío está un poco cansado”.
Antes de que yo pudiera siquiera intentar adivinar qué era lo que estaba hablando, Jessica dice que ella tuvo que abandonar. “Escuche, Natasha,” ella llama sobre su
hombro, “¿por qué no me das una llamada pronto? Si usted decide ser voluntario para esto, quizás podríamos clasificar de trabajar juntos”.
Justo entonces la puerta de la habitación abierta y un alto, guapo se presentó a sí mismo como Henry Craig.
“Oh, hola,” me respondió, algo nerviosos por su repentino y sorprendente apariencia. “Estoy Natasha Matthews. Estoy programada para una entrevista. Ya sabes,
sobre el anuncio ayer en el papel.
“Por supuesto,” Él sonrió. “Yo estaba esperando. Entrar”.
Aunque me di cuenta de que estábamos en un motel, una vez dentro de la habitación, yo estaba un poco sorprendido. La idea de ser entrevistados por un extraño
hombre en una habitación de motel me hizo sentir repentinamente enferma en la facilidad.
“Vamos a estar recibiendo nuestras oficinas regulares en el transcurso de la semana,” el hombre dijo, obviamente detecta mi aprensión. “Ahora usted apenas tendrá
que llevar con nosotros”.
Cuando se sentó, rápidamente me di cuenta de que estaba ocupando la única cátedra en la vista. Si me senté, tendría que estar en la cama. Era o eso, o stand up como
un tonto a lo largo de la entrevista.
“adelante”, le dijo suavemente, gesticulando hacia la cama. “Puede que no sea el habitual de mobiliario de oficina, pero por lo menos es cómodo”.
“Todo derecho, el Sr. Evans”, estoy de acuerdo, y a regañadientes me estacionados al pie de la cama.
“Henry”, dijo con firmeza.
“perdón?”.
“Me llaman Henry. Todos somos una gran familia feliz aquí en el sexo”.
“Yo blurted sexo?”.
“Sí,” dijo. “Supongo que es como un buen lugar para comenzar la explicación de lo que somos como cualquiera”.
“Por favor”, le respondí nerviosamente, algo en su oscuro, ojos ardientes hacerme tingle todo.
“Sólo si me llaman Henry”, insistió.
“Por favor… Henry”, he aceptado.
“Muy bien”, sonrió, mostrando dos hileras de fuertes dientes blancos. “Somos una organización de investigación dedicada a averiguar los hechos acerca de la función
sexual humana para que podamos despertar al público americano con el tMelissa. Nuestro nombre oficial es el intercambio de experiencias sexuales, sin embargo,
utilizamos la sigla S E X a corto”.
“Veo.
“Nuestro trabajo en esta comunidad”, continuó, “es llevar a cabo un exhaustivo estudio sobre los hábitos sexuales de hombres y mujeres. Nuestro equipo ha
seleccionado su área como un típico barrio de clase media. En otras palabras, independientemente de técnicas sexuales se practica aquí sería estadísticamente tienen que
ser considerados como los más normales de la normal. Sin embargo, el ordenador de todas sus facultades, no puede realmente saber cuáles son esas prácticas. Para
hacerlo, necesitamos los entrevistadores, las personas en la comunidad la confianza, para salir y reunir la información pertinente. Juego?”.
“Usted quiere decir,” Yo gulped, “me quieres ir alrededor y preguntar a la gente acerca de lo que hacen en el dormitorio?”.
“Precisamente,” él grinned. “Piensa usted que vuelva a ella?”.
“Caramba”, me murmuró, “no sé . . Eso es terriblemente personal, ¿no es cierto?”
“Quizá”, dijo calmadamente. “Pero cuando considere cómo puede ser útil la información, estoy seguro que verán todas las objeciones son sin sentido”.
“Bueno, quizás, he estancado”, “si yo podía ver a uno de los cuestionarios . . Usted sabe, ver qué tipo de cosas que yo tendría que pedir”.
“Por supuesto”, dijo, y señaló una gavilla de ponencias de un maletín, entregándoselas a mí con una de sus deslumbrantes sonrisas.
Entonces, antes de que yo pudiera comenzar a leer el material, el vino con una sugerencia.
¿Por qué no le lean a mí?”, dijo. “Usted sabe, fingir que soy uno de los entrevistados. De esa manera usted realmente consigue la sensación de las cosas”.
“All right”, estoy de acuerdo y, a continuación, miró hacia abajo en la primera pregunta.
La cuestión era de tan sólo cinco palabras sencillas; pero ellos me golpeó como un puñetazo en el plexo solar. De repente me quedé mudo y jadeando.
“Hay algo mal?” preguntó Henry.
Yo lyingly sacudió mi cabeza, intentando ocultar lo avergonzado que estaba.
“A continuación, seguir adelante y hacer la pregunta”, dijo.
“H . . . Cuanto tiempo es . . . Es . . .” Me balbuceó.
“sólo tomarlo fácil,” él aliviada. “Ahora comenzar todo de nuevo”.
“Cuánto tiempo es su pene?” He conseguido sacarlo de él. Para mi asombro el techo, no en la cueva.
“once pulgadas cuando erecto,” él respondía tranquilamente. “Me han dicho que es mucho más grande que la media.
Yo no sabía que me asombraron mucho más. La pregunta, o su glib respuesta. No podía creer que estaba teniendo este intercambio con un extraño hombre en una
habitación de motel, y que era increíblemente todos en lo más alto.
Para mantener mi cojinetes, me impuse a la siguiente pregunta. “Es su pareja sexual está satisfecho con el tamaño de su pene?” me oí preguntando como si yo fuera
un tercero presenciando todo esto desde lejos.
“Oh, definitivamente”, él respondió con una cara recta. “Nunca he tenido ninguna queja todavía.”
“veo”, me murmuró, y en ese momento encontré mi mirada incontrolablemente bajando hacia su regazo.
“No se experimenta una sensación de opresión cuando han penetrado en la vagina de su pareja durante el coito?” he intentado rescatar a mí mismo con la siguiente
pregunta. Sin embargo, esa pregunta siempre acerca de como mucho alivio como verter gasolina sobre un incendio latente.
“Con toda modestia,” él contestó, “con el tamaño de mi órgano, apriete es algo que siempre disfruto durante el coito”.
“veo”, Yo murmuró de nuevo.
Sólo que esta vez no era simplemente una expresión del habla. Realmente me hizo ver algo.
Increíblemente, abultamiento del centro de su vuelta fue una enorme protuberancia. El 11-pulgadas de verga había sido tan indiferentemente hablando!
No sabía qué hacer, pero tropiezan con la siguiente pregunta.
“acerca de cuánto tiempo después de la relación sexual ha comenzado lleva a eyacular?”.
“depende”, dijo amablemente.
“Sí?”, le pregunté a la expectativa a pesar de mí mismo, mi mirada clavada en su ya palpitante en la entrepierna.
“Si estoy acariciando rápido o lento.” “Sí”?
“y si la mujer se está moviendo hacia atrás.” “Te refieres como si ella tiene sus piernas envueltas alrededor de usted?” Yo blurted.
“Sí,” Él sonrió. “o mueve sus caderas.” dio cuenta de que yo había abandonado el cuestionario,
De repente me ha dejado de hablar. Entonces, cuando me senté allí en silencio incómodo, quemaduras con vergüenza, me he enterado de algo que yo no había
notado. Algo tan chocante que hizo todo lo que había pasado antes parecen relativamente inocente.
Percibí en mis muslos primero. Cuando accidentalmente frota juntos estaban resbaladizas con la humedad.
Al principio intenté decirle a mí era la transpiración. Sudor nervioso.
Pero cuando me enteré de la clamminess de mis bragas ya no podía ignorar la tMelissa. Mi coño estaba mojada.
Sin conscientemente dispuestos, me había convertido irremediablemente activado!
“Hay algo mal?” preguntó Henry con su habitual aura de entendimiento.
“I… Me temo que me he salido del cuestionario”, traté de distraer su atención de mi condición sopping.
“No se preocupe”, él me tranquiliza. “Yo puedo decir que ya eres un natural en este tipo de trabajo. Si yo fuera un demandado, su naturalidad habría me hizo confiar
en usted completamente. Yo he dicho todo”.
“Realmente?”.
“Definitivamente. Ahora, ¿por qué no continuar con las preguntas? Francamente, estoy disfrutando esta inmensamente”.
Yo no podría pensar en cualquier otra alternativa viable, sino de llegar a un acuerdo para seguir adelante. Si me levanté de la cama, ya sea para salir completamente, o
para ir al baño a limpiar mi coño seco, había sin duda, observe el jugo resbalando sobre mis piernas.
Yo había perdido mi lugar en el cuestionario, y era demasiado nerviosos para intentar encontrarlo. Me preguntó la primera pregunta que atrajo mi atención.
“¿masturbarse?” me preguntó, hablando las palabras rápidamente para no perder mi nervio.
“Por supuesto”, dijo sin rastro de auto-conciencia. “Cuando no hay nada disponible, una mano rápida-empleo puede ser más satisfactorio”.
Me quedé atónita. Yo siempre había pensado que hombres dio arriba después de salir de la adolescencia. Parece increíble que este primer ejemplar de guapo, hombre
maduro, sería en realidad la práctica auto-abuso.
Me sumergí en la siguiente pregunta para tratar de ocultar mi asombro. Una vez más, no ha hecho sino empeorar las cosas.
“No se emplea el sida mientras que la masturbación?” “De hecho me suelen hacer”.
“tales como”?
“La ropa de la mujer, principalmente. Usted sabe, bragas”.
Huelga decir que, cuando me dijo que realiza automáticamente una referencia mental a mi propio par de goteo. Traté de decirme a mi mismo que era sólo mi
imaginación, pero casi parecía que él sabía acerca de su condición saturada y fue lo que me
Sobre.
“Podrías describir tu técnica?” Me engañe hardedly-buscaron refugio en la siguiente pregunta.
“Sería mucho más fácil si pudiera mostrarle”, contesta tan suave que al principio no me medir cómo su respuesta era realmente escandaloso.
“Yo . . . ¿Perdón?” Yo murmuró.
“Creo que podría entender mi técnica de masturbación más completamente si se hizo una demostración. ¿Puedo pedir prestado sus bragas?”.
Por último el pleno impacto me golpeó. Cayó en la cama como si alguien hubiese slugged me con una derecha a la mandíbula. Como lo hice, me temo que mis piernas
extendidas. Sin quererlo, de repente me dio un involuntario vista de la prenda interior en debate, la condición de la cual sopping yo estaba tan ansioso de ocultar.
“Sí,” dice con una sonrisa satisfecha como él miraba directamente entre mis muslos abiertos. “Creo que sus bragas va a hacer muy bien. . Le ayudaremos a salir de
ellas”.
Antes de que yo pudiera mover una pulgada, él estaba fuera de su silla y avanzando hacia mí. Como él cerró la brecha entre nosotros, mis ojos no podría ayudar sino
que se entrenan en el enorme bulto en su entrepierna. Su pantalón parecía casi listo para reventar desde el palpitante inflamación dentro de ellos.
“No . . . Espere . . . esperar”, finalmente me convocó a los medios para decir, justo antes de que me han llegado. “Voy a sacarlas de mí mismo”.
Pero antes de que me toque, me deslicé mis manos temblorosas bajo mi falda y enganchado mis dedos bajo el elástico de la cintura de mis bragas. Entonces, mi
aliento celebró, rápidamente me resbaló abajo de mis piernas. La humedad contra mi piel era increíble. Mi coño no había sido tan húmedo en años.
“Aquí”, les presenté a él. Me parecía más un plato sopping-rag a una partida de prendas de vestir.
“Gracias”, ignorada.
A continuación, puso bajo sus narices y les dio un largo, resoplando husmear. Yo podía realmente ver sus orificios nasales se abren.
“Mmmmmmm”, anunció, “huelen fenomenal. Estoy seguro de que lo haremos bien”.
Cuando fue a través de la inhalación, perdió una mano por debajo de su cintura y descomprimidos abruptamente su mosca. Se produjo un chirrido aullad que
prácticamente destrozado mis tímpanos en mi agitado estado.
Entonces, con total indiferencia, sacó pulgada tras pulgada de la más gruesa, más duro en que había visto en mi vida.
“Oh, mi Dios!” Yo bleated fasciculaciones cuando su polla estaba totalmente expuesta.
“Sí, es una belleza, ¿no es cierto?”, dijo con orgullo. “obtuve mis ojos y mi sonrisa de mi madre, y me heredó de por el padre”.
Como explicó su linaje, él acarició el enorme órgano, tirar el prepucio hacia atrás y hacia adelante a través de la bombilla púrpura al final. Existía ya una perla de
alabastro cum anticipatorio babeos de las Miradas maliciosas sonrisa vertical en la punta.
“Ahora te voy a mostrar cómo obtengo mi acción con las bragas”, dijo. En un segundo había envuelto alrededor de su eje y los utilizaba como un guante que golpear
a su carne.
Con mis ojos desorbitados de mi cabeza, miré la increíble vista de mis propias bragas saturado, siendo utilizado por un extraño hombre a acariciarse vigorosamente
su polla tiesa.
“Me encanta cuando están húmedos como esta”, me dijo como él aumentó la aceleración de su mano de bombeo. “Puedo cerrar los ojos e imaginar que estoy
realmente jodido el coño que les hizo tan húmedo. Todo ese jugo es un giro real-on”.
Yo sabía que debería estar disgustado. Pero si fuera así, ¿por qué entonces fue mi atención hypnotically remachada en su cada golpe?
“Son.. . Si vas a venir?” Yo he oído preguntar, una vez más, el tercero viendo la acción desde lejos en la cabina cerrada de mi mente. “vas a venir todas mis bragas?”.
“¿Qué más?” Él grinned. “No se encuentra la idea repelente de insectos?”.
Yo ahogada un poco convincente “Sí”.
“Entonces, ¿por qué estás lamiendo sus labios?”.
De repente me percaté de que mi lengua pasando por la parte exterior de mi boca. Cuando intenté volver a ponerla en el interior, no iría.
“Ahora ver esto”, dijo arrogante. “Que te va a encantar”.
Sin previo aviso, su polla tambaleamos una pulgada adicional en el aire y explotó con un torrente de lechosa jizz surgentes. El Gob disparo inicial a través de la
habitación y aterrizó con un chasquido húmedo expuestas justo en mi muslo. Entonces él tomó mis bragas y cogió el resto de la carga en su entrepierna.
Parecía que ya venía continuamente durante un minuto. Cuando finalmente, terminado el original azul de mis bragas se había transformado en una espuma de color
blanco lechoso.
Sin embargo, lo que realmente me llamó la atención fue que, a pesar de las masivas de la eyaculación, su polla parecía más fuerte y más firme que nunca. Es evidente
que él era capaz de venir todos aver nuevamente sin la más mínima recuperación.
Yo no sabía qué hacer. Aquí estamos, en esta habitación de motel, este hombre extraño y I. acababa llenaron mis bragas con el esperma, y ahora su goteo,
fasciculaciones en duro fue aparentemente palpitante para aumentar aún más la acción.
Él me estaban mirando. He intentado evitar mi mirada, pero fue imposible. Nuestros ojos se reunieron, ardiendo en su mirada recíproca.
¿Qué puedo decir? ¿Qué puedo hacer?
Él hizo de mi mente para mí.
“¿quieres chupar?”, él dijo con calma.
Lentamente, pero definitivamente, me asintió con la cabeza.
“Bueno. . . ¿Por qué no se tira, y voy a comer su coño mientras estás haciendo?”.
Como yo estaba en un trance, me senté en la cama y desnudan de manera rápida y eficiente. Completamente desnudo, me echó hacia atrás y difundir mis piernas al
máximo, flexionar mi peludo coño, goteos en él en toda su gloria de babeo.
“Usted tiene un hermoso coño”, felicitó a mí como se deshizo de su ropa. “No puedo esperar para recibir mi lengua dentro de ella”.
Entonces, él estaba en mí, hundiendo su rostro entre mis muslos mientras él entraban en mi cabeza con sus lomos. De repente me encontré con su enorme polla y
pelotas peludas apenas una pulgada de mi cara, su aroma masculino apoderando de mí.
Pude sentir sus labios mordisquean contra mis labios tiernos. Entonces, como una púa, su lengua rígida shot en mi privilegio slit. Mi coño spasming se llenó con
dureza oral como comenzó slurpingly escariado de mí.
Como su lengua iba más y más profundo dentro de mi crack, la voluntad de resistir completamente disuelto. Por el momento fue oralmente el cosquilleo nódulo
sensible de mi cuello, yo estaba dispuesto a hacer cualquier cosa que él quería.
Y no necesité un folleto de instrucciones para averiguar lo que era. Su polla palpitante y bolas tenia todas las respuestas escritas en toda su extensión palpitante.
Mis labios guiaba, me puse en contacto con mi boca y se apoderó de los cojones. Engullirlos en mi cavidad oral con una ruidosa chupar, sentí la intoxicación de
bruto sexo tomando en mi sistema.
Sus nueces agitó como loco dentro de mi boca. Obviamente fueron la fabricación de una nueva carga de Jizz que incluso podría poner su primer embate de la
vergüenza.
En otras palabras, más pronto empecé jodido su polla con mi boca, antes me gustaría conseguir tragar su esperma caliente. La tentación es irresistible.
Dejando su dulce balones fuera de mi boca, me fui para el plato principal. Agarrando su rígido, herramienta punzante, he guiado entre mis labios gaping y comenzó a
chupar por todo lo que valía la pena. Pulgada tras pulgada enfrascado abajo mi garganta hasta que tuve náuseas por aire.
Dios, qué dulce sabor polla que tenía. Durante los años que mi vida sexual con mi marido había caído, me había olvidado cuán duro en un divino pudieron degustar.
De repente, yo no podía obtener suficiente.
Y, en el otro extremo de mi cuerpo tembloroso, Henry aparentemente no podía obtener suficiente espuma de mi coño. Su lengua fue mi coño al root ahora enterrado
tan completamente que su primera fila de dientes fue rectificado contra mi erecto clítoris.
Ya me estaba llegando, y viniendo duro. Era increíble, sobre todo teniendo en cuenta que me había pasado varios años sin tener un orgasmo de mi marido.
Increíble que me venía como este y Henry’s polla aún soplan en mi boca. Jesús, qué sucedería cuando finalmente me probó su seda líquida?
Obtuve mi respuesta casi inmediatamente.
La cabeza de su polla parecía volar aparte en mi garganta como una fragmentación bala dum-dum. De repente la metralla de su cum fue rasgado en mi tierna carne
esofágica.
Cuando la primera ola de esperma golpeó mi garganta hambrienta de esperma, yo jack apuñalado en la insoportable placer. Como lo hice, mis piernas envueltas
alrededor de Henry’s cuello, tirando de su afilada lengua aún más en mi coño convulsionado. Al mismo tiempo, las últimas pulgadas de su inmenso dork navegaba entre
mis labios y yo estaba boca-puta el monstruo de los cojones como que lanzó su crema en mi vientre.
Cuando fue terminado llegando, yo no estaba. Como era intenso, mi orgasmo estaba comenzando.
Y, instintivamente, sabía exactamente lo que quería hacer al respecto.
“fuck me!”, me gritó como yo lo sacó de mi boca y empuja su polla erecta aún hacia las cercanías de mi hambriento coño. “venga todo de nuevo en mi coño!”.
“Yo estaba esperando que dirías eso”, dijo, giro en redondo encima de mí para que pudiera empezar a trabajar.
Como jabbed entre mis muslos, yo podía sentir con satisfacción que su polla estaba dura como nunca.., quizás incluso más difícil. No podía esperar a que dentro de
mi coño.
“Date prisa!” Me ordenó. “Necesito tu grande, fuerte polla en mi coño o voy a morir!”.
Sujetándolo como una espada, Henry rared e hicieron su empuje. Dios, era divino como sus monstruosos lance apuñalado entre mi enorme coño labios y viajó hasta
el estrujamiento canal de mi fuck-pit.
Él me impaling sólo se detuvo cuando estaba en todo el camino. Podía sentir su batido bolas apretando contra el trastocado las mejillas de mi culo. . . la espesura de
su vello púbico rascarse maddeningly contra mi clítoris ultrasensible.
Envolví mis piernas alrededor de él y comenzamos a mover juntos. Cuando él rompiendo sus caderas, me ondulada mi culo. Cuando levanté mi ingle, él me golpeó
con su pelvis.
Su polla era tan grande que sentía como si estuviera engorging cada rincón de mi cuerpo. Parecía que estaba rompiendo mi espalda . . . purgando mis ovarios.. . La
ruptura de mi bazo… hacerme la hemorragia… Quería mear y mierda y vómito todas a la vez.
“Kill Me!”, me gritó. “El asesinato de mí con su polla!”.
Él estaba lejos de bombeo ahora entre mis piernas como había un pistón arriba mi coño. Los cojones estaban golpeando contra mi culo. La cabeza de su polla parecía
llegar todo el camino a mi garganta.
“Venid a mí!” Yo alaridos. “Llenar mi coño con su caliente y pegajoso cum!”.
Lo juro por este día que he oído la explosión de su bombón fálico. De repente, el interior de mi fuck-orificio fue destrozada con volando misiles incendiarios de goo.
Como el fundido jizz verter como lava en mi twat, mi orgasmo aceleró hasta su furia parecía ser que abarque a toda la pasión me había desaparecido durante los años
de mi matrimonio. Yo era una aburrida ama de casa ya no es así. Más bien, yo era un prisionero hembra spasming randy, espumantes, literalmente entre las piernas
como mi coño estaba rabioso.
Henry bombeada, y yo jorobas. Nos se agitaron y evadió … golpea y tierra. Mi coño era una mordaza, retorcimientos cada última gota de jism preciosos de su
maravillosa herramienta de mierda.
Cuando el derramamiento de su cum finalmente cesaron, Henry dejó su semi-dura polla incrustada en mi aleteo honey pot y me dejó sentar a mi lado. Como
estamos sumidos en la posluminiscencia del maldito, por alguna razón recordé mi conversación con Jessica Bird en el hall.
Ella había sido la correcta. La entrevista fue profunda. Muy profundo.
Aproximadamente 11 pulgadas de profundidad.
Capítulo Tres
Como si tuviera que decirte, he firmado con el intercambio de experiencias sexuales como voluntario sin un momento de vacilación. Después de la apertura de los
ojos de mi entrevista con Henry Craig, yo estaba completamente convencido de que el resultado final de la investigación a ser llamado el S.E.X. Informe sería la mayor
fuerza liberadora para el pueblo americano desde la Revolución Americana. Dotado en principio con los cuestionarios para los encuestados varones, empecé a recopilar
la información que era obligatoria para compilar si el S.E.X. Informe iba a ser la fuerza para el bien que todos nosotros en el intercambio estaban seguros de lo que
podría ser. Donde normalmente la posibilidad de preguntar a la gente estas preguntas personales se me han asustado, mi sensación era justamente lo opuesto al que
posea el conocimiento de cuánto me gustaría estar haciendo ayudando S.E.X. con su investigación esencial.
Sí, yo estaba listo para comenzar a trabajar, armados con el propósito real por primera vez desde que yo podía recordar. Realmente entusiasmados acerca de la vida
de nuevo.
Utilizando un método científico que era tan simple que era profunda, S.E.X. alentó a sus voluntarios para seleccionar sus encuestados mediante ingeniosas técnicas
tales como la recolección de ellos fuera de la libreta de teléfonos, o tropezar con ellos en el supermercado y comenzar una conversación. El diseño en general era bastante
brillante.
La técnica de supermercado me intrigó la mayoría, así que me fui a la salida de Hackney en el centro comercial más cercano y estacionados yo delante de la carne
para el almuerzo en contra de esperar a un posible candidato. Después de unos diez minutos de fingir que conforman mi mente entre el pimiento morrón cocido pan y
salami, percibí un tipo fuera de la esquina de mi ojo que parecía simplemente perfecto.
Calendario de su progreso, He flotado alrededor de justo a tiempo para volcar en él, tal y como había sido ordenado por los expertos en S.E.X.
“Oh, discúlpenme,” él dijo, obviamente tomada por sorpresa.
“Todo está bien”, me ronroneó atrás, frotando mi cuerpo contra el suyo para conseguir su interés.
Mi cuerpo era como un pegamento como insinuaba provocativamente contra su forma muscular. En cuestión de segundos, no estaba más ansioso por alejarse de lo
que era yo.
Supongo que el hecho de que había tomado la precaución de no usar ningún tipo de ropa interior que representaban.
“Soy Natasha,” Yo arrullado. “Me gustaría hacerle unas preguntas. Podríamos ir en algún lugar privado?”
“Cómo en la parte de atrás de la tienda?” Él respondió rápidamente.
“Quiere decir que en el callejón?”.
“No. . . allí”, señaló hacia una puerta marcada como “empleados”.
“Pero ¿qué pasa con la gente que trabaja en la tienda?”.
“Eso es bueno,” él grinned. “Soy el administrador”.
“El gerente?” Yo blurted con sorpresa.
“Sí,” él grinned nuevamente. “Yo estaba manteniendo un ojo en usted, porque yo pensaba que era un ladrón. Espero que usted perdone mis sospechas, pero
tenemos un muy bajo margen de rentabilidad en el negocio de supermercados. No podemos darnos el lujo de regalar nada,”
Él era un tío guapo, fue fácil de perdonar.
“Muy bien, voy a pasar por alto si vas a responder a mis preguntas,” Yo le respondí, teniendo en su mano y lo condujo hacia la “puerta” Sólo Empleados.
Una vez dentro, la sorpresa fue generado dentro de mí de nuevo. No sé lo que me esperaba… pero definitivamente no era un almacén de alimentos congelados.
“No vamos a ser perturbado aquí”, intentó calmar mi inquietud, y luego bajó

Web del Autor

Pagina Oficial

Si no sabes descargar mira este video tutorial

[sociallocker]
[popfly]

Descargar 

Leer en online
[/popfly] [/sociallocker]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!
---------